rel='nofollow' target='_blank'/>

Últimos Artículos

24 junio 2016

EL SEVILLA FC EN LA HISTORIA DEL FÚTBOL

Días atrás, Enrique Vidal, miembro del Área de Historia del Sevilla F.C., publicó en ABC de Sevilla un artículo que tuvo una extraordinaria repercusión, tanto en redes sociales como en el boca a boca entre sevillistas y aficionados al fútbol en general, según pudimos comprobar de primera mano. Las felicitaciones recibidas fueron incontables, así como las muestras de gratitud al autor y al propio Área de Historia.

A modo de presentación y resumen, diremos que el artículo compendia en una sola página las razones que singularizan al Sevilla F.C. dentro de la historia del fútbol como referente mundial, repasando los puntos cardinales de nuestra entidad: historia, estilo, credo, independencia, cantera, nombres propios y logros. Un texto, en definitiva, que pone en negro sobre blanco motivos y fundamentos tanto para el orgullo de todos los sevillistas, como para la defensa de su club y de su sentimiento ante las envidias ajenas.

Desde La Palangana Mecánica queremos hacernos eco del artículo e invitarles a que lo lean, cuanto más veces mejor, puesto que de cada revisión que les hagan, estamos seguros que serán capaces de apreciar multitud de nuevos matices y detalles que quedan ya para la posteridad.

Lo reproducimos aquí, tanto mediante PDF como el texto integral, para facilitar su acceso y consulta, dando las gracias a Enrique y al diario ABC de Sevilla por regalarnos esta joya y por el éxito de la publicación.

 

El Sevilla FC en La Historia Del Fútbol(1)

 

 

                       “EL SEVILLA F.C. EN LA HISTORIA DEL FÚTBOL”

Según la encuesta Big Count 2006 (Gran Censo 2006), publicada en julio de 2007 por FIFA Magazine, existen unos 24 millones de clubs de fútbol en el mundo. Si a este dato añadimos todos los clubs históricos ya desaparecidos, la cifra podría alcanzar casi el doble. Hablamos de fútbol federado, es decir, “football association”, el deporte surgido en la mítica reunión constitutiva del 26 de octubre de 1863 en la Freemasons’ Tavern de Londres. Evidentemente no es fácil destacar entre tal cantidad de equipos, menos aún sin pertenecer a una capital importante o ser de una gran ciudad en términos políticos o económicos. De hecho, distinguirse del resto bajo estas condiciones es casi un milagro. Por eso nos preguntamos, ¿qué hace singular al Sevilla F.C. dentro de esta superpoblación futbolística? ¿Por qué debemos reconocerlo como referente mundial? Con idea de responder a estos interrogantes repasaremos someramente varios factores muy significativos, para contextualizar y poner en valor los méritos de esta institución sevillana y universal.

El reciente reconocimiento del 25 de enero de 1890 como fecha fundacional del Sevilla Football Club ha puesto el foco de la actualidad mediática sobre uno de los pilares sagrados de la entidad sevillista, su historia. Fue el ingeniero escocés Hugo Maccoll quien, desde su llegada a Sevilla en el año 1887 para dirigir la fundición Portilla and White, trajo el fútbol a la denominada ciudad de la gracia, liderando una labor, a la par proselitista y pedagógica, entre sus propios paisanos británicos, otros miembros de la colonia extranjera (suecos, alemanes y franceses, fundamentalmente) y nativos sevillanos, que culminó con la creación del primer club deportivo español apellidado estrictamente como correspondía a su naturaleza: “Football Club”. La máxima autoridad británica en Sevilla, el Vicecónsul Edward F. Johnston, también escocés, fue elegido como primer presidente. El propio Maccoll fue designado como capitán. Y el sevillano Isaías White Méndez ocupó el cargo de Secretario. Los sevillistas fueron pioneros del fútbol institucional en España, organizaron la primera partida interclubs, celebrada el 8 de marzo de 1890 en Tablada, aportaron el primer goleador reconocido (Ritson), el primer árbitro (Johnston) y la primera victoria, dos a cero frente al Huelva Recreation Club.

De aquellos primitivos escoceses tomaron los sevillanos su primera y rudimentaria idea sobre el estilo de juego, fútbol combinativo, antítesis de la escuela inglesa de patadón y cargas que haría furor en la cornisa cantábrica entre los chicarrones del norte como mejor recurso para desenvolverse en campos pesados de fango y hierba alta. El clima seco, el piso árido, la complexión menuda y enclenque de los jóvenes aficionados sevillanos terminaron por reavivar los rescoldos del viejo estilo escocés haciendo suya una manera de practicar el fútbol donde primaba la habilidad, la doma del balón, la burla del rival más poderoso físicamente mediante el ingenio y la técnica, una suerte de lidia taurina llevada al campo de juego que tuvo su eclosión definitiva una tarde madrileña de primero de mayo de 1921 con exhibición y goleada frente al Athletic Club vizcaíno. Los cronistas de toda España se frotaban los ojos ante aquel espectáculo, y bautizaron el estilo de aquellos osados deportistas como escuela sevillista. Hoy, que todo el mundo alaba la técnica y el estilo de juego del Barcelona de Cruyff o Guardiola, de la selección española de Luis y Del Bosque, hay que reseñar que el primer club que en España practicó y elevó a los altares ese idioma futbolístico fue el Sevilla F.C., mucho antes de ninguna otra influencia ni del fútbol sudamericano ni del centroeuropeo. El catalán Kinké, el gallego Herminio y, sobre todo, los sevillanos Ocaña, Brand y Spencer, este último, autor del primer gol de chilena documentado en 1915, serían las principales estrellas de un equipo mítico cuya leyenda recorrió Europa y el norte de África.

Además del estilo de juego, el Sevilla F.C. originario hizo historia con un particular credo ideológico, resumido magistralmente por uno de sus primeros presidentes, José Luis Gallegos Arnosa, y una frase para la posteridad: “Todos los hombres, de cualquier condición social, ideas políticas o religiosas, tendrán aquí cabida”. La enorme trascendencia de este legado sólo puede comprenderse teniendo en cuenta el contexto temporal y sociopolítico en el que fueron pronunciadas, el de una España arruinada, en plena deriva de reafirmación patriótica tras los desastres de Cuba y Filipinas, con un Rey militar como jefe del Estado, el caciquismo y la política clientelar que sembraban un abismo entre los poderes fácticos y las capas populares, que miraba con recelo tanto al extranjero como al burgués emprendedor con formación intelectual e inquietudes vitales. Las actas oficiales del club demuestran cómo aquel Sevilla, plagado de profesionales liberales en sus filas (abogados, médicos, comerciantes, etc.), a punto estuvo de sucumbir a las presiones de Pedro Rodríguez de la Borbolla en 1914 para integrarse junto al Sevilla Balompié y el Betis F.C. en un club sevillano único bajo el auspicio de la Casa Real, y con el trasfondo especulativo de la futura Exposición Iberoamericana. Evitó la desaparición el presidente Francisco Javier Alba Alarcón, quien además marcaría el rumbo de la independencia organizativa y económica de la entidad. Siempre jugó el Sevilla F.C. en campos de propiedad privada, nunca municipales ni subvencionados, sino sufragados por sus propios socios, a costa de enormes sacrificios personales y deportivos, desde el campo del Mercantil al de la Victoria, pasando por el viejo Nervión y el Ramón Sánchez-Pizjuán, el actual estadio, que lleva el nombre del presidente más emblemático de la sociedad. Sesenta años de sequía de títulos fue la factura que el club debió pagar por su autosuficiencia.

Desde 1908 la entidad mantiene una apuesta marcada por el fútbol de cantera, de la que han salido estrellas como Eizaguirre, Gallego, Lora, Montero, Francisco, Reyes o los campeones del mundo Marchena, Sergio Ramos y Jesús Navas. Gracias a sus cazatalentos, otras grandes figuras nacionales han engrosado sus filas, Campanal, tío y sobrino, Busto, Arza, Alconero, Antúnez, Ramoní, Domenech, Pepillo, o extranjeros de talla mundial como Achucarro, Dassaev, Polster, Suker, Bertoni o incluso Maradona, hasta llegar a la última década, en pleno siglo XXI, la era de los Palop, Alves, Navarro, Kanouté, Luis Fabiano o Rakitic, entre otros muchos.

Siempre fue el Sevilla F.C. un equipo grande, dentro de su hábitat más cercano, un clásico de la primera división, Campeón de Liga en 1946, gracias a un “maracanazo” en campo del F.C. Barcelona, en lo que fue la primera final de la liga de la historia, conquistada por los hombres de Encinas al estilo del campeonato mundial ganado por los uruguayos a Brasil cuatro años después. Campeón de la Copa de España bajo sus formatos de Presidente de la República, Generalísimo y del Rey, y eterno Campeón de Andalucía, tal y como fue bautizado por la prensa, en la época previa al profesionalismo, por acreditar 18 de los 21 títulos disputados.

Sin embargo, en la última década, cuando más difícil panorama se le presentaba como SAD debilitada y enferma, la entidad ha sido capaz de resurgir gracias a un modelo de gestión que es referente mundial, que se retroalimenta a base de éxitos deportivos y cuya piedra angular es una política de adquisición y traspaso de futbolistas ejemplar, que todos quieren imitar, pero que nadie ha perfeccionado tanto como el Sevilla F.C., dueño de una marca propia y reconocidísima en este sentido, que le han proporcionado, desde su puesta en marcha y hasta el momento, cinco títulos de UEFA EL, una Supercopa de Europa y otra de España, y dos Copas del Rey. Por si fuera poco, en 2006 y en 2007 fue designado mejor equipo del mundo por la IFHHS. Presidentes como Alés, Del Nido y Castro, entrenadores como Ramos y Emery y, sobre todo, el Director deportivo Monchi, son algunos de los grandes artífices del espectacular momento que vive el equipo, que acaba de disputar dos finales en cuatro días frente a clubs de máximo abolengo, como el Liverpool y el F.C. Barcelona, siendo el equipo europeo con más partidos oficiales disputados en la temporada. Por derecho propio, el club se ha vuelto a clasificar para Champions League y abrirá la próxima temporada como protagonista de dos nuevas finales, sendas supercopas, europea y española.

Esta hegemonía deportiva, impropia en un club de su dimensión y entorno, carente de afectos públicos institucionales y federativos, sin peso mediático de ningún tipo, pero capaz de competir de igual a igual con los más poderosos y amenazar su estatus, inevitablemente genera recelos y ha colocado al Sevilla F.C. en numerosas ocasiones en el centro de la diana de ataques injustificados, leyendas negras y campañas de desprestigio, sufriendo persecuciones y agravios de los que se ha desbridado sin lloriqueos, rebelándose como sólo lo hacen los verdaderamente grandes, con elegancia, a golpe de triunfos sobre el terreno de juego, y protegido por la fuerza de una afición comprometida, con una fe que mueve montañas, capaz de asombrar a Europa y el mundo, como recientemente ha quedado demostrado en las noches de Basilea y Madrid. Probablemente aquí se encuentra el verdadero secreto de la singularidad del Sevilla F.C., su mayor signo identitario, de ahora y de siempre: pocos, muy pocos clubs en tan adversas condiciones, han conseguido tanto.”

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

22 junio 2016

EL CASO BOMBA

image

Esta es una de esas historias olvidadas y escondidas por el velo del tiempo. Una historia llena de connotaciones cainitas y rencorosas. Muchos no la conocerán y algunos pocos la recordarán como algo lejano y difuso.

Rafael Toro Alfaro (Bomba II) era natural de Coria del Rio. Su apodo era la continuación de la saga familiar que años antes comenzó su hermano Antonio (Bomba I) que procedente del Coria CF llegó a jugar en el primer equipo sevillista entre los años 1950 y 1952.

Bomba II tras iniciarse como jugador en la cantera coriana, continuó su carrera en los juveniles del Real Betis Balompié llegando a formar parte de la Selección Andaluza de Juveniles en marzo de 1960. Poco después ingresó en la disciplina del Algeciras donde al terminar su etapa de juvenil, al cumplir los 18 años, quedó libre, siendo fichado por el Sevilla para su filial.

En la temporada 1961/62 nuestro protagonista formó parte de la plantilla del Sevilla Atlético que se proclamó Campeón de Liga en su grupo de 3ª División, lo que le dio derecho al filial sevillista a jugar la liguilla de ascenso y, tras superarla brillantemente, conseguir por vez primera en su historia alcanzar la Segunda División.

El equipo titular de aquella temporada lo componían; Cardoso, Carbonell, Felices, Axpe, Ramoncito, Cardo, Bomba, Fábregas, Jesusín, Eloy y Muñoz Romero.

image

                                Equipo del Sevilla Atlético que ascendió a 2ª División. Bomba II agachado a la izquierda.

En la temporada 62/63 juega de titular cinco partidos con el Sevilla Atlético en Segunda División siendo cedido al CD San Fernando al finalizar la temporada. El 15 de septiembre de 1963 juega su único partido oficial con el San Fernando frente al Onteniente. Fue el último partido de su vida.

Bomba II incluso llegó a debutar en partido amistoso con el primer equipo del Sevilla FC, como aquel partido final de la liguilla de la primera Copa de Andalucía en 1962, que organizó la Federación Andaluza de Fútbol para fomentar la unión y la amistad de los equipos andaluces, aunque algunos tristemente se quitaron del cartel, asunto éste del que ya le dimos cumplida información.

image

Equipo que ganó la Copa de Andalucía de 1962. De pie; Campanal, Antoniet, Oliveros, Idígoras, Valero, Mut, Santín, Eloy I. Agachados; Maguregui, Moya y Bomba

separador2

El llamado “Caso Bomba”

El 25 de julio de 1961 en las páginas deportivas del diario ABC se menciona como el jugador coriano Bomba aparece enrolado en las filas del Sevilla como fichaje para el Sevilla Atlético.

Días antes, el secretario técnico sevillista Pepe Brand, el entrenador del filial Diego Villalonga (ambos representando al Sevilla) y el presidente del Coria (equipo muy ligado al club de Nervión y del que siempre han salido grandes valores futbolísticos) se presentaron en casa del jugador para hablar con su padre. Éste pensaba que su hijo aún estaba ligado al club heliopolitano pues desconocía la normativa que dejaba en libertad a los jugadores al cumplir los 18 años. Pero el Sevilla ya había consultado y comprobado en la RFAF que Bomba no tenía ficha como profesional en ningún club por lo que el fichaje se hace efectivo según informaba la prensa sevillana.

image

                                                                             ABC de Sevilla, 25.07.1961

La noche del 26 de julio de 1961, un día más tarde de aparecer la noticia anterior, el Betis presentó en la Federación Andaluza la ficha y el contrato profesional del jugador.

image

                                                                             ABC de Sevilla, 27.07.1961

El “caso Bomba” acababa de estallar.

La Federación Andaluza da la razón al Sevilla por una mera razón temporal; el Sevilla presentó antes que el Betis la ficha y el contrato profesional de un jugador que había quedado libre y que incluso no procedía directamente del equipo rival sino que había sido abandonado a su suerte en el Algeciras. A principios de los sesenta era muy frecuente este tipo de situaciones, sufriéndolas en sus propias carnes muchos jugadores de la época, como ocurrió con Enrique Lora, Herrera y muchos otros.

image

                                                                             ABC de Sevilla, 08.11.1961

El recurso presentado por el Real Betis ante la RFAF fue desestimado y no dándose por vencidos, en noviembre de 1961 elevaron el recurso a la Nacional dando ésta el mismo fallo favorable al Sevilla FC. La reclamación del Betis ante la RFAF propició la suspensión temporal de la ficha del jugador que no pudo jugar en el Sevilla Atlético hasta primeros de noviembre.

En enero de 1962 la revista Serva nos develaba más datos sobre el caso en un interesantísimo artículo en el que subrayamos un par de frases que hablan por sí solas.

image

                                      ¿DE QUIEN ERA LA RAZÓN EN EL CASO DEL JUGADOR BOMBA?

La nacional afirmó: “La ficha del jugador corresponde al Sevilla Atlético.”

La duplicidad de ficha presentada por el Sevilla Atlético y el Real Betis Balompié en la Federación Andaluza de Fútbol, correspondientes al jugador Bomba causó el natural revuelo. El organismo andaluz sancionó el expediente dando la razón al Sevilla Atlético, y ante el recurso elevado por la sociedad verdiblanca, la Federación Nacional ha ratificado el fallo del organismo regional dando la razón al filial sevillista, que contrató los servicios del coriano Bomba con total corrección. Esta es la referencia oficial. Esta es la verdad sin más comentarios, que no los tendría por nuestra parte, la parte del Sevilla Atlético, la de la institución matriz, si cuando la andaluza de fútbol sancionó justamente, no se hubiera informado erróneamente a la opinión, volcando conceptos y hechos muy lejos del limpio historial sevillista y de la ecuanimidad y justicia con que se enfocan y resuelven problemas en la Federación Andaluza de Fútbol.

Volvemos a él, ahora, cuando el máximo organismo dictó definitiva sentencia, porque esto avala, mejor que nada y que nadie, con más fuerza que todos los documentos existentes, la verdad y la corrección sevillista en el asunto. Bomba vino a las filas del filial porque él lo quiso así, voluntariamente, ofreciéndose al término de su contrato de juvenil y amater (sic), procedente del Algeciras Club de Fútbol. Bomba se forjó en la cantera coriana, -pedazo de historia sevillista- dándose la circunstancia de que no fue retornado al Sevilla, cuando cumplió el breve plazo de convivencia verdiblanca, se entregaron a nuestro club de nuevo, los destinos del club ribereño. Se presentó su ficha en tiempo y plazo que otorgaban la razón al Sevilla Atlético, aunque a horas de oficina, se intentaba cerrar el paso, en actitud incomprensible tratándose de federativos, poniéndose la pega en el Colegio Andaluz de Preparadores de Fútbol. Bomba en fin es del Sevilla Atlético y esto es lo importante, porque demuestra el estilo y el recto proceder de nuestra Sociedad, y nos congratulamos. “Merengue”.

La maldita enfermedad y la muerte.

El 27 de septiembre de 1964 se disputaba en el Sánchez-Pizjuán la tercera jornada liguera enfrentándose el Sevilla CF (así llamado por imperativo legal) y el Real Oviedo. Ganó el Sevilla por 1 a 0 con gol de Pintado. El Sevilla alineó a Molina, Rebellón, Maraver, Donato, Achucarro, Bancalero, Pintado, Diéguez, Areta, Rivera y Flores. El Real Oviedo jugó con Mesa, Toni, Datzira, José Manuel, Ribón, Icazurriaga, Girón, José Luis, Arsenio, Biempica y José María. Antes del comienzo del partido se guardó un minuto de silencio por el alma de Rafael Toro Alfaro (Bomba II) jugador fallecido el día anterior a la edad de 22 años.

A Bomba le llegó la muerte tras una penosa enfermedad que lo tuvo postrado los últimos meses de vida. Diez meses antes, el 6 de diciembre de 1963, a Bomba le amputaron la pierna izquierda los servicios médicos del Hospital del Aire en el Pabellón Vasco, ya que cumplía el servicio militar en la Región Aérea del Estrecho. El jugador padecía una tumoración en la rodilla izquierda. Estaba cedido esa temporada por el Sevilla Atlético al San Fernando y durante el verano sufrió molestias en la pierna. En la pretemporada fue reconocido por médicos de Barcelona y por los facultativos del cuadro médico del Sevilla F.C., encabezados por el doctor Leal Castaño, coincidiendo todos en el diagnóstico; “tenía como una brasa clavada en la rodilla…”

image

                                                 Bomba II en el palco del Ramón Sánchez-Pizjuán en su homenaje

Tras la amputación de la pierna el Sevilla se volcó con su jugador y organizó un partido internacional con carácter benéfico donde la taquilla (incluso abonaron su entrada jugadores, técnicos, árbitros, prensa y directivos, anulándose cualquier pase de favor) fue a parar íntegramente a Bomba. Muchas fueron las muestras de cariño e interés hacia el infortunado jugador como la del excelente tirador Celso Pareja Obregón que donó uno de sus mejores y valiosos trofeos para entregar al equipo que resultase vencedor. A la finalización del partido se le tributó un banquete homenaje en Piscinas Sevilla con la presencia de familiares, amigos, compañeros y directivos del Sevilla y del Coria.

El día antes se había disputado otro encuentro benéfico en San Fernando entre el equipo local y el Sevilla.

image

                                                            Partido homenaje a Bomba II en San Fernando

image

Nos cuentan sus familiares que las primeras semanas tras la intervención se manejaba bien con sus muletas y que incluso barajaban la idea de una prótesis, pero cierto día paseando en moto con un allegado notó como la pierna se le quedaba dormida. Revisado por el también coriano doctor Yáñez se descubrió como la “invasión” era generalizada y que quedaban pocas esperanzas.

Aquel 26 de septiembre de 1964 en Coria tocó ir de entierro. Al sepelio asistieron junto a la familia del joven jugador fallecido, una multitud de jugadores, directivos y amigos. Tras el féretro, coronas de familiares, del Coria CF, del Sevilla, del Sevilla Atlético y otros muchos clubes e instituciones andaluzas y nacionales. La tristeza propia de los familiares en esos momentos de dolor se mezcló con la pena y la indignación al comprobar como faltaba la presencia institucional, o la simple y mera representación a través de unas humildes flores, del Real Betis Balompié, club al que había estado ligado deportiva y sentimentalmente el fallecido jugador. Como ya ocurriera años más tarde en la final del Trofeo Ciudad de Sevilla de 1994 (Betis 1 -2 Sevilla, en el Villamarín) cuando Lopera se negó a que se guardase un minuto de silencio por la muerte del futbolista Antúnez, el “estilo” de los dirigentes verdiblancos se hizo notar.

La historia siempre se repite, como en un bucle …

separador2

Nuestro agradecimiento a Antonio Toro, el “sobrino Antoñito”, y familia por la documentación aportada.

                                                      #SangreDeNuestraSangre

 

 

.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

19 junio 2016

EXCEPTO EN LA ÚLTIMA DÉCADA

El título del presente artículo no lo hemos ideado nosotros, lo ha puesto un jugador que acaba de fichar por el otro equipo de la ciudad. Este muchacho señala en una entrevista, que en Sevilla, el equipo más fuerte ha sido el Betis, ‘a excepción de la última década’.

¿Quién narices le habrá contado la Historia del fútbol sevillano a este chico? Nos preguntamos.

jonas

Y como siempre, puñeteros y mijitas de nosotros, estamos ahí para comprobarlo, y le preguntamos a nuestro estadístico, el amigo Fran, ¿cómo podemos medir empíricamente las diferencias entre Sevilla y Betis por décadas? Está claro: con datos puros y duros, (la fórmula para medir sentimientos aún seguimos buscándola).

Veamos.

image

Hablamos de títulos oficiales desde que es posible contabilizarlos como tal. En la tabla podemos ver que efectivamente el Betis ha sido mejor que el Sevilla… excepto en la única década. Bueno, más bien podemos ‘NO VER…’ como puede comprobarse. Las diferencias son abismales.

Igualmente son necesarias otras referencias para colocar a los equipos sevillanos en su justo lugar, no todo son títulos oficiales, hay otras cuestiones para que no quede lugar a la duda. Veamos más datos a tener en cuenta.

image

Si quieren ver diferencias de asistencia histórica a los estadios por parte de las respectivas aficiones, también puede observarlo aquí.

Y aunque las comparaciones siempre son odiosas, nos estamos comparando con un club que:

1. Posee el record de descensos en 1ª División, 11 descensos, empatados con Murcia y Málaga.

2. Un equipo que posee el record de ser colista en 1ª División.147 Jornadas de colista. 33 Jornadas más que el 2º peor.

3. Un equipo que tiene la 4ª peor puntuación, (de 1442 posibles) de la historia de la Liga. 10 Puntos de la Liga 42/43. Solo “superado” por los 9 puntos de Celta (43/44), Arenas (34/45) y Racing (28/29).

Y usted señor de verde podría pensar que antes había menos equipos. Hagámoslo porcentualmente entonces.

3.1.- 6º peor registro porcentual de 1442 posibles.

3.2.- 19,23% de la 42/43. Sólo “superado” por: Castellón, Córdoba, Celta, Logroñés y Sporting

4. Un equipo que aún no ha sido capaz de estar más de 10 años seguidos en 1ª división. El gran record del Betis hasta ahora es de 10 (entre 79/80 y 88/89).

Como mínimo, deberá esperar hasta la temporada 2025/26 para poder lograr estar más de 10 años.

Equipos que han estado más de 10 años:

Madrid, Barcelona, Athletic, Atlético, Valencia, Sevilla, R. Sociedad, Español, Zaragoza, Deportivo, Celta, Valladolid, Sporting, Osasuna, Oviedo, Mallorca, Las Palmas, Villarreal, Elche, Getafe,

20 equipos…. Y el Betis no está entre ellos.

No hay más nada que decir….

Tenemos más cosas, pero creemos que las 3 partes que os hemos ofrecido tienen el suficiente peso.

Volvemos a preguntarle nuevamente al chico jugador que viene “aprendido”: ¿Excepto en la última década?

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

13 junio 2016

YA ESTÁ AQUÍ LA COPA DEL CENTENARIO

Hoy es un día importante para Sevilla, se cumplen 11 años de que la primera copa llegara al Ayuntamiento de nuestra ciudad en este fructífero siglo XXI.

Lopera_copa

El 13 de junio, una vez que el Betis hubo salido de la UVI, llegó a nuestra ciudad la copa del Centenario, llamada así por coincidir con las celebraciones que en aquel año festejaba el Sevilla F. C. al considerar que se cumplían cien años de su fundación, pero no es tema del que hablar ahora.

Un siglo XXI que, hasta la fecha, y con dos finales de Supercopa anhelantes a la vuelta de la esquina, nos ha dejado en esta fernandina ciudad:

- 3 Copas del Rey/Campeonato de España

- 1 Supercopa de España

- 5 copas de la UEFA Europa League

- 1 Supercopa de Europa

- 2 Distinciones como Mejor Equipo del Mundo

Pocos alcaldes del mundo pueden presentar ese palmarés, el actual o los que lo han precedido, ya que aquí no hablamos de colores, sino de la gloria de nuestra ciudad.

La primera de esta larga lista del siglo XXI llegó a nuestra ciudad un 13 de junio, de manos del Real Beis Balompié, Copa consquistada tras eliminar en buena lid, sin flores ni amaños, al Cádiz, Mirandés, Gramanet, Athletic y Osasuna.

Copa Centenario Placa Betis

Este gran logro, primero del siglo, fue paseado por todo el Reino de Sevilla, ya que otros solo podían exhibir una sábana pintarrajeá.

Sábana pintarrajeá

Decimos bien cuando hablamos de Reino de Sevilla, ya que tal fue desde aquellos Palos de la Frontera de los que partieran las carabelas colombinas a las tierras del Puerto de Santamaría (y más allá), donde se celebraron pomposas bodas, como las de un conocido jugador/artista.

Copa Centenario boda

Con el tiempo, aquella copa, que tantos kilómetros recorrió por las benditas tierras de nuestro Reino de Sevilla, y que luego hubo de volver con su propietario, la RFEF, tuvo la suerte de regresar a esta ciudad.

Gracias, Agustín, maestro.

Y ya para quedarse.

El Sevilla F.C., tras varias copas de plata europea, se coronó Campeón de España el mismo año que España lo hizo del mundo.

El campeón del país campeón del mundo bien se merecía poseer la copa en propiedad, y de esta manera, vueltas que da la vida, aquella copa del Centenario terminó donde el presidente del Real Betis Balompié anunció proféticamente, en las vitrinas del club que por entonces celebraba el Centenario.

2

Así que, si alguien quiere recordar aquellos felices momentos del 2005, ya sean aficionados, novios, novias o padrinos, ya saben dónde tienen su casa, serán bien recibidos, aunque no juguemos contra el Barcelona.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

12 junio 2016

NO HAY VERGÜENZA. NO HAY HONOR

Cuando tú le estás pegando bofetadas a un tío, y este se levanta una vez, y otra vez, al final gana el tío”.

Lo que ocurre es que ese “tío” aún no ha ganado y lleva 102 años intentándolo, añadimos. Lleva más golpes que una estera, humillado, sufriendo escarnio, anda muy sonado ya el pobre. Si no se levanta, no podremos divertirnos tanto.

Estos días nos hemos encontrado el vídeo de un programa televisivo, en el que unos béticos se permiten la licencia de arremeter contra el Sevilla FC en temas históricos. Sin pudor y vergüenza alguna, sin documentarlo, y sin demostrarlo.

Extraemos algunas frases del cuento victimista al que nos tienen acostumbrados.


Esto es lo que tiene estar tantas décadas a la sombra de tu único rival, que acabas contándote cuentos a ti mismo, para al final terminar creyéndotelos, para justificar por qué razón nunca han podido superar al Sevilla FC en el palmarés, y en ningún registro estadístico que se precie de serlo.

Muy mal de cash y muy tiesos deben andar en un programa televisivo así, para terminar encontrando unos contertulios béticos tan paupérrimos y tan mal informados, y terminar por no dar credibilidad al espacio televisivo. Unos tertulianos que alegremente se lanzan a expandir los bulos de taberna y tugurio pestilente de toda la vida.

Al señor de pelo blanco, (Soto, nos han dicho que se apellida) decirle que hemos sido unos fascistas verdaderamente terribles, pero en el terreno de juego siempre, nunca fuera. Les hemos dado para el pelo y nos hemos fundido a sus abuelos, a sus padres, y ahora a ellos vil y cruelmente, como han podido comprobar en sus carnes, tanto y tantas veces que aún no han podido levantarse un palmo del suelo a duras penas, a pesar de las décadas que han pasado. Engañan y hacen béticos a sus hijos, sabiendo a ciencia cierta que los nuestros le infligirán el mismo castigo, algo que debería estar castigado en el Código penal como maltrato infantil. Eso sí que es el canon de la canallesca.

El manque pierda es el grito doloroso y desgarrado de quien nunca gana, quizás a veces y puntualmente, como un espejismo, pero que siempre sale escaldado y malherido. El manque pierda no tiene otro sentido más que ese y a la vista están los resultados, y aunque quieran vestir a la mona de seda, mona se queda. Quieren hacernos ver que son mejor afición, pero nosotros solo vemos lo que una cámara de vídeo es capaz de reflejar, la realidad como la vida misma.

 

La de estos es la respuesta a las humillaciones y escarnios que en los últimos años, como en otros tantos, les hemos infligido en el terreno de juego. Difama que algo quedará. Son los eternos perdedores que necesitarán toda la vida que les queda, hasta el último aliento, y quizás otra más para ver a su Betis al mismo nivel del Sevilla FC. No decimos ya para superarle, y eso sería así si el equipo sevillista desapareciera hoy mismo. Estos del programa de televisión no verán nunca a su Betis por encima del Sevilla FC. Esa es la triste realidad que tienen ante sus ojos, manque no les guste,  las distancias son infinitas e insalvables.

El manque pierda está de ultimísima y rabiosa actualidad estos años, para justificar el ver cómo el equipo blanquirrojo gana una y otra vez títulos internacionales, acaparando audiencias de centenares de millones de espectadores audiovisuales, mientras ellos se esfuerzan en retorcer los números patéticamente, para hacer posible tener unos cuántos miles más de aficionados en su campo de fútbol.

Profundizando un poco en las autenticas barbaridades que balbucean, el señor García Palomeque se atreve a espetar que Ramón Sánchez-Pizjuán fue un alcalde falangista de Sevilla, cuando esto jamás ocurrió. Se permite el lujo de decir que mientras que sus jugadores no tenían permiso en la mili para jugar, los jugadores sevillistas tenían permiso hasta para entrenar.

El señor García Palomeque no sabe realmente lo que es un falangista. Esto es un falangista.

CkqaziZW0AAfWFE

Un falangista que da el nombre a una plaza en Sevilla, esperamos que se imponga la ley de la Memoria histórica lo antes posible. Sin embargo el susodicho tampoco sabe que su club fue siempre un equipo regido por el estamento militar, y se permitía la licencia de “fichar” grandes  jugadores españoles “a coste cero”, que precisamente hacían el servicio militar, como el fue el caso de Canda, Artola, Balbino, Barzanallana y otros tantos jugadores con los que se reforzó el equipo coronado por su majestad (el rey soldado) allá por los años 20, y hasta muy posteriormente, suponiendo una ventaja sobre el rival. Eso era jugar sucio, señor García Palomeque, y aún así nunca consiguieron nada. Ese es el sino del perdedor y del “manquepierda”.

Apostillaba el señor de pelo blanco, que además el Sevilla FC reforzaba a los equipos contra los que el Betis jugaba en Tercera división, para hacer posible que el Betis no subiese. Sin embargo solo hemos podido constatar este dato con la cesión de dos jugadores al Algeciras durante esos años, y fue a cambio de conseguir a Loren, un grandísimo jugador sevillista de los años 50.

Pero no saben, y si lo saben no lo dicen, que el Betis fue reforzado con jugadores del Real Madrid estando en Tercera División, ante la mirada atónita del resto de participantes de la categoría, ya que su presidente de honor, el capitán general Sáenz de Buruaga, se comprometió a ascender al Betis ante el gran mentor bético, el teniente general Cuesta Monereo, fundador bético e impulsor del golpe en Sevilla junto a Queipo de Llano, ya que Buruaga era al mismo tiempo madridista con influencias importantes.

Todos recuerdan la frase del gran jugador madridista Barinaga, que aterrizó en el Betis curiosamente en Tercera División, para gritar a los cuatro vientos ante Sáenz de Buruaga eso de “…mi general, aquí hemos venido para ascender al Betis”. Y lo consiguieron. Eso sí que fue una cacicada, la verdadera canallesca en definitiva, para todos los equipos de su categoría, que no pudieron protestar por ello.

El Betis fue el equipo del régimen hasta la transición española, en la que necesitaron cambiar y reescribir la historia para subsistir, de hecho escribieron la historia, que para eso fueron los que ganaron la guerra.

No tendrán la vergüenza y el honor necesarios para rectificar. No les veremos decir “nos hemos equivocado”. Nunca pidieron disculpas, ¿las pedirán ahora en igualdad de condiciones en el programa de TV?

Pero en realidad, lo que no nos perdonarán nunca será esto… facistas sevillistas…

 

PD.- ¿Quién le iba a decir que el señor García Palomeque tendría su momento de gloria en La Palangana Mecánica? ¿Verdad? Winking smile

 

.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

26 mayo 2016

CAMPEONATOS DEVALUADOS

image

Pues sí, ya saben, cuando el rival no solo te gana en todos los terrenos, sino que arrasa hasta destrozarte, cualquier excusa es buena para minimizar los daños, máxime cuando estos son irreparables. A la consabida suerte mantenida durante más de una década, se le unen el superávit europeo de rivales cojos y mancos a los que se enfrenta el Sevilla FC siempre; o a los grandes equipos venidos a menos, cuando no son los tejemanejes de la UEFA, donde el Sevilla FC mantiene comprados, no a uno, sino a todos los árbitros, incluido el multimillonario que nos arbitró en la última final de la UEL en Basilea.

Quizá la mejor excusa, o al menos la más divertida, se basa en que la segunda competición de clubes más importante del mundo, la UEL, es una competición devaluada, que ya no es lo mismo que antes, y que cualquiera la gana, menos ellos, que no pueden motu donmanué y sucedáneos, cuando todo el mundo sabe que por afición se merecen algo más, permítannos que esbocemos una amplia sonrisa con respecto a esto.

El amigo Pedro Rodríguez, @PEANROJI ha publicado en Twitter un documento que comprueba todos los datos de los rivales a los que el Sevilla FC se ha enfrentado en las competiciones europeas desde 2006, obviando enfrentamientos anteriores, así como la suma de su palmarés total, títulos nacionales+europeos/internacionales, para darnos cuenta del nivel real de esta competición.

Imagen5

En fin, no les basta que les demos un revolcón en todos los registros estadísticos, sino que sus argumentos caen como las hojas en otoño mecidas por el viento.

Y ahora en Champions nuevamente, pero tranquilos, el Sevilla FC no va a ganar títulos europeos todos los años, y es que todo el mundo sabe que esto de la UEFA no es una cosa importante, que los equipos que se clasifican para disputarla no están contentos, ni tan siquiera ellos mismos le dan importancia alguna cuando llegan.

image

image

image

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

24 mayo 2016

ENCUENTRE LAS DIFERENCIAS

Hay mucha mentira en estas cosas del fútbol sevillano, y créannos, de esto sabemos algo. Basta con que se investigue un poco, se aplique una pizca de método comparativo, y voila, aparece y se desvela la realidad como por arte de magia.

Las diferencias entre una afición y la otra de esta ciudad de Sevilla son abismales. Mientras que las audiencias se han disparado en las finales que ha disputado el Sevilla FC, (algunas fuentes hablan que la de la UEL rozó los 200 millones de telespectadores a pesar de ser televisado en cerrado en España, y 160 millones han visto la final de copa) otros se esfuerzan y empeñan patéticamente en superar en algunos miles de aficionados en la asistencia a su estadio.

Ya veremos qué ocurre cuando el Betis no tenga más remedio que poner sus abonos al mismo precio que pagan los sevillistas, y que no apliquen esa trampa tan recurrente de hace algunos años de poner abonos por fases, en el que pagan la mitad en la primera vuelta, y si quiere vuelva a abonarse en la segunda, eso sí, contamos solo los socios dados de alta en la primera, porque en la segunda, ni la mitad.

Benito Villamarín, quizá el presidente que desveló los defectos que ahora necesitan convertir en virtudes, los ponía en su sitio adecuadamente, sin ambages, y les calificaba como de ‘béticos de taberna’, cuando se les pedía un esfuerzo mínimo por su Betis, y estos miraban hacia otro lado para escurrir el bulto. Don Manuel fue más compasivo en la definición del bético estándar, y solo les llamó ‘criaturitas’. Era una cuestión de simple definición a aquellos que dejaron desamparado a su equipo en 1936, (antes de la guerra, quede claro) cuando nada más y nada menos que la mitad de los socios abandonaron el barco de un Betis campeón de Liga, pero en ruina y a la deriva, que la propia guerra, como si de una cortina de humo se tratase, se encargó de reflotar en pos de la fascista política de pan y circo.

Y hoy queremos detenernos en un detalle significativo, del que hemos podido darnos cuenta en estas finales que el Sevilla FC ha protagonizado con desigual suerte, y esta es la actitud ante la derrota.

Madrid, 22 de mayo de 2016, el Sevilla FC pierde su final frente al FC Barcelona, pero vende cara su piel, el Barsa suda sangre para poder ganar al equipo sevillista, y lo califica como una de las finales más costosas de su historia, frente a un Sevilla FC que acaba de ganar en Basilea el pentacampeonato de la UEL pocos días antes, no teniendo prácticamente tiempo de prepararla.

Como decimos, el Sevilla FC pierde, su afición acude en un número en torno a 15.000 seguidores, al menos 7.000 han acudido sin entrada, y están en los alrededores del estadio Vicente Calderón. El equipo, derrotado y cabizbajo, se acerca a la grada blanquirroja y ocurre esto.

A tenor por las imágenes, nadie acertaría cuál es el equipo campeón en esa lid copera nacional. En Basilea, la afición sevillista que acudió en número de poco menos de 7.000 aficionados, se comió literalmente a la afición del Liverpool con 28.000 asistentes. Solo se escuchó a la afición sevillista.

Sin embargo queremos comprobar cómo se comporta ante la derrota el club que presume de afición. Ya saben, esos aficionados que se crecen al grito del “manquepierda”, mil veces alanceado, pero que resurge como el ave fénix sacando fuerzas de flaqueza para batallar frente al enemigo sevillista.

 

Encuentre usted las diferencias. Al fin y al cabo ellos juegan habitualmente lo más parecido a una final, en esas cosas que llaman “derbi”, cuyo máximo rival es el Sevilla FC, que es al que deben batir para ganar ese trofeo imaginario. Al fin y al cabo, un club es de mentira, unos dibujitos animados, y el otro un club serio, que juega al fútbol y no a llenar su estadio. Siga encontrando las diferencias.

CjKUEyBWUAAlocB

Pie de foto @Nuestro_Zetis

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

21 mayo 2016

LA FE SEVILLISTA QUE MUEVE MONTAÑAS

Por Carlos Romero

penta

Nunca estuve en un estadio que temblase cuando la afición saltara al unísono. Esto fue lo que ocurrió en St. Jakob Park de Basilea cuando el sevillismo presente cantaba eso de “…somos ultras del Sevilla, contigo siempre estaremos…”, en la final de la UEFA Europa League frente al Liverpool del pasado 18 de mayo, toda una declaración de intenciones de los sevillistas que se concentraron allí.

La consigna era clara, conscientes de que habría prácticamente cuatro ingleses por cada sevillista. Es decir, algo menos de 7.000 seguidores blanquirrojos, frente a los 28.000 reds del Liverpool. Cantaremos más, lucharemos más, había que dar el do de pecho para hacer sentir a nuestros jugadores que estaban en casa, y que su motivación fuese lo suficientemente importante como para conseguir ganar nuevamente nuestro trofeo, que se enamoró de nosotros por primera vez allá por 2006.

Y el resultado pueden comprobarlo viendo el vídeo del partido, la épica de 7.000 sevillistas que callaron a los 28.000 ingleses que estaban allí presentes contemplando el espectáculo. Su entrenador, Klopp, no daba crédito a lo que estaba escuchando, y recriminaba a la grada de los reds que estuviesen callados. Tan solo con la consecución del gol del Liverpool, reaccionaron con algunos tímidos cantos.

Al grito del tifo “The champ is here!!!”, (el campeón está aquí) con el abuelo viajero por Europa, marcamos el primer gol posible desde la grada.

Unai Emery es consciente del poder de la grada sevillista, y la arenga en el descanso del partido fue que los jugadores debían jugar y sentirse como en casa para ganar, los aficionados debían conseguirlo. En ningún momento hubo el mínimo atisbo de desfallecimiento, ni tan siquiera cuando fuimos perdiendo, la afición sevillista debía hacer su trabajo, algunos conocidos acabaron con la garganta rota, cantar hasta no poder más.

La comunión de todos los componentes que conforman un club, equipo, dirección y aficionados, son la Santa Trinidad del Sevilla FC, y hacen bueno el lema de que juntos somos invencibles. Juntos no nos pueden ganar salvo excepciones muy contadas, donde los contrarios, además de una mayor calidad, deben contar con una mentalidad de acero.

Esto es lo que debemos conseguir en la próxima final, (sí, otra más para incredulidad de algunos en esta ciudad) una vez que las fuerzas en las gradas se acercan a una paridad razonable, reeditar el partido que ganamos al FC Barcelona en casa de esta temporada.

Es posible, lo hicimos, podemos volver a hacerlo, si de algo puede presumir el sevillismo es de la fe en su equipo, creemos que se puede ganar a un partido a este coloso con un presupuesto que supera los 600 millones de Euros, y si no es posible que mueran en el campo para ganarnos y que suden sangre. Nosotros lo celebraremos igualmente el próximo lunes, en el que la ciudad seguirá siendo rojiblanca, como siempre.

Pero ojo, ante tanta politización del FC Barcelona, no podemos caer en la trampa de que nos politicen igualmente, presentándonos como a un Real Madrid de la vida, conservador de los valores patrios.

Nuestra única patria debe ser el Sevilla FC, nuestra bandera será ondeada por la Giralda como mástil, nuestro escudo es el de morfología suiza, nuestro colores el blanco y el rojo, y nuestra nación se llama Ramón Sánchez-Pizjuán.

Juntos los conseguiremos, cantaremos más, lucharemos más, unidos volveremos a ganar. Es la fe sevillista que mueve montañas.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

16 mayo 2016

ASES DE COPAS–CREÍA QUE ME IBA A MORIR SIN VERLO

Hasta 58 años llevaba el Sevilla sin alcanzar la gloria. Generaciones y generaciones sucumbieron ante la desilusión tras intentar una y otra vez conseguir un trofeo de prestigio que les colocase a la altura de los grandes. Y de la mano de Monchi, Del Nido, José Castro, Juande Ramos, Unai Emery... y una amplísima lista, lo han conseguido. "Yo creía que me iba a morir sin verlo", comentaba en la grada de Eindhoven un señor mayor a Guillermo Sánchez, periodista de Canal Sur tras derrotar al Middlesbrough por 4-0. Precisamente Guillermo, y su equipo de trabajo del citado medio han elaborado un precioso documental sobre esta época gloriosa en Europa del Sevilla.

El Desmarque

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

07 mayo 2016

UNA VEZ MÁS, SEVILLA FC

image

Analizando la actual situación con algo de frialdad tras la semifinal ante el Shakhtar, decir que nos falta perspectiva histórica para darnos cuenta de la gesta de este Sevilla FC. Nos conocemos al dedillo a aquellos equipos sevillistas y sus delanteras que hicieron historia. Lllámense la ‘Línea del miedo’, con Escobar, Spencer, Kinké, León y Brand, delantera temible de los años 20; los ‘Stukas’, López, Pepillo, Campanal, Raimundo, Torróntegui y Berrocal, que nos llevaron a la gloria ganando la Liga en 1946 o la Copa de 1948, incluso la ‘Delantera de cristal’ allá por principios de los años 60, con los Aguero, Dieguez, Antoniet Pereda, y Szalay.

Así, ahora, los historiadores sevillistas andan locos a la hora de poder bautizar a un Sevilla FC regular y constante en el tiempo, con los éxitos nacionales y europeos, en las que varias generaciones de futbolistas han participado activamente ¿La ‘Generación del Centenario’ con aquellos éxitos de 2006, 2007? ¿Cómo llamamos a esta sucesión de hornadas de jugadores, que nos han llevado a la gloría nuevamente y desde entonces, para recordarlos en el tiempo?

En los últimos tres años el equipo ha sido prácticamente desmantelado, y como si de un ave fénix se tratase, renacido de sus cenizas para volver a retomar la gloria allá donde la dejara el anterior. Una sucesión de jugadores en fila que interiorizan y absorben el gen ganador del Sevilla FC, marcado a hierro y fuego, producto de un estilo propio.

Es de reseñar el papel del entrenador, Unai Emery, que vuelve a transportarnos a la puerta de la gloria, dejándonos clasificados para Europa nuevamente en Liga, con opciones de jugar Champions vía UEL; finalistas del Campeonato de España, y nuevamente con opciones de volver a ser campeones europeos, a pesar de que no es santo de la devoción para algunos gurús de las redes sociales.

Los jugadores más denostados y criticados igualmente han sido clave. Podríamos poner el ejemplo de Llorente, que ha gustado poco o nada en la parroquia sevillista por sus actuaciones en el terreno de juego, pero que sin él, con aquel gol a la Juve, el Sevilla no se habría clasificado, como tercero de grupo en la Champions League, para poder llegar a esta final europea. Probablemente no necesite hacer nada más lo que resta de temporada, aunque sería deseable si fuese necesario acudir a él.

Pero, visto lo visto, llega el momento en el que el Sevilla FC se consolida definitivamente como uno de los grandes equipos europeos, y probablemente de carácter mundial. Los más de 200 millones de espectadores televisivos que aglutina el equipo sevillista en las últimas finales, son una muestra clara de las expectativas que levanta, y del conocimiento que en el mundo del fútbol genera el Club, algo que sobrepasa la simplicidad y el localismo de llevar unos miles de aficionados más o menos al estadio, a pesar de los tiras y aflojas de las grandes empresas televisivas, a la hora de dar el partido, y en la disputa por intentar que solo se dé en cerrado.

Los resultados se materializan, cuando son cientos de millones de telespectadores los que estarán pendientes de una final del tetracampeón europeo, frente al ganador de unas cuantas copas de Europa y tres entorchados de UEFA. Un duelo que comenzará en la grada, con himnos legendarios, cuyo estadio de Basilea será testigo privilegiado.

El curso pasado fue el equipo que más dinero ganó en la historia de la segunda competición europea, acercándose a los 20 millones de euros. Este año, con su paso por la fase de grupos de la Champions, es posible que dicha cantidad se incremente, dependiendo si acaba ganando finalmente la copa. Los números están por ver, pero todo indica que los beneficios de jugar en Europa son importantes, y aportan mucho a dicho modelo de éxito. Por si fuese poco, el Sevilla FC lleva casi doce temporadas consecutivas clasificándose en las competiciones del viejo continente, lo que hace que su progresión sea continuada en el tiempo, y se curta en batallas insoñables hasta hace una década.

Es como la película ‘Atrapados en el tiempo’, un día de la marmota que el sevillismo desea que continúe repitiéndose durante toda la eternidad, aunque para otros sea la peor pesadilla de sus vidas.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

02 mayo 2016

COPA DE ANDALUCIA 1962

image

          De pie; Olivero, Campanal, Valero, Idígoras, Manolito Pérez, Moya, Maguregui. Agachados; Santín y Bomba II.

La temporada 1961/62 en el Campeonato Nacional de Liga de Primera División terminó el 1 de abril de 1962, un mes antes de lo acostumbrado por la presencia de la Selección Española en el mundial que se celebraría dos meses después en Chile. El Sevilla terminó sexto y al quedar subcampeón de Copa se clasificó para la Recopa de Europa. El Betis por su parte terminó la Liga en noveno lugar.

Los dos equipos sevillanos se enfrentaron además en la Copa del Generalisimo en octavos de final los días 5 y 8 de abril con clasificación sevillista con manita incluida en Nervión. El Sevilla pasó a cuartos midiéndose al Tenerife los días 15 y 22 de abril, deshaciéndose del equipo isleño y presentándose en la semifinal a finales de junio frente al Valencia a quien derrotaría consiguiendo llegar a su quinta final en el Campeonato de España.

image

En el mes de marzo y para paliar la ausencia de fútbol por la celebración del Mundial la Federación Andaluza de Fútbol decide organizar un torneo que denominó Copa de Andalucía, que no debemos confundir con el Campeonato de Andalucía que enmarcado dentro de los llamados Campeonatos Regionales dilucidaba al representante (o representantes a partir de 1926) de cada región en el Campeonato Nacional (Copa del rey).

image

En un principio los equipos participantes serían; Córdoba, Granada, Málaga, Sevilla, Jaén, Cádiz, San Fernando y Recreativo de Huelva. El Betis se desmarca desde el inicio por una supuesta gira fuera de nuestras fronteras con la consiguiente imposibilidad de presentarse con su primer equipo a este torneo.

También el Málaga se retira antes del comienzo de la competición y en principio sería sustituido por el Atlético de Ceuta. “Alega el club de La Rosaleda, que por hallarse ligado a los compromisos de la Copa del Generalísimo y la promoción de ascenso a primera no podrá participar en el nuevo torneo” (ABC Sevilla 07.04.1962).

Tras la retirada del equipo malagueño el Granada hace lo propio, causando también baja, siendo ya innecesaria la presencia del equipo ceutí para cuadrar el calendario.

image

La excusa alegada por el Betis –gira europea- para no participar en la Copa de Andalucía seguía estando todavía en el aire tres semanas después. No tenían nada en firme sobre esa peregrina gira internacional. Pasados los días se verificó que sólo jugaron algunos partidos amistosos en Córdoba, Zafra, La Puebla del Rio o en Sevilla, como los que disputan frente al Ferrol o a un Recreativo de Huelva entrenado por Paco Antúnez y con Manolo Cardo en sus filas, y no es hasta el 3 de junio cuando juegan un amistoso en Portugal frente al Sporting Olhaenense, equipo de la pequeña localidad de Olhao, situada en el Algarve a pocos kilómetros de Ayamonte. Toda una gira europea.

image

El Sevilla F.C por su parte se presta sin condiciones a los “propósitos federativos de organizar un torneo regional con carácter oficial” a pesar de que para ello tuvo que cancelar “una excursión en Italia de cinco partidos a muy buen precio contratada” (Revista Serva/1962). La colaboración con la Federación Andaluza de Fútbol, una vez más, del equipo más laureado de la región se hizo palpable a pesar de que tras este torneo andaluz aun debía jugar las semifinales del Campeonato de España arriesgando a sus jugadores a posibles bajas por lesiones ya que la inclusión de los titulares era premisa expresa en el reglamento del torneo..

A falta de una jornada el Sevilla se proclamó virtual campeón del trofeo.

image

En el último partido frente al Recreativo el Sevilla y tras derrotar ampliamente al equipo onubense recibió los galardones del campeón.

image

Un premio económico para el triunfador y un bonito trofeo para las vitrinas, donde sigue, para orgullo de todo el sevillismo.

copa

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

28 abril 2016

VUELVEN LOS PARTIDOS IMPORTANTES

maxresdefault

Pasado el trámite del partido doméstico, el Sevilla FC vuelve a la competición frente a equipos con importancia en el panorama internacional.

Llega a semifinales de la UEL frente a un club ucraniano, el Shakhtar Donetsk. que está a estas alturas en la competición por derecho propio. Un equipo fuerte, recio, y lo más importante para ellos, sin la carga de partidos del Sevilla FC, pues acaba de salir del parón invernal. El Shakhtar, un equipo que está casi todos los años en Champions, ha sido igualmente campeón europeo en 2009, sabe competir en estas lides. Potente económicamente, pesca habitualmente en el mercado brasileño, fichando jugadores de gran calidad.

Se trata de un equipo ligeramente irregular y que hace goles con facilidad, aunque también los encaja cuando se va del partido. Sin desmerecer al delantero Oleksandr Gladky, y al brasileño Marlos, uno de sus jugadores con más proyección es Viktor Kovalenko, una perla de tan solo 20 años procedente de su cantera. A buen seguro que su técnico, el veterano Mircea Lucescu tendrá preparado un buen plan para frenar a los sevillistas.

El Sevilla FC, que como siempre piensa vender cara su piel, llega a la competición europea con la tercera semifinal consecutiva, nadie consiguió ese logro, con opciones para llegar a una nueva final. Un hito más para el equipo grande sevillano, que sigue batiendo récords. El club blanquirrojo vuelve a pasear una vez más el pabellón de la ciudad, no solo por Europa, sino por el mundo.

Según algunas publicaciones, los de Emery son ligeramente superiores a los de Lucescu, eso sí, no hay que perder de vista que el Sevilla es el único equipo de Europa que no ha logrado ganar ningún partido fuera de casa en las grandes ligas, algo que también fue un lastre en la Champions League, donde no consiguió puntuar fuera del Sánchez-Pizjuán, y que ha maquillado un poco en la Europa League con su empate a cero en Basilea y su victoria por 1-2 en Bilbao.

Aún así, es una temporada para enmarcar hasta el momento, en semifinales de Europa y en la final del Campeonato de España.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

Buscar en este blog

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM