18 mayo 2015

GOD SAVE THE QUEEN

El pasado domingo, durante el descanso del partido Sevilla FC – Almería, el Sr. Cónsul de Honor de Gran Bretaña, Joe Cooper, representante de Su Majestad la Reina de Inglaterra, Isabel II, recibió de manos del presidente del Sevilla FC un presente para la reina, que tuvo el detalle de enviarnos una misiva mostrando su interés por el nacimiento sevillista en 1890 y felicitándonos por nuestro aniversario.

image

Su Majestad fue informada, a partir de los descubrimientos de la British Library, que aquellos pioneros británicos (escoceses en realidad) interactuaron con los españoles de procedencia británica igualmente, para poner en marcha el Club de Football de Sevilla.

Los componentes del Área de Historia del Sevilla FC, estuvieron departiendo con el Sr. Cónsul honorario, que transmitió nuevamente sus felicitaciones en nombre de Su Majestad.

20150517121638

de Izda. a Dcha. Antonio Ramírez, Joe Cooper y Carlos Romero

 

20150518055823

Con el Presidente del Sevilla FC

03 mayo 2015

EL ÍDOLO CON PIES DE BARRO

El quinario que el sevillismo debió soportar durante décadas fue para enmarcarlo, y ello nos debe permitir enseñar a las generaciones posteriores cómo debe comportarse una afición.

De libro.

Tener en la acera de enfrente a un personaje como Manuel Ruiz de Lopera, conocido en la parroquia bética como “donmanué”, fue algo verdaderamente insufrible.

Las permanentes referencias despectivas de todo un presidente del Real Betis Balompié hacia el Sevilla FC, que además pasaba por las horas bajas más importantes de su historia, debido a los tejemanejes de unos dirigentes inoperantes y con intereses económicos muy presentes y evidentes, hacía mella en los cimientos del sevillismo, o al menos lo intentaba.

Es posible que en alguna ocasión algún dirigente o jugador sevillista se haya extralimitado en alguna de sus declaraciones hacia el  club republicano coronado por su majestad, pero si tirásemos de hemeroteca, las referencias de los dirigentes del equipo bético hacia el sevillista  ganarían por una goleada de las que hacen época.

Muchos recordarán los episodios de “la boutí y la tienda de los 20 duros”,  el de la “pensión saluita”, el de la “sábana pintarrajeá” en referencia al centenario sevillista, o bien el de las “asendías de los palasio y el lenguarón Monchi”, así como la petición de votación secreta en el proceso sobre los hechos del mal llamado descenso administrativo en 1995. Podríamos citar cientos de casos en los que el dirigente lenguaraz, (porque Donmanué no sabía que se dice así) se dirigía despectivamente hacia el sevillismo, animado y aplaudido permanentemente por los fieles de su parroquia, que eran prácticamente todos, por no decir el 100%.

¡Qué más quisierais tener un donmanué en el Sevilla!, nos repetían machaconamente los seguidores verdiblancos, mientras algunos adláteres como Blas Ballesteros, consejero bético y ex concejal del PSOE en en el Ayuntamiento de Sevilla, no se cortó un pelo al arremeter contra el Sevilla FC y su idiosincrasia.  En febrero de 2007, en  el hotel Villa de Bilbao, donde estaba concentrado el equipo bético, y en el transcurso de un acto, en el que estaban presentes, entre otros, el alcalde Bilbao y la presidenta del Athletic, Ballesteros, al elogiar la figura de Eusebio Ríos, comentó desde el atril:

«Ya hay que tener arte para debutar con el Betis con un 2-4 en la inauguración de «La Ramona», que por si ustedes no lo saben, es el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán»

Fue el mismísimo alcalde de Bilbao el que le pidió que se cortara un poco y demostrase una caballerosidad y saber estar que parece que desconocía. Imaginen por un momento que este señor, que exhibió de paso un auténtico analfabetismo histórico-futbolístico de su ciudad, porque fue el Real Jaén el equipo que inauguró el estadio sevillista,  es de los que llevaban la política municipal de una ciudad tan grande por su tradición como Sevilla.

O bien cuando el Ayuntamiento hispalense abrió un expediente para conocer la identidad de quiénes colocaron un escudo del Betis en la portada de Feria, dedicada al centenario del Sevilla en 2005, después de que el jefe del Área de Fiestas Mayores, Rafael Carretero, hoy  persona de dudosa reputación por sus supuestos tejemanejes municipales, y bético insigne como no podría ser de otra manera, así como el jefe del equipo técnico de Ferrovial -empresa que instaló la portada- Ramón Bullón, estuvieron presentes en el momento en que la insignia era colocada en el broche de San Fernando, que figuraba en la parte central de la estructura.

Antonio Burgos, bético de los de usar la historia como arma arrojadiza hasta que se lo impedimos,  gustaba de profundizar en la herida.

¿Pues no que dan como el descubrimiento del siglo que San Fernando era bético? ¿No que se sorprenden porque en la portada de la Feria esté San Fernando luciendo en su solapa el glorioso escudo de su Betis bueno? Como si ese pin se lo hubiera dado Serra Ferrer, cuando San Fernando es hace una jartá de tiempo más bético que el escudo que luce en los abanicos. Bético del sector histórico, de los que saben que el Betis es un patrimonio sentimental de Sevilla y no propiedad de nadie.

Es lo que tiene el no poder demostrar ser superiores históricamente en un terreno de juego, que produce en una afición con los años estas formas de acomplejamiento, en los que es necesario encontrar a culpables imaginarios, como aquellos gigantes quijotescos, compitiendo en escenarios que para nada tienen que ver con el fútbol. No les queda otra.

El sevillismo calló casi en todos los casos soportando estoicamente a estos personajes, que exhibieron una imagen irrisoria y vergonzosa de una ciudad analfabeta, y de una cutrez inmensa que parecía no tener fin.

Pero todo acabó como debía, con un presidente que revitalizó al Sevilla FC con unas raíces profundas, que acabó con el loperismo de la única forma en que el sevillismo podía hacerlo: a copazos europeos en la cara de lo más sagrado, es decir, en la de su dios.

Desde el 10 de mayo de 2006 este dios de verdina se convirtió en un ídolo con pies de barro. Donmanué pasaba a ser una anécdota de la que renegar en las vidas de sus criaturas, y como si de cientos de miles de Brutus se tratasen, apuñalaron a su Julio César particular, negando que jamás le reconociesen una sola loa, alabanza, o adoración, al bendito con la mano desgastada de besos que quisieron beatificar, un personaje que les hacía mirar al pajarito con una mano, (Sevilla FC) mientras supuestamente metía la otra en la caja.

Ni los compositores de pasodobles loperianos, ni las organizaciones de adoración a Donmanué, (que existieron) ni las suscripciones a miles para hacerle presidente perpetuo del Betis; ni tan siquiera esas votaciones de mayoría aplastante para que le estadio llevase su nombre, incluso la de la intención de iniciar un proceso de beatificación en vivo parece que jamás existieron. Un lapsus en la memoria, tanto individual como colectiva bética, cuestiones que jamás llegaron a ocurrir.

Y volvieron a lo que siempre fueron, es decir, a pasar  su habitual Calvario infinito, en el que siempre habitaron a la sombra del eterno Campeón andaluz, pues el periodo de donmanué no supuso más que un espejismo en el desierto más aterrador, y en el que albergaron la esperanza de haber sido en algún momento de la historia superiores en algún registro, como si de un mar inmenso de agua potable les apareciese antes sus ojos, en los arenales infinitos de ese desierto abrasador.

En el pecado llevan la penitencia.

Pero no fue un caso único, anteriormente nos encontramos a otros presidentes  y personajes cuyos comportamientos no dejaban nada que desear al de donmanué.

Así recordamos los casos del presidente a principios de los años 20, como fue el Sr. Bajuelo, que bajo diversos seudónimos lanzaba auténticas pestes en la prensa sobre el Sevilla FC, flanqueado por otros béticos de postín como fueron Olmedo y José Luis Herrera, periodista de cabecera del Betis el primero, y vicepresidente bético el segundo.

También otros odiadores de lo blanquirrojo, como fue el Sr. Alarcón de la Lastra, que salió en alguna ocasión ciertamente calentito del estadio de la Avenida de la Reina Victoria por sus intentos de golpes bajos, o bien el mismísimo Sánchez Mejías, que para poder ganarse al beticismo arremetió contra el equipo blanquirrojo, cuestión esta que le costó la expulsión del Sevilla FC, pues era sevillista.

O bien aquel presidente al que ellos mismos apodaron “el cuchara”, que ejerció de chivato en un partido del Sevilla FC que ni le iba ni le venía, episodio que pueden ver aquí.

Igualmente podríamos encontrar en la hemeroteca a decenas de jugadores béticos, que llegaron pensando que la forma de ganarse a su afición era arremetiendo contra el rival, afición que agradeció el gesto, y así nos encontramos hoy mismo a personajes de la acera contraria con este tipo de manifestaciones, sin darse cuenta dónde están, o quizás sí, dando su versión de la catadura moral que suelen gastar.

Así nos encontramos al Sr. Maciá, que si bien procede precisamente del equipo al que nos enfrentaremos en la Europa Liga en los próximos días, ahora pertenece al club rival y debe guardar un cierto recato que la caballerosidad entre aficiones vecinas requiere.

image

Por cierto, Sánchez-Pizjuán es con el guioncito entre ambas palabras, pues juntas conforman un apellido compuesto: ‘Ramón Sánchez-Pizjuán y Muñoz’.

Y así mismo, un jugador que tampoco parece que se fue de donde vino, pero que en realidad está aquí, no sabemos si a su pesar, nos viene con un titular muy parecido.

image

Y por fin leemos unas declaraciones de su máximo mandatario en respuesta a los deseos del presidente sevillista en las que deseaba que el Betis subiese, pero igualmente para meterles 23 goles a cero. El presidente bético respondió que igualmente él quería que su equipo nos metiese 24.

image

Pero querida criatura, ¿no te das cuenta que el presidente Castro se refería a un gol más que la goleada histórica que os metimos en 1918 de 22 goles? Esa a la que ustedes podrán achacar cuantas veces quieran si fue de una forma u otra, pero que quedará para la posteridad como una de las mayores goleadas históricas del fútbol andaluz, por ser en una competición oficial.

Usted, Sr. Ollero, (sabiendo que bromeaba igualmente) solo pueden aspirar a meter un gol más de la cifra más alta de goles que han conseguido meternos, es decir cuatro. Si eso es soñar para ustedes, imaginen meternos 24 goles.

18 abril 2015

UN OBÚS DE CONFETI

El dicho era ‘desvestir a un santo para vestir a otro’, o lo que es lo mismo, intentan tapar una mentira dejando al descubierto otra que guardaban celosamente.

No sé si conocerán ustedes el episodio de historias para no dormir, del bombazo en la secretaría bética de la calle Bilbao perpetrado en 1936 por los “fascistas-sevillistas” con un obús, pues la Guerra Civil se inició, nada más y nada menos que entre los béticos, representantes de los obreros y de los pobres, y los sevillistas, esos señoritos que querían acabar con el Betis.  Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, en cualquier caso pueden ver ese episodio pormenorizadamente y con todos sus detalles aquí.

Y ahora nos vienen con una historieta más de las suyas, otra más, en la que intentan demostrar a la desesperada, que no todos sus jugadores y directivos béticos estuvieron en el bando nacional como así se ha demostrado, algo muy contrario a los cuentos victimistas de equipo republicano, eso sí, coronado por su majestad, una ambivalencia antagónica que les ha servido tanto para un roto como para un descosido, como suele decirse.

El caso es que nos hablan de Serafín Aedo, un jugador de aquellos vascos que les ayudaron a ganar la Liga, pieza sobre la que intentan demostrar que nunca se fue del Betis, en un club que justo antes de la Guerra Civil –precisamente- estaba prácticamente desahuciado, con unas deudas enormes a proveedores, habiendo vendido a casi todos sus jugadores emblemáticos, y con una crisis social verdaderamente espeluznante, donde la mitad de sus socios abandonan el club para no tener que afrontar una subida del precio del abono.

A esto que llegó la guerra justamente en ese momento, y tras la misma el Betis aparece sin deudas, con un campo completamente remozado, con jugadores nuevos, y como si nada hubiese pasado. Es por eso que decimos que la Guerra, no solo no destruyó al Betis, sino que le salvó, pues nadie sabe de dónde salió el dinero para remozar el estadio, ni quién pagó las deudas, ni siquiera de dónde salió el dinero para comprar jugadores nuevos, pues como ellos mismos reconocen, el Betis casi dejó de existir durante la guerra y por ende no tendría ni siquiera una estructura mínima para mantener socios. Bueno, en realidad sí sabemos de dónde salió el remozamiento del estadio, quién pagó las deudas, y los nuevos jugadores, como es normal de un equipo militar vencedor en la guerra, pues para eso fueron los que la ganaron, ¿verdad?

Volviendo a Aedo, decir que aunque fuese cierto que no se fue del Betis, no podría demostrar por sí mismo que prácticamente todos los directivos béticos, así como los jugadores en activo en julio de 1936, participasen en los combates del bando nacional, e igualmente muchos de ellos fuesen artífices del golpe en Sevilla, que prácticamente inició la guerra en España, y participar posteriormente en la cruel represión.

Nos muestran, dentro de un cutre copia/pega de otra web de hace dos años, (ellos son así) lo que parece es un formulario de inscripción de la Federación Española de Fútbol para la temporada 1936/37 y nos dicen lo siguiente.

image

A no ser que tengan “un papel pegado detrás”, nosotros no leemos “Betis Balompié” por ningún sitio, no sé si ustedes lo ven, pero leyéndoles y viendo lo que nos muestran nos vienen tantas cosas a la cabeza…

Por un lado nos preguntamos qué hacen estas cosas en manos particulares, máxime teniendo en cuenta, tal y como comentamos anteriormente,  que una bomba destruyó la secretaría bética en la calle Bilbao. Ya saben, esos malos sevillistas que se dedicaron a perseguir béticos durante la Guerra Civil, permítannos la ironía, episodio en el que nos cuentan que se perdió toda la documentación debido a ese bombardeo, incluso que perdieron los papeles del nacimiento del Betis en 1907. Un papel –el del formulario de inscripción- sin un solo rasguño y perfectamente conservado como si fuese de ayer mismo, no tiene signo alguno de haber sufrido un bombardeo.

Pero la bomba fue muy certera, apuntaba directamente al papel del nacimiento del Betis en 1907, los sevillistas somos así, donde ponemos el ojo les metemos el gol. O bien que la sede bética fue bombardeada con un cañón de confeti.

image

Pero miren, nosotros no somos de aferrarnos mucho a la literalidad como estos personajes. Tampoco entraremos a decir como ellos, cuando no pueden rebatir un documento y les estorba en sus pseudoteorías, diciendo que es falso. Pensamos que es verdadero, la prueba se basa en que como el documento está en manos de un señor bético, esta debe ser necesariamente del Betis.

Vale. Pillado con pinzas, pero nos lo creemos.

Pero esta excepción no hace más que confirmar la regla. Necesitan indagar hasta límites que rozan casi lo inverosímil para poder rebatir lo que es evidente, y esto es que el Betis nunca fue un equipo republicano y del pueblo como nos contaron, sino todo lo contrario. Esta es la máxima evidencia a la que pueden aspirar para poder siquiera rebatir ínfimamente la aplastante realidad, por lo que les agradecemos su confirmación. Y después dicen que el objetivo es denostar su historia.

Aedo quedó en libertad porque acabó contrato en junio y por tanto sí que se fue del Betis. Otra cosa distinta es que estuviesen en conversaciones para poner en marcha un contrato nuevo, pero imaginen la situación por un momento en el que el FC Barcelona quiere completar el trío defensivo que ganó la Liga en 1935, tras fichar a Areso y Urquiaga con O’Connell de entrenador ¿Creen ustedes realmente que Aeso se hubiese ido al Betis nuevamente? Quizás utilizar al equipo verdiblanco como pieza dentro de la negociación es más creíble. Pero eso es algo que nunca sabremos, es una hipótesis, la guerra sí que mermó al FC Barcelona realmente, al Betis tan solo le rozó, y fue uno de los clubes españoles que más jugadores conservó tras la contienda.

Félix Martialay y Bernardo de Salazar –nadie dudará de estos grandes monstruos de la historia futbolística nacional- investigaron bien el tema profundizando en los victimismos endémicos del segundo equipo de la ciudad del Guadalquivir, una característica identificativa que solo pudo ser forjada a jierro a la sombra del Eterno Campeón de Andalucía.

Por otro lado, ¿cuándo se van a enterar que a nosotros nos da exactamente igual que digan que fuimos el equipo de los fascistas y de los señoritos, aunque fuese mentira, si de todas formas lo hemos sido en su boca durante décadas?

No se enteran.

Y con estos mimbres estos personajes pretenden contarle la historia a los béticos.

Están apañados.

13 abril 2015

MÁS DE 100 AÑOS DESPUÉS… JOHNSTON

Esta pasada semana hemos tenido la fortuna de recibir en nuestra ciudad una visita muy especial para el Sevillismo y la historia de nuestra entidad. Más de cien años después del retorno de Edward Farquharson Johnston, primer presidente del Sevilla FC, a tierras británicas, sus descendientes, Thomas y Victoria Johnston, se desplazaban a Sevilla para conocer de primera mano la capital de Andalucía y el club que fundara su antepasado hace ya 125 años, una visita íntima tal y como deseaban.

image

Victoria Johnston es una excelente genealogista que lleva años investigando la historia familiar. Gracias a ella, el Área de Historia del Sevilla FC ha podido tener acceso una ingente cantidad de datos y documentos inéditos sobre la familia Johnston y el propio EF Johnston (fotografías, diarios, correspondencia personal…). También gracias a ella, hemos tenido la oportunidad de establecer contactos relacionados con diferentes instituciones y personas que, de alguna manera, jugaron un importante papel en aquella Sevilla decimonónica y en la fundación de nuestro club.

Acompañados siempre por algún miembro del Área de Historia, los Johnston visitaron las zonas y monumentos más emblemáticos de nuestra ciudad. Pero, si había una visita obligada que no podía faltar, ésa era la que realizaron a la casa donde viviera Edward Johnston, en la céntrica calle Guzmán el Bueno. Allí, fueron recibidos por su actual propietario, quien amablemente les mostró la vivienda y les relató la historia de la misma, de la que el propio Johnston había sido protagonista, tal y como reflejaban los documentos que se custodian en el archivo familiar aquí en Sevilla.

image

El pasado sábado, al igual que ya ocurriera hace un par de años cuando nos visitó Valerie White, descendiente de Isaías White, el Sevilla FC, una vez más, fiel en a su compromiso con la historia de la entidad, invitó a Thomas y Victoria Johnston a presenciar el encuentro frente al FC Barcelona en la zona noble de nuestro estadio. Al igual que ya hiciera, hace dos semanas, el presidente de la Federación Española de Fútbol, antes del encuentro, los Johnston visitaron la exposición recientemente inaugurada “1890. Los Orígenes del Sevilla FC”. Allí, disfrutaron del destacado papel que juega la presencia de Edward F. Johnston, ante quien no dudaron en fotografiarse. Recorrieron la exposición mostrando un gran interés e interesándose por cada rincón de la misma. Posteriormente, camino del antepalco, visitaron la zona que da acceso al mismo, donde –entre otros objetos – pudieron contemplar los máximos trofeos obtenidos por el club, la maqueta del Campo del Mercantil o la placa conmemorativa del primer partido celebrado en suelo español y ganado por el Sevilla FC aquel 8 de marzo de 1890.

Ya en el descanso del partido, el propio presidente de la entidad, José Castro, departió con ellos y quiso agradecerles, en primera persona y en nombre del club, toda la ayuda prestada y la documentación facilitada al Sevilla FC y su Área de Historia.

06 abril 2015

LAS TABLAS BOLCHEVIQUES

image

Cuentan las crónicas que se trasladaron a unos terrenos en la avenida de la Palmera, llamada por aquellos años avenida de la Reina Victoria, propiedad de la marquesa de Esquivel, tras pedir infructuoso auxilio a las autoridades locales, y después de un fatigoso verano buscando solares apropiados. Mientras otros encontraban acomodo en terrenos de propiedad municipal, los sevillistas sacaban obligaciones para pagar el alquiler mensual y la adecuación del campo. Se reutilizaron las viejas tablas teñidas de rojo del campo del Mercantil y se levantó una pequeña grada de madera, una caseta a modo de vestuario y un ambigú. Corría el año de 1918. Tres años más tarde se remozó instalándose nuevas gradas e incluso se pusieron unas duchas, pocas, para los jugadores y un botiquín para el facultativo.

image

El presente encabezado de crónica alude a un partido disputado entre el Sevilla F.C. propietario del terreno, y el Nacional F.C., el tercer equipo de la ciudad durante un puñado de años y que estrenaría campo en Nervión allá por 1922.

La crónica aparece en el diario La Unión y está escrita por Gil Gómez Bajuelo, (Gilito para sus amigos) que durante un breve espacio de tiempo escribió con el pseudónimo de "Dribling" inmediatamente después de ser elegido como representante de la prensa en la Federación Regional Sur bajo el mandato de Carlos Alarcón de la Lastra, a la sazón presidente del Real Betis Balompié. La Unión era un diario tradicionalista y Gómez Bajuelo (que también adoptó el nombre de Discóbolo) encajaba como un guante en sus ideas y en su línea editorial.

¿Y a cuento de qué venía tildar de “bolcheviques” a las instalaciones del sevillano club decano, y por ende, a su titular, el Sevilla F.C.?

Los más inocentes podrán interpretar que simplemente se trataba de un recurso original con el que se pretendía aludir al color de las referidas tablas, y nada más.

A nosotros, sin embargo no nos gusta efectuar análisis simplistas sacando las cosas de contexto, preferimos plantearnos varias hipótesis de trabajo y desarrollarlas, partiendo en este caso de una premisa clara, Bajuelo (siempre hemos pensado en lo ilustrativo de su apellido, tanto en lo físico como en lo moral), personaje de marcado y escasamente disimulado antisevillismo, era un genio del lenguaje y la propaganda.

Debemos recordar que, entre sus invenciones, se encuentra la del carné que nunca vio nadie, “amorosamente” encontrado entre las páginas amarillentas de un libro, y en el que se podía leer con letras doradas “Sevilla Balompié” en enero de 1908, es decir, ocho meses antes de que se fundara su supuesto antecesor, “España Balompié” en el mes de agosto, y de que Mariano de Cavia, en el mismo mes y año, inventase la palabra balompié. Esa es la prueba que data la antigüedad bética en 1907, un dato más falso que el Rey Miguel que los “estudiosos” investigadores béticos se resisten a desmentir, con lo bien que ellos dominan esta materia.

Así pues, lo de llamar campo de "las tablas bolcheviques" al terreno sevillista tiene connotaciones ideológicas. No puede aceptarse como simple broma, la carga de profundidad de Discóbolo al usar el término es muy significativa.

En la España de 1922 la expresión “bolchevique” iba más allá que la simple denominación del grupo político encabezado por Lenin. Lo bolchevique era casi sinónimo de diablo con cuernos y rabo. ¡Se comían a los niños asados! decían los periódicos.

image

La investigadora Almudena Delgado nos informa:

 “Por otra parte, el calificativo de «bolchevique» establecía el nexo entre el movimiento español y la ola revolucionaria que sacudió a Europa al final de la Primera Guerra Mundial, tras el triunfo de la revolución rusa en 1917. Según esta interpretación el caso español sería pues un objetivo más del vasto proyecto del proletariado de implantar la revolución a escala internacional, y el golpe militar de septiembre de 1923 la respuesta defensiva de las clases dominantes españolas al peligro revolucionario. Pero se trataría únicamente de un aplazamiento momentáneo, ya que en 1931 se produciría el triunfo de la revolución”.

¿Cuáles eran las verdaderas pretensiones del autor de un alias tan proleninista? ¿Era casual que mientras usaba tal expresión en Rusia morían un millón de personas por una terrible hambruna y que achacaban en parte a sus gobernantes?

Este tipo de señalamientos, de etiquetados públicos, quedan en el ambiente, se perpetúan en la memoria de los maledicentes, estigmatizan.

Señalar públicamente al Sevilla F.C. con el de la “tablas Bolcheviques” era toda una declaración de intenciones, era trazar la línea que separaba y aclaraba en qué parte de las dos Españas estaba cada uno.

Como ya abordamos en otra ocasión, otras cuestiones pasaban por los terrenos de juego. Así nos encontramos a un Real Betis Balompié con un alquiler a bajo coste que debía aportar al mantenimiento y alquiler del estadio cedido por el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, el Patronato Obrero, por el que pagaba 500 pesetas anuales, una auténtica ganga. El tiempo sucedido entre 1918 y 1924, es un período muy delicado en la Historia del Real Betis.  Según Gil Gómez Bajuelo: "Los jugadores tenían por cielo el techo del Patronato"...."las tablas se venían al suelo cuando llovía o hacia fuerte viento", es decir, estaban en la más absoluta ruina.

Sin embargo, a partir de 1924, bajo el mandato del Capitán del Regimiento Soria, Ramón Navarro Cáceres, la entidad empezará a despegar.

Y de la noche a la mañana…

En el anuncio publicado el 5 de septiembre de 1924 por el Correo de Andalucía, se dice textualmente:

“Hace varios días comenzaron las importantes reformas que el Real Betis Balompié tiene proyectadas para su Campo de Sport del Patronato, que consistirán, según dos dicen elementos del Club bien informados, en circundar el Campo con vallas de material e instalar tribunas y gradas de madera”.

¿Quién y cómo se pagó eso si estaban en la ruina?

Transcurridos 15 días al anuncio anterior, el 20 de septiembre de 1924, El Correo de Andalucía informa en su sección de deportes:

“El R.Betis Balompié da los últimos toques a su amplio y hermoso Campo. Dicho campo, operará tal metamorfosis, que de la nada –porque aquello daba pena de verlo- quedará transformado en uno de los mejores de España, haciéndose con tal solidez las obras, bajo la dirección de hombres expertos, que no habrá temor a temporales ni a nada”.

¿Quiénes eran los hombres expertos que hacen las obras? ¿Pusieron quizá a todos en el cuartel, mano de obra y materiales incluidos, al servicio del club del Patronato?

En marzo de 1924 el Betis elige nueva junta directiva, repleta de militares de los tiempos fundacionales y todos ya con estrellas en la bocamanga. Recordemos el giro que da la entidad con importantes reformas en el campo. De la noche a la mañana y sin un duro dan alas al club.

Curiosamente unos meses antes, en septiembre de 1923 un tal Primo de Rivera, D. Miguel, da un golpe de estado e implanta una dictadura militar. ¿Casualidad? No podemos hacer juicios de valor pero sí reflejar el dato para conocer el contexto social y político español en aquellos años.

image

Pero hay más. ¿Cómo se definía la ideología bolchevique entonces? ¿Cuáles eran sus valores? ¿Qué propugnaban?

Ante todo suponía amplitud de miras, aire fresco, discrepancia, pluralidad, ruptura con el orden establecido y, en cierta manera, modernidad. Siguiendo con la investigadora Almudena Delgado, comprobamos que el bolchevismo en España, y en Andalucía y Sevilla en particular, al hilo de los conflictos sobre la tierra, el latifundismo, las rentas abusivas, el hambre y la miseria de los jornaleros, plantea en la prensa del momento dos grandes bloques de pensamiento, el de quienes defienden el inmovilismo de un régimen oligárquico que apenas ha evolucionado desde lo medieval, basado en una tupida red caciquil, frente a quienes quieren romper con dicho régimen, y otear nuevos horizontes, seducidos por los avances que se producen en el extranjero, para sacar a España de su agujero negro.

Ya nos hemos referido en otras ocasiones al núcleo ideológico que da origen tanto al Sevilla F.C. como al Sevilla Balompié. Mientras el primero es tributario de su genética anglosajona, y cobija principalmente a jóvenes que se dedican a profesiones liberales (agentes, abogados, médicos, comerciantes, etc.), el segundo surge como vehículo del fervor patriótico de unos chavales que mayoritariamente proceden y pretenden integrarse en la vida militar, y que aborrecen precisamente lo que sus rivales representan. Tal vez más allá del simple color de las tablas del campo, ese “rojo” desprendía un tufillo desagradable para Bajuelo que sobrepasaba los límites de lo meramente futbolístico. Es como si aquello de “todos los hombres de cualquier condición social, ideas políticas y religiosas tendrán aquí cabida” (José Luis Gallegos, 1905), o aquello otro de en el seno de nuestra sociedad de “sport” caben por igual el pobre y el rico, hasta nuestra afición es reflejo de nuestra Sociedad de “sport”, pues en nuestro campo se codean personas de todas las clases sociales” (José Mª. Miró Trepat, 1913) a Bajuelo le sentara como un tiro.

Estas identidades de clubs, pese a que la pluralidad de sus miembros siempre puede dar ocasión para las excepciones, se mantuvo durante muchísimo tiempo, y es más, puede decirse que aún perdura en nuestros días. Ciertamente en determinados momentos de la historia, ha podido parecer lo contrario, pero basta recurrir al contexto para ayudar a comprender ciertos actos y su verdadero propósito.

Muchas veces, cuando tratamos de hacer ver lo que no es, de ocultar algo, demostrar lo que no somos o lo que no hemos hecho, nos esforzamos por enfatizar cosas que señalen lo contrario, de modo que creemos que así, nadie advertirá lo que tratamos de ocultar. Ejemplo fácil, el marido que nunca ha tenido detalles cariñosos con su mujer, empieza a engañarla, y cuando regresa a casa de estar con la amante se presenta con un ramo de flores diciéndole a su mujer que la quiere mucho. Aquí es cuando la señora se mosquea de verdad.

Este tipo de actos de énfasis que de pronto hacemos (y nunca habíamos hecho antes) es lo que hace sospechar que en realidad, se es o se hace lo contrario de lo que uno se afana en demostrar. Queremos demostrar que no somos traidores o buscamos la redención por el arrepentimiento.

A las víctimas de la Inquisición se les pedían pruebas de fe, confesiones, demostraciones evidentes (e imposibles).

A los rebeldes de la guerra civil que consiguieron sobrevivir se les depuraba, y se les hacía pasar por demostraciones públicas que acreditasen su adhesión al régimen, para limpiar su imagen (les pasó a muchos deportistas, sin ir más lejos, al gran Guillermo Campanal).

Las persecuciones de los Reyes Católicos dieron lugar a conversos (falsos conversos) que en el fondo buscaban sobrevivir y no tener que verse expulsados del lugar donde siempre habían vivido.

Ciertas cosas que pasaron en el Sevilla F.C., sobre todo a raíz del alzamiento del 36, más allá de lo que pudieran aparentar (el pajarito que enseña el fotógrafo y que los más simples se tragan), nos hacen pensar que quizás fueran gestos hechos desde un club conocido desde siempre por su escasa cercanía (por no decir, abierta oposición) a los móviles perseguidos por las autoridades de los nuevos tiempos que se instauraron tras la guerra, y que el verdadero y real objetivo era adaptarse a la nueva situación, y evitar o minimizar represalias.

En el segundo club de la ciudad en orden nacimiento (como en todo) no hacía falta, en el círculo donde importaba se conocía a la perfección su pedigrí, y quién era quién.

Pero el currículo ideológico sevillista era otro, y también se sabía, el club de las tablas “bolcheviques” necesitaba gestos que no levantaran sospechas de su adaptación al nuevo régimen, de su inquebrantable adhesión, sencillamente porque necesitaba sobrevivir.

Citamos algunos ejemplos:

-La publicación en prensa de una esquela con los caídos sevillistas (del bando nacional, claro).

-Los partidos organizados durante la guerra civil en beneficio del bando nacional.

-El artículo de Olmedo de los obreros, artesanos, etc., un artículo que llama la atención porque el autor, que ya sabemos quién era, parece sorprenderse con el comportamiento del club blanco, elevándolo a propaganda del régimen.

-La renuncia a recuperar a Guillermo Eizaguirre, soldado con la legión, cuando federativamente le correspondía jugar con el Sevilla y se le necesitaba.

-El cambio en la presidencia del Sevilla FC, con la salida de Ramón Sánchez-Pizjuán y la aparición del Marqués del Contadero, figura afín al régimen, que ya había sido presidente del Betis y sería luego Alcalde franquista de Sevilla, alguien que reunía los requisitos necesarios a satisfacción del gobierno para ser la cabeza visible del club.

-La organización del partido amistoso contra Portugal de 1939 y la celebración en Sevilla del partido contra la Francia ocupada en Nervión en el 42 o 43.

Cosas como éstas y cuatro chorradas más que desde la acera de enfrente siempre se tiran a la cara del Sevilla FC y sus aficionados para decir que fuimos el equipo del régimen quizás pudieron deberse a un esfuerzo o exceso de celo, a una sobreactuación sevillista para demostrar públicamente que no éramos lo que siempre habíamos sido, el equipo titular del campo de las tablas “bolcheviques”, sino un club redimido temeroso de las represalias. Sacrificios de pensamiento o ideas en pos de un bien superior, el propio Sevilla FC.

-------o0o0o0o-------

*ALMUDENA DELGADO LARIOS ¿Problema agrario andaluz o cuestión nacional? El mito del Trienio Bolchevique en Andalucía (1918- 1920)

 

PD.- Gracias a Pepe Melero (@JMelero1) por su colaboración.

 

.

02 abril 2015

EL ASTRONAUTA Y EL BOTICARIO

Luis García Berlanga era un hombre sabio, sabía cómo describir a la perfección a esos personajes de la España profunda a través del cine. Los roles de las figuras que aparecen en la película Bienvenido Mister Marshall son proyectados con maestría, y no solo sus roles, sino las características más recónditas de la psiquis, y sus complejos. Una escena de la película nos viene a la memoria:

Se reúnen las fuerzas vivas del pueblo para ver qué hacen para recibir a los americanos. El boticario, muy científico él, explica que con la fuente del pueblo, si se le ponen unas bombillas de doble filamento lumínico, y con la reverberación de la luz sobre cuerpos no transparentes el chorrito saldrá de colores. El alcalde contesta; los americanos vendrán de día y el chorrito de colores no se verá ...so tonto.

Efectivamente, una escena que nos sirve para describir a la perfección al personaje. El boticario es un tipo que parece que tiene algo que decir, al que todos en primera instancia escuchan, pero la parida es de tal dimensión, que todos lo defenestran hasta tal punto, que ni siquiera le dejan el derecho a réplica, y debe callarse per saecula saeculorum.

¡Usted no cree nada, queda descartado lo del chorrito por unanimidad!, le espetan.

El “chorrito” es una “chorrada” figuradamente, aunque personaje secundario, el boticario es útil a todas luces para el pueblo, pero tiene menos fondo que una lata de anchoas.

Y respetando la profesión, en algunos sitios tienen su boticario útil, ¿qué harían en Villar del Río sin su boticario útil?, y nosotros, como no podría ser otra manera, tenemos el nuestro con sus chorradas incluidas.

El investigador bético  conocido por el pseudónimo de Beticista,  nos dejó un día una "perla". La joya en cuestión es para enmarcarla sobre todo por venir de quien viene, un señor al que respetábamos por su labor investigadora, aunque algunos de sus visionados de la historia –como el visionario boticario de Villar del Río- son para darle de comer aparte. Hoy ejerce como “chico malote”, incluso como ultra violento a tenor de algunas de sus afirmaciones, que con mucha dificultad pasarían a través del filtro de antiviolencia, y después es de los que se posicionan pensando que huyen del insulto hacia lo ajeno, demostrando caballerosidad. Además se lo creen. Pero nosotros lo comprendemos, es mucho lo que ha tenido que sufrir.

Pues bien, dicha perla estaba basada en la escena de una película de Toni Leblanc, en la que se veía la caricatura de un astronauta que no pasaba de Almería, refiriéndose como símil al recorrido que tendría lo de 1890, pero eso es solo porque siempre cree el ladrón que todos son de su condición.

De Almería no pasaron ellos en el Campeonato de España, una proyección del subconsciente que siempre quieren plasmar en su eterno rival, el eterno Campeón de Andalucía, más que les pese. Creen que todos los clubes son como la chapuza propia, o como la chapuza de su grupo historiadores.

1890 es una realidad que se materializará pronto definitivamente dando los pasos de libro que debíamos dar. Unos pasos que ni en la peor de sus pesadillas se imaginaban tener que visualizar. Unos pasos que han visto pasar por delante de sus ojos, con la impotencia única que solo pueden experimentar los mismos de siempre en esta ciudad, y que ha terminado con el reconocimiento del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, como broche de oro.

Recordamos aquel documento que enviaron a los periodistas amenazándoles y coartándoles, profesionales que van comprobando cómo todo el contenido va quedando a la altura de un pepino poco a poco. Hicieron bien en no darle bolo y no hacerles ni puñetero caso.

Pasamos de Almería, personaje de la España profunda, los que no pasasteis de ni de Huelva en la vida fuisteis vosotros, y algunos se quedaron allí. Nos queda llegar a la luna, que está justo aquí al lado, y siempre terminamos echándote alguna arcatufa, querida criatura, a ti y a tus amigos.

¡Usted no cree nada, quedan descartadas sus chorradas por unanimidad!

¿Nos ves?, seguimos aquí arriba.

astronaut-in-space

28 marzo 2015

VIERNES DE DOLORES

Decidimos que determinadas cuestiones solo las íbamos a comentar con hechos.

Hay cuestiones que solo merecen que se respondan con esos hechos, y esta es una de ellas, como habrá otras en el futuro.

En esa penosa costumbre que tienen desde que nacieron, que no es otra que mentir sobre temas históricos, el amigo de Huelva –sí, ese que siempre está escondido- les dijo que en la Federación, Villar se había negado en rotundo a concedernos la fundación en 1890. Por lo tanto que nos había dado calabazas, y que no teníamos nada que hacer.

Y se lo creyeron, como muchas de las cosas que creen a pie juntillas del manipulador onubense con múltiples nombres y nicks en Internet, foros béticos y Redes Sociales. Les dice que miren al pajarito y ellos, claro, miran. No saben que por su condición de sevillanos son objeto del odio del ínclito choquero a rabiar, pero su antisevillismo está por encima y hace de tripas corazón.

Hoy les contaremos el proceso seguido con la RFEF, el que sucedió realmente, y cómo terminó.

El Área de Historia del Sevilla FC supo desde el primer momento qué función tuvo y tiene la RFEF en cuestiones de la fundación de sus asociados. Esta es, tal y como afirmamos contundentemente, nula. Es decir, estatutariamente la Real Federación Española de Fútbol no puede decidir, ni tan siquiera opinar, sobre si un club nació en una determinada fecha o no. El hecho de que durante años realizase un anuario donde se reflejaba la fecha de los clubes, dio pie a algunos a pensar que la RFEF repartía certificados de nacimiento, pero no es así.

Sin embargo el Área de Historia decidió que había que dar ese paso, concretamente reunirse con el historiador federativo, y mostrarle las pruebas sobre el nacimiento sevillista. Se sabía que no era posible un reconocimiento, pero querían dar al presidente de la Federación una versión de los hechos cuyas conclusiones de mano de su propio historiador debía conocer, solo por ser el presidente de la asociación de todos los clubes, y por ende del Sevilla FC. Hubo dos reuniones, una en Sevilla y otra en Madrid. La primera para exponer los documentos, y la segunda para aclarar todas las dudas que, tras un primer estudio del historiador, albergase.

Como era de esperar los personajes que sabemos coaccionaron y amedrentaron a prácticamente todos los trabajadores de la Federación porque a ellos se les ha metido en la cabeza que no quieren que seamos de 1890. Muchas de estas personas, al igual que a los periodistas a los que martillean habitualmente, se molestaron porque no tienen nada que ver con la Historia. Incluso machacaron al historiador federativo, pero ello nos daba un plus porque presentaban una versión contrapuesta (primitiva, tosca y llena de contradicciones como es conocido por muchos con los que hemos comentado estas cuestiones) que más que ir en contra, nos ayudó.

Esto último no es un dicho al uso, pueden comprobar los resultados.

Por ello el dictamen fue positivo, algo que el presidente de la RFEF conoció de primera mano y de su propio historiador. Un paso más en el complejo, pero autoimpuesto proceso de anuncio final sobre 1890, que sigue dando los pasos establecidos.

Estos días se ha culminado en un acto sobre aquello que el presidente de la RFEF conoció, visitando la exposición sobre 1890 y recibiendo nuestro documento fundacional para su museo. Que si bien no otorga el acta de nacimiento, sí que apuntala y fortalece lo que ya es inevitable e imparable, se pongan como se pongan. Si su propio historiador no hubiese dado ese informe positivo, Villar no habría visitado la exposición permanente sobre 1890, ni daría su apoyo moral a esta cuestión, ni recibiría el Dundee Courier en su museo, como así lo ha hecho.

Nada de calabazas. Nada de negativas federativas. Hoy demostramos nuevamente que han mentido vilmente.

image

Alfonso del Castillo

image

Juan Antonio Zancarrón

image

Un chavalín de 15 años

 

image

Sí, José María, ya te lo hemos contado ¿ves? Por cierto, el Decano es el Real Club Recreativo de Huelva, aunque algunos de sus aficionados propios denigren su buen nombre, y tú mientas vilmente como haces siempre.

 

image

El tabloide. Ellos se lo guisan, ellos se lo comen. No ganan para disgustos. Utopías, pueblo judío, Moisés… montan un circo y les crecen los enanos.

image

El chico de Huelva cambiando de disfraz, aseguró llamar a la RFEF. Ya sabían quién era el que llamaba, le conocen bien, y se lo quitaron de en medio de un plumazo.

image

En fin, para cerrar estulticias y otras hierbas.

 

 

Y nosotros no podemos más que hacer lo que debemos, y esto es reír ante tanta majadería junta.

 

image

 

 

Viernes de Dolores. Cristales en el estómago. Una vez más tienen que hocicar ante lo evidente. Pronto hablaremos de astronautas.

 

.

27 marzo 2015

VILLAR, LA RFEF, Y EL “SEVILLA FC SINCE 1890”

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol ha recibido del presidente sevillista, un ejemplar facsímil del Dundee Courier de 17 de marzo de 1890, en el que se refleja la fundación del Sevilla FC, para el museo de la Federación.

 

 

Ha sido un acto sencillo, en el que Ángel María Villar, que ha estado muy interesado en todos los detalles y pormenores de la línea de tiempo histórica, nos ha felicitado por el trabajo realizado y está encantado de tener para el museo federativo este hecho del pasado del fútbol y de sus inicios  en España.

image

25 marzo 2015

ADÁN Y EVA

Domingo, 25 de julio de 1982.

Rafael Peralta acaba de torear en la plaza de La Línea de la Concepción. Tras la faena, se dirige a Punta Umbría, donde veranea junto a su familia. Al no existir una buena vía que comunique directamente las provincias de Cádiz y Huelva, se ve obligado a pasar previamente por la capital de Andalucía, Sevilla, para -desde allí- poner rumbo definitivamente a la costa onubense.

Alrededor de las cuatro de la madrugada, cerca del conocido cruce de La Bota, observa unas luces intermitentes sobre la arena de la playa. Pensando que podía tratarse de un accidente, Rafael decide disminuir la velocidad hasta detenerse totalmente a escasos metros de aquellas luces. Tras bajar del coche se dirige hacia el lugar, pero a medida que se va acercando, el estupor crece en su interior, lo que le hace detener sus pasos a medio camino.

Frente a él, a la derecha del objeto que desprendía aquellas extrañas luces, descubre un individuo de aspecto humanoide y altísimo, que parecía no tener brazos. Su cabeza, de aspecto metálico y cuadrangular, no presentaba cabellera, mientras en su rostro no se advertía facción alguna.

Pero, como siempre en este tipo de casos, lo mejor será escuchar lo sucedido de boca del propio protagonista.

 

Como diría el mismísimo Iker Jiménez, “ahí lo tienen. Inquietante ¿Verdad?”

Nosotros, con esta descripción, hemos pensado que aquel humanoide podría ser algo así:

clip_image002

Pero… claro, nosotros somos muy sevillistas y nos puede engañar nuestro subconsciente, por lo que decidimos continuar investigando este asunto. Y nos pusimos manos a la obra.

 

Algunos años después….

José Verdú, alias “El Penumbra” aparece en un programa de televisión para contarnos lo siguiente:

Sí, han oído bien. De nuevo en la provincia de Huelva ocurren extraños sucesos, pero esta vez aparecen por ahí los nombres de Adán y Eva relacionados con la considerada cuna del fútbol patrio, Riotinto.

Adán, Eva, tres tetas, Riotinto, plata… y -de nuevo- todo ello en la provincia de Huelva ¿Qué era todo aquello? ¿Qué podría significar? ¿Tendría alguna relación con el mundo del Fútbol? ¿Quizás con el Sevilla FC?

En nuestro afán por llegar a la verdad, decidimos continuar con nuestras pesquisas.

 

23 de abril de 1996

Casualmente (o no), nos encontramos de nuevo en la provincia de Huelva, en concreto muy cerca del cruce de Mazagón y Palos de la Frontera, localidad del Reino de Sevilla de la cual partieron las naves de Colón para descubrir el Nuevo Mundo.

Sí, efectivamente, aquel día se produjo un nuevo y extraño suceso relacionado con el mundo de los OVNIS. Se trataba de un nuevo avistamiento que mereció incluso ser recogido por la mismísima, prestigiosísima y avaladísima revista Expedientes Secretos, una publicación que se entregaba gratuitamente, como obsequio, junto a la no menos prestigiosa revista Tele Indiscreta. Fue concretamente en el Nº7 de esta publicación donde se recogía aquel nuevo avistamiento. Para hacernos una idea, aquel numero también recogía el caso de Dionisio Llanca, el primer abducido investigado con suero de la verdad; La fabricación de armas contra extraterrestres por parte de EEUU; el caso del OVNI que repostó (sí, no es coña) en una granja de Gran Bretaña; el caso de Fernando Sanz, un hombre de Móstoles que fue abducido al salir de casa y a quien los extraterrestres le enseñaron como se elevan sus naves…

image

Pero, volviendo al avistamiento del 23 de abril de aquel año 1996, también recogido por el diario Huelva Información un par de días más tarde, José Antonio Mayo Abargues, tras entrevistar al protagonista de dicha experiencia, nos ofrecería el siguiente testimonio:

“Eran las doce menos diez. Como todas las noches, mi novia y yo nos dirigíamos a Mazagón, donde vive ella... En el kilómetro 1 del cruce de Mazagón y Palos de la Frontera divisé a mi izquierda, sobre unos pinos y a una distancia de unos 100 metros, una sucesión de tres o cuatro luces rojas que se desplazaban a poca velocidad. De improviso, se quedaron paradas en el otro lado de la carretera, a una altura de unos 30 ó 40 metros...” ¿Qué tamaño podrían tener? -“Las dimensiones de un autobús”, señaló el testigo sin dudarlo. Al final, “se dirigieron hacia el mar siguiendo una trayectoria oblicua ascendente, a una velocidad increíble que pronto me hizo perderlos de vista...” Ni Bernardo ni su novia podían dar crédito al fenómeno que acababan de observar durante 20 segundos desde su vehículo. “Yo era una persona que no creía mucho en estos temas”, terminaría confesando. Hoy, piensa de forma diferente.

26 de enero de 2015

El mismo protagonista, jefe de prensa de algún equipo cercano, el del avistamiento OVNI acaecido en 1996 –de repente– soltaba la siguiente afirmación a través de su cuenta de Twitter:

image

Ahora sí, ya no cabía ninguna duda. Todo comenzaba a encajar. Seguro que lo que decía estaba relacionado con las palabras de “El Penumbra”, con aquello de Adán y Eva. De nuevo Huelva en el camino. Todo comenzaba a cobrar sentido tras las palabras de este hombre, por lo que hemos llegado a las siguientes conclusiones:

  • La palabra Gruaaaaaaaabbbbbb que Peralta escuchó de aquel humanoide con cuerpo similar a una Copa de la UEFA eran una premonición de lo que estaba por llegar: La Copa de la UEFA
  • El Penumbra lo anunciaba en clave, tan sólo unos años después: Adán y Eva fueron centrales del Sevilla FC y las tres tetas simbolizaban que no sería sólo una, sino tres las Copas de la UEFA que ganaría el Grande de Andalucía.
  • Por último, nuestro protagonista del último avistamiento lo corroboraría: tres o cuatro luces rojas del tamaño de un autobús y… “Adán y Eva jugaron en el Sevilla”

 

image

24 marzo 2015

CENTENARIO DE LA COPA DUQUE DE SANTO MAURO (y II)

Como veíamos en la entrega anterior, el Sevilla F.C. se proclamó en San Fernando el 21 de marzo de 1915 campeón de la copa del duque de Santo Mauro al derrotar al Español F.C. de Cádiz por 2 tantos a 1.

En la disputa del preciado trofeo, copa de oro se anunciaba en los carteles, se enfrentó primero al Real Betis Balompié, denominación ésta del equipo balompédico obtenida poco antes como resultado de la fusión del Sevilla Balompié y el Real Betis FC.

11

SEVILLA F.C. 4 – 3 REAL BETIS BALOMPIÉ.

El domingo 7 de febrero de 1915 y ante una gran expectación, el campo del Mercantil se llenaba de público para presenciar el anunciado y previsiblemente reñido match. Se vendieron alrededor de 2000 entradas con derecho a silla, a 35 céntimos la entrada, y otras muchas de pie al precio de 20 céntimos. A parte de lo anterior, la tribuna para los socios del Círculo Mercantil y del Sevilla presentaba un gran aspecto con muchas señoras presenciando el espectáculo.

Efectuado el sorteo de campos por el árbitro Sr. Miller (socio del Real Betis) los equipos de alinearon del siguiente modo:

Por el balompié, con jersey verde; Fernández de Zúñiga, Navarro, Ramos Asencio, Palacios, Gómez, Hermosa (A), Ramos (A), Hermosa (J), Pichichi, Henke y Noriega.

Por el Sevilla, con jersey blanco; Paco Díaz, Pérez, Trujillo, Carretero, Thompson, Otero, Spencer, Navarro, Matta, Lecomte, y Peisoto.

santomauro sfc4rbb3

Nada más comenzar el encuentro el jugador Carmelo, del Balompié, estrelló el balón en el larguero y poco después en una gran jugada del equipo verde anota el primero a puerta vacía. Una jugada desgraciada del meta Paco Díaz provoca el segundo gol bético al intentar despejar el esférico y rebotar en la espalda de Hermosa colándose el balón en la red sevillista. El público ovacionaba cada jugada realizada por los contendientes de uno y otro equipo. El Sevilla acortó distancias tras un centro de Peisoto rematado por Navarro y que Spencer remachó sobre la misma línea. El 1 a 3 lo marcó Henke de cabeza tras fallo de Paco Díaz a quien se le escapó el balón de las manos.

12 

El partido se vuelve brusco y violento, decretando el colegiado el final de la primera parte tras un córner botado por Spencer cuando el balón iba por el aire, situación que enfadó mucho al respetable por ser la primera vez que se veía algo así en Sevilla, achacando muchos tal decisión al hecho de que el Sr. Millar pertenecía al Real Betis.

13

Transcurridos los minutos reglamentarios de descanso se reanudó el juego. A poco de comenzar la segunda parte Matta pone el 2-3 en el marcador a pase de Lecomte. Tras el saque de centro por parte del Balompié, Spencer roba el balón siendo objeto de falta que lanza el mismo para que Matta empate el partido tras un mal despeje de Hermosa.

14

El Sevilla empieza a desplegar un fútbol vibrante que es respondido por una buena defensa bética. En uno de los ataques sevillistas, el balompédico Ramos toca el balón con ambas manos dentro del área y el árbitro decreta penalti. Lo lanza Matta por la escuadra derecha y con efecto poniendo el 4 a 3 en el marcador. El equipo blanco había conseguido darle la vuelta al tanteador gracias a un esplendido juego y un hat-trick de Matta.

Mata

Mata, de blanco y rojo, goleador del torneo

Junto a la tribuna, un numeroso grupo de niños causan un griterío y algazara tal que adquiere caracteres de escándalo y más aun cuando los partidarios del otro equipo hacen lo propio. Habían nacido los primeros grupos ultras.

A partir de esos momentos el Sevilla juega más de cara a la galería que buscando la efectividad con limpias jugadas y bonitas combinaciones. Los cronistas censuraban al joven Spencer su excesivo afán en regatear y que si hubiese pasado más la pelota en los últimos metros la victoria habría sido más holgada. Llegan incluso a narrar que en una jugada Spencer da siete regates seguidos a Ramos soltando el balón al apercibirse que Andrés Hermosa se disponía a cargarle. El Real Betis también realizó buenas combinaciones en su juego aunque un poco incorrecto en algunas fases del partido.

Al Sevilla le tiraron tres córners y le pitaron cuatro faltas, al Balompié seis córners, diez faltas y un penalti. Finalizando el encuentro el público, que cree que ha transcurrido el tiempo reglamentario, invade el terreno de juego promoviéndose algunas broncas, tras lo que el árbitro decreta el final del partido con gran ovación para el ganador. Durante varios días se suscitó la polémica entre los aficionados sobre la validez del encuentro. Los sevillistas sostenían que el equipo bético abandonó primero el terreno de juego, los aficionados balompedistas opinaban que la retirada fue espontanea de los dos equipos por la imposibilidad de jugar tras la invasión del público. El cronista del Noticiero Sevillano opinaba “nosotros solo hacemos notar que para la terminación del partido faltaban dos minutos, y que para fallar hay un referee, cuya sentencia es la más autorizada”.

Aquel partido fue festejado por la noche con un banquete que dispensaron varios seguidores del equipo blanco a los once futbolistas donde reinó el buen ambiente, la alegría, el chiste y “algún pepinillo que voló sobre las mesas”.

 

SEVILLA F.C. 2 – 1 ESPAÑOL F.C. DE CÁDIZ

En el campo San Carlos de la Escuela Naval Militar de San Fernando y ante mucho público llegado, entre otros lugares, desde Sevilla y Cádiz, se disputó el partido final del campeonato copa Duque de Santo Mauro. Actuó como referee el guardiamarina Guillermo Arnaiz D’Almeida. Dio comienzo a las tres y media de la tarde (en alguna fuente se indica 3.45)

El Sevilla F.C alineó a; Díaz García, Pérez, Rull, Carretero, Thomson, Otero, Spencer, Navarro, Mata, Domínguez y Peizoto. El Español F.C. de Cádiz a; Bernal, Macías, Barzanallana, Cañadas (R), Herder, Corrales, Henson, Max Verner, Cañadas (A) , Escudero y Arrabal.

“Salió el «Sevilla» de una forma preciosa, poniendo en aprieto al «Español». Este se anima y trabajando con valentía llega repetidas veces á la meta sevillana, hasta que el delantero centro Escudero, mete el pie y aprovechando una oportunidad, hace entrar el balón en las redes del «Sevilla ». (Ovación).

En este primer tiempo dominó por completo el «Español», y aunque la defensa del «Sevilla» estuvo muy bien, aquel no hizo más goal, a causa de varias peripecias, una de ellas, la de haberse interpuesto entre la portería del «Sevilla» y un jugador del «Español», un espectador perteneciente a la sociedad sevillana, y que estando dentro del campo paró el balón con un choot”.

En la primera parte el Español domina, entre otras cosas, por tener el viento a favor. El gol del equipo gaditano de produce tras una melee en la puerta sin que el portero sevillista pudiese evitarlo.

“Apenas empezó el segundo tiempo, un certero balonazo fue a dar en un ojo al alemán Max Wener, hiriéndose en un párpado con un cristal de sus gafas”.

Van Max Verner

Van Max Verner, del Español FC, jugaba con gafas.

Con el viento en contra y un jugador menos el Español se defiende como puede hasta que a falta de 20 minutos para la conclusión del partido se produce la jugada “mágica” de la tarde.

15

Spencer marca la primera “chilena” documentada de la historia. El gol fue delirantemente ovacionado por el público que nunca antes había presenciado un alarde de esas características, al tiempo que rompían a sonar los acordes de la banda de Infantería de Marina entres los “hurras” a Sevilla del público de San Fernando.

spencer

El joven Spencer, autor de la “chilena”.

Los últimos minutos son de un ataque constante por parte del Sevilla con un Español con todos sus hombres en su área y lanzando balones fuera del campo con la consiguiente pérdida de tiempo (en aquellos tiempos sólo se disponía de un solo balón, a lo sumo dos) .

Terminado el encuentro el Sevilla pide que se continúe jugando según los Reglamentos de la Football Association por los que se regía el campeonato (un cuarto de hora más cambiando los equipos de campo o hasta que alguno marcase antes un gol). El Español se opone y pide que se dispute otro día. El presidente Paco Alba, presente en el partido y conocedor sobradamente de las reglas británicas, insiste en aplicar la normativa conforme a las bases del campeonato a lo que el árbitro accede. El árbitro da la orden para que se alineen en el campo los jugadores pero el Español no comparece, sí lo hace el Sevilla que por medio de Matta hace el gol reglamentario. El Sevilla se proclamó vencedor del partido ante el delirio de la afición local.

A continuación, la visión de lo ocurrido por un cronista gaditano del Español FC…

“El «Sevilla» quiere prolongar el partido por los inconvenientes del viaje, pero como el «Español» tiene lastimados a varios jugadores, éstos se oponen, quedando los sevillanos conformes con el empate. Pero el referee, que estuvo sumamente parcial al lado de «Sevilla», y que en este caso, sin la conformidad de los dos teams, no tiene autorización para prolongar un partido, llamó a estos e instigándoles les hizo que se alinearan, y sin contrarios, metieron los sevillanos un goal con la funda de un balón, lo cual tampoco es válido. El Club de la Escuela Naval, que sin duda tiene un odio inmenso al Español F. C, sin otro motivo que el de haber perdido con este Club, hizo unas bases para jugar la Copa, bases que ha hecho y deshecho a su capricho, sin ponerlo en conocimiento de los capitanes de teams, ni de los jugadores, con el sólo objeto de perjudicar a la sociedad gaditana, y el que estas líneas escribe, ha oído y visto hazañas, que si no fuesen porque están vedadas ciertas cosas, diríamos algunas que hacen muy poco a favor de algunos caballeros alumnos pertenecientes al equipo de la Escuela N a val. El valiente «Español F. C», ha recibido un trallazo sin látigo, y en los actuales momentos, ya se están arreglando y poniendo veto a ciertos abusos cometidos sin razón en la tarde del 21 último.

CÓRNER”.

REUNION TRAS EL CAMPEONATO

Semanas más tarde se resuelven las protestas y recursos presentados (sobre todo por el Español FC).

“A las tres de la tarde del pasado domingo 11 de Abril de 1915,  se reunió en la Escuela Naval Militar de San Fernando (Cádiz) el jurado nombrado para discutir asuntos relacionados con el Campeonato Copa Duque de Santo Mauro.

-El Guardia Marina Sr. Arnáiz,  tenía la representación del Sevilla Foot-ball  y  Real Betis Balompié,  ambos de Sevilla,  Jerez Foot-ball Club,  y de la Escuela Naval Militar Sporting.

-Por el Español Foot-ball Club,  de Cádiz,  asistió el Sr.  D.  José Luís García Barzanallana.

Además del director de la Revista Decenal “Deportes,  Teatros y Toros”,  José Juliá y Pérez,  actuando como Secretario el que lo es de la Directiva de la Escuela Naval Militar Sporting.

Después de tratar de interesantes asuntos,  se acordó concederle el Campeonato por este año al Sevilla FbC,  constando siempre en acta la protesta del Español FbC de Cádiz.

Se dejó aclarado,  una vez más,  que este concurso no podía ser Campeonato de Andalucía ni de Cádiz,  sino la Copa del Duque de Santo Mauro.

Y por último,  que las bases serán rectificadas para el próximo año”.

NOTA; Durante el desarrollo del torneo (recordemos que los organizadores solicitaron a la Federación Española la oficialidad del mismo como Campeonato andaluz) nace la Federación Andaluza (llamada Federación Novena en sus inicios). Es lógico pensar que al no estar organizado por ésta, la copa Santo Mauro careciese del carácter oficial pretendido a pesar de que la Federación Novena estuviese capitaneada por el Sevilla F.C. ostentando su máximos cargos (presidencia y vicepresidencia) los sevillistas Paco Alba y Jorge Graells.

---oOo---

 

***Nuestro más profundo agradecimiento a Pepe Melero y a Mati&Serafín por su trabajo a lo “Indiana Jones” en el intento de localización del Grial.

***Fuentes consultadas: El Correo de Andalucía ( 8 de febrero de 1915); El Liberal (8 de febrero y 23 de marzo de 1915); El Noticiero Sevillano (8 y 10 de febrero y 24 de marzo de 1915); Deportes Teatros y Toros Revista Decenal (23 de marzo y 18 de abril de 1915), El Heraldo de Madrid (26 de marzo de 1915).

 

.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

BUSCA EN LPM

Cargando...

Mentiras del Fútbol Sevillano

Mentiras del Fútbol Sevillano
Ya en e-Book - Haz click

ASRED

ASRED
Asociación de Sevillistas en la Red

ESCRÍBENOS

¿Tienes una foto o un documento antiguo referente al Sevilla FC o al Real Betis?

Envíalo a lapalanganamecanica@gmail.com

SUSCRÍBETE A LPM

Seguidores

SÍGUEME POR E-MAIL

STATS