rel='nofollow' target='_blank'/>

27 octubre 2007

* La fama, la lana y la realidad

----------------------------------------------------------------------------------
Para mí es un honor que una persona como Pepe Melero, gran investigador de la historia del fútbol sevillano, escriba en este, mi humilde blog. Es una persona muy documentada y con gran sapiencia en estos temas y por supuesto muy sevillista. Gracias por tu aportación.
----------------------------------------------------------------------------------

Desde hace unos años se ha ido extendiendo un bulo o como le llaman ahora una "leyenda urbana" sobre que el R. Betis es, o fue "el equipo el pueblo", que así nació y que posteriormente y a lo largo de los años soporto la indiferencia en algunos casos y el maltrato en otros por parte de las instituciones de la ciudad. Según esta sorprendente teoría fueron "los oprimidos", "los perseguidos por el régimen"... y el Sevilla FC el equipo aristocrático y el que se beneficiaba una y otra vez de ese estatus que dicen tenia.

¿Qué hay de verdad en todo esto y qué de invención?

Principalmente quienes han avivado este bulo se apoyan en dos momentos de su historia en los que afirman que, por un lado y en sus orígenes fueron un club plural y en el que sus fundadores fueron gente del pueblo, con una mentalidad progresista y abierta, mientras el Sevilla F. C. era un club cerrado, elitista y que estaba apoyado por los poderes fácticos de la ciudad. La otra época de la historia del fútbol sevillano en la que se agarran para sostener esta curiosa conclusión a la que han llegado, es la etapa que coincide con la dictadura franquista.

Pero vayamos al principio, a los orígenes

Partimos de la base de que en un principio, en Sevilla, como en el resto de España, los primeros practicantes de este nuevo deporte llamado “football” son las clases sociales acomodadas, estudiantes y militares.

El Sevilla Balompié, (club originario del actual R. Betis Balompié), fue fundado por unos estudiantes de la Academia Politécnica Sevillana, situada en el numero 15 de la calle Cervantes donde se preparaban para entrar en las academias militares. Entre estos futuros militares estaban entre otros los hermanos Juan y Alfonso del Castillo Ochoa, hijos del Teniente Coronel del Primer Regimiento Montado, don Pedro del Castillo Zuleta. También estaban los hijos del Teniente Coronel Jefe de la Fabrica de Artillería D. Luis Hermosa, los hermanos Luis, Jose, Andres y Pedro, también figuraban en un principio los hermanos Wesolouski, hijos del Comisario de la Guerra D. Juan Wesolouski Revuelta. En esos primeros años del Balompié se les uniría Tomas y José Cuesta Monereo, este ultimo triste protagonista del golpe militar del 18 de Julio de 1936,siendo organizador del mismo en Sevilla junto a Queipo de Llano. Un golpe militar que se saldo en nuestra ciudad y provincia con el fusilamiento de cerca de 10.000 sevillanos. Entre estos miles se encontraba el presidente de la Diputación de Sevilla José Manuel Puelles de los Santos miembro del Partido Republicano Radical que años antes se había convertido en el primer médico”oficial” del Sevilla Fútbol Club.

Otros tuvieron más suerte y pudieron salir de España aquel 18 de Julio y evitar así una muerte segura, entre ellos el que fuera ministro de la República y presidente sevillista (1923-1925) Manuel Blasco Garzón que se exilia a Buenos Aires, al igual que el andalucista fundador del Centro de Estudios Andaluces Francisco J. Lasso de la Vega, que había jugado en esos primeros años en los equipos inferiores del Sevilla FC, este huye a la vecina Lisboa.

Bueno, pues parece ser que los “perseguidos” eran otros…

Seguimos en estos primeros años del fútbol sevillano. A principios de 1910,nace el Betis Football Club de una escisión del Balompié, para años mas tarde (sobre 1913) desaparecer al quedarse sin jugadores que se marchan a otros equipos, la mayoría al Sevilla Fútbol Club. Sobre 1914 vuelve a reaparecer, tomando protagonismo en este resurgimiento Pedro Rodríguez de la Borbolla y su primo Eladio García de la Borbolla. Eso sí, reaparece el equipo bético con el titulo de Real concedido por Alfonso XIII y con mas condes, duques, marqueses y políticos conservadores que jugadores que, dicho sea de paso, no tenían en ese momento. De esto daba cuenta la prensa sevillana que daba la noticia informando de los socios y presidentes honorarios.

A saber:

Presidentes honorarios: El Rey, el marqués de Mochales, el conde de Alcon, el Alcalde...

Socios honorarios: Eduardo Dato (presidente del gobierno),José Sánchez Guerra (ministro de gobernación),Antonio Maura (presidente del partido conservador) marqués de Viana, marqués de la Torrecilla, conde de Romanones, marqués de Alhucema, marqués de Estella, conde la Montera, marques de Salobral, Capitán General de Andalucía, gobernador de Sevilla, Presidente de la Diputación, conde de Urbina, presidente de la Real Sociedad Económica del País.....

He contado seis marqueses, cuatro condes, ministros, el Alcalde, presidente del gobierno, de la Diputación....

Haz "clik" para ampliar la imagen

¿Fuerte, verdad?

Vayamos ahora a los años del franquismo, en el que según el documental que hace unos días se emitió en Canal Sur Televisión con motivo del centenario del equipo bético : ”…las autoridades dieron permanentemente la espalda al Real Betis Balompié”

En los años cuarenta el Sevilla Fútbol Club seguía jugando en el viejo Nervión desde que se inaugurará en 1928,ya que, a pesar del empeño de D. Ramón Sánchez Pizjuan no había dinero para construir el nuevo estadio y tampoco las autoridades como paso en el 28 ayudaban lo más mínimo para que el equipo dejara el viejo y vetusto Nervión. Mientras tanto, el Real Betis pasaba por una mala situación económica que arrastraba desde la temporada posterior a la que gano el título de liga, ANTES de que comenzara la guerra civil.

Con el equipo en segunda división, con solo 800 socios, con unas deudas cada vez más apremiantes y con la polémica creada por el explotado hasta la saciedad “caso Antúnez”, el Real Betis lanza un “S.O.S” a las autoridades y a la prensa que no tarda en tener respuesta.

El 11 de Enero de 1946 “El Correo de Andalucía” inicia una campaña a favor del Real Betis que es llamada por este periódico como “Campaña pro-Betis”. Artículos, reportajes, cartas de significados socios solicitando a su afición que acudan al estadio….En definitiva los medios sevillanos se movilizan en favor de un casi defenestrado equipo verdiblanco.

Pero no solo fue ayuda mediática la que recibieron, no, también percibieron algún que otro “regalo” por parte de las instituciones franquistas.

En esta temporada 45/46 el equipo verdiblanco tiene que desplazarse a Zaragoza para disputar el partido de liga que le debe enfrentar al equipo aragonés. El rumor corre como la pólvora por la ciudad, no hay dinero para ir a Zaragoza. Finalmente y tras algunas gestiones de los directivos béticos se consigue reunir el dinero y se puede realizar el desplazamiento liguero. Días después el tesorero bético Carlos Hernández reconoce al “Correo de Andalucía” en una carta publicada el 25 de Enero, que las 3.500 pesetas de los gastos del viaje son sufragados por un “determinado organismo”, sin especificar cuál.

Seguimos

El 1 de Febrero de 1946, la directiva bética emite una nota que publican los periódicos sevillanos en la que reconoce que un organismo del régimen, a instancias de su presidente, Eduardo Benjumea, les hace un donativo para salir de la situación económica por la que atraviesan.

El organismo es la Diputación Provincial de Sevilla.

A la temporada siguiente, el Real Betis baja a tercera división. Nadie les “empuja”, nadie les “maltrata”, nadie les “persigue”.

Haz "clik" para ampliar la imagen

Todos le ayudan

Mientras, el Sevilla Fútbol Club el 31 de Marzo se proclama campeón de liga en “Las Corts”.

Sigue jugando en el viejo Nervión hasta el 7 de Septiembre de 1.958 cuando se inaugura el estadio Sánchez Pizjuan. Un estadio que como todos en los que ha jugado a lo largo de su historia son fruto del esfuerzo de tantos y tantos sevillistas. SIN AYUDAS de ningún tipo, ni de organismos públicos ni privados.

Estos son solo algunos ejemplos que demuestran que en la historia del fútbol sevillano encaja bastante bien ese dicho que dice que “unos crían la fama y otros cardan la lana”

Pepe Melero
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

0 Opiniones :

Publicar un comentario

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM