27 noviembre 2008

* 800

Félix Martialay es periodista y trabaja en el Centro de Investigaciones de Historia y Estadística del Fútbol Español (CIHEFE), del que es vicepresidente. Igualmente es miembro de la International Federation of Football History and Statistics (IFFHS), con sede en Alemania.

Muchos dicen que es uno de los historiadores de la Federación Española de Fútbol, (RFEF), pero no aparece como tal en la misma. Eso sí, es una persona importante en esto de la historia futbolística.

A mí personalmente no me gusta demasiado en sus planteamientos, sobre todo porque ha avalado un panfleto, que más que arrojar luz a la historia, se dedica a ir contra las personas, en especial las que se dedican a estudiar el Sevilla FC de 1890 y es, por tanto, muy poco científico, al menos en ese caso.

No obstante, parece ser que muchos béticos le dan bastante credibilidad por avalar esas teorías peregrinas, cosa que nos alegra porque en ese caso se verán iluminados e ilustrados por lo que dice del Betis en su libro.

Este libro del que les hablo se llama “Las grandes mentiras del fútbol español” y trata precisamente de eso. Pero fíjense ustedes que existe dentro del libro un capítulo bastante amplio dedicado al Real Betis Balompié. Curioso ¿verdad?

En este libro se reflejan muchas de las cosas de las que aquí se esgrimen y defienden, haciendo un repaso desde su nacimiento por parte de los militares de rancio abolengo de la ciudad, desmintiendo que los colores de la bandera andaluza sean los que llevan en su equipación, reflejando fielmente la mentira del Betis hundido por la guerra, mostrando pruebas de que fue un club con bastantes apoyos por parte del fascismo de la época y para nada representante del republicanismo y de las izquierdas como nos quisieron vender siempre. Así mismo nos habla del estadio de titularidad municipal, por tanto propiedad del pueblo de Sevilla que usan para su disfrute y que consiguieron con ciertas artes poco recomendables.

Esto lo dice Martialay en este libro, no lo digo yo, (que también).

He leído un apartado que me ha llamado poderosamente la atención, que ya sabíamos y así lo hemos expresado alguna vez, pero no con tanta fidelidad por las pruebas que aporta.

Tras haber ganado el Real Betis su liga, en la temporada 34-35, el club empieza una etapa de declive y descomposición. Todo esto comienza a ocurrir antes del golpe de Queípo de Llano y de la guerra Civil por ende. Un episodio ocurrido en un partido jugado en el norte de España, donde el equipo bético queda “encallado” debido a que no puede pagar el hotel y el viaje de vuelta a Sevilla, reflejará perfectamente lo que le ocurre a este club durante esos días. En el libro se puede leer lo siguiente:


...Y llegaron a Sevilla tras la aventura.

El secretario de la Junta del Betis, D. Francisco Fernández, hacía unas declaraciones a los periodistas de las que vale la pena retener las siguientes consideraciones, que autentifican lo dicho:

El equipo se desplazó a jugar contra el Sabadell el primero de mayo. El viaje lo hicieron por ferrocarril los jugadores "a Fortiori" por la festividad del día que no permitía otro medio de locomoción. Llevaban unas cuatro mil pesetas y como tuvieron que quedarse allí una semana para jugar contra el Gerona, fue preciso enviarles otras dos mil, porque ya en el hotel donde se hospedaban les negaban hasta lo más indispensable.

Jugaron entre semana un partido amistoso en Lérida, que nuestro representante concertó, cobrando una prima de 2.250 pesetas, y tampoco era suficiente esta cantidad para los gastos de regreso.

Como teníamos agotadas todas las disponibilidades decidimos redactar la "nota" que se ha publicado en la prensa. La Federación Regional Sur -me interesa hacer resaltar esto- se nos ofreció, haciéndonos un anticipo de 1.000 pesetas suficientes, ahora, para el regreso de los "equipiers". Era las que necesitábamos, de momento. También nos han hecho ofrecimientos buen número de deportistas, incluso significados sevillistas, cosa que agradecemos en todo su valer" ... "El ejercicio anterior lo cerramos con 200.950 pesetas de déficit, y tenemos préstamos por valor de 95. 000. Comprenderán que la situación no puede ser más difícil. Claro que el principal causante de esta angustiosa situación ha sido el mal tiempo que ha hecho, de lluvias. En los partidos de más "taquilla". Sin ir más lejos, con el Athletic de Bilbao no hicimos ni la tercera parte de la recaudación normal.

La Directiva, ante este estado de cosas, acordó que los socios pagaran una cuota extraordinaria para el partido Betis - Racing, ¿y qué creen ustedes que pasó?, pues que se dieron de baja unos 800 socios para no pagarla" ... "Teníamos unos 1.500 socios de seis y ocho pesetas al mes, estos contadísimos- y los infantiles.

A aquellos 800 hay que sumar otros muchos que se marchan a la desbandada" ... "A los jugadores se les debe a algunos desde enero, y a la mayoría los meses de febrero, marzo, abril y el corriente, más las primas de los partidos contra el Sabadell y Gerona, a razón de 300 pesetas cada uno" ...

"No. de los jugadores no podemos tener la menor queja. Disciplinados hasta más no poder poder y consecuentes con nosotros están capeando el temporal juegan entre semana si se les ordena ... ¡Admirables! Hasta una vez Unamuno adelantó dinero de su peculio para poder desplazar el equipo hasta Lisboa. ¿Cabe más? ..."


Efectivamente, de 1500 socios se dieron de baja 800, (más de la mitad) y otros tanto que se marcharon a “la desbandada”, (según el autor), en momentos de apuro y de máxima gravedad del equipo bético. Reseñar que ante esta situación, significados sevillistas contribuyeron a la salvación del Betis.

No quisiera hacer más comentarios sobre este tema que, repito, ha escrito Félix Martialay en el libro que anteriormente hemos comentado.


8 Opiniones:

cornelio dijo...

"El ejercicio anterior lo cerramos con 200.950 pesetas de déficit, y tenemos préstamos por valor de 95. 000. Comprenderán que la situación no puede ser más difícil. Claro que el principal causante de esta angustiosa situación ha sido el mal tiempo que ha hecho, de lluvias. En los partidos de más "taquilla". Sin ir más lejos, con el Athletic de Bilbao no hicimos ni la tercera parte de la recaudación normal"

Una pregunta que quiero dejar en el aire, para los que reastrean las hemerotecas,

¿Los días que jugaba el Sevilla llovía?

Yovielgoldebertoni dijo...

A Cornelio;
Cuando llovía descarrilaban los pocos tranvias que había...mala suerte.
El Sevilla cuando jugaba, siempre lucía el sol...la suerte del campeón :D

Carlos Romero dijo...

El Sevilla FC como era el equipo de los ricos y los poderosos, podía pagarle a Maldonado, (meteorólogo jubilado ya de TVE), para que diese buen tiempo durante los partidos.

Siempre había una excusa.

cornelio dijo...

Sr Romero, en su comentario hay algunas inexactitudes:

1ª TVE no se funda hasta los años 50, así que no pudo intervenir para que no lloviera en los partidos del Sevilla.

2ª Maldonado ha sido siempre sevillista, así que da hacer algo sería gratis. Enseñe la factura.

Carlos Romero dijo...

Por lo cual, Sr Cornelio, se llegan a dos conclusiones:

1.- Se coge antes a un mentiroso que a un cojo.

2.- No te acostarás sin saber algo nuevo.

Si ya me lo decía mi abuelo "...niño, tú con lo papeles por delante siempre!!..."

noel dijo...

hola quiero cnsultar obre algunos estudios de arbitraje de futbol .soy cubano mi email es jnoel@uclv.edu.cu, si alguien me pudiera ayuidar se lo agradecere

noel dijo...

hola hermano quiero contactar con alguin que me ayude con unos estudio de arbitraje deportivo que quiero hacer

noel dijo...

hola muy buen articulo

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

BUSCA EN LPM

Cargando...

Mentiras del Fútbol Sevillano

Mentiras del Fútbol Sevillano
Ya en e-Book - Haz click

ASRED

ASRED
Asociación de Sevillistas en la Red

ESCRÍBEME

¿Tienes una foto o un documento antiguo referente al Sevilla FC o al Real Betis?

Envíalo a lapalanganamecanica@gmail.com

SUSCRÍBETE A LPM

Seguidores

SÍGUEME POR E-MAIL