18 enero 2009

* EL ESTADIO MUNICIPAL DE HELIÓPOLIS

Continuamos con nuestra serie dedicada a los estadios sevillanos, en esta ocasión hablaremos del estadio bético actual. Ya existen páginas y páginas béticas hablando del “glorioso estadio” que poseen, permítannos que escribamos el “apócrifo” de los evangelios verdiblancos, (que uno tiene la libertad de creérselos o no, como comprenderán) y demos una versión distinta.

No quiero decir que sea más certera, sino que insisto, distinta. Eso sí, siempre documentadamente como suele ser norma en este blog.

En el año 1929 se organizó la “Exposición Iberoamericana de Sevilla” y como suele ser habitual en este tipo de eventos en aquella época la construcción de un estadio para la organización de eventos masivos propios de una efemérides de estas características.

Haz "click" en la imagen para ampliarla.

Previamente a esta época y hasta 1928 ya existía en el paseo de la Palmera el estadio sevillista Reina Victoria, que precisamente debió abandonar debido a esta celebración para ocupar su tercer estadio de construcción propia: el estadio de Nervión. El espacio que dejó el estadio sevillista, fue dedicado a la parte lúdica del evento, con atracciones.

El estadio bautizado como el de "la Exposición", una joya que fue construido al final del mismo paseo de la Palmera, podría aglutinar en su interior la nada despreciable cifra para la época de 10.000 espectadores. Hemos de tener en cuenta que la población de Sevilla en aquellos años no superaba las 200.000 personas.

Haz "click" en la imagen para ampliarla.

Aún así, era en comparación con nuestros días, un pequeño estadio con dos tribunas, las de fondo y preferencia con gradas considerables, y dos pequeños goles, (o fondos para foráneos de Sevilla), que no superaban las ocho filas. Las cuatro esquinas del estadio estaban compuestas por una pequeña valla.

Haz "click" en la imagen para ampliarla.

Cuando la Exposición acabó y como suele ser habitual, la reutilización de los espacios creados suelen ser un problema y no podía ser menos la de este estadio, que fue un auténtico quebradero de cabeza para nuestros gobernantes de la época.

Detalle del Estadio de la Exposición.
Haz "click" en la imagen para ampliarla.



Detalle del Estadio de la Exposición
Haz "click" en la imagen para ampliarla.


Pero nadie en ese momento podría imaginar el destino que podría tener el mismo. El ayuntamiento sevillano no fue capaz durante bastante tiempo de darle a este estadio vacío y abandonado una utilidad práctica, teniendo en cuenta los gastos que por sí mismo generaba y la atención necesaria de un recinto de estas características. Se conoce un intento por parte de una empresa de Madrid para convertirlo en un espacio dedicado a las carreras de galgos, pero por alguna razón que no hemos sabido descubrir, este proyecto no llegó a buen puerto y se frustró, según se ha podido consultar en dependencias municipales.

Paralelamente, en otro lugar de la ciudad, (hablamos de mediados de los años 30), en el Porvenir, el Real Betis Balompié reside en otras dependencias de titularidad municipal, el campo del Real Patronato Obrero. Aunque el Real Betis gana la liga en 1935, lo cierto es que comienza a sufrir una crisis económica e institucional de grave calado.

El ayuntamiento sevillano decide que la mejor fórmula para mantener el estadio de la Exposición es obligar al equipo verdiblanco a cambiar de una sede municipal a la otra. En otras palabras, elije qué dependencia municipal es prioritaria en su conservación.

Los terrenos del Real Patronato Obrero son cedidos por el Ayuntamiento a la Federación Cultural Deportiva Obrera.

El 16 de Julio de 1936 y ante un Betis descabezado, con una directiva que dimitió en bloque, y cuya máxima autoridad era su vicepresidente Alonso Cueli, firma ante el alcalde un contrato de cesión de las dependencias, (que no de arrendamiento), de cuya remodelación y conservación debe encargarse la entidad verdiblanca.

El Alcalde de Sevilla, Señor Hermoso Araújo, firma el contrato de cesión con la presencia de algunos de los integrantes de la junta dirtectiva dimitida del Betis Balompié. Podemos ver entre otros a Manuel Alonso Cueli, (vicepresidente bético y máxima autoridad del Betis presente), Moreno Sevillano, Fernández del Pando, Wesoluwsky, etc.

Sería interesante incidir en la diferencia entre arrendamiento o alquiler y cesión.

La única posibilidad debido a la situación económica y social del Betis era la de la cesión y esto significa según la RAE: renuncia de algo, posesión, acción o derecho, que alguien hace a favor de otra persona o entidad, lo cual significa que no existía ánimo de lucro en la municipalidad, que no cobraría por ello, aunque la explotación de las instalaciones sí contenían un ánimo lucrativo en toda regla y legal por parte del Betis. En otras palabras: todo un regalo por parte del pueblo de Sevilla a la entidad verdiblanca.

En caso contrario deberían existir en la institución bética -o en el Ayuntamiento- los reflejos contables del pago resultante del arrendamiento, pero parece ser que esto no es así. Otra cuestión será los impuestos con los que la entidad verdiblanca estaba obligada.

El Betis, en función de la debida explotación económica, publica dos días después, el 18 de Julio de 1936, los precios de los abonos y de las entradas.

Haz "click" en la imagen para ampliarla.

Como pueden comprobar, la dimitida directiva bética, (con toda seguridad "directiva provisional"), prefiere hablar de “arrendamiento”, aunque el 17 de julio de 1936, se puede leer en el diario ABC:

La cesión del Estadio al Real Betis Balompié. En el despacho de la Alcaldía quedó legitimada ayer la cesión hecha por el plazo de 10 años al club futbolista Betis Balompié, del gran Estadio situado en La Palmera".

O esta otra crónica de la época:


En el libro de Martialay y Salazar titulado “Las grandes mentiras del fútbol español” podemos leer lo siguiente:

(...)Hay pues que considerar que las modalidades de "la cesión" fueron algunas de las dos primeras. Si no, se hubieran empleado las palabras alquiler. O arrendamiento. Y nadie, nadie en la época las utiliza. Pero, oh arte de la prestimancia!, los autores de este libro talmúdico, nada por aquí, nada por allá, ¿,dónde esta el garbanzo, que dijo Curro y tenía un golondrino?, ellos hablan de arrendamiento. ¿Dónde está el contrato? Ya saben, la guerra ... la bomba ... el traslado ... las riadas ... (...)

Podrán comprender que por la fecha, el acto de posesión del estadio no fue posible debido al alzamiento nacional protagonizado por Queípo de Llano en Sevilla y no llegaron a poner ni tan siquiera un pie en dicho campo.

Llegado este momento, con la guerra, la situación económica, abandonado por sus socios y la directiva dimitida, el Betis entra en “Stand by” y podríamos calificar como de “baja actividad” el devenir de este y de todos los clubes españoles y las competiciones dejan de funcionar.

A finales de 1938 se habla en la prensa de “reorganización” y de “debut” del Betis. Durante esos dos años este mermado club cumplió sus compromisos amistosos en el estadio de Nervión, que el Sevilla FC le cedió, no sabemos si amablemente:

Haz "click" en la imagen para ampliarla.

Mientras tanto, las tropas italianas que apoyaron al bando fascista en la guerra ocupan el estadio de la Exposición para guardar su material bélico y hacer maniobras y tiran uno de los minúsculos tabiques de la esquina de gol norte para poder introducir el material.


Pero de nuevo los investigadores e historiadores Martialay y Salazar nos hablan en su libro de esta cuestión:

(...) Heliópolis seguía siendo del Ayuntamiento. Con una cesión graciosa. Y el Ayuntamiento, presionado por las circunstancias bélicas, alojó allí al Estado Mayor italiano -que tiró tabiques, organizó oficinas y dependencias, con arreglo a sus necesidades- y a una Unidad de Caballería mecanizada cuyos vehículos blindados se aposentaron en el césped. No, no fue un deseo de jorobar al Betis, sino una necesidad de guerra que se le planteó al Ayuntamiento y éste lo resolvió con sus propios bienes y recursos. Ahora bien, ¿cómo estaba Heliópolis? Por los reportajes gráficos citados, hecho una ruina. Hay, quizá, que reiterarlo para que no pase inadvertido: La cancha llena de hoyos e irregularidades de un palmo de profundidad o altura -según zonas- aquí calva, allá llena de cicutas y zurrón de pastor -"capsela bursa pastoris", es su nombre técnico, no vaya alguno a creer que había bolsas de trashumantes de merinas. Los muros de mampostería con derribos parciales, las alambradas caídas en grandes extensiones ... Y, nadie le había metido mano todavía. La cesión se hizo el 16 de julio. dos días antes del Alzamiento. Hay constancia del permiso para unas obras en noviembre ... ¿no sería para que los italianos pudieran entrar en ese vertedero en el que estaba convertido Heliópolis? Cuando empezó a jugarse al fútbol, el Sevilla les cedió Nervión. Lo compartían ambos equipos. NO, no, el Betis no tuvo problema de campo. Y sólo en un par de partidos jugó en el Patronato (contra el Sevilla ambos, el 5 de julio y el 26 de septiembre de 1937). La falta de Heliópolis no les dejó inactivos en el dique seco; amistosos y Campeonatos Regionales los jugaron normalmente en El Nervión. Y el campo fue arreglado. Seguramente el Ayuntamiento corrió con todos los gastos. Cómo quedó de coqueto pueden verlo. quienes tengan curiosidad en el semanario "Marca" número 4, de fecha 11 de enero de 1939(...)

Efectivamente, a principios de 1939, tres años después de firmar en tiempos de la República el contrato de cesión, las autoridades militares muy interesadas en reflotar este club, acondicionan con dinero público las instalaciones pertrechas del estadio construido para la exposición iberoamericana y se disponen a entregárselo impoluto al club verdiblanco.

Mientras nadie demuestre lo contrario, el contrato de cesión debió ser el mismo: ocupar el estadio, sacarle beneficio, cuidar y mantener las instalaciones en contrapartida, es decir, no pagaban por su uso, pero además comprobamos cómo las autoridades continúan inyectando dinero público e invirtiendo en la futura sede bética. Alguien estaba muy interesado en que este club se reflotase a cualquier precio.

El 12 de marzo de 1939, deja de llamarse “Estadio de la Exposición” para llamarse “Estadio Municipal de Heliópolis” que es inaugurado por fín por la institución bética. En su palco de honor preside la inauguración con toda la solemnidad precisa, Gonzalo Queípo de Llano y un personaje que tendrá que ver mucho con esta “reorganización”: el ya coronel José Cuesta Monereo, bético fundador y jugador del precursor del Real Betis, el Sevilla Balompié.

Haz "click" en la imagen para ampliarla.

En el partido de inauguración, aprovechando el campeonato regional que de nuevo se ponía en marcha, se jugó contra el Sevilla FC, perdiendo el club sevillista por uno a cero.


Momento de un partido en el antiguo Heliópolis.
Haz "click" en la imagen para ampliarla.


Como curiosidad diremos que justo por detrás del gol sur pasaba el Tamarguillo, río afluente del Guadalquivir y que cuando concurrían copiosas lluvias se desbordaba e inundaba Sevilla con regularidad. Por ello podemos ver la imagen de este estadio inundado, en este caso en el año 1948.


En 1961 con Don Benito Villamarín a la cabeza, (a mi entender el personaje con más calado, respetable e importante en la historia del Real Betis) y con la ayuda inestimable de algún personaje dentro del Ayuntamiento, se procede al contrato de compra del estadio por parte del Betis por algo más de 14 millones de pesetas, (aprox. unos 84.000€), y se firma ante el Cardenal Bueno Monreal en el centro del Estadio el contrato de compra-venta. Se jugaría un partido amistoso frente a un club italiano para celebrar el acto de compra.


Pero hasta la fecha, nadie ha podido demostrar que el estadio se pagase, (ni ayuntamiento, ni tan siquiera el Real Betis), por lo que realmente el Ayuntamiento, en representación del pueblo de Sevilla regaló este estadio al club verdiblanco y con la ley en la mano, en 1991 y tras 30 años de habitabilidad consentida, este debe pasar a manos de la institución que lo mora y pasa a ser automáticamente el propietario de las instalaciones.

El estadio sufriría distintas remodelaciones a lo largo de los años, comenzando por las gradas de los goles que se ampliaron y sobre todo se produjo una profunda transformación para el evento de los mundiales en el año 1982. Pasaría a llamarse Benito Villamarín y sufriría como todos saben, otras remodelaciones, pero esa es otra historia que comentaremos por aquí en su momento.


18 Opiniones:

cornelio dijo...

Una vez acababa la Exposición del 29, el Ayuntamiento no sabía que hacer.
Estaba loco por soltar los inmuebles.

Por cierto, este Estadio, desde "chiquetito" tuvo "diferencia de trato" para con sus constructores.

CURVA ILEGAL dijo...

¡El ayuntamiento encima le paga las obras de mejora¡.¿ Que pasa Carlos, en aquella época el Sevlla F.C. no dice ''NA''?.
A mi vecino el ayuntamiento le da una casa,se la reforman . Yo me gasto el dinero y compro los terrenos y me hago una casa.

Está ''Taco de bien''y encima les prestamos el campo para que jueguen. Si de lo buenos que somos es que parecemos tontos.

CASTA Y CORAJE
16

cornelio dijo...

En 1930, el concejal Manuel Giménez Fernández elabora un Informe en el que se queja del fracaso de la Exposición de 1929, y para resumir, exigen responsabilidades.

Entre las "Causas del aumento de las obras y el subsiguiente déficit..." transcribimos algunos detalles que encontramos en diferentes apartados:
"I) OMISIONES DE OBRAS EN LOS PRESUPUESTOS. En una misma obra son varias las personas que dan órdenes, a veces, sin sujeción al plan trazado. Así en el expediente del Estadio se olvida incluir oportunamente una obra 53.000 pesetas que, luego se formaliza poniendo fecha atrasada.
K) DIFERENCIA DE TRATO. (...) Igualmente podemos citar en este apartado como un caso de notable indulgencia, la conducta observada en toda la tramitación del expediente instruido para la construción del Estadio. Para acabar de darse cuenta de este extremo, no estará de más hacer constar que ni uno ni otro dichos contratistas eran los más exactos cumplidores de sus obligaciones: el primero (Casa de Córdoba y Pabellón de Turismo) (...); el segundo (Estadio), en el útltio concurso celebrado para la construcción del Parque de Atracciones, pidió más de doscientas ochenta mil pesetas por construir la Brasserie de dicho Parque, mientras que la Casa Rank sólo pidió ciento cuarenta mil pesetas por dicha construcción, que le fué adjudicada, habiendo cumplido perfectamente sus compromisos."

cornelio dijo...

El 5 de marzo de 1931, Manuel Giménez Fernández pronunció una conferencia en el Ateneo sobre "Los problemas que a Sevilla le plantea la Post-Exposición"

Tras quejarse amargamente de la deuda que generó en Sevilla, fracaso organizativo y formas de liquidación formula ideas sobre el

"APROVECHAMIENTO DE RESTOS

(Tras exponer los pudiera usar el Estado que "alojaría decorosamente organismos que hoy no lo están".)

Otros alquilarse en pública licitación, como el Estadio y el Parque de Atracciones."

Carlos Romero dijo...

Bueno, vayamos por partes. Me gustaría comentarle a Curva Ilegal algo.

Por un lado hay que tener en cuenta el momento en que esto sucede. El Sevilla FC no está en posición de protestar mucho, por varias razones que no se pueden desvelar todavía, el caso es que en ese momento el equipo sevillista está muy mal visto por el régimen. De hecho fusilaron a algunos de sus componentes y otros tuvieron que exiliarse.

Por tanto el Betis es reflotado a pesar de no contar con afición, (o al menos esta es mínima en ese momento), por la sencilla razón de que los dirigentes militares del momento así lo deciden, entre otras cosas porque son béticos, no solo eso, sino que fundaron este club.

El hecho de que en el palco principal esté Monereo no es algo elegido al azar, todo está perfectamente calculado.

Pero hoy nos queda el orgullo de decir que nadie nos regaló absolutamente nada y que todo con lo que contó el Sevilla FC fue gracias a su afición y a la destreza de sus dirigentes.

Salu2

Carlos Romero dijo...

A cornelio:

Pero... ¿hasta el día de hoy no han parado de cometer irregularidades? :)

Anónimo dijo...

El prolema está en que una parcela de la ciudad, pagada por todos, ha pasado a manos de una sola persona...y puede obtener una plusvalia de muchos miles de millones (hablo de pesetas)
Saludos

Yovi

cornelio dijo...

La inundación que se recoge en la fotografía comenzó en la mañana del martes 27 de enero de 1948.

Presuntamente el culpable de la catástrofe, fue un ingeniero de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que habría ordenado talar en beneficio propio unos eucaliptus, que reforzaban el muro de contención del Tamarguillo en el sitio donde se produjo la rotura del cauce que inició la inundación. Por este motivo llegaron a haber manifestaciones y Consejos de Guerra... a los manifestantes.

El gobernador civil, Coca de la Piñera, se hacía eco de los rumores de que este malecón no se encontraba en perfecto estado, indicando que el bulo había corrido «sin tener en cuenta que, aunque en algunos lugares fueron cortados los árboles que antes existían, han quedado las raíces que dan consistencia al entramado que constituye el armazón del muro» (ABC 1-2-1948).

Las aguas inundaron las zonas de Miraflores, Fontanal, La Corza, San Bernardo, Tiro de Línea, Porvenir, Palmera, etc., no llegando al casco antiguo por la realización de una brecha por fuerzas militares al sur de Heliópolis, que desalojó dos millones de metros cúbicos de agua directamente al río Guadaira.

cornelio dijo...

¿Está usted seguro de sus datos?


“En 1907, ayer por la mañana, se fundó el Real Betis Balompié. El Betis y el Balompié se unieron para combatir, como Dios manda, al Sevilla F. C. Campo de las Tablas Verdes. El 24 de noviembre de 1918 se inauguró el glorioso Campo del Patronato. Tendrían que pasar 21 años, hasta el 17 de marzo de 1929, para que abriera sus puertas el Stadium de la Exposición Iberoamericana. Terminada la Exposición, el Betis abandona el Patronato y comienza a jugar por la cara en el Stadium de Heliópolis, de propiedad municipal. Allí, en la temporada 1934-1935 gana el Campeonato de Liga, sin que jugara Denilson, sino Peral, que el beticismo no es cuestión de millones, sino corazón y vergüenza torera. Campeón, "equipo del pueblo", triunfante, el Betis consigue del Ayuntamiento republicano del Frente Popular el arrendamiento oficial del campo, que fue aprobado el 16 de julio de 1936, dos días justos antes de la guasa. El campo era conocido entonces como Heliópolis, por el barrio que lo rodeaba.”

Antonio Burgos (El Mundo 16/12/98)

¡Oooooooooooooooooooooooooooooooh!

¡Salve Maese Burgos!

CURVA ILEGAL dijo...

Por un lado hay que tener en cuenta el momento en que esto sucede. El Sevilla FC no está en posición de protestar mucho, por varias razones que no se pueden desvelar todavía, el caso es que en ese momento el equipo sevillista está muy mal visto por el régimen.

Te copio y pego D. Carlos no le parece que se asemeja a la misma situación en la que estamos, la parte delantera de preferencia del Real B.B. y la ciudad deportiva se la ''regala'' a ''donmunué''el ayuntamiento o eso creo. Alomejor es que no protestamos por la licencia de obras.

Un abrazo Carlos el temita se las trae.

CASTA Y CORAJE
16

Carlos Romero dijo...

Un regalo en toda regla, no lo dudes, una vez más.

¿Qué hace el sevillismo ante esto?

Sé que está feo pero... respondo con otras preguntas, con perdón:

¿Qué debe hacer el sevilismo?

¿Espera el sevillismo algo parecido?

Ni tan siquiera cuando se le recalificaron los terrenos al Sevilla FC era un caso parecido, los terrenos eran propiedad del Sevilla FC.

Este es un debate un poco largo y con muchos matices y con arenas movedizas.

CURVA ILEGAL dijo...

No creo que una compensación a traves de mejora del nuevo estadio para con el suyo sobre locales o garajes etc nos aprobaran, pero estaría cojonudo que publicaran los beneficios que ha recibido el RBB a traves de la historia y en estos momentos, JeJe.

P.D. Nuestro presidente debería plantearse la mejora,¿no crees?

CASTA Y CORAJE
16

Anónimo dijo...

la gloria del betis,nunca la tendreis,no manipuleis.....

Antonio dijo...

mmmm ¿qué gloria? ¿podría usted hablarnos y contarnos algo de la gloria del betis?

Anónimo dijo...

¿La Gloria era una señorita de buen ver que paraba por la playa de Maria Trifurca?

Talia dijo...

La gloria es la afición que vosotros nunca en la historia podreis consegir!

Sagan dijo...

Para tener una afición como esta:

http://www.lapalanganamecanica.com/2008/11/800.html

Prefiero tener la mía.

Gracias Talia, pero no cuela.

Anónimo dijo...

Magnifico, una apostilla: El río que pasaba junto al gol sur era el Guadaíra, no el Tamarguillo.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

BUSCA EN LPM

Cargando...

Mentiras del Fútbol Sevillano

Mentiras del Fútbol Sevillano
Pronto para E-Book

ASRED

ASRED
Asociación de Sevillistas en la Red

ESCRÍBEME

¿Tienes una foto o un documento antiguo referente al Sevilla FC o al Real Betis?

Envíalo a lapalanganamecanica@gmail.com

SUSCRÍBETE A LPM

Seguidores

SÍGUEME POR E-MAIL