rel='nofollow' target='_blank'/>

07 marzo 2009

Sevilla en 1906

Dedicado a Yovi

Hace ya algún tiempo que encontramos una “delicatessen” de artículo del director de “El Mundo Deportivo” de Barcelona, en el año 1906.

Masferrer realizó un viaje en aquella época a Andalucía pasándose por Sevilla, Jerez y Huelva y nos habla amargamente –como buen sportmen- sobre la baja actividad el deporte en estas tierras. Pero lo más interesante es que hace una radografía de una Sevilla que a muchos les resultará desconocida y que nos sitúa perfectamente en la época.

Veamos:

La bella y esplendorosa Sevilla no tiene empeño en igualarse ni acercarse siquiera en materias sportivas á Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao; vive en esa indolencia morisca que la hace tan admirable y tan soberbia

Es indudable que por ser una de nuestras ciudades más populosas, en ella hay infinidad de .sportsmen que rinden culto á nuestras practicas deportivas más en boga, pero de esos elementos puede decirse que si luchan, no luchan con la ardiente y continuada fe con que sin cesar batallan los que en aquellas otras ciudades forman el núcleo de nuestro ejército sportivo.

En Sevilla hay infinidad de automóviles en manos de pudientes personalidades que se permiten ese lujo, más por lujo que por sport. Allí la gente aristócrata está más por el caballo que por el auto y son tan soberbios los troncos que se presentan todas las tardes en el paseo de las Delicias, que si un automóvil apareciese por aquel delicioso paraje, á nada comparable, resultaría poco menos que deplace.

El ciclismo bate son plein pero como me decía con amargura el amigo y veterano ciclista Diego Cano,—está en manos de montañeses á quienes les cuesta pagar una peseta por el alquiler de una máquina que quieren sea de las nuevas y flamantes durante una hora.

Diego Cano y Francisco Navarro son los que por la índole de su negocio facilitan esas ventajas á numerosos dependientes de comercio que distraen sus ocios las tardes de los domingos, estropeándoles las maquinas que ponen á su devoción intentar reorganizar las huestes ciclistas bajo el protectorado de la Unión fuera tarea muy difícil, á menos que no fuésemos uno de nosotros á infundir esas aficiones y puede, puede que tuviéramos que volver á nuestros lares convencidos de que hay cosas imposibles. Cómo ha de ser!

Dos velódromos que existieron los dos pasaron á la historia, como han pasado intentos nobilísimos sin dar fruto provechoso alguno.

En materias de gimnástica, nuestro querido amigo , colaborador y corresponsal de EL MUNDO DEPORTIVO D Salvador López Gómez ayudado muy eficazmente por su hijo, ha hecho cuanto buenamente se puede hacer; y aunque su gimnasio médico es un establecimiento muy recomendado y recomendable, no ha alcanzado aun el premio que se merece como justo tributo y como recompensa á su ímproba labor, que solamente se aprecia por los que seguimos paso á paso la marcha lenta, pero progresiva de la gimnástica en España.

De esgrima, lo que se hace, débese al esfuerzo también poderoso de nuestros buenos amigos Pedrín y Gapo Bueno, dos excelentes tiradores, dos muchachos muy simpáticos, muy trabajadores, que tienen montada una excelente Sala de armas y que dan ciases en el Círculo Militar y en el Centro de Labradores.

Y si en verdad se realizan otras manifestaciones sportivas, débese á un reducido grupo de gente joven y aristocrática, educada á la moderna y que ahitos de otros placeres que no sean los del casino, únense para efectuar de cuando en cuando algún concurso hípico, á que en estas tierras son tan aficionados, tiro de Pichón, que tanta fama ha conquistado en el mundo del sport—siendo el terreno de Tablada de todo sportsman conocido— y hasta polo, golf otros deportes importados por los muchos que se educaron en Inglaterra.

Esto no es mas que un pálido reflejo de lo que en contadísimos días—que me han parecido segundos—he podido apreciar, teniendo la evidencia de que si aquí alguien se decidiera á ser porta estandarte del sport, en muy poco tiempo habría de verlo floreciente; sólo se necesita constancia grande y perseverancia firme, porque es un dolor ver á ese hermosísimo Guadalquivir y que no exista un club de regatas donde los remeros podrían practicarse mejor que en ningún otro sitio, porque á lo suave de la corriente únese lo espléndidamente hermoso y bello del paisaje.

Yo confío, sin embargo, en que alguno de los amigos queridísimos que aquí tengo y con quienes he tenido ocasión de renovar una amistad firmemente arraigada mi alma, tendrán en cuenta mis predicaciones, hijas de aquellas otras que también vertió á raudales el amigo Salazar, como también que no habremos de tardar mucho en ver corno brotan entusiasmos que han de influir en que Sevilla entre de lleno en el concurso sportivo en el que es sensible la precedan y aventajen otras ciudades mucho menos importantes que la bella ciudad del Betis.

De Sevilla encamine mis pasos por Cádiz, Jerez y Huelva y en todas partes hallé la misma apatía é indiferencia de que os vengo hablando.

(…)

Llevo empero una impresión muy grata de esta tierra, para mí totalmente desconocida, y después de caminar por el desierto de mis esperanzas veo muy vecina la hora de marchar á Madrid, en donde presumo que en lo que resta de mes habrán de llevarse á cabo grandes y magnas empresas de las que Escuer, el amigo estimadísimo, sabrá datos mejor cuenta que vuestro amigo y compañero

N. MASFERRER.

Cáceres, Mayo 1906

Yo no sé a ustedes pero a mí me parece un artículo delicioso que nos sitúa perfectamente sobre el estado del deporte en la ciudad y sobre todo porque a Masferrer le cuentan en este pasaje lo siguiente:

sportmen

Caramba, si al final va a parecer que sí hubo intensa actividad deportiva en el Hipódromo de Tablada tras 1905, ¿les suena?, con los señores que se educaron en Inglaterra y que importaron a nuestra ciudad el noble sport del Foot-Ball y que se llamaban White, Langdom, Welton, Gallegos, Hammech, Ybarra, Lafita, Kirkwood, García Martínez, Ruiz de Castañeda, Cobian, Leconte, Illana, Romero, Smith, Mckenzie, Wood, Tiburcio Alba, Bezard, los Zapata, Ramos, Medina de Tagore, etc.

La apreciación de Masferrer coincide en tiempo y forma, con que la mayoría de estos “sportmen” fueron educados en Inglaterra y trajeron de allá su afición por el football y otros incipientes deportes. Así recordamos cómo Don Luis de Ybarra y Osborne, nos cuenta el episodio de su paso por Inglaterra y cómo conoce a sus compañeros que fundaron el club sevillista, en sus mismas circunstancias.

El handicap de estos pioneros radicaba en que no encontraban otro club contra el que jugar, lo que hacía dificultoso y tedioso el tener que jugar siempre contra los mismos año tras año y aún así eran grandes entusiastas de este nuevo deporte que terminarían implantando en nuestra ciudad, incluso despertaría la verde envidia de otros para practicarlo.

No me gustaría terminar esta entrada sin saludar a los que no leen mi blog nunca y sobre todo a los que no volverán a entrar a partir de ahora… o de después… :)

.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   14 comentarios :

  1. Estos pioneros de fomentar el sport entre la juventud sevillana se implicaban tanto en la modernización, auge y empuje de su ciudad que sólo algunos años más tarde, tomaban la iniciativa de proponer al Ayuntamiento fiestas deportivas para complementar la inigual primavera sevillana.
    !Qué grandes!

    ResponderEliminar
  2. Sr Carlos,tengo en mi memoria una historia que me
    conto un tioabuelocuñadodelavecinademiprimasegunda
    porpartedemitata,que esto es mentira.JAJAJAJAJAJA.
    ¿Que se apuesta usted amigo Carlos,que saldra alguno diciendolo?Saludos

    ResponderEliminar
  3. Extraordinario Carlos. En mi opinión, la "teóricamente" escasa actividad futbolística de los foot-ballers sevillanos en el periodo 1900-1909 se debe, no solo a la ausencia de rivales locales, sino a que su prioridad era otra, más profunda, cumplir un objetivo noble y desinteresado, propio de su tiempo y entorno, reflejado explícitamente en el objeto social estatutario del SFC. Que se organizara un partido de las características del de Messina es la mejor prueba de lo que digo.
    "Todos los caminos señalan a Roma."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. lo q yo no entiendo es que si el sevilla fc existia desde el 14 de oct. de 1905, ¿como es que no sale en este scanner deportivo hecho a la ciudad en 1906? muy raro KINKÉ

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno.

    Deportes importados de Inglaterra...

    Me da a mi que eso era Foot-ball, ¿o sería cricket?

    Seguro que alguno dice por ahí que lo que importaron fue el baloncesto, y se queda tan pancho.

    Luego vendrá otro dirá que su abuelo le dijo que jugaba al baloncesto en Tablada cuando terminaba el Tiro al PLATO, y otro dirá que su abuelo jugaba al baloncesto cuando salía del cuartel de Tablada de pernocta, y al final, verás cual era el primer equipo de baloncesto que hubo antes de Cajasol.

    Carlos, deja de decir pamplinas que el baloncesto se inventó en América.

    (Al final quedará que Carlos dice que el Baloncesto se inventó en Inglaterra, y se quedarán tan panchos)

    ResponderEliminar
  6. Estimado "Kinké" sí, debe ser raro que unos personajes practicasen un sport importado por ellos mismos de Inglaterra en Tablada.

    Rarísimo.

    ResponderEliminar
  7. solo digo una cosa, si el sevilla fc ya exisita como tal en 1906, N. MASFERRER lo hubiese citado, al igual que cita nombres de personas que practican tal o cual deporte. En tablada se jugarian muchos deportes, pero por deportistas sin constituir ninguna sociedad en 1906.

    ah, no se si habreis visto el foro oficial del betis, hay uno que dice que va a probar en estos dias que el sevilla balompie se llamo ESPAÑA BALOMPIE. veremos a ver que pasa.

    KINKÉ

    ResponderEliminar
  8. Sí, debe ser como usted dice, esto es como las matemáticas 2+2=4.

    Me parece perfecto que alguien en el betis pruebe que el club se llamó España Balompié, es que no se podía llamar de otra manera con el personal que tenía y no sería de extrañar, eso sí, el nombre le duró 2 meses solo.

    ResponderEliminar
  9. Una cosa está meridanamente clara;
    Si un señor enviado por un periódico catalán habla que a principios de 1906 en Tablada existe un grupo grupo de gente joven y aristocrática, educada á la moderna (no habla de militares)que llegados desde Inglaterra, tras completar allí sus estudios, practican deportes que aprendieron en dicho pais, y esto coincide literalmente con el perfil de los fundadores del Sevilla F.C. no cabe la menor duda (y dudarlo sería estar obcecados y con una venda en los ojos)que se habla de las mismas pesonas; Ybarra y compañía.
    Y si para más inri lo anterior se completa con un documento legal -como son los estatutos- que informa que un 14 de octubre de 1905 se funda una sociedad llamada Sevilla F.C. llegamos a la conclusión que el viajero periodista se está refiriendo al mismo club.
    Y en el supuesto, poco probable, que no se refieriese al Sevilla, esto no es síntoma de que no existiese, ya que cuando habla del remo ignora que había numerosos clubs que desde 1890 venían practicándolo.
    Lo que es infumable es querer sacarle punta a un artículo porque no se mencione expresamente al Sevilla, aunque no cabe duda que lo alude, e ignorar un documento legal de constitución (¿cuantos clubs españoles pueden decir que tienen unos estatútos de constitución donde se informe la fecha?)
    Por ultimo, cualquier estudio, que sea un poco serio, sobre historia debe situare en el contexto social, económico, etc, del momento estudiado. No se puede extrapolar una circunstancia del pasado a la mentalidad del presente. Hacerlo así es de necios. A principios del S.XX en sevilla el deporte era poco conocido y practicado. Las masas se movian por otros entretenimientos como los toros. La poblacion en su mayor parte ignoraba el deporte, y sólo cuatro locos aristocráticos criados en ambientes anglosajones tenían los arrestos suficientes para ponerse en paños menores y darle patadas a una pelota. ¿Quien jugaba al golf en Sevilla en los años setenta, sino cuatro niños bien?.
    El viajero periodista sin duda vió jugar al fútbol al Sevilla F.C. por un grupo de jovencísimos deportistas, que no tendrían ni la mayoría de edad y que poco tiempo atras se constituyeron legalmente como sociedad de fútbol, y cuyo nombre conocerían ellos mismos y cuatro más. No existía el marqueting ni habría rótulos ni escudos por las calles ni en ningún local.
    Querer darle más vueltas a ese asunto es perder el tiempo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Efectivamente Yovi, pero la verdad no asusta:

    Durante el periodo 1906-1908 la actividad "footballistica" en Sevilla es baja, aunque no nula y ello no conlleva desaparición. La disolución de una sociedad era un trámite obligatorio bajo las penas que obligaba la ley y eso no se ha encontrado.

    La que no existía era la "balompédica" hasta que llegó unos años después.

    Lo que ocurre es que esta es la política del calamar, echar tinta sobre el rival para emborronar los propios handicaps y defectos. A muchos les va bien haciendo eso.

    Cuando alguien pide papeles al Sevilla FC y se dedica a crear la duda sobre los que tiene, no es más que una estratagema para ocultar que tienen menos papeles que una liebre y encima pretenden ser el decano.

    Triple mortal con pirueta inversa.

    ResponderEliminar
  11. YOVI: "Y si para más inri lo anterior se completa con un documento legal -como son los estatutos- que informa que un 14 de octubre de 1905 se funda una sociedad llamada Sevilla F.C., llegamos a la conclusión que el viajero periodista se está refiriendo al mismo club."

    KINKÉ: Esos estatutos que hablan del nacimiento en 1905 ¿de qué año son, de 1914 o de 1905? Es que, oficialmente, del año 1905 como material tangible no tenéis nada creo ¿no?. Oye, al igual que el Betis tampoco lo tiene de 1907, no quiero ser parcial...

    Hasta la primera foto del Sevilla creo que es de 1908 ¿no?

    Si son unos estatutos de 1914 que dicen que el Sevilla nació en 1905, por muy oficial que sea, será oficial a nivel personal y, posiblemente -cabe la duda-, haber sido manipulado a tal efecto para la ocasión. Sáquenme de dudas, en realidad, soy neófito en esto.

    ¿Tenéis documentos escritos palpables y oficiales del año 1905? Por favor, la pregunta es muy clara y sencilla, dejad los montes de Úbeda para coger espárragos.

    KINKÉ

    ResponderEliminar
  12. Estimado Kinké, si pensamos que todo documento oficial es falso y manipulado, apaga y vámonos.

    De momento no le voy a contestar a esto y ya se enterará en su momento.

    Esperaremos acontecimientos.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  13. Amigo Kinké, creo que Vd. no es tan neófito en esto y como dice el Sr. Romero todo a su tiempo.
    Por cierto, es de agradecer que un bético adopte un nick tan sevillista como el de nuestro querido "Lamparilla".
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. No parece muy lógico que un bético adopte un nick tan sevillista, pero cosas más raras se han visto.
    Eso sí, si repasa con un poquito (créame, con un poco de atención le resultará bastante) todos los posts del señor Romero, e incluso los aparecidos en páginas verdiblancas, podrá observar no sólo una sino varias pruebas irrefutables del nacimiento "OFICIAL" de nuestro SEVILLA, y de su orígen "OFICIOSO" en 1890, que no es lo mismo, aunque en otros clubes sí lo sea.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM