rel='nofollow' target='_blank'/>

23 abril 2009

El esperpento

Casi nunca hago una entrada en este blog sobre la actualidad sevillista como podrán comprobar, aunque lo he hecho en determinadas ocasiones que he considerado importantes. Nunca he escrito para criticar a nuestro entrenador, pero lo de ayer supone un antes y un después de la “era Jiménez” en el Sevilla FC desde mi punto de vista. La crítica es a todas luces bien merecida por lo ocurrido.

Señor Jiménez, el Sevilla FC es un club grande. Es un club con más de cien años de historia en los que ha demostrado ser un campeón con todas las letras sin comerse ninguna. Este es el club más grande del sur de España, valga la frase ya manida, pero que no falta a la verdad en absoluto.

En nuestro palmarés contamos con 17 campeonatos de Andalucía ganados, 4 a nivel nacional, una liga, amén de los títulos europeos.

jimenez

Cuando usted cogió este equipo era campeón de la UEFA, del Campeonato de España y de la Supercopa. Usted tenía un equipo grande en sus manos, el mayor Sevilla FC de la historia para convertirlo en lo que ni tan siquiera se acerca a lo que fue, a tenor de los hechos ocurridos ayer en el Nou Camp. Usted solo tenía que continuar en la línea en la que se venía trabajando sin salirse de ella ni un ápice: las mismas rutinas, las mismas costumbres, los mismos ejercicios, la misma estrategia, la misma dieta, etc… pero no.

Yo comprendo perfectamente que podemos ganar, empatar, incluso perder, pero si se pierde que sea con honor, señor Jiménez. El espectáculo circense que dimos ayer fue verdaderamente lamentable. Mi Sevilla FC pudo haber perdido perfectamente ante el mejor equipo culé de la historia y actualmente del mundo, pero no se puede perder de esa manera tan lamentable y penosa.

Hasta ahora, quitando la eliminación a primeras de cambio del entorno natural del Sevilla FC, (Europa) y la vergonzosa eliminación en semifinales ante un equipo que no es la sombra de lo que fue antaño, (Athletic Club), por no hablar de Champions de la temporada pasada, lo único que venía avalándole eran los números en liga, a pesar del mal juego, (algo que debe dar igual mientras ganemos), pero incluso ahí está perdiendo el crédito. Hemos llegado a estar a 11 puntos de nuestro siguiente perseguidor, pero es que ahora estamos a dos.

Señor Jiménez, no dudo de su profesionalidad, pero hasta ahora usted solo nos ha demostrado que en los momentos importantes el Sevilla FC no ha dado la talla con usted en el banquillo. De eso es lo único de lo que podemos hablar y no de otra cosa porque no ha existido.


Ayer vi a un equipo de barrio que se enfrentó a un grande. No vi al Sevilla FC. No vi un equipo luchador, tan solo vi a un pollo corriendo sin cabeza y, lo peor, chorreando la sangre de lo que éramos y teníamos y de lo que se nos está yendo. Espero que no sea demasiado tarde para enmendar.

¿Se merece la afición esto?

¿Merecemos tener que sufrir, aún cuando a sabiendas de esto, aún no hemos protestado en el campo animando sin cuartel?

¿Hay que llegar a sacar los pañuelos y empezar a protestar pidiendo la marcha de Jiménez para que la presidencia se de cuenta del error? ¿Es necesario llegar a ello?

El domingo aterriza el Real Madrid en la bombonera, si no se protesta será porque el sevillismo tiene una cuenta pendiente con otro entrenador, pero dependiendo como acabe el partido, el público soberano dictará su sentencia y estará bien dictada porque este público ha sabido estar cuando se le ha pedido, en lo económico, en lo social, en lo deportivo… es por ello una afición ejemplar, pero por ello, no se les olvide, es sabio y sabe pedir aquello que su Sevilla FC necesita y esto es un cambio de dirección.

Habrá quien me tache de oportunista pero las cosas deben decirse en su momento, cuando ocurren, esperando una reacción rápida si nuestro club quiere conseguir el objetivo propuesto.

Por cierto ¿no se podía adornar más el esperpento de ayer, más que con las medias de caponata que nuestro equipo lució?

Reflexionemos, por favor.

.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   15 comentarios :

  1. Saludos.

    ¿Ése es el objetivo de la temporada? ¿Hacer que Juande muerda el polvo de la misma forma que durante años, muchísimos, solo soñaban con ganarle al Betis?

    ¿Hemos vuelto a las rutinas de las miserias domésticas?

    ¿Qué hay de la AMBICION?

    ¿Resultadistas? ¿Sevillistas de finales?

    Los resultados se estampan en el campo, jugando y ganando. Y las finales... todas las posibles. Todas.

    Puntos, D. Carlos. Puntos y puntos y puntos. No hay otra. No sirven las aritméticas, ni las matemáticas, ni las masturbaciones mentales. Nada de nada.

    SALIR A GANAR SIEMPRE. Y PARECERLO. Y DEMOSTRARLO.

    Luego será lo que tenga que ser.

    No sabes cómo voy a lamentar haber adivinado que la elección del primer técnico, desde el primer día, no era solución -ni siquiera opción-, para un equipo ganador.

    Lo lamentaré hasta lo más profundo.

    Y yo no tengo pajolera idea de fútbol.

    Cuídate y gracias por decir las cosas que dices y como las dices.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Es una pena cómo se ha tirado por la borda casi toda la ventaja que teníamos con respecto al Valencia. Ya sólo dos puntos.
    Espero que el domingo se salga con otra actitud porque de lo contrario nos veremos más pronto que tarde en la zona Uefa.

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ayer lo que se vió en el campo, es un equipo que no se merece jugar la Champions... Jugandose el 3er. puesto no se puede presentar esa alineación y jugar de esa forma. Ese equipo no es invencible en su campo, ya que un equipo que esta en puestos de descenso le planto cara.

    ResponderEliminar
  4. es increible que estabamos a 11 puntos , con una tercera plaza consolidada , y ahora ...
    nuestro sevilla es un equipo que ante las mayores dificultades sale a comerse al rival, recordemos viejos partidos ... ayer fue lamentable.
    estoy totalmente de acuerdo contigo amigo.

    un saludo

    ResponderEliminar
  5. No solo se a perdido la ventaja de 11 puntos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. He sentido vergüenza. Ha habido una falta de actitud tremenda, empezando por el entrenador y siguiendo por los jugadores. Hemos hecho un planteamiento de prededores, cosas propias de otros clubes, pero no del Sevilla FC. Dejarlo todo a un aprtido es un suicidio, ¿qué pasa si eprdemos el domingo?, ¿no acordaremos entonces de no haber peleado por los 3 puntos de ayer?.

    estuve en el campo y sentí vergüenza.

    ResponderEliminar
  7. es actitud el problema de todo esto ¿pero quien pone esa actitud en los jugadores? pues creo que el entrenador,si el entrenador no logra hacerlo ya sabeis lo que viene detrás de esta frase,solo espero que cumplamos con el cometido a final de temporada,será ahi cuando yo me defina sobre que opino de este equipo,este entrenador y todo esto para afrontar la próxima temporada ¿en champions?¿en uefa? ¿donde estaremos? ojala que en la primera de mis preguntas.
    un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  8. Yo pediría un poco de calma, de tranquilidad y de sosiego.
    No se acaba el mundo por un partido perdido. Ya sé que se hizo el ridículo. Sé que el entrenador metió la pata cambiando las bandas, con ese centro del campo, y con dos delanteros que no están a lo que están. Pienso que se le fué la olla al igual que el dia que jugamos en Heliópolis.
    Pero no hay nada perdido, todo lo contrario, hay mucho que ganar aun. Ya quisieran otros 17 equipos estar donde estamos nosotros.
    Y quedan seis jornadas, seis finales, tres de ellas en casa, en Nervión. Mal ayudariamos a nustros intereses si no pusiesemos de nuestra parte para intentar llegar al objetivo marcado.
    Los palos al final, si son precisos, o cuando se tiene todo perdido, pero no ahora, por favor, porque nos jugamos mucho.
    Es el momento de hacer un último esfuerzo hacer de tripas corazón, todos unidos.
    Y repito , los palos al final de la temporada.
    Es mi forma de pensar. Siento disentir con el resto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. La queja trae descrédito.


    Baltasar Gracián.

    ResponderEliminar
  10. La única explicación que encuentro para su artículo es que lo realizara inmediatamente despues de acabar el partido. En caliente y con la indignación que teníamos todos los sevillistas.

    Mi opinión es que hasta el día de hoy estais siendo tremendamente injustos con nuestro entrenador.

    ResponderEliminar
  11. ¿ Y nuestra humildad? ¿ dónde está nuestra humildad?
    A la de la afición me refiero.
    Leyendole ciertas cosas tengo claro que no os mereceis ni la champions ni nada. otros sesenta años de sequía para bajaros los humos

    ResponderEliminar
  12. Estimado amigo Bartolo, por esa regla de 3 suya nos quedan 40 años de éxito. Haga usted el favor de sumar bien.

    ResponderEliminar
  13. Yo lo veo claro. Pero con lo claro que yo lo veo, esto no es argumento (por lo visto) para los críticos que piensan que no hay cosa más importante en el mundo que jugar bonito y además jugar bonito es, irremediablemente, jugar como se jugó en las temporadas 2005-2006 y 2006-2007.

    También, digo yo, se jugaría muy bonito en la temporada 1945-46 cuando el club más grande del sur de España ganó la liga y ¿por qué no se compara con aquél año, por qué no se echa de menos aquél juego bonito?. Cuando ganó una de las tres primeras copas de España también digo yo que jugaría bonito el Sevilla ¿y por qué no se echa de menos aquél juego?. No, aquí lo único que se echa de menos es el juego de las temporadas 2005-06 y 2006-07. Nada más. Para ellos no hay más.

    Pero esto no es todo amigos, la condena que le ha caído a Manolo Jiménez por no hacer juego bonito (el hecho de ir terceros casi todo el campeonato no se valora ni se hace nunca referencia a ello) es tener que soportar gritos de insulto y menosprecio y de “fuera ya”, sin valorar y mucho menos premiar la genial temporada liguera que está haciendo.
    Pero bueno, amigos, supongo que esto del fútbol es igual de ingrato que cualquier otra profesión donde, aunque seas el mejor y lo demuestres, también te dejan de reconocer los méritos como cuando en vez de reconocerte esos méritos te dicen “es que es tu obligación”. Mire usted, señor crítico, que critica para mejorar (porque como quieren mucho al Sevilla critican para mejorar, pero criticar para mejorar es, para ellos, llevarse todo el día y día tras día diciendo barbaridades en los foros y durante los partidos contra los tuyos), Jiménez no tiene la obligación de dejar al Sevilla tercero y si lo deja tercero ha cumplido con su obligación, no, eso no es. Jiménez tiene el deber (no la obligación) de cumplir un objetivo y si lo cumple habrá que reconocerle el mérito, inmenso, de haberlo cumplido con ese objetivo, dificilísimo por cierto. Ya hemos podido comprobar lo difícil que es, que hemos llegado a tener a un punto al Valencia y a dos al Villarreal.

    Y encima tenemos que aguantar a ciertos juntaletras decir que Jiménez es un ególatra, así de claro, que es un ególatra. Esto, así de claro, es un insulto. Dice de Jiménez que es un ególatra y un desconfiado. Además le dice que “siente veneración por sí mismo”, o sea que además le llama narcisista.

    ¿No tendrá más de Narciso usted, señor Fernández, que Jiménez?.

    ¿No tendrá más de ególatra y de desconfiado usted, señor Fernández?.

    ¿No tendrá usted más de pinocho usted, señor Fernández?.

    ¿No tendrá usted más de lobo que de Caperucita Roja?.

    UN ABRAZO RABIOSO a los sevillistas que dan la cara.

    ResponderEliminar
  14. Gracias RABIOSO por dar tu opinión en mi humilde blog, donde todos, con respeto, pueden expresar aquello que les venga en gana: sus sentimientos, sus expectativas, su ilusión y su amor, ( a su manera), al mejor equipo del mundo.

    ResponderEliminar
  15. Por otro lado, me gustaría felicitar a mi presidente por ser sensible a la opinión de la mayoría del sevillismo.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM