rel='nofollow' target='_blank'/>

12 mayo 2009

EL ESPEJO EN EL QUE REFLEJARSE

Veo, no sin cierto temor, cómo determinados personajes que se llaman a sí mismos sevillistas, arremeten sin pudor contra su propia afición en diversos medios. Esto es algo muy peligroso desde mi punto de vista, ya que se basan en la defensa a ultranza del entrenador sevillista, Jiménez, para introducir una seudo-filosofía y una especie de manual o guía de “modelos ejemplarizantes de comportamiento” que debe seguir la afición sevillista.

No se dan cuenta estos señores que la afición sevillista históricamente siempre fue luchadora. Históricamente siempre fue crítica hasta el extremo y cansina en sus pretensiones hasta la saciedad, llevando así hasta donde hoy está a este Sevilla. Nadie, absolutamente nadie, comprendería a este club sin la idiosincrasia de su afición.

Los detractores de la afición sevillista se miran en un espejo distorsionado. Nos hablan del tópico del muerto de hambre harto de caviar y no se dan cuenta que este es el gran club del sur de España faltándole al respeto.

Obvian cuando hablan estos señores cómo esta afición sacó del atolladero a su club en agosto del 95, sacando a la calle a miles de sevillistas y cómo echó literalmente más tarde a presidentes y directivos que fueron un lunar negro en nuestra centenaria historia. Ya las crónicas desde muy antiguo hablan de esta idiosincrasia sevillista y mientras otras aficiones abandonan a su club repetidas veces a lo largo de los años, la sevillista permanece siempre fiel, exigente y junto a su equipo, pero haciendo siempre un marcaje de cerca a sus dirigentes, felicitándoles cuando llega el caso y recriminándoles lo que crea conveniente, cuando le da la real gana.

aficion
Hay incluso quien pretende comparar esta situación actual de crítica al entrenador con la situación de otros clubes como el Valencia, llegando a llamar “proceso de mestallización” a lo que ocurre con el cisma de Jiménez, pero la “mestallización” no llega por exigir un mayor nivel al entrenador por parte de la afición, esto es algo natural en todos los estadios de España, llega porque una minoría quiere imponer su criterio al mayor y más preciado bien del club nervionense: su afición, pretendiendo crisparla. Esa es la verdadera “mestallización”, la de estos, aparte de faltar el respeto a un club grande de España como es el Valencia.

Intentan estos personajes asociar la crítica al entrenador con la gestión del consejo de administración sevillista, lanzando el mensaje subliminal de que si no quieres a Jiménez estás desdeñando esa gestión. Habrá a quien no le guste y estará en todo su derecho, pero no hay falsedad más grande que no responde más que a una estrategia bien orquestada entre determinados elementos del sevillismo, unos cuántos solo, que arremeten contra sus propios hermanos con la pretensión de la consecución de un pensamiento único basado en que el enemigo está en casa y que es el propio sevillismo.

Pero se equivocan. Su actitud solo responde a un comportamiento pequeño de miras y de corta mentalidad, porque a esta afición no la podrán parar nunca, porque siente a su club como un grande y aspira que siga en la línea ganadora de años anteriores y empuja para ello.

…la llamada “mestallización” no llega por exigir un mayor nivel al entrenador por parte de la afición, esto es algo natural en todos los estadios de España, llega porque una minoría quiere imponer su criterio al mayor y más preciado bien del club nervionense: su afición, pretendiendo crisparla…

Jiménez tiene a su favor el mantenernos los terceros en la liga, pero tiene en contra el que nos hayan eliminado rápidamente ante clubes muy pobres, en el entorno natural de este Sevilla FC de los últimos años, que es Europa y aunque llegamos a semifinales el Campeonato de España, perder contra el club bibaíno como lo hicimos. No hablemos de la imagen dada ante clubes como el Getafe y la forma en que perdimos ante el FC Barcelona y Real Madrid, clubes a los que le veníamos ganando temporadas anteriores con cierta facilidad. Con este panorama se crearon fuertes dudas sobre si este sería el entrenador que el Sevilla FC necesita para seguir haciéndole campeón y todo esto es legítimo, señores, no nos llevemos a engaño. Aquí no hay más trampa ni cartón.

Y no es más que esa línea de continuismo ganador el que el sevillismo -la afición- intenta insuflar en su club y exige a su directiva que no se aparte de esa línea ni un ápice.

Los detractores de la afición sevillista se miran en un espejo distorsionado. Nos hablan del tópico del muerto de hambre harto de caviar y no se dan cuenta que este es el gran club del sur de España faltándole al respeto. Se refieren al ganador de 17 copas de Andalucía cuando este era el máximo trofeo al que se aspiraba, el primero que trajo el Campeonato de España a Sevilla, a Andalucía y su único campeón europeo. Eso nunca puede ser un "muerto de hambre".

solo Instantánea tomada el día que murió nuestro Antonio Puerta.

Estimados y minoritarios amigos “blanquirojos”, los muertos de hambre aquí siempre han sido otros, no nosotros a pesar de que, debido a la losa económica que nos supuso la construcción del estadio, que se financió con medios propios y sin ningún regalo por parte de nadie, afectase durante tantísimos años al ánimo social de la entidad y al terreno deportivo. En esto que no se confunda nadie, LA AFICIÓN SEVILLISTA financió sus cuatro estadios históricos en un entorno donde los estadios públicos se regalaban veladamente a otros clubes por influencias políticas. LA AFICIÓN SEVILLISTA llena el estadio con uno de los abonos más caros del fútbol español. Una afición que no comprendió en un primer instante que volviese el actual presidente tras los hechos del 95, advirtiéndole, pero que reconoció su gestión ampliamente tras demostrarle su capacidad para administrar el club.

El Sevilla FC debe reflejarse en el espejo de los grandes, el espejo de aquellos que se deshicieron sin dudarlo un instante de estrellas indiscutibles como un Deco, o un Ronaldinho y otros astros para resurgir de sus cenizas y volver a ser campeones. Solo así se es un equipo grande y el sevillismo quiere la continuidad. El sevillismo entiende que su lugar natural es estar en puestos Champions y no porque se le ocurra de pronto: el Sevilla FC es actualmente el séptimo club en el ranking de clubes de la UEFA, es decir, en la próxima edición de Champions, si nos clasificamos, seríamos cabeza de serie y está a punto de ocupar de nuevo el sexto puesto que le corresponde en la clasificación histórica de la liga, que perdió tan solamente por la coyuntura de la liga de los tres puntos y bajar en ese momento a segunda.

Cuando se cambia a un entrenador es la afición la que empuja a ello casi en el 100% de los casos y ustedes ven esto como una anormalidad, cuando en realidad podrían comprobar que no lo es en ningún lugar del mundo.

El Sevilla no debe reflejarse en el espejo del conformismo, en el de los localismos, ni en el del estancamiento.

aficion1
Estimados amigos, la afición sevillista es soberana, la afición siempre tiene la razón, aunque ocasionalmente no la haya tenido y la afición y su idiosincrasia es insustituible, como así se ha demostrado, por activa y por pasiva en la historia de nuestro club. Nuestro presidente dijo no hace mucho: "Todo es sustituible menos la bandera, el escudo y la afición" y no le faltó razón en esa ocasión. El enemigo no está dentro.

Tan solo hay una manera de callar a la afición sevillista, con hechos. Sigan haciendo un equipo campeón allá donde participe.

http://www.eldesmarque.es/content/view/18946/31/

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   10 comentarios :

  1. Cierto es que nuestra afición es exigente (¿verdad, Enrique Montero? ¿verdad Franciso?).

    Pocos ha sido los internacionles que ha dado nuesrto equipo, pero de los útimos, que además ho so bandera de la escuela sevillista, algunos han abandonado llorando nuestro estadio.

    Montero lo hizo en un partido de Copa, Francisco en uno de liga en el que Manolo Cardo cogió la camiseta del seis, cuando los números indicaban la alineación y no la matrícula, y le dijo:

    - "Llévatela y que la lave tu madre, que esa es tuya."

    Y me refiero a esto, porque el problema de Jimñénez el año pasado era que no cerraba los partidos, que aunque batiéramos el record goleador, no servía para ganar siempre. Este año marcamos menos goles y el problema, parece ser el mismo, Jiménez.

    Sólo deseo que seamos la misma afición sbia que hizo salir del campo llarando a Francisoc y a Montero.

    ResponderEliminar
  2. Saludos.

    ¡PLAS, PLAS, PLAS, PLAS!

    ¿Insultos? ¿Desprecios? Yo me siento insultado y ofendido. Yo no puedo acudir al Estadio. Yo no puedo ver al equipo de mis amores.

    Pero a pesar de lo que digan algunos, SOY SEVILLISTA.

    Tan bueno o tan malo como los demás.

    Y tengo sitio en la Afición porque así lo dijeron en 1905. Y yo les creo.

    Un día dejare de ser exigente y crítico con el Sevilla. Un día dejaré de ver que gane partidos, copas y ligas. Ni Uefa, ni Champions.

    Ése día habré muerto.

    Mientras llega, hablaré, escribiré y expresaré lo que me gusta y lo que no de MI Equipo y de las personas que lo integran. Se llamen como se llamen.

    Y no admito filtros a mi Sentimiento porque soy de éste Equipo, del SEVILLA FC.

    Y los sevillistas sabemos de fútbol. Del bueno.

    Aunque yo no pueda ir a verlo.

    Gracias.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo a mis lectores que no tengo inconveniente en publicar cualquier cosa dicha con respeto aunque -lógicamente- no esté de acuerdo con mi tesis, pero eso sí, la norma es que la publicación no puede ser anónima, con lo que le ruego al señor que ha escrito que vuelva a hacerlo co un nick cualquiera, no es necesario que sea su nombre, para poder dirigirme a él/eella.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. JMR Rodriguez-Caso12 de mayo de 2009, 19:00

    Lo que pasa es que de un tiempo a esta parte han aparecido una serie de forofos fundamentalistas que hacen de ello una defensa sin objetividad de todo lo suyo.Todos los que piensen diferente tienen que ser eliminados por que van en contra de su club.
    Yo llevo muchos años viendo al Sevilla y siempre hemos tenido una unión y hemos tenido nuestras propias opiniones y preferencias.
    Ahora o con nosotros o contra el Sevilla.
    Lo que dan los exitos en muchos casos es la prepotencia y la visión asnal del que no quiere ver las cosas como son.
    P.D. A Cornelio, si soy descendiente de Rodriguez-Caso y te dire que su hijo (mi abuelo) fue guardameta del betis anterior al 1924 donde solo constan 7 porteros del ¿1907? al 1924 solo 7 en 17 años, no es un poco raro esto.

    ResponderEliminar
  5. Yo no sé que pensar.
    El caso es que esta situación es insostenible.
    El Sánchez Pizjuan no puede ser una jaula de grilos en cada partido. Los que acudimos cada domingo al campo notamos el alto índice de crispación que impera en el ambiente. En todos los lugares y zonas del estadio hay constantes disputas y enfrentamientos. Incluso, yo lo he visto, hay algunos que maldicen cuando marcamos un gol porque desearian que el equipo perdiese.
    Y el caso es que todos tienen razón, por una cosa por otra todos tienen parte de razón. El acoso y persecución al entrenador ha sido desde el principio na cosntante. Los petardos y el juego pobre del equipo también...y por supuesto los resultados.
    Sea como fuere, la situación es insostenible.
    Este mismo post, amigo Carlos, es un reflejo de la realidad, de los eventos consuetudinarios que acontecen en la rue (que diría aquel), de lo que pasa en la calle.
    Pero no debemos olvidar una cosa; por encima de todo está el Sevilla, la Institución, lo que permanecerá a lo largo de los años, como viene haciéndolo desde hace mucho más de un siglo...
    Fomentar el sport en la juventud y aquí cabemos todos ¿recuerdan?
    Desconozco las razones por las que el amigo Ariza no puede ir al estadio, pero insisto, aqui cabemos todos, porque el sentimiento no entiende de de otras cosas.
    ¿La solución?
    Me la reservo.Vdes. me comprenderan...por el bien de todos y sobre todo por el bien del Sevila, que es lo único importante. Por encima de las personas esta la Entidad que es lo que ha permanecido y permanecerá per secula seculorum.

    ResponderEliminar
  6. Señor Rodríguez-Caso por favor, si no le importa póngase en contacto a través de mi correo, el que ve en la columna de la derecha en el apartado "aporta al fútbol sevillano", porque probablemente Cornelio quiera ponerse en contacto con usted para comentarle algunas cosillas.

    ResponderEliminar
  7. Es la primera vez desde que tengo el gusto de leerte en que estoy en desacuerdo contigo,es mas creo que sin quererlo te metes en el mismo saco de los que criticas,segun mi punto de vista siempre que se intenta convencer a alguien que se cierra en banda lo unico que se consigue es que esa persona se convenza mas de su propia opinion.Estoy total y absolutamente de acuerdo contigo en que la aficion sevillista siempre fue exigente,pero no estoy de acuerdo en lo exigido,si a un hijo se le exige resultados en los estudios y te viene con un 9,no puedes pedirle cuentas porque durante una parte del año ando perezoso y saco en un examen con un 5,si puedes exigirle como minimo otro 9 el proximo año, yo no soy jimenetista ni antijimenetista, yo soy sevillista y voy con lo que creo mas conveniente para el equipo de mis amores,y hoy en dia si este niño logra los objetivos tendra por mi parte todo mi apoyo.
    P.D.Ya sabes que no me influyen los talibanes

    saludos desde Lebrija,compañero.

    ResponderEliminar
  8. Carlos veo en tu escrito ciertos puntos que al menos me llaman la atención. Primero comentas que algunos aficionados defienden a "ultranza" al entrenador, mientras que no dices nada de los que lo atacan con vehemencia. Tan malo es una cosa como la otra. Queramos o no a nuestro entrenador se le dio un equipo y se le pusieron unos objetivos, los cuales está cumpliendo.
    En el segundo párrafo dice que esta afición siempre fue critica y cansina y atribuyes a ello el sitio donde ahora estamos.En mi modesta opinión creo que lo que históricamente nos ha caracterizado es nuestro apoyo sin cesar hasta en los peores momentos. Parece según tu escrito que los que fuimos a la manifestación del 95 eran los detractores de Jiménez, mientras que lo que se coreaba en dicha manifestación no eran criticas y reproches hacia nuestro equipo sino apoyos y ganas de empujar todos en el mismo sentido.
    también algo desacertado me parece el comentario de que los que no opinan como usted, son "pequeños de miras y cortos de mentalidad" En Sevilla existe gente que piensa que tirando piedras y huevos, a su equipo arreglan algo y demuestran su inconformismo otros opinan que a los jugadores hay que animarlos mas, precisamente cuando el resultado no es favorable .
    Vuelves a adueñarte de la AFICIÓN SEVILLISTA que paga y llena estadios, sacando incluso una foto de los Biris, como todos sabemos defensores a ultranza de Jiménez.
    No dudes jamas que si tu deseas que el Sevilla FC. gane algún título los que estamos de acuerdo con la labor de Jiménez queremos que los gane todos y que superemos en Palmares al Real Madrid .
    Curiosa son las estadísticas y cada uno las interpreta como le viene en gana, Contra el Madrid hubo protestas con 45.000 espectadores, en el partido contra el Mallorca solo 40.000, íbamos perdiendo y nadie silvaba. Me pregunto yo si esos que silvan son los 5.000 que faltaban.

    No quiero dejar de felicitarte por tu magnifico Blog que leo a diario, aunque a veces no esté de acuerdo con todo lo que escribes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tu comentario Jorge. Pues solo faltaría eso, que pidiese que todo el mundo estuviese de acuerdo conmigo.

    Perfecta tu opinión.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM