16 noviembre 2009

UNA VELADA EN EL CAFÉ SUIZO

Por Cornelio

Nota previa. Estimado amigo, este es un “post” en el que se requiere su colaboración, para sacarle el máximo provecho. Encienda el altavoz de su equipo, con el volumen bajito, casi susurrando. Abra el enlace que viene a continuación y transporte su mente a finales del siglo XIX. Espere algo más de 30 segundos, relajado, escuchando música, si nos ha seguido hasta aquí usted mismo se dará cuenta cuando debe seguir leyendo. Leáse despacio.

Son las ocho menos cuarto de la noche del ocho de marzo de mil ochocientos noventa. En el guardarropa del “Café Suizo” van dejando sus paraguas, y sombreros unos animosos señores que van llegando al lugar de encuentro. Algunos sacan sus pañuelos para secarse y afilar los bigotes que el vientecillo les ha mojado. Una lluvia que no les molesta, muchos de ellos están acostumbrados a este clima.

Suizo Plano 2

Entran en un salón acogedor y elegantemente adornado y se van sentando alrededor de las mesas. Gente de negocios de la industria sevillana y onubense, con intereses británicos, dispuestos a pasar un buen rato.

El Sr. Johnson, Vice Cónsul inglés ha sido invitado, también, a este banquete y en él recae el honor de presidirlo.

Conversan sobre tranvías, empresas de agua, vino, trenes, de naranjas y mermeladas, de minas, de barcos, de fundiciones, de cereales, de maquinaría agrícola, en una charla amigable y distendida. Un buen grupo de amigos que se está divirtiendo y hablando de sus cosas.

Entre todos esos diálogos, hay uno que sobresale, el del “Football”. Veintidós amigos salieron esta mañana de Huelva en el tren correo para tomar parte de la primera partida de “football” que se juega en España. Las bromas de los sevillanos sobre los dos “goals” y la calidad de sus oponentes, generaba “discusiones” jocosas.

La ópera también era tema de conversación, los onubenses querían adecuar en condiciones un teatro en Huelva, ya que lo que había no reunía condiciones y se acercaban las conmemoraciones del IV Centenario. Más de una vez se habían reunido con sus amigos sevillanos para asistir a representaciones en esta ciudad, se vivían los años de mayor esplendor de la ópera de ese siglo XIX, el año anterior se habían celebrado setenta y una representaciones, y la capital hispalense era el centro de la época

Entre risas recordaban el buen rato que había echado el pasado verano en el Eslava y de como volvían canturreando por la Puerta de Jerez. Recordaban lo apacible que aquella estancia, con el frescor de la arboleda circundante y la brisa del río. Discutían por recordar la fecha, al final quedaron conformes que fue el 27 de julio, en que asistieron al estreno en Sevilla de “Carmen”, del francés Bizet.

¡Qué maravilla ese teatro de verano en los Jardines de Eslava! Las noches de moda rebosaba el teatro, así como el café instalado contiguo en el jardín, y tanto uno como otro resultaban una verdadera delicia.

Así fueron pasando los platos y la conversación cada vez era más distendida, hasta que llegaron los brindis.

Se puso de pie el Sr. Johnson, y se levantaron los presentes. Tras un pequeño silencio con su copa en alto, brindó por las familias reales de España e Inglaterra, a lo que los alborozados comensales, alzando las suyas, contestaron con un atronador: ¡Hip, hip, HURRA! Repetido hasta la saciedad entre taponazos de nuevas botellas de Champagne que se unían al jolgorio y el tintineo cristalino de las copas que chocaban. Estaban viviendo un momento grande y lo presentían jubilosos.

Luego entre vítores y aplausos, el Sr. Maccoll, capitán del Club de Sevilla, brindó con palabras muy cariñosas por el onubense. contestando el Sr. Allcock, Capitán del Club de Huelva.

Continuaron otros brindis, que, como suele ser obligado en estos casos, fueron pasando lista a todos los que tuvieron algo que ver en el acontecimiento que celebraban, pasando de unos a otros el turno de levantar la copa, y que era por todos contestado con algarabía. Estaban disfrutando.

Como no podía ser de otra forma, tras los brindis, comenzó la juerga.

La ópera y la zarzuela, la moda del momento, se llevó la parte estelar. Los más lanzados se atrevieron con algunas arias y otras piezas. Algunos lo hacían francamente bien. Entre aplausos y algún que otro pito socarrón, la velada continuaba volando el tiempo.

El reloj corría y marcó la una. Fue el momento de dar por finalizada la reunión. Habían pasado un día inolvidable, y los que habían cogido el tren correo por la mañana se despidieron de sus amigos, altamente agradecidos de las muchas deferencias que habían recibido, y se emplazaban para repetir lo vivido, la próxima vez a orillas del Atlántico.

En la calle Sierpes, bajo un mismo paraguas, un par de amigos, uno de cada equipo, seguían recordando la jornada vivida y seguían haciendo el coro con el cántico general que llenaba los espacios intermedios entre los distintos solos...

(Subid el volumen y “pinchad” de nuevo el “play”)

Laaara La-lá

la-la-lala-lalaraaaaaalará

laaara La-lá

laaara La-lá...

¡Cantad con ellos!

Laaara La-lá

la-la-lala-lalaraaaaaalará

laaara La-lá

laaara La-lá...

¡VIIVA EL HUELVA RECREATION CLUB!

¡VIVA EL SEVILLA FOOTBALL CLUB!

Laaara La-lá

la-la-lala-lalaraaaaaalará

laaara La-lá

laaara La-lá...


---ooo0ooo---

Notas finales.

- En el recorte del plano se ha retocado el original para destacar la finca señalada con el número 123 para hacerla más visible, en marrón oscuro en el original. Dicha finca es la que hoy ocupa la Librería “BETA” en la calle Sierpes.

- El “Teatro Eslava” estaba ubicado donde hoy está el Hotel “Alfonso XIII”.

- Las referencias sobre ópera están extraídas de “La ópera en Sevilla en el siglo XIX” de Andrés Moreno Mengíbar.

- El texto que han leído es una recreación del siguiente recorte de prensa:

1890_03_12  La Provincia



8 Opiniones:

Carlos Romero dijo...

Jajaja! y lo que me he divertido fabricando el post. Gracias Cornelio.

A. Ramírez dijo...

Maravilloso.

Anónimo dijo...

¡Cómo disfruto con este blog! Cada post más impresionante que el anterior!

Rubén M.

Puerta 15 dijo...

Bravo !!!!!

Yovi dijo...

¿Y niñas?
¿Hubo niñas en el sarao?...

José Luis Herrera Muñoz dijo...

Como dice Antonio Ramirez "MARAVILLOSO".
José L. Herrera

Carlos Romero dijo...

Hombre! José L.todo un placer verte por la palangana.

Un abrazo.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

El Teatro Circo de Eslava y sus jardines, de espaldas a la Real Fábrica de Tabacos, bajo cuya puerta principal, bajo la escultura de la Fama, el Sevilla FC de 2009 se ha fotografiado éste año con toda su plantilla.

También era la puerta por donde Carmen arrasaba con sus ojos negros, para perdición de militares, bandoleros y toreros.

Magnífico, Don Cornelio y Don Carlos.

Gracias.

Cuidaros.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

BUSCA EN LPM

Cargando...

Mentiras del Fútbol Sevillano

Mentiras del Fútbol Sevillano
Pronto para E-Book

ASRED

ASRED
Asociación de Sevillistas en la Red

ESCRÍBEME

¿Tienes una foto o un documento antiguo referente al Sevilla FC o al Real Betis?

Envíalo a lapalanganamecanica@gmail.com

SUSCRÍBETE A LPM

Seguidores

SÍGUEME POR E-MAIL