rel='nofollow' target='_blank'/>

25 febrero 2010

LA TRAMA DE 1907

El objetivo de este blog es abundar y comprobar todo aquello que se dice del Sevilla FC. No hablamos del Real Betis por hablar como algunos pretenden dar a entender, sino que investigamos sobre las cosas que desde los aficionados verdiblancos se dicen sobre el club grande de Andalucía.

Como decía nuestro amigo Pepe Melero, tan solo basta un segundo para acabar con una vidriera de una catedral con una pedrada, pero se necesitarán muchos meses de trabajo e inversión para repararla, con el consecuente riesgo de que no quedase lo lustrosa de antaño.

Con la historia del Sevilla FC ocurre un poco de lo mismo. Tenemos a algún “tirapiedras” que nos tiene las “vidrieras” un poco vistas para la reparación, pero solo investigando y divulgando los hechos, podrá hacerse que la “restauración” pueda llevarse a buen término, aunque nos lleve tiempo hacerlo. Y en eso estamos, invirtiendo y reparando.

No han sido suficientes 100 años de leyendas urbanas y no han sido suficientes las veces que las hemos desmentido y desmontado con documentación, cuando tenemos que hacer frente a otras de nuevo cuño. La insidia y la saña con la que se emplean para dar pedradas no tiene límites ni parangón. Ningún aficionado de otro equipo en España, por más que busquemos, se emplea con un club rival, con la virulencia con la que algunos béticos, (y digo solo algunos, una especie en extinción ya, afortunadamente), arremeten contra el Sevilla FC.

Está bien que un club diga que nació en tal o cual año, podrá demostrarlo o no, pero usar su propia fecha de fundación para atacar al Sevilla FC sobrepasa los límites del esperpento.

En una web, la del que ya todos sabemos, podemos leer esto:

“…Pero, atención, pues en estos momentos estamos facultados para seguir pensando que "Discóbolo" tenía toda la razón en lo que publicó por primera vez en 1947, sobre la fundación del Sevilla Balompié en 1907. Y esta creencia está firmemente apoyada en el hallazgo no hace mucho en Bilbao, ciudad en el que fue editado, de un ejemplar del Anuario del Fútbol Español de la temporada 1923-24, obra del que fuera seleccionador nacional José María Mateos. En tan histórico ejemplar, entre los datos que figuran del Sevilla FC no aparece su año de fundación, sin embargo, se dice que el Real Betis Balompié fue fundado el año 1907. Como se puede comprobar, el dato es veinticuatro años anterior a lo publicado por "Discóbolo" en el “Álbum Nacional de Fútbol” de 1947 y tan sólo dieciséis después de la fundación del Sevilla Balompié, de lo que se desprende que por aquel entonces todavía vivían muchos de los fundadores del equipo balompedista, club decano de la ciudad hispalense, para afirmar lo que ellos vivieron en primera persona. El plazo del conocimiento de dicho dato en el seno federativo, no resulta extraño que fuese bastante anterior a la fecha de publicación del susodicho Anuario, lo que revalida cumplidamente lo divulgado por "Discóbolo"…”

El documento en cuestión es este:

anuariop

Como aquí no somos maleducados, como otros, haciendo “clic” en la imagen pueden ir a la página del autor de donde la hemos cogido. Y ahora yo me pregunto:

¿Tan complicado es decir que nacieron en ese año sin hacer referencia al Sevilla FC?

Expone un documento cuya simple presencia es óbice para demostrar que el Sevilla FC no nació cuando dice que lo hizo. Es decir, como no pone la fecha ya no nació en ese año. Y va más allá, ese documento es la piedra filosofal para demostrar que el Real Betis es el decano del fútbol sevillano, junto a otras pruebas de similares características.

Lamentable, triste y vergonzoso.

Pero imaginen por un momento que yo mismo, haciendo uso de la demagogia de este “caballero”, de triste figura sin duda, expusiese un documento de corte parecido para intentar demostrar que el Real Betis desapareció.

guiaequipos

Es una Guía de equipos federados en Andalucía del año 1925, correspondiente al diario “Córdoba Deportiva”, un documento de gran valor sin duda, pues podemos comprobar todos los clubes existentes federados en nuestra demarcación “footballística”, donde curiosamente no aparece el Real Betis.

Y ahora me voy a expresar como el “caballero”:

“…Pero, oh arte de la prestimancia!, los autores de esta guía talmúdica, nada por aquí, nada por allá, ¿dónde esta el garbanzo, que dijo Curro y tenía un golondrino? El Real Betis desapareció claramente en 1925 porque no aparece en esa Guía y ello demuestra que bla, bla, bla y por lo tanto no cabe duda de que bla bla bla y eso solo lo ha podido descubrir un historiador como yo…”

Acto seguido, como comprenderán, los aficionados béticos se mueren de la risa nada más leer esto, porque la documentación y las investigaciones serias nos hablan de un Real Betis que sin duda estaba jugando partidos con grandes rivales en 1925.

Para que se hagan una idea, contra este tipo de pruebas tenemos que lidiar diariamente.

Pero hay unos “pequeños detalles” que al “caballero” se le olvida citar, porque como comprenderán cuando se dice algo hay que contarlo completamente y ya saben que no hay mayor mentira que una verdad a medias, y en este caso más si cabe, pues no todos los aficionados saben de estas cosas de la historia, como algunos que estamos más o menos avezados en estas cuestiones y tenemos un par de tiros dados ya.

Cuando dice:

“…estamos facultados para seguir pensando que "Discóbolo" tenía toda la razón…”

“…Como se puede comprobar, el dato es veinticuatro años anterior a lo publicado por "Discóbolo" en el “Álbum Nacional de Fútbol” de 1947 y tan sólo dieciséis después de la fundación del Sevilla Balompié, de lo que se desprende…"

Estimadísimo, por divertimento y locuacidad, caballero de la triste figura. ¿No va a tener razón “Discóbolo” si fue él mismo el que envió los datos al anuario en 1922?

¡¡¡Que se te “olvidó” decir que fue presidente del Betis el año en que sale publicado ese anuario!!!

discóbolo
Gil Gómez Bajuelo, “Discóbolo” es el urdidor y maquinador máximo de la teoría de 1907. Por razones que aún desconocemos, este presidente bético que llamaba la atención por su corta estatura, (tan solo medía 1,50mts), lanzó la idea en 1922 de que el Real Betis, tomando la antigüedad del Sevilla Balompié, nació en ese año. Otros lo han estado repitiendo posteriormente, aunque casi siempre dudaron en sus afirmaciones. En 1958 escribe un artículo imposible justificando la teoría; imposible por los personajes, imposible por las fechas de los hechos, imposible porque el vocablo “Balompié” no existía en 1907.

______________________________________
PD.- Y cómo no, muchas gracias a mi equipo, al que tengo el honor de pertenecer y en especial a Antonio Ramírez por enviarme este documente 5 veces. Él ya me entiende.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   4 comentarios :

  1. Pues si no dice usted la estatura hubiese pensado que estaba sentado.

    ResponderEliminar
  2. Equipazo de Champions, sí señor.
    Y de lo más versátil: bloges, radio, tertulias y debates, algún que otro libro...
    Y lo que les va la marcha.
    Impresionante.

    ResponderEliminar
  3. Incansables nuestros guardianes de la memoria, si señor.

    Pedazo de equipo!

    ResponderEliminar
  4. La única leyenda urbana que demuestra "discobolo" es que:
    ser enano = tener mucha mala leche

    Me pregunto yo si el "señor" cartero no será también "recortaete".

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM