rel='nofollow' target='_blank'/>

20 abril 2010

EL TERCERO EN DISCORDIA

Hoy hablaremos sobre el tercer presidente bético en discordia, este sin duda alguna más discutible, de los que faltan en el listado de presidentes conocido hasta ahora. Tras haber descubierto desde estas páginas a Francisco Castillo y Sánchez-Lauhlé, estos sí que son muy poco discutibles, ahora hablaremos de Sáenz de Buruaga.

Eduardo Sáenz de Buruaga y Polanco fue militar tradicional formado en la Academia de Infantería en la cual ingresó en 1910. Desde el primer momento de su vida castrense estuvo incorporado al ejército colonial de Marruecos donde participó en numerosas acciones militares. Su participación en la sublevación nacional fue decisiva para asegurar el control de Tetuán.

image

Como coronel se hizo cargo en julio de 1936 del mando de las tropas sublevadas en dicha plaza. Tras el alzamiento ejerció durante unos días el cargo de Alto Comisario de España en Marruecos. Trasladado a la Península, al mando de sus tropas moras participó en la toma de Córdoba y en el avance hacia Madrid a lo largo del valle del Tajo. Intervino en el cerco de la ciudad y en las batallas del Jarama y Brunete.

Participó también en la conquista de Teruel y en la ofensiva nacional del Ebro. Fue ascendido a general durante la campaña. Después de la guerra ocupó los cargos de gobernador militar de Madrid y del Campo de Gibraltar. Más tarde fue capitán general de Baleares y de Sevilla. Murió en Madrid en 1964.

El general, era un gran aficionado al fútbol, de hecho Sáenz de Buruaga era seleccionador de fútbol en la Zona de Protectorado previo al golpe nacional en 1936, (entonces coronel), lo que le permitió mayor facilidad de movimientos, por temor a que sus pasos fueran seguidos por las fuerzas de Seguridad del Estado en tiempos de la República. Desde mayo a junio de 1936, perfiló junto al general Mola su estrategia. Las maniobras del 12 de julio en Llano Amarillo le permitieron consolidar los contactos para que nada quedara al azar. Además, quedaron allí definidas las últimas adhesiones, para que llegado el momento nada se opusiera a un movimiento que consideraba arrollador.

Tras esta breve semblanza, si necesitan más información sobre sus actos durante la guerra, haz “click” aquí.

Llegaría Sáenz de Buruaga a Sevilla a principios de los años 50 a ocupar la Capitanía General de Andalucía, procedente de la Capitanía General de Baleares y debido a su afición futbolística pronto tiene relaciones con el Real Betis. Esto no es casual. La relación del equipo verdiblanco con lo militar viene de lejos y el general encontró su lugar y sería nombrado presidente de honor del Betis.

A lo largo de la historia, serán 3 los capitanes generales que pertenecieron a la directiva bética o que terminarían siéndolo, con distinto grado de responsabilidades en el club.

Pero no nos engañemos, en la época de la que hablamos estamos en plena dictadura y los presidentes de los clubes debían pasar el filtro del régimen y esto es algo que ocurre en TODOS los clubes de España, pero tengamos claro que en el Betis también.

Debido a su posición, Sáenz de Buruaga es el hombre fuerte del equipo bético pues utiliza sus cargos para influir en la trayectoria del club a niveles económicos, sociales y políticos, o lo que es lo mismo, un presidente ejecutivo en toda regla si lo quieren llamar así.

Hablando en Román paladino, un Betis que andaba por aquellos años en Tercera División y sumido en la miseria, comenzará a escalar posiciones debido a que cuenta con apoyo económico suficiente, jugadores de gran calidad y una masa social que comienza a incrementarse.

Un hecho fundamental sería el punto de inflexión en cuanto a la llegada del general a las filas blanquiverdes y este es el fichaje de Sabino Barinaga, jugador del Real Madrid, algo insólito para estupefacción del resto de los clubes de la categoría que veían impotentes cómo el Betis fichaba jugadores de primera línea, algo que no estaba al alcance de todos.

Según se cuenta, el futbolista donostiarra, nada más enfundarse la camisola verdiblanca, se cuadró ante el General y el resto del personal que se hallaba presente, pronunciando las siguientes palabras: " ¡Mi general, aquí estamos para ascender al Betis ! ". En aquellos momentos, se oyó una estruendosa ovación. Barinaga permaneció dos campañas en el Club Verdiblanco, consiguiendo nueve tantos en la 53-54, que a la postre le serviría para quedar campeón de la categoría y ascender a Segunda División. Serán otros jugadores madridistas los que engrosarán las filas del equipo bético durante esta época también debido a las influencias de Sáenz de Buruaga.

image

Para llegar a estas conclusiones es necesario investigar un buen tiempo, ver mucha prensa de la época y estudiar determinados documentos. Pero a nosotros nos merece la máxima confianza las declaraciones de los propios directivos como así ocurre a continuación.

En una entrevista en ABC a su presidente ejecutivo, Manuel Ruíz, del 16 de Agosto de 1952, hace toda una declaración de intenciones y de hechos consumados diría yo:

El Geneal

La colaboración económica del régimen no se hace esperar, como así lo reconoce el presidente de bético:

ayuda económica

Ruíz reconoce que la situación económica es pésima, pero la valiosa colaboración de Sáenz de Buruaga es fundamental. Las ayudas provenientes del equipo madrileño impuestas por el poder político refuerzan al equipo bético frente al resto de equipos de Tercera División que seguramente asistirán atónitos a lo que ocurría ante sus ojos.

real madrid

Mientras el Sevilla FC en esos años sufre para empezar a poner en marcha un estadio de construcción propia que fuese capaz de acoger a sus 20.000 socios, ya que el viejo Nervión comienza aquedarse pequeño. El Betis recibe ayuda económica para remodelar el Estadio Municipal de Heliópolis.

remodelacion  estadio

Estadio que fue completamente reformado por las autoridades municipales tras acabar la guerra en el año 1939. Esta supondría una reforma más en 1953 ante un club con un número de socios realmente pequeño. En 1936, tras ganar la liga y antes de la Guerra Civil no tenía más de 900, tras la gran espantada reconocida por los propios directivos béticos y en los años de los que hablamos se doblaría esta cifra.

A modo de reflexión, es completamente cierto que el cargo que ocupó Sáenz de Buruaga fue el de presidente de honor, sin embargo su poder fue tanto y sus decisiones tan graves y tan definitivas dentro del Betis que bien podría haberse considerado un presidente ejecutivo, pues fue el que terminó ascendiendo con su apoyo al Real Betis Balompié, club que sin su ayuda y dedicación podría haber terminado desapareciendo irremisiblemente, pues estaba en bancarrota y con un apoyo social verdaderamente pírrico.

Serán los investigadores béticos serios los que deberán discernir si este presidente debe ocupar el lugar que le corresponde, deduciéndose desde aquí que este presidente debió ser entendido como tal, haciendo justicia por cómo el Real Betis subsistió y continuó su andanza histórica, pero esto no pasa de ser una simple opinión del que suscribe estas líneas.

He de confesar que cometí un error al encuadrar a este personaje en la secretaría del Betis en algún momento de la historia, como escribí en post anterior, algo por lo que no se me caerán los anillos al decirlo, pues el error y su posterior admisión es algo innato en los investigadores que se precien de ser serios y uno lo intenta. Si lo consigo o no deberán mis lectores decidirlo. No voy a perder credibilidad por ello y si la pierdo, créanme, no me va a afectar demasiado, esto es algo que hago altruistamente y por afición nada más. Alguno por aquí sabe por qué digo esto.

Admitamos nuestros errores. Todos.

.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   17 comentarios :

  1. Pues yo me alegro de sobremanera de que este presidente o el que fuera ayudara al Betis a salir del pozo, la rivalidad deportiva es buena para el fútbol. El Sevilla F.C. ayudo al Betis en varias ocasiones...Yo al contrario no me considero antibetis, no soy del equipo que juega contra el Betis a no ser que le afecte si o si a mi equipo..
    Sin embargo, este capítulo de la historia del Betis es contado desde la óptica de una heroica afición que nunca dejó a su equipo ni en Tercera, y es por ello que uno de los argumentos béticos es ese, que son la mejor afición de Sevilla, cosa que no es cierto y esta demostrado históricamente, en todo caso serán igual de buenos que nosotros y punto. Además la historia del Betis en este punto deja de contar muchas cosas como esas ayudas de su presidente de honor, que oye que ya quisiera yo un tio que me quitara las multas de tráfico..., eso si ¿acusarían al Betis de prepotente los demás equipos de Tercera? como hacen con nosotros por el simple hecho de ganarnoslo en el campo.

    ResponderEliminar
  2. Es comprensible que el "angelito" de buruaga se omita entre las mentiras del cartero pues tan solo la trayectoria y obra de este personaje bético tira por tierra cualquier absurda teoria mitológica-maniquea sobre obreros, republicanos, desfavorecidos, etc...

    Genial post Carlos.

    Las cosas no son siempre como uno quiere. Las imágenes idealizadas no son más que eso, y no suelen a justarse a la realidad. Hay cosas que hay que ir asimilando sin ningún tipo de trauma para volver a escribir el pasado de la manera más leal posible.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y de la Falange y los falagistas, cuando hablará usted de ellos D. Carlos?
    Por que hubo falangistas en el fútbol sevillano ¿no?.

    ResponderEliminar
  4. Ay Don Carlos Romero, estas cosas nunca las contó Don Manuel Carmona.
    Un beso desde Madrid

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes Carlos,

    mire, despue's de cien años desmontar la teor'ia de los porejitos masacrados es un trago duro y amargo de digerir.

    Tanto este presidente como los otros dos estaban perfectamente localizados.

    Pero por encima de la historia, faltari'a ma's, esta' el ser considerado ma'rtir de la idiosincracia sevillista.

    No es de extrañar que justo donde se encuentra actualmente la corona mona'rquica hubiera un yugo y cinco flechas.

    Aunque en tal caso no le quepa duda que seri'an flechas de indios arapajoes que eran aplastados consuetudinariamente por el se'ptimo de caballeri'a. Y las gomas de borrar mila'n no dejan huella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Emérito López Cardona20 de abril de 2010, 18:15

    El Real Betis tenía falangistas en la década de los 40, y el Sevilla FC los tiene ahora con José María del Nido, cuyo padre era presidente de Fuerza Nueva en Sevilla. El presidente del Sevilla FC actual también estaba integrado en un grupo que apaleó a una persona en los años 80. Qué cosas. Saludos desde Los Palacios.

    ResponderEliminar
  7. Pero eso ya lo sabíamos señor Emérito de los Palacios, pero lo de los años 40 y los béticos no, porque ustedes creían que eran muy rojos y ya ve que no.

    Cosas de la vida.

    ResponderEliminar
  8. A Don Emérito López;
    Como dice D. Carlos eso ya lo sabemos, como sabemos que un actual asesor jurídico de su equipo (del Betis) y miembro del Consejo de Admón, fue dentenido en los años ochenta por atacar una sede de un sindicato de izquierdas sevillano...y portaba un arma de fuego (pistola) sin tener permiso de armas.
    La prensa que es muy alcahueta, D. Emérito, y lo cuenta todo. Así que estamos empatados por los rectores de la actualidad.
    Pero en los del pasado , en lo tocante a las armas y a los golpistas, ustedes ganan por mayoria...en lo único que nos ganan.
    Ya ve, no se nos escapa ni una D. Emérito.
    Pd. Y ya puesto, con esto de la memoria histórica, ¿por qué no le quitamos el nombre de una plaza trianera a un falangista de honor bético que aun vive?

    ResponderEliminar
  9. Emérito López Cardona no se perdió ayer ¿Dónde estás corazón?...¡Qué cosas¡ Pero si lo que se trata es de contar la historia y punto, la historia de un falangista en los años 40 no es la misma que un falangista en el siglo XXI, por que el contexto socio-histórico es diferente.

    ResponderEliminar
  10. Emérito López Cardona21 de abril de 2010, 6:54

    Pero por favor, hombres de Dios, si para mí no es ningún desorden lo del falangismo. Creo que los que os lleváis las manos a la cabeza sois vosotros. Saludos desde Los Palacios.

    ¡Arriba España! ¡Una!

    ResponderEliminar
  11. Pues entonces, don Emérito, ha encontrado usted su sitio, porque entre Betis y Falangismo esto está empetaíto. Siéntase como en casa.

    Un saludo.

    Que viva, una.. o dos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Pero que mal trago les estas haciendo pasar Carlos!.
    Estas cosas no les interesan,esto no es historia de su club.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Angel, es que no se trata de hacerles pasar mal trago, esto es lo que encontramos y así lo publicamos. Esto ocurrió verdaderamente y su "histeriador" no se lo cuenta. Nosotros tenemos nuestras espinitas y como tales también las contamos, pero es que fue así. Asumámoslo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Desconocía el dato aportado por Yovi,además no me aclaro si este asunto es de "toma Castaña" o de "martín...martín..." que por cierto jugó en el Sevilla FC de rugby, el muy bético....

    Respecto a Emérito: lo de querrer comparar a un criminal de guerra con miles de ejecuciones a sus espaldas y una trifulca juvenil del mejor y mas laureado presidente del futbol de Andalucia es propio del Estilo Betis, perdón del Estilo de su dueño.
    Un saludo a los sevillista y a Don Carlos Romero por la magnífica labor que realiza.

    ResponderEliminar
  15. A Bartolo.
    Para más información, se puede visitar la hemeroteca digitalizada de ABC y ver;
    ABC de Sevilla 5 enero 1982 pág.4
    ABC de Sevilla 13 enero 1982 pág. 18
    ABC de Sevilla 18 febrero 1982 pág. 33

    Pd. La pistola era modelo Astra.

    ResponderEliminar
  16. Qué bueno es usted don Yovi, siempre con los papeles por delante.

    XD

    Modus Palmerus incorruptus.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias.
    saludos.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM