13 abril 2010

¿TODOS LOS PRESIDENTES…? NO,FALTAN 3.

¿Quién nos podrá impedir hacer una critica literaria? Hoy analizaremos, como no podría ser de otra manera, un libro que habla del fútbol sevillano, concretamente de todos los Presidentes del Real Betis Balompié. ¿Todos? La portada del libro en cuestión es esta y, vaya por Dios, lo ha escrito nuestro amigo Manuel Carmona, qué casualidad:

todoslospresidentesdelr

Algunos se preguntarán por qué hacer una crítica de un libro dirigido al beticismo, la respuesta es fácil, lógicamente la Constitución nos ampara en cuestiones de libertad de expresión de manera obvia y  por otro lado tenemos una razón muy particular que nos autoriza  legítima y moralmente de todas a todas a hablar de esto. Carmona en sus libros dirigidos al beticismo siempre habla del Sevilla FC, y siempre mal como comprenderán. En este último –para vender más, imaginamos, tal y como anunció en su “feaweb”- nos habla en el tono victimista de siempre  de un presidente sevillista que tuvo un “detalle” con un empleado del Betis, sin probarlo documentalmente además. Pero ¿es que en ese libro no se trata de “todos” los presidentes béticos? ¿Qué tienen que ver los sevillistas en el mismo?

¿He dicho “todos” los presidentes béticos? Sigamos.

Antes de entrar en la materia propiamente dicha, sería necesario que hiciésemos un pequeño recorrido sobre la preparación de la venta previa de este libro, algo que con el consiguiente esfuerzo podríamos llamar “campaña”, aunque yo la llamaría “cutrecampaña”  y que ocurría sobre finales de noviembre del año pasado, lógicamente antes de Navidad que es cuando se suelen vender estas cosas.

Carmona se despachaba a gusto contra todo aquel que hablaba del tema principal de su libelo,  previamente a la salida del mismo. Pudimos ver algo de esta campaña en algunos foros internautas béticos, y como no en su convaleciente “feaweb” y refiriéndose a otros investigadores y páginas blanquiverdes.

“Feaweb” que ha pasado de ser un diario digital de actualidad del Betis, a ser un semanario de respuestas a temas palanganeros por lo que podemos comprobar, algo que nos congratula enormemente y que desenmascara el verdadero fin de esa página, que no es otro que contestar a La Palangana Mecánica, cosa que algunos béticos venían demandándole desde hacía tiempo ya y a lo que accedió finalmente para encontrarse con este “pastel”. Como diría aquel, “si lo sé no vengo”, pero esto es lo que hay.

Así abría  la “campaña” de Navidad 2009/2010 dirigida a los béticos y  dedicada a la  venta de su libro:

“…he buscado, en principio sin meterme en mucha hondura (que todo se andará) qué es lo que los “copiones indocumentados” han publicado hasta ahora en distintas páginas web sobre los presidentes del Real Betis Balompié. Y en una visual a tres páginas web, he comprobado que lo de copiones e indocumentados es fiel reflejo de la realidad y me quedo muy corto, a lo que ocurre con la forma que ciertos señores de masacrar a la historia de nuestro club.

Las referidas páginas, con ligerísimas variaciones, incluyen los mismos nombres de los presidentes, los mismos errores en los apellidos de varios, cometen las mismas equivocaciones en los años de mandato, le faltan otros de los que no tienen ni repajolera idea de quiénes fueron (uno de los “historiadores titula su incompleta relación como TODOS LOS PRESIDENTES DEL REAL BETIS BALOMPIÉ, que sabrá el angelito cuántos presidentes tuvo nuestro club), le faltan varios que ya los tengo localizados, no distinguen, aparte de que también están incompletos, entre los del Sevilla Balompié, Betis Foot Ball Club y Real Betis Foot Ball Club y están erradas diversas temporadas o años en los que otros presidentes dirigieron el club. En resumen, una apología al disparate y a la ignorancia que contribuye a mal informar a los aficionados béticos que, ignorando que acuden a beber en fuentes de agua límpida y cristalina, ingieren tan sólo agua contaminada. El desafuero que he encontrado en las tres páginas a las que he acudido ha sido tal que me he quedado patidifuso y hondamente impresionado y decepcionado de lo que he tenido la oportunidad de comprobar.

En un principio he silenciado el nombre de las tres páginas web (habrá tiempo para todo), en la que están publicados los listados que a continuación os relaciono, simplemente para que aquel aficionado que tenga curiosidad o deseos de comprobar lo que había publicado sobre esta materia antes de la aparición de mi libro, pueda extraer las conclusiones oportunas cuando tenga la oportunidad de tenerlo entre sus manos. Os aseguro de que tras examinéis los referidos listados que os remito y consultéis mi obra, comprenderéis fácilmente el porqué yo llamo a los autores de tales desaguisados “copiones indocumentados”. Porque como es claro y evidente copian y además son unos ignorantes...”

Copiones, indocumentados, masacradores, ni repajolera idea, angelitos, disparatados, ignorantes, …  Ahí quedó esta perla. Nada mejor que rebanar un par de cuellos y cortar varias cabezas para triunfar como Atila en una cristalería.

Yo no sé si ustedes piensan igual que yo o no, pero ¿no hay nadie en el Betis que le ponga un esparadrapo en la boca a este lumbreras? Es que se está refiriendo y dirigiendo  a sus propios correligionarios, a los que debía tener el respeto pertinente ya solo por el simple hecho de serlo y si estos estuviesen equivocados, qué menos que indicar el error de forma educada y coherente.

El iluminado es como el perro del hortelano, ni come, ni deja comer. En su afán por que nadie en su club se dedique a investigar la historia bética arremete contra todo aquel que ose asomarse a un periódico viejo. Tan solo él se siente autorizado a hablar de las cuestiones históricas béticas, se atreve sin pudor alguno con la sevillista,  y lejos de la humildad que ha caracterizado a los seguidores de su club, con una prepotencia tal que ya quisieran para sí los seguidores de algún equipo grande de los alrededores,  ejerciendo de “tapón” de aquellas personas que deben tomar el relevo natural antes o después. El beticismo debe preparar el cambio en cuanto a referencias históricas y este urge visto lo visto y más teniendo en cuenta que hay gente preparada para ello y con una visión más objetiva.

Ya se pueden imaginar cómo este tipo tratará a los investigadores de otros clubes, máxime cuando una y otra vez sin descanso le señalamos sus errores torpes y mayúsculos, pero a nosotros nos va la marcha y nos da igual equivocarnos porque no ganamos ni perdemos nada con esto.

Manuel Carmona, EN TU LIBRO NO ESTÁN TODOS LOS PRESIDENTES DEL BETIS, ya te venimos avisando desde hace tiempo y tu respuesta chulesca te dejará en evidencia una vez más.

COPIÓN, INDOCUMENTADO Y TORPE

Vendiste como una novedad exclusiva el descubrimiento de Julio Irizo como presidente bético, pero mucho antes de que sacaras el libro, en estas páginas, en este blog,  ya hablamos de él  por lo que fuimos los primeros en dar esta importante noticia. Aquí hay un copión y un indocumentado y ese no soy yo.

Julio Irizo

EL GENERAL DE VERDE Y BLANCO

No hablas en tu libro de Presidentes que tuvieron gran influencia, una influencia capital para la subsistencia del Betis, como fue por ejemplo el Capitán General Sáenz de Buruaga de los que faltan en el listado de presidentes conocido hasta ahora.

Eduardo Sáenz de Buruaga y Polanco fue militar tradicional formado en la Academia de Infantería en la cual ingresó en 1910. Desde el primer momento de su vida castrense estuvo incorporado al ejército colonial de Marruecos donde participó en numerosas acciones militares. Su participación en la sublevación nacional fue decisiva para asegurar el control de Tetuán.

image

Como coronel se hizo cargo en julio de 1936 del mando de las tropas sublevadas en dicha plaza. Tras el alzamiento ejerció durante unos días el cargo de Alto Comisario de España en Marruecos. Trasladado a la Península, al mando de sus tropas moras participó en la toma de Córdoba y en el avance hacia Madrid a lo largo del valle del Tajo. Intervino en el cerco de la ciudad y en las batallas del Jarama y Brunete.

Participó también en la conquista de Teruel y en la ofensiva nacional del Ebro. Fue ascendido a general durante la campaña. Después de la guerra ocupó los cargos de gobernador militar de Madrid y del Campo de Gibraltar. Más tarde fue capitán general de Baleares y de Sevilla. Murió en Madrid en 1964.

El general, era un gran aficionado al fútbol, de hecho Sáenz de Buruaga era seleccionador de fútbol en la Zona de Protectorado previo al golpe nacional en 1936, (entonces coronel), lo que le permitió mayor facilidad de movimientos, por temor a que sus pasos fueran seguidos por las fuerzas de Seguridad del Estado en tiempos de la República. Desde mayo a junio de 1936, perfiló junto al general Mola su estrategia. Las maniobras del 12 de julio en Llano Amarillo le permitieron consolidar los contactos para que nada quedara al azar. Además, quedaron allí definidas las últimas adhesiones, para que llegado el momento nada se opusiera a un movimiento que consideraba arrollador.

Tras esta breve semblanza, si necesitan más información sobre sus actos durante la guerra, haz “click” aquí.

Llegaría Sáenz de Buruaga a Sevilla a principios de los años 50 a ocupar la Capitanía General de Andalucía, procedente de la Capitanía General de Baleares y debido a su afición futbolística pronto tiene relaciones con el Real Betis. Esto no es casual. La relación del equipo verdiblanco con lo militar viene de lejos y el general encontró su lugar y sería nombrado presidente de honor del Betis.

A lo largo de la historia, serán 3 los capitanes generales que pertenecieron a la directiva bética o que terminarían siéndolo, con distinto grado de responsabilidades en el club.

Pero no nos engañemos, en la época de la que hablamos estamos en plena dictadura y los presidentes de los clubes debían pasar el filtro del régimen y esto es algo que ocurre en TODOS los clubes de España, pero tengamos claro que en el Betis también.

Debido a su posición, Sáenz de Buruaga es el hombre fuerte del equipo bético pues utiliza sus cargos para influir en la trayectoria del club a niveles económicos, sociales y políticos, o lo que es lo mismo, un presidente ejecutivo en toda regla si lo quieren llamar así.

Hablando en Román paladino, un Betis que andaba por aquellos años en Tercera División y sumido en la miseria, comenzará a escalar posiciones debido a que cuenta con apoyo económico suficiente, jugadores de gran calidad y una masa social que comienza a incrementarse.

Un hecho fundamental sería el punto de inflexión en cuanto a la llegada del general a las filas blanquiverdes y este es el fichaje de Sabino Barinaga, jugador del Real Madrid, algo insólito para estupefacción del resto de los clubes de la categoría que veían impotentes cómo el Betis fichaba jugadores de primera línea, algo que no estaba al alcance de todos.

Según se cuenta, el futbolista donostiarra, nada más enfundarse la camisola verdiblanca, se cuadró ante el General y el resto del personal que se hallaba presente, pronunciando las siguientes palabras: " ¡Mi general, aquí estamos para ascender al Betis ! ". En aquellos momentos, se oyó una estruendosa ovación. Barinaga permaneció dos campañas en el Club Verdiblanco, consiguiendo nueve tantos en la 53-54, que a la postre le serviría para quedar campeón de la categoría y ascender a Segunda División. Serán otros jugadores madridistas los que engrosarán las filas del equipo bético durante esta época también debido a las influencias de Sáenz de Buruaga.

image

Para llegar a estas conclusiones es necesario investigar un buen tiempo, ver mucha prensa de la época y estudiar determinados documentos. Pero a nosotros nos merece la máxima confianza las declaraciones de los propios directivos como así ocurre a continuación.

En una entrevista en ABC a su presidente ejecutivo, Manuel Ruíz, del 16 de Agosto de 1952, hace toda una declaración de intenciones y de hechos consumados diría yo:

El Geneal

La colaboración económica del régimen no se hace esperar, como así lo reconoce el presidente de bético:

ayuda económica

Ruíz reconoce que la situación económica es pésima, pero la valiosa colaboración de Sáenz de Buruaga es fundamental. Las ayudas provenientes del equipo madrileño impuestas por el poder político refuerzan al equipo bético frente al resto de equipos de Tercera División que seguramente asistirán atónitos a lo que ocurría ante sus ojos.

real madrid

Mientras el Sevilla FC en esos años sufre para empezar a poner en marcha un estadio de construcción propia que fuese capaz de acoger a sus 20.000 socios, ya que el viejo Nervión comienza aquedarse pequeño. El Betis recibe ayuda económica para remodelar el Estadio Municipal de Heliópolis.

remodelacion  estadio

Estadio que fue completamente reformado por las autoridades municipales tras acabar la guerra en el año 1939. Esta supondría una reforma más en 1953 ante un club con un número de socios realmente pequeño. En 1936, tras ganar la liga y antes de la Guerra Civil no tenía más de 900, tras la gran espantada reconocida por los propios directivos béticos y en los años de los que hablamos se doblaría esta cifra.

A modo de reflexión, es completamente cierto que el cargo que ocupó Sáenz de Buruaga fue el de presidente de honor, sin embargo su poder fue tanto y sus decisiones tan graves y tan definitivas dentro del Betis que bien podría haberse considerado un presidente ejecutivo, pues fue el que terminó ascendiendo con su apoyo al Real Betis Balompié, club que sin su ayuda y dedicación podría haber terminado desapareciendo irremisiblemente, pues estaba en bancarrota y con un apoyo social verdaderamente pírrico.

UN PRESIDENTE FUGAZ

El siguiente presidente bético que nos ocupa, Sánchez Lauhlé, fue de los pocos que obtuvo el cargo de presidente ejecutivo y presidente honorífico del Real Betis Balompié en todas sus acepciones desde su nacimiento oficial en 1909.

Y así ocurrió en enero de 1946, cuando Sánchez Lauhlé fue nombrado presidente de honor del club verdiblanco tal y como podemos observar en este artículo de ABC:

image

Este hecho ocurrió siendo presidente ejecutivo del Real Betis Balompié el señor Eduardo Benjumea. Por dar algunos datos biográficos, diremos que Sánchez Lauhlé fue golpista en la sanjurjada, detenido como es natural, y que huyó a Portugal tras un permiso para asistir al entierro de un pariente cercano. Por si fuese poco participó activamente en el golpe del 36, todo un halcón de Queípo de Llano, siendo testigo de la acusación en el juicio sumarísimo contra algunos republicanos que terminaron en el paredón.

Tras el Caso Antúnez, (no se pierdan el informe completo de este caso aquí),  Benjumea se ve obligado a dimitir debido a este caso. Eduardo Benjumea Vázquez fue un  Industrial, abiertamente vinculado al régimen franquista como Delegado Sindical  de C.N.S. y Jefe Local de Falange Española Tradicionalista y de las JONS en Sevilla.

Una vez dimitió,  la Junta directiva del Betis debía elegir como presidente ejecutivo a José Sánchez Lauhlé, hasta ese momento presidente de honor, pasando a ocupar su puesto Benjumea, es decir, un cambio de papeles dentro de la directiva en septiembre de 1946:

image

Y efectivamente, una vez reunida la directiva, el Betis envía el acta a la prensa para su publicación:

image

Que nadie se lleve a engaño, esto es un acta oficial y un comunicado del club verdiblanco hecho público por la directiva, algo que este club hacía con cierta frecuencia aquella época. Muchas de las cuestiones y tesituras que aquí exponemos están basados en comunicados de la directiva bética, lo que goza de gran credibilidad, por no decir toda, además en tiempo real, que no se diga.

Por lo tanto Sánchez Lauhlé no pudo ser presidente honorario tras Benjumea, porque el propio Bemjumea ocupaba ese cargo en ese momento. Un nuevo presidente bético –Lauhlé- que hemos descubierto aquí, en La Palangana Mecánica junto con Francisco Castillo, son dos aportaciones muy importantes para el fútbol sevillano tal cual ocurrió en la historia.

EL PRESIDENTE OLVIDADO DEL BALOMPIÉ

Pero el error imperdonable lo tienes en un presidente que lo fue en los inicios y que no está en tu libro ni de lejos. Nos referimos a Francisco Castillo Carmona, que aparece como presidente el 9 de octubre de 1911, ante un acto con el Español de Cádiz. Fue apoderado de la Naviera Ybarra, fundador del Sevilla Balompié, estuvo en la primera directiva como secretario con Alfonso del Castillo, jugó principalmente en el segundo equipo como defensa y como medio. Estuvo ejerciendo unos 6 meses como máximo dirigente del Balompié, sustituyendo a José Gutiérrez cuando este pasa al Betis FbC por desavenencias en la directiva y es sustituido por Juan del Castillo Ochoa. En 1913 Francisco Castillo aparece en la directiva del Sevilla FC.

image

Esto es lo que te pasa por no beber de las fuentes necesarias, aquellas “límpidas y cristalinas” ingiriendo tan sólo “agua contaminada” tal y como recordabas a tus correligionarios. Te has guiado tan solo por la Guía del Comercio y la Industria de Sevilla y su Provincia y has obviado otras fuentes, sin darte cuenta que este presidente no aparece en la misma por el corto lapsus de tiempo existente entre un presidente y otro.

A ver cómo te las avías para sacar una segunda edición del libro corregido y sin tener que copiar de La Palangana Mecánica. Mientras tanto ese libro está incompleto y te faltan presidentes, te repito. No puede llamarse “TODOS” los presidentes, debería llamarse “CASI TODOS” los presidentes del Real Betis Balompié.

PD.- Información sobre las máquinas de falsificar que usamos para poner documentos pulsa  aquí.

PD1.- Lo que dicen los foros, pulsa aquí.



12 Opiniones:

er caraco' lento dijo...

Buenas tardes Carlos,

Le agradezco enormemente que ayude a escribir correctamente la historia de un club de nuestra ciudad. E'tica y este'tica.

Leerle las correcciones realizadas al libro del Teniente Coronel Carmona es un placer.

Saludos.

er caraco' lento.

Sagan dijo...

¿Tiene que ser un sevillista el que ponga a este tipo en su sitio? ¿Insulta a los béticos, los pone a parir y estos se callan la boca y agachan la cabeza?

Creaturitas. Don Manué lo tiene bien aleccionados.

Buen post.

Tántalo dijo...

Algun día, más pronto que tarde, el beticismo os agradecerá vuestra labor por esclarecer la historia del betis.
Lento, pero llega.

Gran post Carlos.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

Si ése libro lo hubieran escrito nuestros amigos investigadores béticos, los que tienen nuestros respetos, es probable que no hubiesen cometido ésos errores.

En cualquier caso y antes de lanzar un libro -con el que se pretende, se quiera o no, ganar dinero-, hubisese sido conveniente que lo revisara alguien entendido en la materia porque los gazapos, en literatura, no siempre están bien vistos.

Y aunque el Sr. Camorras ya nos tiene habituados a grandes meteduras de pata, no por ello se le podrán perdonar -sobre todo desde su bando-, los errores garrafales que nos/les endilga sin solución de continuidad.

Pero como no entra en éste portal, esperemos que alguien, un amigo de un amigo de un amigo del vecino de un amigo del Camorras, le diga que otra vez la ha cagado.

Y se lance como un poseso a detectar las falsificaciones que hemos realizado con mi maquinita.

Excelente, Carlos.

Cuídate.

NeCoRoCoRo dijo...

En fin, otra más, yo creo que esta todo dicho sobre los libros que escribe este hombre. No se cuales serán las fuentes de este hombre, pero fijarse solo en una guia anual es un error de bulto. En fin, yo no se torear, y por eso no me meto, pero el que se meta que lo haga bien o sino con la mejor intención, pero nuestro amigo no esta en ninguna de las dos.

NeCoRoCoRo dijo...

Valiente pardo el Sr. Carmona en la contestación de este post, después de todos los insultos da la razón a esta web en que faltan presidentes... Pues entonces para que contestas...

Evelina Fuentes dijo...

Soy Evelina y le escribo desde Madrid.
He leido la contestación que a este artículo ha realizado Don Manuel Carmona desde su web.
Estoy abochornada y avergonzada.
El Sr. Carmona me ha decepcionado. Le creia un caballero y me ha demostrado que es un vulgar camorrista.
No es de ley contestar a base de improperios, insultos y decalificaciones.
Me da lástima porque yo le creía, pero su escrito está lleno de ira y cólera hacía Vd. D. Carlos.
No volveré a entrar más en este mundo de los blogs y las webs de historia porque por culpa del Sr. Carmona esto se ha convertido en un estercolero lleno de basura.
Es un asco.
Me despido con un beso.

Anónimo dijo...

No, si al final en Sevilla los béticos seremos los franquistas malévolos y los sevillistas los pobrecitos bondadosos. ¿Qué quieres decir con lo de Saenz de Buruaga? ¿Pones de ejemplo un caso, dos o tres para explicar algo? De tu equipo futbolístico puedo poner yo 1000 ejemplos del Régimen y seguir escribiendo...Mejor callados.

Antón López de Carrizosa.

Carlos Romero dijo...

Venga, Antón, empieza a contar, dime solo 10 ¿ok? si es posible documentados, no es por ná.

Te espero.

cornelio dijo...

Sobre lo que dice Antón.

Siempre he opinado que para considerar el bando de cada cual, hay que mirarlo antes de la fecha del comienzo de la rebelión.

A partir del día siguiente, hasta el presidente del San Jerónimo de Petanca (si es que lo había) tenía que ser adicto. Es más, no para ser directivo de nada, sino hasta para poder trabajar. El que no fuera adicto podía trabajar... haciendo canales o cosas por el estilo.

Sirva como ejemplo de "malévolo" como usted lo califica, uno de los fundadores del equipo originario:

http://www.lapalanganamecanica.com/2009/01/jos-cuesta-monereo.html

El clusz de los fascistas dijo...

Osea, Carlos, que si no me equivoco, el analfabeto de Carmona escribe una juntada de letras pegadas por el canto a la que llama "todos los presidentes del betis" y... ¡¡¡se le olvidan tres!!!

Y... de los tres que se le olvidan... ¡¡¡dos son fascistas represores que mandaron al paredón a muchos sevillanos y españoles!!

¿No será que alguno de los generales fascistas que fueron presidentes y dueños de facto del betis protegería a la familia del analfabeto o le dieron dinerillos para distintas cosas o el libro ese lo ha escrito gratis y para hacerles un favor ni los menciona no fuera a ser que los investigadores del Sevilla los encontraran?

Tenemos que: el analfabeto este no ha encontrado al famoso obrero que no fue admitido en el Sevilla; tampoco habla nada de que el betis no es una escisión del Sevilla por ese motivo como quiso hacer creer durante un tiempo amparándose en mentiras de sus antepasados y en historietas mitológicas para niños de teta; siquiera sabe de la verdadera fecha de la fundación de su clusz; y encima miente al ocultar otra parte más deleznable de la historia de los peores fascistas que aterrorizaron al pueblo sevillano enfundados en la bandera del betis...

Este analfabeto debería ser juzgado por Garzón, seguro que oculta algo y que tiene muchas pruebas de la opresión fascista bética que ahora quiere esconder.

chustikov dijo...

Otro posible presidente del Real Betis Balompié: Alfonso de la Torre, durante escaso tiempo en 1943, teoría que apunta Rafael Medina "Beticista":

http://www.historiadelrealbetis.com/59012/239434.html

Saludos a todos.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

BUSCA EN LPM

Cargando...

Mentiras del Fútbol Sevillano

Mentiras del Fútbol Sevillano
Ya en e-Book - Haz click

ASRED

ASRED
Asociación de Sevillistas en la Red

ESCRÍBEME

¿Tienes una foto o un documento antiguo referente al Sevilla FC o al Real Betis?

Envíalo a lapalanganamecanica@gmail.com

SUSCRÍBETE A LPM

Seguidores

SÍGUEME POR E-MAIL