rel='nofollow' target='_blank'/>

11 octubre 2010

18 DE JULIO: LA GUERRA QUE SALVÓ AL BETIS

...La mayoría de los jugadores, flor de la juventud, tuvieron que marchar al frente y se dio la circunstancia de que el grueso del grupo bético se alineó con el bando republicano, perdedor en la cruel contienda, por lo que el extraordinario plantel del Real Betis quedó disuelto...

                                                  COLECCIONABLE MARCA - SENTIMIENTO VERDIBLANCO, 1994.

No solo lo dice Marca, es vox populi en la calle, en la taberna, algo muy extendido. Se nos dibuja a un Sevilla FC y sevillistas por ende, adscritos al régimen franquista, alineado con el poder e intentando por todos los medios hundir a su rival, que como héroes, resisten y renacen cual Ave Fénix sin que consigan exterminarles. No hablamos de la rivalidad que nació desde muy temprano allá por los años de la consolidación de ambos clubes.

Nos referimos a otros años, muy duros. Unos años sombríos donde la rivalidad superaba a la de cualquier juego de niños simbolizado en un balón, donde la muerte llamaba a la puerta dependiendo del pensamiento y la ideología. Muchos béticos y sevillistas, murieron por sus ideales en aquellos años de la Guerra Civil, y fueron represaliados sin piedad. La oscura sombra del óbito fue larga durante décadas en España.

Francisco Franco y Millán Astray

¿Es verdad que el Betis perdió a sus jugadores debido a la Guerra Civil? ¿Es cierto que este club se alineó con los republicanos y se le puede considerar el equipo perdedor de la contienda?

A todas luces, no.

En 1935 el Real Betis Balompié fue un gran campeón de Liga, un equipo admirado por todos que realizó una gesta en buena lid. Ya a finales de los años 20, Ignacio Sánchez Mejías sentó las bases para forjar un equipo verdiblanco campeón. El Betis tuvo que hacer un gran esfuerzo económico para conseguirlo, tanto que, llegado el momento, no pudo soportar ese peso y las deudas hacían mella en el campeón.

Antes de la guerra, el equipo verdiblanco debió vender, dejar en libertad o traspasar a sus mejores jugadores: Urquiaga y Aedo ficharon por el Barcelona, Unamuno fichó por el Bilbao, Espinosa y Arrieta al Madrid. Rancel y Gómez quedaron en libertad.

El Betis no podía viajar para cumplir sus compromisos deportivos, y los hoteles no le daban crédito. Prácticamente no podía fichar jugadores de la calidad suficiente, la mitad de sus 1.400 socios abandonaron el barco, porque debían aportar una cantidad que se les pidió para cumplir con sus compromisos económicos.
 

Nota oficial del Secretario del Real Betis Balompié en abril de 1936.
 
El equipo coronado por su majestad tuvo que abandonar el campo del Patronato Obrero, de propiedad municipal, ya que el Ayuntamiento necesitaba dar uso al "estadio de la Exposición", y probablemente el Betis debía desembolsar una cantidad importante en su acondicionamiento, ya que llevaba años de abandono. El equipo verdiblanco estaba llamado a la desaparición.

Y llegó la Guerra Civil.

Podríamos decir sin temor a equivocarnos que la Guerra Civil salvó al Betis de la desaparición.

Debido a la suspensión de las competiciones, el Betis ya no debía viajar, no debía hospedarse en hoteles, no debía comprar jugadores, los pagos se suspendieron, y en consecuencia los gastos se redujeron a su mínima expresión. La Guerra Civil fue un impase en espera de tiempos mejores, y estos llegaron tras la misma.

Los jugadores de los que disponía el Betis en ese momento, quedaron encuadrados en el bando nacional y combatieron junto a ellos. No hay constancia de que absolutamente ninguno combatiera junto al bando republicano.

Como hemos visto, la verdad es que la marcha de los deportistas fue antes de la guerra, y por motivos económicos. Larrinoa y Rejón, que estaban en el País Vasco en el momento del Golpe, se alinearon con el bando franquista. El primero, en un destacamento de sanidad en Santander, y el segundo cayó herido en Extremadura. El gallego Cornejo también estuvo en el lado franquista, muriendo en Somosierra al querer tomar Madrid.

La directiva bética, o antiguos directivos béticos, fue, al menos gran fracción de ella, parte activa del bando nacional que participaron combatiendo en la guerra y en la posterior represión.

Podemos mencionar a José Cuesta Monereo, socio fundador, materia gris del golpe de Queípo de Llano y su mano derecha, su hermano Eduardo era comandante, miembro de la U.M.E. y presidente del comité militar de Falange. José Maria Doménech Romero (vicepresidente del Betis en la temporada 1931/32), fue juez instructor responsable de los juicios sumarísimos y hombre de confianza del Juez Auditor Francisco Bohórquez Vecina.

El Capitán Tassara Buiza, también fue directivo del club bético, al igual que los hermanos Alarcón de la Lastra, en especial Carlos Alarcón, quien ya había sido expedientado por su intervención en el golpe de Sanjurjo, y que también había llegado a ocupar la presidencia del club bético de 1919 a 1922. Eduardo Benjumea Vázquez miembro de la directiva bética de 1935 con el cargo de tesorero, fue el responsable del Parque Móvil de Falange.

Pero sobre todo, sería Adolfo Cuéllar Rodríguez, abogado e íntimo amigo de Queipo de Llano, quien actuó como asesor ideológico del General, proponiéndole la intervención radiofónica como arma psicológica. Cuéllar era en aquellos tiempos el hombre fuerte del Betis, llegando a ostentar el cargo de presidente con la llegada de la República.

Visto esto, ¿es verdad que el equipo bético quedó desmembrado a causa de la Guerra Civil?

A todas luces tampoco.

Veamos un cuadro de los jugadores que recuperaron los distintos equipos españoles tras la Guerra:

ATHLETIC CLUB DE BILBAO 1935-36 jugadores usados en Liga 24 1939-40 siguen 7 29,2% Echevarría, Elíces, Gárate, Gorostiza, Oceja, Urra y Zabala

REAL MADRID 1935-36 jugadores usados en Liga 19 1939-40 siguen 7 36,8%
Bonet, Lecue, León, López Herranz, Mardones, Méndez Vigo y Quincoces.

RACING DE SANTANDER 1935-36 jugadores usados en Liga 22 1939-40 siguen 10 45,4% Ceballos, Chas, Cuca, Ibarra, Milucho, Pedrosa, Pombo, Tayo, Trigo y Víctor.

BARCELONA 1935-36 jugadores usados en Liga 24 1939-40 siguen 2 8,3%
Franco y Nogués.

HÉRCULES 1935-36 jugadores usados en Liga 21 1939-40 siguen 11 52,4%
Aparicio, Betancort, Irles, Maciá, Medina, Mújica, Pérez, Salas, Salvador, Tatono y Tormo.

REAL BETIS 1935-36 jugadores usados en Liga 22 1939-40 siguen 11 50%
Aurelio, Caballero, Cornejo, Fernández, Paquirri, Peral, Rejón, Rosales, Saro, Suárez y Valera.

VALENCIA CF 1935-36 jugadores usados en Liga 20 1939-40 siguen 9 45%
Amadeo, Bertolí, Blasco, Domenech, Goiburu, Iturraspe, Juan Ramón, Lelé y Melenchón.

ESPAÑOL 1935-36 jugadores usados en Liga 19 1939-40 siguen 6 31,6%
Bosch, Lecuona, Martorell, Pérez, Prat y Teruel.

SEVILLA FC 1935-36 jugadores usados en Liga 25 1939-40 siguen 11 42%
Alcázar, Berrocal, Campanal, Fede, Félix, Guillamón, Joaquín, López, Segura, Torróntegui y Villalonga.

ATHLETIC AVIACIÓN 1935-36 jugadores usados en Liga 22 1939-40 siguen 6 27,3%
Alejandro, Arencibia, Elícegui, Gabilondo, Guillermo y Mesa.

Podemos comprobar cómo el Betis, según estos datos, recuperó la mitad de sus jugadores, con un 50%, estando en línea con los demás por lo que no hubo gran diferencia, pero ¿recuerdan? cinco de sus jugadores fueron vendidos o traspasados ANTES de la guerra, por lo que contaba con 17 jugadores de los que recuperó 11, con un 64,7%, es decir, fue el equipo de España que más jugadores recuperó tras la Guerra Civil.

Podemos comprobar que no fue el equipo bético excesivamente maltratado, pero esto también fue debido a que la guerra en Sevilla duró muy poco. Con respecto a la afición bética, estamos seguros que muchos murieron por sus ideales durante la contienda, béticos de un bando y de otro.

Para no hacer demasiado largo este post , tras un especial del 105 aniversario de la oficialización del Sevilla FC, hablaremos de lo ocurrido con el equipo sevillista en esos años fatídicos.

¿Cómo han contado la mentira para justificar todo lo anterior? José León, presidente del Betis en 2007, con motivo del centenario bético, argüía su discurso:

"...La cruel Guerra Civil, que destrozó tantas cosas, asoló como un violento tsunami a nuestro BETIS BALOMPIÉ…

El 16 de julio, dos días antes del levantamiento, se había firmado el contrato de arrendamiento del campo de Heliópolis, del que apenas se pudo tomar posesión, pues fue asignado a los “camisas negras” de Mussolini, como cuartel y garaje de carros de combate…Por si fuera poco, y teniendo en cuenta los mínimos desperfectos que sufrieron los edificios de la ciudad, un obús de artillería, dirigido contra el gobierno civil, dio de lleno en la casa de la calle Bilbao, donde el BETIS BALOMPIÉ tenía entonces su sede social…La plantilla quedó desmembrada: bien por quedarse atrapados en sus lugares de origen o acabar en el exilio, bien por ser movilizados al frente…

En el mes de abril de 1939 –al terminar la guerra-el BETIS BALOMPIÉ carece de un campo en condiciones, de sede social y de plantilla profesional… Mas si eso fue duro, más lo fue aún la campaña de insidias y persecuciones –de toda índole- a que fue sometido el REAL BETIS BALOMPIÉ… Entonces, con ideas muy simplistas y muy maniqueas, fue catalogado como el equipo de los vencidos… con todo lo que ello significaba en aquellos años sombríos…El poder, en todas sus manifestaciones, -y desde luego, la Federación- se decantó por otros equipos, y el REAL BETIS BALOMPIÉ –reciente campeón de Liga- pasó a ser un estorbo anacrónico para buena parte de las fuerzas vivas de la ciudad… Las Federaciones nacional y andaluza, pasaron a barrer siempre para el otro lado y, para el nuestro… tan solo se repartían continuos escobazos…"

 

Saquen sus propias conclusiones

 
.




compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   8 comentarios :

  1. A mi lo que de verdad me gustaría saber es de dónde ha salido toda esa infamia que durante décadas vienen derramando esa caterva de indocumentados sobre la historia del Sevilla y del Betis ¿Quién fue el que se inventó todo esto que es una monumental mentira? Ya está bien del obrero, de la república, del equipo del régimen y de tantas y tantas patrañas. Por favor, díganme quién ha sido el culpable.

    Scottero

    ResponderEliminar
  2. Me seguís emocionando con estos post del fútbol y la guerra civil. Ya comenté el por qué en este comentario:

    http://algarivo.blogspot.com/2010/09/corazon-grande.html

    cda vez que tengo la posibilidad de leer post como estos, más orgulloso me siento del equipo de investigadores que trabajan para sacar a la luz la verdad sobre la historia de mi club y, por consiguiente, por la memoria de aquellos familiares que tuvieron que vivir la postguerra o a los que no pudieron ni siquiera vivirla y que se les ha faltado tanto el respeto por parte de individuos como el "chavalito del avatar" (podría cambiar su nick de ventidosacero por otro más correcto, jugadorapuñaladoenelcampo).

    Gracias de nuevo, Carlos, por estas delicias en forma de post.

    ResponderEliminar
  3. Saludos.

    Pues no hay peor ciego que quien no quiere ver.

    ¿Le mandamos un a-brazo (en alto) al chavalito y al resto de sus amigos a los que el tipo ése, el Seri, mantiene acorralados? ¿Llegarían a entender la broma?

    Cuidaros.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Carlos,

    Estos artículos me encantan.

    Que trabajito más grande les va a costar "echá la tostá pabajo en los desayunos de políngano" como se difunda la verdadera historia del fútbol sevillano.

    De esa gente se puede uno esperar cualquier cosa. Me los imagino pidiento el cafelito y la media de jamón y aceite con el brazo levantao y quedan muy cómicos.

    Lo dicho, estos artículos me encantan.

    ResponderEliminar
  5. Lo de la foto del avatar, igual es porque era obligatorio.

    Enhorabuena Carlos. Magnífica exposición.

    ResponderEliminar
  6. Magnífico Carlos.

    Por este tipo de post me enganché hace tantos años a la palangana.

    Como siempre, GRACIAS.

    PD: Para los béticos que fiel a ese estilo utilizan el tono victimista para afirmar que "quieren darle la vuelta a todo y pintar un betis malo frente a un sevilla bueno" solo decir que no. El rollo maniqueo lo dejamos para ellos.

    No se trata de dibujar a un sevilla "bueno" y un betis "malo", si no de mostrar que el mito del betis "bueno" es completamente falso y a todos los que siguen extendiéndolo hay que llamarles por su nombre: una de dos, mentirosos o malinformados.

    ResponderEliminar
  7. Sr. Romero: si se pasa usted por http://www.betislibre.com/foro/viewtopic.php?f=30&t=784&start=0 podrá actualizar la lista de todos los jugadores de Primera División en la temporada 1935-36, pues la lista que nos "proporciona" está incompleta, al referirse sólo a los que siguieron en sus clubs. También le servirá a su distinguido público para apreciar otros puntos de vista, dado lo enriquecedor que siempre resulta el debate y el intercambio de ideas y puntos de vista.
    A propósito, se equivoca usted en el jugador bético fallecido en la guerra civil. No se trata de Cornejo, sino de Capesto. En mi opinión hay también otros errores, pero eso ya sería harina de otro costal.

    ResponderEliminar
  8. Simplemente soberbio. Labor fantástica del historiador es, la que contradiciendo la mitología, desentraña la verdad contra intereses creados. Mi enhorabuena.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM