rel='nofollow' target='_blank'/>

28 octubre 2010

LA QUINTAESENCIA SEVILLISTA

A colación del anterior post hoy quiero profundizar en los principios de la idiosincrasia sevillista, a partir del ejemplo que nos dieron aquellos que nos lideraron en el pasado, que nos lideran en el presente y que debe servir de aprendizaje a los que lo harán en el futuro.

1286046343458adrian-2colc2

Lo que hoy somos y tenemos a orgullo gritarlo a los cuatro vientos, como el mejor y mayor Club andaluz de todos los tiempos, no es algo que surge de la noche a la mañana. Los que nos precedieron, ya fuesen directivos, jugadores, hasta el último sevillista de a pie, sentaron las bases para que este precepto se cumpliese a rajatabla.

Ser sevillista implica no estar por encima ni por debajo de cualquier ideología política, religiosa, o de cualquier otra índole, es sencillamente otra cosa. Cada aficionado, como es natural, tiene sus ideales, pensamiento, libre expresión de sus opiniones con un factor en común, ser sevillista. Sin alineamientos, sin cortapisas, con el componente de individualidad que supone.

Desde los inicios, el primer presidente del Sevilla FC oficializado, José Luís Gallegos,  lo expresó de una forma clara, concisa, instructiva y pedagógica:

"Todos los hombres de cualquier nivel social, ideas religiosas o políticas tendrán aquí cabida"

Esto es algo que conocemos prácticamente la totalidad de los sevillistas, que debería estar sobre una de las puertas principales de entrada al Estado Ramón Sánchez-Pizjuán para que a nadie se le olvidase nunca y que desde aquí reclamo y reivindico. Gallegos marcaba la pauta de lo que debería ser el alma que presidiese este Sevilla FC desde sus inicios.

Pero hay otras citas que igualmente merecen la atención de todos los aficionados blanquirojos, menos conocidas, pero de un calado extraordinario, que deja a las claras qué somos, cómo somos y qué representamos.

Fundamental llamada al saber estar  de ese gran “sportman” que fue José María Miró Trepats, un presidente que lideró no solo el fútbol en esta ciudad, sino el deporte en general.

En 1913, en el posterior banquete tras la inauguración del mítico campo del Mercantil, el presidente sevillista nos lo dejó muy claro:

“Vosotros representáis la alegría, la salud, la fuerza y la robustez; en las reuniones que celebramos no se habla de política, en el seno de nuestra sociedad de “sport” caben por igual el pobre y el rico, hasta nuestra afición es reflejo de nuestra Sociedad de “sport”, pues en nuestro campo se codean personas de todas las clases sociales y se os debe enaltecer, porque tenéis como norma la disciplina, por ideal la victoria, la fortaleza es nuestra aspiración y la admiración de los demás nuestro premio”

Esto supone la confirmación de la quintaesencia sevillista, de la verdadera riqueza que otros confundieron con los urdeles, (dineros en calé),  pero no era más que de espíritu, la única divisa con la que adquirir ser el gran campeón de Andalucía.

Pero desgraciadamente el sevillismo nunca estuvo pendiente de su historia y otros aprovecharon para escribirla por nosotros, mangoneando y otorgándose papales que nunca les correspondieron reescribiéndola a su favor. Es mucho el terreno que hemos de recuperar en este sentido y debemos hacer que esté en su lugar.

Nos llegaron a tachar de clasistas, de señoritos, incluso de fascistas. La historia pone a cada cual en su lugar y con las nuevas tecnologías se hace cada vez más patente quién es quién en realidad, quién fue quién demostradamente.

Sea cual sea la ideología política, religiosa, de cualquier índole atribuida, el sevillista debe “saber estar” y “saber ser” allá donde represente el escudo que lleva en su corazón y los que nos lideraron y nos lideran en la actualidad, sin mecenazgos, sin adoraciones, jamás,  siempre dieron ese ejemplo, como hoy mismo. Es un privilegio que pocos pueden comprender.

image

Una imagen vale más que mil palabras.  Esta imagen ya es historia y se contará tal cual sucedió.

Que aprendan las generaciones futuras.

.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   4 comentarios :

  1. ¡Viva el Sevilla F.C.¡

    ResponderEliminar
  2. Preciosa también la de don Ramón, el del busto de bronce en el antepalco, que es sitio, sobre nuestra historia:

    "La historia del Sevilla es limpia y diáfana"

    Oportunísimo post don Carlos, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Esa imagen simboliza para mí el día en que el Sevilla se despegó del Betis para siempre, o al menos para mucho tiempo. Ese día el Sevilla destrozó al Betis de una forma que el tiempo está demostrando que fue tremenda. Ese día el sevillismo hizo que el beticismo marchitara. Esa foto (una más de las muchas de aquella noche) es HISTORIA PURA. De las que cambian las cosas. Quizá sea el palo más grande que el Sevilla Fútbol Club jamás le halla endiñado al Betis. Y lo mejor de todo es que, en realidad fue el Betis el que se lo endiñó a sí mismo. Bueno, y a Juande XD

    ResponderEliminar
  4. Añado a Cornelio: "...Libre de toda mácula".

    Preciosas ambas frases las cuales, por si mismas, tumban de un plumazo cualquier leyenda negra (más bien verde) con la que han querido empañar nuestros éxitos.

    En un lado del campo, bien visible, como bienvenida, la frase de Gallegos, al otro lado, como explicación, la de Miró.

    Efectivamente aquella noche hasta los propios béticos se dieron cuenta de la enorme distancia que separa a una entidad de la otra. El fin definitivo de la pelea cainita.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM