rel='nofollow' target='_blank'/>

07 noviembre 2010

¿DÓNDE ESTÁN LOS MEONES?

 

image

La Sevilla profunda. La de la pandereta en la que quieren convertirnos algunos porque así nos ven. Los que insultan nuestra inteligencia y necesitan exportar una imagen de los sevillanos anclada en el medievo. Y lo grave es que muchas veces nos dejamos.

Hace unas semanas escribimos un post sobre la ‘Diosa Sevilla’, aquel monumento al que visitamos en la Puerta de Jerez cada vez que el sevillismo celebra sus éxitos.

El monumento representa una alegoría basada en la Sevilla de principios del siglo XX, rematada por una nereida que simboliza la esencia de la ciudad, que fue realizada por Manuel Delgado Brackembury  en 1929 con motivo de la Exposición Iberoamericana.

image

Su autor, realizó esta alegoría que personaliza el progreso del comercio, la agricultura y la Industria, simbolizadas en una rueda dentada, el caduceo de Mercurio y las hojas sobre la que se sienta la diosa de Sevilla, pero expresa al mismo tiempo la lentitud con la que estas se desarrollaban para el progreso de la ciudad en aquel momento, encarnado por los niños pequeños que juegan sobre tortugas que están en la base central de la taza de la fuente. Éste monumento símbolo del sevillismo fue desmontado dos veces, una en los años 70 y otra a finales de los 80 para hacer posible determinadas obras.

image

Pero el monumento original fue concebido así:

image

Como podemos observar  la diosa estaba rodeada de 4 niños  y que han sido conocidos siempre como “los meones”, de hecho a la fuente se le conocía así popularmente, pero en uno de estos desmantelamientos y nuevo montaje estos niños desaparecieron como por arte de magia.

¿Dónde están los niños meones?

image

Queremos denunciar desde este pequeño rincón sevillista este hecho y ni tan siquiera sabemos si las autoridades de la ciudad se han preocupado en algún momento de abrir una investigación sobre este asunto, o si tienen una explicación para este misterio sin resolver.

No me extrañaría nada que algún jardín privado escondiese estas joyas pertenecientes a los sevillanos y por ende a los sevillistas, pues deberían estar en el lugar de nuestras celebraciones cuando acudimos a rendirle culto a la diosa Sevilla.

image

Si alguien tiene una pista sobre los niños meones no estaría de más que nos escribiese un correo a lapalanganamecanica@gmail.com para poder ponernos en contacto con las autoridades y denunciar el hecho para que vuelvan a su lugar de origen o bien si existe una explicación lógica para este asunto. Estemos atentos y si alguien quiere hacerse eco de este hecho en alguna otra página en Internet no estaría nunca de más.

A sugerencia de nuestro compañero Cornelio:

 

.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   4 comentarios :

  1. Niños Meones a los que cantó El Pali, unas preciosas sevillanas, con letra de F. Alonso Pernía, "Fuentes de amores", en las que hace un recorrido por varias de nuestras fuentes.

    Tiene Sevilla una fuente
    con unos niños meones
    que la dama que los cuida
    no le pone ni calzones.

    Y caso raro
    que no usen los niños
    polvos de talco.

    ResponderEliminar
  2. Eso debe ser porque el Sevilla ya no avanza a paso de tortuga. Los cuatro meones ahora deben estar recorriendo europa en avión para no perderse ningún partido de su equipo.

    Buen post amigo.

    Por los cuatro meones sevillistas.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. La persona en la que inspiró el autor, para hacer a la Diosa, vive aún en Castilleja de la Cuesta.

    Y, no tiene nada que ver con el célebre cartero.

    ResponderEliminar
  4. Palop, la Copa y la Fuente.

    http://vimeo.com/16690961

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM