rel='nofollow' target='_blank'/>

18 noviembre 2010

ÉRASE UNA VEZ UN TRANVÍA

Por Cornelio

Dentro de ese género de relatos cuyo denominador común es que son auténticos porque así me lo han contado, y cuyos antagonistas eran los sevillistas fascistas que no dejaban de fastidiar a los obreros béticos, hoy vamos a fijarnos en lo que pasó con los tranvías.

La Historieta

Dicen que un tal Moliní, en connivencia con don Ramón Sánchez-Pizjuán, hacían posible el corte del servicio de transporte, coincidiendo con los días de partido en Heliópolis, para que los béticos tuvieran que ir andando al fútbol, o para quitarles las ganas de la pesarosa caminata.

Los tranvías no llegaban a Heliópolis por mano del “demonio sevillista". En versiones orales he llegado a escuchar que don Ramón cogía el teléfono y llamaba a Moliní para que cortara el tranvía. Desde luego es muy propio de esas películas de señores con gorra de plato y cruces en la solapa, muy verosímil todo, para eso estábamos bajo un régimen fascisto-sevillista.

No es algo que nos inventemos. Hay gente que lo dice y lo siente así, es más, está convencida de ello. Veamos algunas de estas perlas que encontramos en uno de los foros más visitados del equipo heliopolitano:

"...¿que hacía el jefe de tranvías de la ciudad sr. molini para que nadie fuera a Heliopolis??? A ver ¿que hacia? (omitimos una línea soez sobre don Ramón Sánchez-Pizjuán) De padres a hijos, de abuelos a nietos, gracias a mis antepasados, GRACIAS, ni olvido ni perdón..."

O esta otra que no tiene desperdicio:

"...Ojo, pudo haber momentos puntuales, éso no se puede negar, como por ejemplo la inauguración del servicio de Tranvías, que sucedió nada menos que en 1952 -. Ya hemos hablado de las palabras de D.Juan Petralanda, bético de entonces-. El mismísimo D. Alfonso Jaramillo fue Concejal en 1961 del Ayuntamiento de Sevilla, y ya sabemos su valiosísima intervención cara al la adquisición del Estadio en Propiedad..."

Lógicamente, la versión bética, está basada en un amigo que tiene un abuelo que conoció a un sobrino de Moliní que les dijo...

Los Datos

Como siempre, a disposición del que le dé por buscarlos.

Moliní

Don Luís Moliní Briasco, fue el fundador del equipo “Recreativo de Sevilla”, en honor a su padre, Ingeniero de obras del Puerto de Sevilla, que tomó parte en los primeros pasos del club decano, el Recreativo de Huelva y de quien también tenemos noticias que fuera uno de aquellos protosevillistas. Sin embargo, su verdadera vocación sería la de “referee” o árbitro, siendo uno de los fundadores del Colegio Andaluz de Árbitros, allá por 1915. Arbitró muchísimos partidos a los equipos sevillanos, en especial al Sevilla F. C. y al Real Betis, bajo cuyo arbitraje -curiosamente- ganó bastantes partidos. Además de esto, gran sevillista y buen amigo de don Ramón Sánchez-Pizjuán.

clip_image001

Don Luis Moliní Briasco

Don Luis ostentaba el cargo de “Jefe de movimiento” de la "Seville Tramways Company", es decir, organizaba e influía en toda la trama de movimientos de tranvías.

Los cortes

En la página web de TUSSAM, nos encontramos un apartado de historia sobre la "Seville Tramways Company", era una concesión municipal de explotación que era muy deficitario y, por tanto, no ofrecía la calidad mínima exigible a los ciudadanos.

“...Si a esto se añade que el material y las instalaciones de la citada empresa de tranvías, a fuerza de no renovarse por las razones que ya vimos, se habían llegado a deteriorar hasta lo inconcebible, tendremos que, además de hacinado, el público viajaba expuesto a constantes paralizaciones del servicio: por caídas de cables, salidas de trole, descarrilamientos, etc. Hasta tal punto llegó el deterioro, que se cuentan anécdotas que, si no hubieran ocurrido de verdad, podrían calificarse de surrealistas, como la de que a veces los descarrilamientos se producían por salirse la vía del vehículo, y no al contrario, como es costumbre...”

Esto era cotidiano, los cortes en toda la red (de tan solo 43 km), eran habituales y no cubría, ni de lejos, las aspiraciones de movibilidad de los sevillanos en una ciudad en plena expansión y desarrollo en los años 50 y por tanto en los 60 que se aproximaban. ¿Por qué no habrían de ocurrir esos cortes también en la línea de Heliópolis?

clip_image002

Pero los cortes del servicio tranviario no eran solo motivo de queja de los usuarios Helipolitanos, ni tan siquiera de los béticos, era un clamor de toda la ciudad de Sevilla, incluído el sevillismo. Tanto fue así que el Ayuntamiento tomó las riendas del asunto en 1960, haciendo que la explotación fuese de titularidad pública. Una vez la asumió, la hizo desaparecer para poner en marcha los autobuses de la empresa municipal de transportes.

Los tranvías y Heliópolis, la 24

Existió un proyecto de obras, de 1927, de las líneas del tranvía con motivo de la Exposición Iberoamericana. En este proyecto se incluye “doble vía a la Palmera para el servicio deportivo al Stadium”. Como otros tantos proyectos, no se llegó a llevar a cabo, y lo que no se hizo antes del 29... ya sabemos lo que pasó después.

Pero ¿y la vida tranviaria de aquellos años? Como siempre, la Compañía de Tranvías no perdía puntada y la junta de accionistas comprendió perfectamente que el movimiento esperado de visitantes podía aumentar gigantescamente sus nunca mermadas arcas. Por ello, y con miras al certamen, el 6 de octubre de 1927 presenta un escrito al Ayuntamiento en el que se da cuenta de las reformas necesarias para la Exposición. Dentro de estas reformas existía la creación de una nueva vía en Eritaña, sustituyendo los carriles por otros más modernos, llamados de "garganta", entre la Enramadilla y Eritaña, con el objeto de garantizar un servicio rápido, intenso y constante; doble vía a la Palmera para el servicio deportivo del "Stadium"; (...) Sevilla y sus tranvías (apuntes y recuerdos de una historia perdida)” Emilio Jiménez Díaz. Sevilla, 1979.

Durante la Exposición, como no había servicio de tranvías, había que cubrir las necesidades del personal que quisiera ir a ver algún partido al Stadium. No había tranvías, por lo cual se usaba el ”Trans-autobús”, que fue el “protoautobús” de Sevilla. El precio se entendía desorbitado: “tres reales”.

Hemos de tener en cuenta que hasta 1939 el nuevo Betis no se traslada hasta el Estadio de la Exposición. Heliópolis era un barrio muy pequeño, en aquel momento, con poca población.

clip_image003

Barrio de Heliópolis junto al estadio de la Exposición. La zona estaba realmente poco poblada y alejada, lo que hacía posiblemente poco viable y rentable llevar hasta allí el tranvía. Sin embargo se llevó.

No obstante, teniendo en cuenta que hasta el año 39 , el ambiente no era el de hacer tranvías, no parece una fecha muy lejana la de mediados del 44.

“Año 1944, día 4 del mes de junio: se inaugura la línea nº 24 de tranvías de Sevilla que presta servicio desde la plaza de San Francisco, frente al Banco de España hasta los Hoteles del Guadalquivir (Heliópolis) (...) El director técnico de la Compañía de Tranvías de Sevilla, desde finales de 1941 hasta la eversión al Excmo. Ayuntamiento de Sevilla era mi padre..." "Carta al director de ABC". Firma la carta: Francisco Domínguez-Adame Cobos, dr. Ingeniero Industrial. Sevilla

Los tranvías y el fútbol

En el libro de Nicolás Salas titulado “El tranvía, crónica de costumbres de la ciudad de Sevilla” que habla de este servicio desde que se inauguró a finales del siglo XIX, hasta 1960 en que dejó de funcionar como tal, podemos ver los siguientes párrafos:

clip_image004clip_image005

(...)

clip_image006clip_image007

clip_image008

Cartel publicado en la revista deportiva "Balonazo" el 24 de febrero de 1949,

según cita Enrique Jiménez Díaz en "Sevilla y sus tranvías

Un cartel de la época, en tiempo real, “Doble servicio de tranvías al campo”.

D. Francisco Marín, creador de la web ‘aquellos tranvias de Sevilla’, atendió amablemente una consulta que le realizamos y nos contó que no se interrumpía “el servicio en la línea 24 (P. Ceferino González- H. del Guadalquivir) y se lo puedo confirmar porque yo viví aquellos tiempos observando tranvías a todas horas y todos los días. (...)

La línea 24 se inauguró en el año 1944 y los servicios especiales de Fútbol, en el año 1925.

El Sr. Marín nos regala un dato, los servicios especiales de Fútbol empezaron a funcionar en 1925.

Datos concurrentes

- Es lógico que quien llevara once años (desde 1925) yendo al fútbol en tranvía luego lo echara de menos, porque además esos mismos años ya los tendría en lo alto.

- Estamos en la España de posguerra, en la que "Jefe de Movimiento de Tranvías" no significaba lo mismo que ser “Jefe DEL Movimiento”, sobre todo cuando se es coetáneo de una persona relacionada con el fútbol, y Capitán General.

- Moliní ocupa su cargo desde principios de los años 40 hasta 1957, dentro de esas fechas se inaugura la nueva línea, la 24, de tranvías a Heliópolis.

- Bajo responsabilidad de Moliní se ordenó el Doble servicio de tranvías al campo los días de partido en Heliópolis.

Conclusión

D. Francisco Marín nos hace una maravillosa descripción, como si estuviera viendo ahora mismo una foto del libro de Nicolás Salas, “Sevilla en tiempos de María Triufulca”,

“Los días de fútbol en el campo del Betis se disponía de tranvías especiales con la tablilla (Fútbol) que llegaba hasta la glorieta de Heliópolis por el trayecto de la mencionada línea 24, teniendo su parada término en el hoy todavía abierto Bar Parada que se encuentra en dicha glorieta. También el resguardo de pasajeros existe hoy y sirve para los autobuses de TUSSAM.”

clip_image009

La glorieta de Heliópolis llena de tranvías, como La Barqueta en un concierto de U2 o de Madonna.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   5 comentarios :

  1. Cornelio nos trae un post que necesitaba una actualización.

    ResponderEliminar
  2. la historia es bonita.pero debe ser justa..porque siempre lo que dicen los verdes es mentira y lo de aqyui es verdad? alguna vez ls verdes llevaran razon en algun tema,no? porque siempre mienten y aqui todo es verda? no cree que es,al menos chocante?JOAQUIN L.

    ResponderEliminar
  3. ¿No será,estimado Joaquín, que será por la fuerza de los documentos frente a la historieta de "me lo contó mi abuelito"?

    Ten en cuenta que aquí solo se habla de las cosas que dice el beticismo sobre el sevillismo y no al revés. Hasta ahora y después de decenas de años habría que hacer la pregunta pero al revés:

    ¿Dice el beticismo la verdad?

    La fuerza de los documentos dice que no y si no es así habrá que demostrar lo contrario.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Cornelio es un crack y es un placer leerle cosas tan buenas como las reflejadas en este gran post.

    Cuídalo Carlos que es todo un lujo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Joaquín.

    ¿Se dice en algún momento en este post que la historia transmitida por los abuelos sea mentira?

    Este post sólo ha mostrado una de las historietas del abuelo que circulan en la actualidad y buscado los datos "en tiempo real".

    Si vuelve a leer el post se dará cuenta que no se dice si es mentira o es verdad lo que contaba el abuelito. Se han puesto en una balanza las versiones que circulan en el ambiente bético, y por otro los datos fruto de una investigación rigurusa tras muchas horas (y algunas peripecias) de trabajo.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM