rel='nofollow' target='_blank'/>

06 diciembre 2010

TIEMPOS DE CAMBIO

Bendita afición. No sé qué es mejor, si el aborregamiento y el sibuanismo mesiánico de otros lares, o la crítica despiadada del sevillista protestón que despelleja y descarna hasta dejar en el hueso a propios y extraños.

No lo duden. La segunda opción, que no es una definición, es con la que se identifica a esta afición, aunque dicho sea de paso, tampoco es muy agradable sobre todo en estos momentos de horas bajas. El “hasta la muerte” tiene estas cosas, si el equipo pierde deben rodar cabezas y de conformismo nada de nada. El equipo debe ganar y en algo nos diferenciamos.

Pero muchas veces pienso que si uno fuese tonto, (en este caso da exactamente igual ser feo), quizá no doliese tanto aquello que naturalmente debe llegar tras una época de gloria como la que recién acabamos de vivir. Ningún equipo en el mundo vivió dicha gloria tantos años seguidos y el ciclo acabó hace unos meses, venimos diciéndolo desde que lo sentimos así, oportunismo mediante que no dejaremos escapar, más que nos acusen.

Y es que el sevillismo no se casa con nadie, aún en momentos felices los ojos se clavan en la nuca de los dirigentes exigiendo que el pan y la sal blanquiroja no falte en la mesa de los comensales al banquete de juego que debe hacer, sí o sí, este Sevilla FC. Es exigible pase lo que pase.

Pues imaginen ahora que el equipo no da pie con bola, nunca mejor dicho, a pesar de la corriente, -quizás contracorriente- que en los últimos años existe con esos patéticos intentos para intentar domesticar a esta afición con ciertos altavoces mediáticos, y donde actualmente se desentierran las hachas de guerra tras la paz firmada con la ida de Jiménez. Incluso ahora quieren hacerle bueno, eso sí, Dios me libre de pensar que fuese malo so pena de crucifixión invertida como a San Pedro a pesar del libre pensamiento que teóricamente tenemos en este país.

Y como las cosas no cambien me veo venir en los siguientes años el grito de “otro año igual”, algo evitable que está en las manos de los únicos que lo pueden cambiar y estos son nuestros directivos con su presidente a la cabeza. Y que conste que estas épocas de crisis son las que le gustan, dicho por él mismo, todo un reto que en estos momentos debe afrontar.

Tras muchos años de “balsa de aceite” en que se convirtieron las Juntas de Accionistas, la de este año se presenta calentita. La gestión eficaz, el superávit, el acierto en los fichajes y el marketing espectacular, tienen un bagaje en negativo desde hace algún tiempo, en el que la gestión no gusta, el superávit ha decrecido, los fichajes no rulan y el marketing nos vende que los colores de las camisetas del Sevilla FC no son de un blanco níveo, sino de tonos rosas chicle, azules cobalto y flúor anaranjado, aderezadas con una banderita allá donde salgamos de España y pongamos un pie en Europa.

Crisis deportiva, crisis en la gestión, (que no crisis institucional, que eso es otra cosa), y ahora toca tirar de inteligencia y no de obcecación para presentar unas expectativas de futuro consensuadas, oyendo al sevillismo sin desmerecerlo, en cuyo caso contrario el harakiri virtual programado estará asegurado.

image

Dos personas están en el punto de mira. Por un lado Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi como objetivo de las críticas feroces, (algunas desquiciadas en algún blog escritas tras el calentón frente al PSG), que deberá afinar mucho a partir de ahora en los fichajes, pues los fallos superan a los aciertos en demasía. Si Monchi fue aplaudido hasta la saciedad por sus éxitos, ahora debe “apechugar” por sus fracasos. Dos más dos son cuatro. Eso sí, no se pierdan a la maquinaria mediática hacer campaña como con Jiménez y ante la que prefiero sentarme como espectador en este gran teatro en el que tengo asiento de primera fila para observarlo.

Por otro tenemos al mismísimo Presidente de la institución, del que a pesar de las críticas soy admirador, (recuerden que soy sevillista y por lo tanto crítico y protestón), que deberá capear como buenamente pueda esta primera crisis desde hace muchos años.

En definitiva, en esta vorágine de acusaciones, cabreos, exigencias, voces, dimes y diretes, debe prevalecer una cierta objetividad, coherencia, responsabilidad de todos, para preparar un Sevilla FC de futuro que vuelva a llevarnos a tener eso que se llama “sonrisa permanente”, que no nos la quita ni Dios.

La Junta de accionistas debe hablar y algunos deberán oír, tomar nota y mucha.

Y no. No se me ha olvidado que somos el actual Campeón de España y el eterno Campeón de Andalucía.

.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   9 comentarios :

  1. No creo que la cabeza de Monchi soluciones ningún problema. Monchi a dado sobradas muestras de su capacidad y eso es lo que debe recuperar. No se si se ha acomodado, si delega demasiado en otros técnicos o si ya no le acompaña la suerte. Debe ponerse las pilas, como todos (los jugadores los primeros, que no serán tan buenos como quisieramos pero tampoco pueden ser tan malos y no deben irse de rositas) y procurar acertar en invierno.

    La junta será calentita y se diran muchas cosas. Creo que Del Nido, Monchi y cia no son tontos, escuchan a la afición y me imagino que buscan soluciones. Lo que está claro que no va a hacer es salir a hacerse el harakiri en público y decir la hemos cagado, nos hemos equivocado, no valemos un duro, etc...

    En fin, otra derrota, cuesta abajo, sin frenos y lo que nos queda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cada vez estoy mas seguro de que Monchi nunca ha pintado nada en esto.Antes tenia muchos aciertos,es verdad,pero esos aciertos que se atibuia eran de otros como Antonio Fernandez o Rosendo Cabezas.Desde que decidio cambiar el organigrama,meter a sus amiguitos(Orta)y colocar como "castigo" a todos los entrenadores despedidos por el club (Alvarez,Galeote,Diego Rodriguez...)pues ahora se le ve el plumero y no da pie con bola,porque esto de fichar no es tan facil como parece,verdad señor Ramon!!!
    Miguel Angel

    ResponderEliminar
  3. Siento verdadera rabia por aquellos sevillistas que no dudan en repetir una y otra vez las consignas lanzadas desde el aparato mediático del club. Aunque tengan la realidad en sus propias narices. Lejos de lo que, supongo ellos creen, el favor que le hacen al club de sus amores es mínimo.

    En las últimas semanas, ha habido momentos en los que me parecía que a esta entidad la había engullido el espíritu de la cera de enfrente. Pensaba que ya no se trataba del Grande del Sur.

    Peligroso.

    ResponderEliminar
  4. Ahora es complicado hacer un discurso que medianamente no te contradigas,discurso entre el sentimiento mas profundo de cada uno y la realidad mas patente,yo al menos tengo hecho el mismisimo lio que creo tienen los mismos jugadores y el entrenador,que a la postre son los que deben y tienen que sacar esto adelante,por mucho que queramos decir o hacer,serán siempre los resultados los que dicten sentencia,sentencia que se me antoja dolorosa,pero que al mismo tiempo será una sentencia que al final del curso será elegir a Jesús o a Barrabás,no nos va a quedar otra a como dices los disconformes y protestones,habrá que seguir espectantes a la siguiente escena de la pelicula y esperemos que el final sea feliz como en casi todas y no sea una de estas de Martin scorsese que muere hasta el apuntao,un abrazo Carlos.

    ResponderEliminar
  5. El borreguismo sin límite tiene una clara consecuencia, y esto se puede ver en la Carretera de Cádiz, pero las críticas despiadadas también.
    Creo que debemos se exigentes pero con memoria, los que nos dirigen son los mismos de hace 4 años, y se equivocan si, pero siguen habiendo acertado MUCHO MÁS....aunque está claro que no se puede vivir de los recuerdos.

    Carlos un saludo y me alegro de haberte conocido el sábado en al ASR.

    ResponderEliminar
  6. A todo este show le veo una solución bastante sencilla. De hecho es casi la única, diría yo: Que Monchi y Del Nido digan "Vale, nos hemos equivocado en la gestión deportiva. Algunos fichajes no sirven para lo que pretendemos que el Sevilla sea. Vamos a fichar a gente de calidad contrastada".

    Ojo, eso si es que queremos ser el Sevilla peleón y ganador de entre 2005-2007 (Dios, cómo pasan los años de rápido). Si queremos volver a estar entre el octavo y el duodécimo pues quedémonos como estamos.

    Todo depende de lo que quiera la directiva.

    Y yo ahora me pregunto si cuando a Álvarez se le calló el equipo fue culpa suya o de los jugadores...

    ResponderEliminar
  7. Pues igualmente, Santiago, un placer y que no sea la última.

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente seguro que, toda la planificación del mes de Enero, irá en función del resultado con el B.Dormunt y de la ida de la Copa del Rey con los "orientales" y creo que es un error, cuando se pueden traer jugadores "ya", cedidos por equipos (Ingleses,Italianos,Alemanes,etc.) para reforzar al equipo con objeto de no pasar apuros,llegando cuanto antes alos 45 puntos, y dando de baja federativa, cediendo ó traspasando, a los Acosta, Koné, Fazio, Sergio Sanchez, Guarente, Cigarini, Konko, Dragutinovic,etc,. Unos por ser lesionados de larga duración y otros por su poca implicación.
    A partir de ahí reconocimiento de errores cometidos, olvido de la PREPOTENCIA,SOBERBIA,CHULERIA y algo muy importante que el Sr. Del Nido desconoce, HUMILDAD, HUMILDAD y HUMILDAD.

    ResponderEliminar
  9. Magnifica exposicion. Esperemos que los que tienen el duro, Presidente y Director Deportivo sepan cambiarlo, es decir, reconduzcan esta situacion y que la nave no zozobre.
    Item mas:hay que pedirle mas implicacion a la plantilla y quien no se implique que chupe grada.
    ¿Y la cantera? Ese preciado bien que tiene unas perspectivas de futuro impresionantes y que pudiera ir echando ya una mano a la primera plantilla e inyectando sangre joven y ganadora.

    Un cordial saludo.
    Fran. Socio 1424.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM