rel='nofollow' target='_blank'/>

28 enero 2011

EL TOCINO Y LA VELOCIDAD

¿Qué tendrá que ver una cosa con la otra?

Volvemos a echar mano de nuestro amigo ‘Coco’ para que explique algunas cosas que algunos, a pesar de la avanzada edad, no comprenden bien. Coco nos explicó hace algún tiempo la diferencia entre “antes” y “después” y lo hizo estupendamente. Hoy nos explicará otros conceptos de parvulitos.

image

Pues sí. Camorras, aconsejado por su médico vuelve a las andadas en la feaweb. Intenta convencer al beticismo sobre sus absurdos, y de camino lanzar un par de puyitas a los que no comulgamos de verde. Como siempre retorciendo las palabras y haciendo malabarismos para que parezcan que dicen lo que no dicen de ninguna de las maneras. Si no hablase de cuestiones sevillistas y se tratase de una cuestión interna entre ellos pues no estaríamos hablando de estas cosas. Pero él se empeña y nunca aprende. No nos gustaría volver a sentirnos los responsables de nuevo de que la cabeza carteril choque contra el teclado de su ordenador por lo que le exponemos habitualmente.

Posiblemente se refiera a este magnífico artículo escrito por Don Rafael Medina, investigador e historiador del Real Betis Balompié, en colaboración con Don Enrique Añino Cañal, donde se profundiza sobre este episodio del fútbol sevillano, con todos los datos disponibles hasta el momento sobre ese asunto. No seré yo quien juzgue y discierna sobre a quién deben creer los béticos, faltaría más siendo palangana, pero los hechos hablan por sí mismos y el talante del señorío bético tan solo se encuentra en un lugar. La cutrez y la demagogia, en otro.

Pero vayamos a donde nos toca de lleno. En esta ocasión nos habla Carmona de la inauguración del campo bético del Patronato Obrero y nos quiere convencer a todos de que un estadio, se puede inaugurar varias veces.

“…Por ahí se ha estado difundiendo alegremente que sólo hubo una fecha de inauguración del campo del Real Patronato Obrero: la del 1 de noviembre de 1918. (…)  Sobre el particular he de manifestar que todo aquel que afirme que sólo existe una fecha de inauguración del Real patronato Obrero, o miente o actúa así por ignorancia…”

Podría decir cosas como “yo creo que…”, “mis datos me llevan a pensar que”, “puedo aportar una visión distinta”. Algo que nos podría llevar a un debate sereno y acercar posturas. Pero no, se empeña en ser una especie de gurú que todo lo sabe, estando por encima de la verdad. Todo aquel que no diga lo que él quiere, es un ignorante o miente.

“…Esas precarias instalaciones, (del estadio) edificadas por completo con madera, las utilizó el Real Betis durante unos seis años. Cuando se acometió su reconstrucción estaba en pésimo estado de derrumbamiento y destartalado por completo. (…) En esa situación se encontraba el arcaico Real Patronato Obrero cuando, en febrero de 1924, es elegido presidente del club el capitán del Regimiento de Infantería de Soria número 9, Ramón Navarro de Cáceres. Con el ilustre soldado llegaron al club nuevos aires de renovación y una serie de proyectos en el que ocupaba un puesto preeminente la construcción de un nuevo campo de fútbol. Y, fíjense, no digo la reparación de El Patronato, sino la construcción de un nuevo recinto por lo que al final de las obras no quedaría nada del primero en pie. Sólo se conservaría el terreno sobre el que se construiría el nuevo campo proyectado por Ramón Navarro y su directiva…”

Él mismo se da la respuesta, sin darse cuenta,  cuando habla de “reconstrucción” es decir, algo que se vuelve a construir.

De todo esto es cierto que fue un presidente del estamento militar el que regía los destinos del Betis todavía por aquellos años y los que le quedaban por delante. Pero aquí es donde este muchacho, (por decir algo), retuerce la expresión dando a entender que hacen un estadio nuevo. Pero el primitivo campo lo que tenía eran unas tablas alrededor a modo de vallas de cerramiento y poco más. Lo que hace el Betis es que, en el mismo lugar, las cambia por una valla de material de construcción y le añade unas gradas debido al aumento de aficionados y a la demanda para entrar a ver partidos, motivo este el habitual para ampliar un estadio. Eso en mi pueblo es una reforma o ampliación en toda regla, ya que incluso, el estadio se sigue llamando de la misma forma y nunca cambió de nombre mientras el Real Betis fuese el inquilino.

De toda esta explicación, será el Real Betis el que como institución tendrá la respuesta, ya que son varios los factores que intervienen. Veamos:

1.- Que el Real Betis hubiese solicitado al Ayuntamiento, (titular del terreno), la ejecución de una obra de nueva construcción.

2.- Que el Real Betis hubiese solicitado al Ayuntamiento, la reforma del estadio.

Todos sabemos que construir un nuevo estadio en cuanto a impuestos, no tendría el mismo costo que una reforma, por lo que habría de investigarse este asunto, para comprobar qué tipo de obra fue la que solicitó el Betis y aún así sería discutible, porque estaba en el mismo lugar y que fuese inaugurado una y otra vez como intenta el interfecto que creamos.

Bien es cierto que el estadio sufrió varias reformas conforme la demanda de aficionados fue creciendo. Aumentar la grada para ello era fundamental. Pero si cada vez que aumentaban el tamaño de las gradas se entendía que era un nuevo estadio, justo en el mismo sitio, sin cambiarle de nombre y esto pudiese entenderse como un nuevo estadio cada vez, es algo cómico como comprenderán.

Lo que hizo el Real Betis fue inaugurar las nuevas instalaciones del estadio, que no un ‘nuevo estadio’, lo cual es muy distinto.

Como dice Don Antonio Ramírez:

“…Tirando de Heráclito; todo fluye, nada permanece, nunca podrás bañarte dos veces en el mismo rio...llámese Guadalquivir, llámese Betis. Existen en Sevilla muy poquitas calles, contadas con los dedos de las dos manos, que mantengan en pie algún edificio del siglo XVI o XVII, Las calles se van renovando y calles muy señeras de nuestro callejero no tienen nada que ver con lo que eran a principios del S.XX, lo que queda es el trazado, el diseño y que se asientan sobre el mismo terreno. El campo del Patronato pudo sufrir todas las reformas que quieras o que se construyese sobre sí mismo pero no deja de ser el campo del Patronato...”

Por lo tanto, según esto, ¿deja de ser Sevilla por muchas reformas que sufra en su trazado callejero y su inmuebles?

Pero en su escrito, Camorras, también nos dice esto:

“…Y para que lo comprendan mejor les pongo el siguiente ejemplo: ¿Fue la única inauguración del estadio de Nervión la que rige para los dos campos que el Sevilla Fútbol Club ha edificado sobre un mismo terreno? Pues, no. La primera tuvo lugar tras la construcción del estadio de Nervión con la participación del Real Betis que ganó por 1 a 2. Y la segunda, la del Ramón Sánchez Pizjuán, por ser un nuevo campo. Un estadio cuya inauguración oficial, que finalizó con el sonado triunfo del Real Betis por 2 a 4, festejamos tanto todos los aficionados béticos de 1958. Está claro, se celebraron dos inauguraciones por tratarse de dos estadios distintos pese a que ambos fueron edificados sobre el mismo terreno. O sea, lo mismo que ocurrió con el Real Patronato Obrero en tres ocasiones, pues, después de la de 1924, vendría la de 1928, tras la nueva construcción realizada bajo la presidencia de Ignacio Sánchez Mejías. En tales ocasiones lo único que quedó de la etapa anterior fueron el terreno y el nombre, ya que el recinto fue completamente distinto…”

Y aquí es donde entra en escena ‘Coco’.

coco

¡¡¡Hola amigos!!! Veamos la diferencia entre:

image

Barrio Sésamo en acción. Pero parece que no ha quedado claro, veamos otra:

image

 

Creo que queda claro y no hacen falta más explicaciones. Como bien se puede comprender vemos dos estadios completamente distintos al mismo tiempo. No usaremos a ‘Coco’ para entrar en la diferencia que significan los números ‘uno’ y ‘dos’, lo cual sería ya demencial.

Un estadio se llamaba ‘de Nervión’ y el otro ‘Ramón Sánchez-Pizjuán’. Y eso que este tuvo la oportunidad de poder verlo con su propios ojos, pues edad tiene para ello.

Por cierto, dicho sea de paso, el estadio ‘Ramón Sánchez-Pizjuán’ fue inaugurado en un partido contra el Real Jaén. Otro día llamaremos a Coco para que le enseñe a Camorras la diferencia entre ‘Partido inaugural’ y ‘Primer partido oficial’.

image

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   8 comentarios :

  1. Yo he hecho unas obras en casa bastante importantes.

    Mañana mismo voy al banco para hacer una hipoteca de mi nueva vivienda y acomunicárselo al catastro.

    Para catástroFE, la feaweb renacida. FE, sin duda lo suyo es cuestión de FE.

    Que intente hacer creer al beticismo sus paranoias vale, pero que meta al Sevilla en ellas...

    Que hombre, no aprende...

    ResponderEliminar
  2. ¡Dios, yo creo que este hombre debería conservar la sustancias gris que le vaya quedando, la pérdida de circonvoluciones y desestructuración de la arquitectura del cerebro es quizas el signo anatomapatológico de demencia¡
    Me da pena y me toca las pelotas a la vez, es una sensación muy extraña.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que pena,penita,penaa,penaaaa....

    Pero Carlos ¿usted cree que camorras entiende algo?.

    Si cuando "Coco"dio esa clase,el estaba buscando en el Archivo de Indias la fecha de fundación de su club.

    ....pena de mi corazooooon!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Estoy en la oficina, los compañeros se han vuelto todos hacia mi: los he visto como se daban codazos y se miraban entre ellos.
    Me habrán tomado por loco pues me reía sólo mirando la pantalla del ordenador, hubo un momento que me reía de forma escandalosa. Se han caido de la mesa el bolígrafo y la grapadora...
    Por poco me meo de la risa (con perdón).
    Leía la Palangana.

    ResponderEliminar
  5. A mi lo que no me ha quedado claro y si había algún pilar por medio.

    Nunca agredacermos lo bastante a Carmona lo que hace por nosotros, ni los béticos a Rafael Medina lo que hace por la historia de su club.

    ¡Apretémonos los machos el día que uan camada de "medinas" coja las riendas del vecino!

    Mientras tanto disfrutemos con Coco.

    ResponderEliminar
  6. Dudas:
    ¿Que sería del Circo sin los payasos? ¿Que sería de los chistes sin los Leperos? ¿Que sería de Sevilla sin estos béticos? ¿Que sería de La Palangana Mecánica sin Manuel Carmona?

    ResponderEliminar
  7. Saludos.

    Pos ma dejao usté acocoquinado, D. Carlos.

    A punto estuve de caer desplomado encima del teclado.

    De la risa.

    Lo que no es, no puede ser y además, es imposible (plovelbio chino confuso).

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  8. Le felicito Señor Romero por recoger en la segunda instantanea al señor camorras observando las obras de nuestro gran coliseum.
    Siento mucho la perdida de Don Agustín Rodríguez.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM