rel='nofollow' target='_blank'/>

11 enero 2011

LOS CAMPOS DE LA GLORIA

Este es el aspecto que presentaba el  derruido campo de Nervión en el cenit de 1958. Al fondo podemos observar el nuevo coliseo sevillista, que aún sin terminar ya podía acoger el gran número de seguidores que demandaban por aquellos años una plaza para ver al campeón y que en Nervión eran insuficientes, teniendo en cuenta que tenía una capacidad para 20.000 personas y aún así no daba a bastos para acoger al sevillismo. Este fue el motivo principal para la construcción de lo que posiblemente se llamaría “Gran Estadio” y que terminó por llamarse ‘Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán’, su gran sueño que nunca vio en vida.

image

El pollino no comió mejor manjar en su vida, eso es seguro, un fino césped casi en perfecto estado aún, y las porterías todavía en pié. El campo de Gloria donde se consiguieron algunas copas de Andalucía, se ganó una Liga y nada más y nada menos que tres Campeonatos de España, el primero, la Copa Presidente de la República, amén de grandes momentos que aún quedan en la retina de muchos de nuestros padres y abuelos. Un momento triste para ellos sin duda verlo desaparecer. Incluso el Betis jugó en este campo gran parte de sus compromisos durante la Guerra Civil.

image

Podemos comprobar cómo se situaban las gradas, en este caso la de preferencia, lugar en el que sin duda, algunos niños aprovecharían para entrar en el terreno de juego y emular a sus ídolos. Si se fijan bien, tras las gradas hay un pasillo que daba entrada al estadio, donde podemos observar un árbol plantado, algo curioso sin duda.

Pues bien, justo a la izquierda donde se sitúa el fotógrafo, en ese mismo pasillo por dentro del estadio y haciendo esquina con el gol sur, había otro árbol muy especial, donde señalamos con el círculo en rojo:

image

Aún existe esta palmera que se encontraba dentro de lo que era el Campo de Nervión, entre la valla exterior y las gradas, indicando donde se encontraba la esquina del lugar donde se vivieron esos momentos de gloria. Es la referencia, para quien quiera saberlo de dónde comenzaba el antiguo estadio.

image

Una palmera que es símbolo de los “Guardianes de la Memoria”, porque fue allí donde comenzó todo este bucear entre periódicos, libros, hemerotecas, bibliotecas, hipótesis, teorías, conclusiones, cientos de escritos para dilucidar y aportar luz a la historia del fútbol sevillano.  No les extrañe verles escribiendo por aquí que la palmera estaría situada unos centímetros más allá de donde digo, o que me equivoqué de esquina, por no se sabe bien qué referencia visual,  pues son así de mijitas… y que sigan siéndolo. Recuerden, esquina de la Avenida de Eduardo Dato con Luis de Morales.

image

Pero todo desembocó en la Fábrica de sueños, donde en los últimos tiempos y a pesar de los años de sequía nada fue en vano. Un coliseo que pesó como una losa al sevillismo, pero que se lo ha devuelto en forma de plata grabada, premiando el esfuerzo y la paciencia prestada. Fidelidad en su grado máximo.

image

Post visual para disfrute de los que saben apreciar estas cosas. ¿Tienes alguna experiencia que contarnos sobre el campo de Nervión o alguna imagen que pudiese ilustrarnos aún más? No dudes en escribirnos en los comentarios, o al email que tienes a la derecha un poco más abajo. Esteremos expectantes.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   11 comentarios :

  1. Hace un tiempo que leí algo sobre la historia de ésa palmera, no se si en éste mismo blog o en otra parte.

    Soy demasiado joven como para haber estado en el estadio de Nervión, aunque siempre he sabido que estuvo ahí, en el lugar que ahora ocupa el horripilante edificio llamado Nervión Plaza.

    Desde aquella lectura, cada vez que paso por el lugar, me acuerdo del detalle, y pienso "ésa palmera ha visto épocas gloriosas para el sevillismo". Y si voy acompañado, cuento la anécdota a quien me acompañe.

    Son detalles bonitos que hay que conocer.

    Precioso post. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, seguramente sería aquí.

    http://www.lapalanganamecanica.com/2008/04/detalles-sin-importancia.html

    Un saludo y gracias por tus comentarios que aportan mucho a este blog.

    ResponderEliminar
  3. Post para saborear Carlos.

    Preciosas imágenes, ese Sanchez-Pizjuán a rebosar y ese Pollino que parece estarse preparando para sacar una falta.

    Por cierto, ¿que pone en el cartel bajo el marcador que refleja una victoria visitante?

    ResponderEliminar
  4. Son este tipo de cosas, estos 'detalles sin importancia', los que más me encandilan. Me encantan, bien lo sabe usted.

    ResponderEliminar
  5. Yo también soy demasiado joven para haber conocido el estadio de Nervión, por eso agradezco la foto del pollino, junto a ella y las historias de mi abuelo sin duda me hago una mejor idea de un día de partido en ese glorioso estadio. Si recuerdo ver el mosaico desde la carretera, y los campos aledaños llenos de coches en día de partido. ¡Qué magnificos recuedos de mi infancia sevillista¡
    No estaría mal,al menos para mi, saber que copas hemos ganado en uno y otro estadio, se podría quizás dejar constancia de las mismas en el lugar in situ. Así podríamos derramar sevillismo por la ciudad una vez más y saber perfectamente dónde comenzaba cada estadio como lo hace la palmera y dejar la referencia esa.
    Hace poco pase por el Campo del Patronato (como comenté), lugar en que nunca había estado, y al ver tanto hormigón pensé pobres béticos que algunos no saben dónde ganaron su Liga e hice fotos para mis amigos y que su recuerdo no se borre.

    ResponderEliminar
  6. ¡Por cierto¡ Me gustaria saber que pone en la pancarta del fondo, al lado del marcador que marca 1-2. Habla algo sobre el ser sevillista...me entró la curiosidad

    ResponderEliminar
  7. Don Carlos, me trae unos recuerdos imborrables con estas fotos, ya que mi padre tenía su asiento en primera fila de gol norte cercano a donde está el pollino entre el corner y la portería y yo me sentaba junto a él en muchos partidos.
    J.L. Herrera

    ResponderEliminar
  8. Precioso post, don Carlos.

    Nuestra segunda casa.

    Encantadora la palmera. Como dice uno que conocéis: "La palmera de tus amigos".

    ResponderEliminar
  9. A/A NECOROCORO

    EL SER SEVILLISTA, EXIGE HOY LA MÁXIMA COLABORACIÓN PARA CULMINAR ESTA GRAN EMPRESA.

    Recuerda que estaban construyendo el "Gran Estadio".

    ResponderEliminar
  10. Saludos.

    ¿Recuerdas que durante muchísimos años hubo una señal, frente a preferencia y justo en lo que hoy es la entrada al complejo NP, que decía "stadium"?

    He buscado ésa foto y no la encuentro.

    Quizás alguno de tus numerosos lectores guarde la imagen. Sería bonito publicarla.

    Gracias.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  11. Magníficas fotos, siempre tuve la duda de la capacidad del viejo Nervión. Leí hace tiempo, en grandes partidos, que la entrada se aproximaba a las 30.000 personas, en otros sitios que 26.000, claro que siendo de pie sería difícil calcular. También me pareció en las fotografías que hubo alguna ampliación a lo largo de su existencia.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM