rel='nofollow' target='_blank'/>

25 abril 2011

SEMANA DE PELOTAS

A falta de Semana de pasión por lluvia, bien vale una semana de pelotas… la que nos espera.

No recordaba que está próximo en venir a jugar al Sánchez-Pizjuán, nada más y nada menos que el equipo de Inda. No hay nada más indacente que la estigmatización del sevillista por sistema, perdónenme si les parezco victimista en algún momento, algo no muy común en los seguidores blanquirojos y más proclive en otros lares, pero esto parece el deporte favorito de los casposos que lucen sonrisa de oreja a oreja tras haber ganado la Copa del Rey, convertida en fina bandeja de plata para servir hamburguesas por motu de un tal Sergio Ramos.

Y es que nadie rompe un plato en este mielda-mundo en que a veces se convierte el Planet-football nacional. Todos tienen cara de santurrones y beatos. No importa que tu afición se comporte de forma intachable, señorial, entendida, durante años. A la mínima te crucifican, no lo duden un solo instante.

¿Hablaba de Semana de pasión?

Cristóbal Soria será crucificado. Los recoge-pelotas serán los rehenes de estos ortodoxos de la compostura disfrazados de periodistas y la política del Club será la más antideportiva del mundo mundial. Prepárense, señoras y señores, niños y niñas, al rico helado de piña,  queridos y valorados lectores de mi blog, para contemplar los programas de televisión, la prensa y programas de radio inmundos en estos aciagos días que nos tocan vivir como sevillistas.

Hoy tendrán que amarrarme frente al televisor para que me laven el cerebro un poco.

image

Conductismo en estado puro. Inducción a un comportamiento ejemplar llegado desde los madriles, donde los meados se convierten en colonia de Adolfo Domínguez, las palizas a jugadores en los córneres son besitos a ositos de peluche, los cortes de manga pepiles sarpullidos en el antebrazo y los botellazos, (que curiosamente nunca salen en la televisión), agua fresquita ferruginosa bendecida por el capellán del Bernabéu.

Y así seremos felices, oigan.

Somos el antifútbol, señores, (¿o era quizás el anticristo mismamente?), somos el objeto del castigo ejemplarizante de los medios madridistas, que no nacionales, y sus sucursales en Sevilla. Que somos los que pedimos una porción más amplia de la tarta de las televisiones, que no nos enteramos. Agárrense los machos porque vienen curvas peligrosas y queremos quitarles el caramelo, como a un niño.

¿Tienen que venir los maestros del “otro fútbol” a decirnos a nosotros qué es lo que no debemos hacer? ¿los que se quedan con la pasta de las televisiones a golpe de paso de la oca? ¿los del ordeno y mando? ¿los que manejan el mayor imperio de la información deportiva de la nación? ¿los que se quedan con los mejores jugadores de la Liga?

Indacentes, que sois unos indacentes.

Ay hipócritas, que antes pasará un camello por el ojo de una aguja, a que sepáis qué significa ser sevillista. O que entréis en el Reino de los cielos mismamente, que me da igual, como que me da lo mismo.

Y no os preocupéis. Ya somos lo suficientemente críticos con nosotros mismos como para hacer que estas cosas de las pelotas no vuelvan a ocurrir y por cierto, maravilloso partido del Sevilla FC que ganó, dicho sea de paso y camino de la octava temporada consecutiva en Europa, a pesar de estos.

“Condió”.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   7 comentarios :

  1. Creo que la diferencia con otras ocasiones o con otros actos es que los "mandamases" del club han mostrado su reoulsa absoluta a estos actos.
    Lo que no sé es donde quedará esto y si se tomarán las medidas prometidas. Yo espero qeu si.

    Lo que dices de la Prensa es verdad, aunque creo que es esta ocasión les hemos dado motivos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que digo yo ¿en ningún campo tienen artimañanas para perder tiempo cuando van ganando? El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Hoy me siento bíblico, mirusté.

    ResponderEliminar
  3. Si Romaric, por poner un caso, le hubiera abierto la cara de un codazo a un Marchena de la vida, lo hubiera dejado en el suelo sangrando, y en la misma jugada hubiera tirado al poste, ¿lo hubieran puesto como ejemplo de deportividad?

    sigamos bíblicos, el que tenga oídos para oir, que oiga.

    ResponderEliminar
  4. A mi no me manipulan, tengo mi propio criterio, y estoy harto de ver como en loe informativos o en los reportajes el tema estrella es el peinado de Marcelo,o el tropiezo de Mou.Como aficionado al fútbol me gustaría más saber quién es el máximo goleador de la historia de Osasuna, cuantos campos tiene Lezama,anécdotas de fútbol curiosas e instructivas.lo que se ve en la tele es de muy pobre contenido en la más extensa expresión de la palabra. No sirven ni para manipular siquiera,¡que pena!.

    ResponderEliminar
  5. Señor Romero: Se supera ud cada día que escribe en el blog. Mi más rendido aplauso. plas, plas, plas. :)))

    Osset

    ResponderEliminar
  6. Están ampliando la pantalla protectora. Hoy en RM han mencionado que lo de los balones ya ha pasado en Zaragoza y en Pamplona, además del RS Pzjuán. Pero......se les ha olvidado, casualmente, que nosotros lo sufrimos la semana pasada en Getafe.
    Vaya, en la sacrosanta provincia de la Villa capital del Reino tamién hacen cositas feas. Estos ninioooos!!!

    Osset

    ResponderEliminar
  7. Los periolistos nacionalmadridistas es lo que tienen. Que recen por que no les escarmienten en la ¿décima? que lo mismo llegan a Sevilla sin nada más que ganar. Por cierto, que menuda lástima el ganar un "trofeo menor" robando de esa manera. Ellos sabrán cómo tienen la conciencia antes de hablar de los demás.

    Qué ganas les tengo madre mía.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM