rel='nofollow' target='_blank'/>

14 mayo 2011

CRÍTICA VS. EXIGENCIA

Es terrible el uso que algunos hacen con este juego de palabras para hacer que las cosas parezcan otras distintas. Tras haber debatido con algunos amigos sobre la postura que parte de la blogosfera mantiene desde hace unos días con la actitud del equipo, en el que por un lado ha batido un record negativo histórico, como es el 2-6 infligido por el Real Madrid en casa y, por otro,  la derrota ante un equipo que lucha por permanecer en Primera División, como es el Osasuna.

Hay quien piensa que hablamos -en nuestro día a día en que expresamos nuestra teoría- del típico “sevillista criticón”, un personaje amorfo con tagarnina apestosa que nunca está contento; una especie de cliente que compra un abono y que prácticamente exige el libro de reclamaciones cuando perdemos. Pero nada más lejos de la realidad, no se dejen engañar.

Yo hablo del sevillista que siente su Club, el que sufre cuando su equipo no solo no se corresponde en su juego con el equipo que se presenta como el Grande Andalucía y que no lo parece ni de lejos. Del sevillista que anima, sea desde donde sea, (porque parece que tan solo es sevillista el que acude al estadio), y al que le duele que esto suceda así. Porque perder se puede perder ¿quién dice que no? pero hay “formas de perder”.

Este aficionado, que es el aficionado tipo sevillista, es el que es crítico y lo es porque es exigente. No es un espectador de los programas basura a que nos acostumbran las televisiones amarillas ni nada por el estilo. Este aficionado exige que los distintos entes, componentes y piezas del Club, ya sean en la escena directiva, ejecutiva, deportiva o laboral, estén a la la altura que corresponde a esta entidad más que centenaria y den la talla necesaria para cubrir el objetivo mínimo que como Grande de Andalucía debe cumplir irremisiblemente. Creo que esto es claro y no da lugar a error y lo digo porque algunos confunden las churras con las merinas, o bien, aún comprendiéndolo, se hacen los suecos para hacer parecer otra cosa, pero no.

Y es que esto, queridos amigos, no tiene vuelta atrás. Se emprendió hace unos años un camino sin retorno.

Ya hablamos en artículos anteriores que el Sevilla FC no solo debe ser el mayor y mejor equipo andaluz de todos los tiempos, además debe parecerlo. No podemos hablar de esto y hablar al mismo tiempo que fuimos un club que pasó su penurias dependiendo de como sople el viento, en tiempos de Copas o en tiempos de Osasunas a conveniencia y que “ya no nos acordamos”. Estos mismos que tampoco se acuerdan que ganamos 17 Copas de Andalucía, 5 copas de España, 1 liga, etc, etc. Qué les voy a contar ¿verdad?

Pero no podemos volver, ni caer en el error, a ser el Sevilla FC de la “Liga particular”, ni el equipo de los localismos en el que caímos desgraciadamente en una triste época de nuestra historia. Una tentación que para algunos puede ser fácil caer en tiempos de mediocridad como el que sufrimos en los últimos meses.

Por lo tanto la actitud del sevillista debe ser crítica permanentemente mientras exista esa mediocridad, o lo que es lo mismo, debe exigir a su Club que se muestre como lo que es y debe parecer. El directivo que lo sea de este Club debe asumir y tener claro que esto es así en esta afición y apechar con ello cuando las cosas no vayan bien.

Que existan dos polos contrapuestos en esta ciudad no es una casualidad. Es una realidad tangible, tocable y verificable que el “Hasta la muerte”, es antagónicamente distinto al “manquepierdismo”, que con todos los respetos hacia el otro club de la ciudad, tiene a gala. Aquí cuando se pierde deben pasar cosas, como siempre, y esta es la diferencia de que este Club -y no otro- sea el Grande de Andalucía desde siempre. Nunca otro club en el sur de España nos superó jamás en nada y esto no es casualidad o suerte.

El Sevilla FC que nunca ganó nada, el que no fue competitivo, fue precisamente el equipo ramplón de los localismos y el de la liga particular. Antes de esto fue un Sevilla que ganó permanentemente lo máximo en Andalucía y después de ello, tras ese triste periodo, más aún.

No podremos evitar que cierto aparato propagandístico se instale en todos los entes directivos a lo largo de los tiempos que gobiernen en este Sevilla FC. Es algo considerado hasta normal e implícito, y que esta tendencia, a veces, incluso sin ser conscientes, empuje a ese “manquepierdismo” velado que es la antítesis del sevillismo, algo sobre lo que deberemos estar en guardia desde la afición.

Puestos a discernir entre unas cosas y otras, en próximas entradas hablaremos de la confusión y las diferencias entre “jugar bien” y el “jogo bonito”, otra cuestión inducida desde determinadas atalayas mediáticas.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   11 comentarios :

  1. Querido y estimado (a más no poder) don Carlos, ¿puede usted poner mi firma bajo su escrito? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo artículo. Para leerlo y releerlo. Argumento tras argumento. Explicación tras explicación. Así da gusto. Es posible que no esté de acuerdo en todo, aunque sí en la mayor parte. Pero hasta en lo que no coincido del todo he de reconocer que no le faltan sus razones. Gracias, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gran post Carlos.

    También me hace gracia cuando escucho decir que no tenemos memoria en referencia a que hace 10 años no eramos nadie.

    Más bien al contrario. El problema es que tenemos memoria. Tal vez no sea nuestra memoria en primera persona pero es la memoria que hemos heredado de nuestros mayores y esa memoria es la que nos dice que somos un grande, que no somos mediocres y que hay que exigir seguir siendo un grande precisamente por eso, porque tenemos memoria y sabemos bien lo que fuimos.

    En breve escribiré algo sobre ello. Dame tiempo...

    ResponderEliminar
  4. Saludos.

    Como dice D. Pedro... déjeme firmar yo también. Por favor.

    Yo, en cambio y al contrario que el admirado amigo Ravesen, sí lo comparto todo. De hecho, estaré deseando que defina las diferencias entre "jugar bien" y "jogo bonito" porque, estoy seguro, será mi propia definición.

    A ver si entre todos, de su mano, logramos una declaración conjunta, generosa y general, universal si cabe, sobre lo que entendemos como FootBall.

    Felicidades... otra vez, amigo mio.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  5. Admirado Carlos, se hace mención en el post tanto a "aparato propagandístico" como a "atalayas mediáticas". Aunque en parte del mismo se refiere tanto a épocas pasadas como presentes, me parece evidente que el sentido de las alusiones apunta en una sola dirección. Discúlpeme si me equivoco.

    Partiendo de esa percepción, mi pregunta, que dejo aquí planteada a todos, es ¿resultaría conveniente ponerle ya nombre y apellidos a este/estos individuo/s, para que podamos analizar abiertamente si a día de hoy su "liderazgo mediático" beneficia o perjudica al club?

    ResponderEliminar
  6. A/A Pepe Reyes, tiene usted todo una casilla de comentarios y abierto este blog para escribir largamente sobre lo que crea conveniente. Su libertad de expresión en este espacio es infinito. No hay límite de caracteres.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Carlos si me lo permites mi entrada de hoy la voy a copiar de aqui enterita,añadiré alguna que otra foto,el escrito está para tenerlo de manual,un abrazo hermano.

    ResponderEliminar
  8. Pues será un honor una vez más que un escrito mío esté presente en su blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Magnifico post como siempre Carlos
    Sobre este tema hay muchos matices
    Yo sigo teniendo en mente las
    Imágenes del ultimo ascenso a primera y la clasificación en el partido de Osasuna con gol de Baptista,en esa época bastante reciente también teníamos historia y éramos los grandes de Andalucía

    Entre esa euforia(ocho años solo) y una afición pitando por clasificarnos para la final de copa,estarás de acuerdo que debería haber un punto intermedio
    Aun no hace un año que este equipo quedo 4 y campeón de copa

    Tengo la inmensa suerte de haber vivido este crecimiento brutal,y te aseguro que esa exigencia y esa critica han sido pilares fundamentales para lograr todo lo conseguido

    Me quedo con tus frase de lo que somos y quien hemos sido
    Y sigo teniendo la impresión de que una buena parte de la afición no lo tiene lo suficientemente claro

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  10. totalmente de acuerdo contigo,Carlos,no se pueden decir mas verdades,suscribo el post,un saludo

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM