rel='nofollow' target='_blank'/>

31 mayo 2011

EL REAL OVIEDO Y LA GUERRA CIVIL

Por la red se puede leer lo siguiente:

"Cuando se decidió reanudar el campeonato de Liga, de cara a la temporada 1939-1940, la Federación decidió respetar los resultados de la última campaña antes del conflicto. Pero un hecho alteró los planes. El Oviedo tenía su campo, Buenavista, destruido por las bombas y pidió una moratoria que le permitió recuperar su plaza en Primera en la temporada 40-41 después de un año más sin jugar."

En la página oficial del Real Oviedo podemos leer esto:

"Pero la Guerra Civil, con la consiguiente suspensión del campeonato, truncó de pleno el camino de un equipo llamado a alcanzar cotas importantes. En la temporada 1939/40 se recupera la celebración del campeonato liguero y al Real Oviedo se le concede una dispensa especial reservándole la plaza y no compitiendo ese año, ante la situación de la ciudad tras la contienda y el estado ruinoso que presentaba el campo. A cambio, el club tuvo que ceder a sus jugadores a otros equipos."

Estas son las imágenes que tenemos del campo "Buenavista", aunque no hemos podido confirma su fecha.

clip_image001

Obsérvese que las gradas y porterías están intactas.

Bien es verdad que esa "trinchera" pudo tener un uso militar, más probable como camino que con valor defensivo en el frente, aunque también pudiera ser.

Aunque Oviedo se une al Alzamiento en los primeros días, el resto de la provincia resiste y pretende reconquistar Oviedo. Finalmente la "liberación" de Asturias se produce en octubre de 1937.

¿Tanto trabajo tenía tapar esa zanja? ¿En dos años no pudo cerrarse esa trinchera?

No perdamos de vista que desde octubre de 1937 no hubo enfrentamientos en Asturias, y hablamos de la provincia entera.

¿Pudo ponerse como excusa esto para la concesión de la "temporada sabática"?

Pues parece ser que no ya en mayo de 1939 no había problemas con el campo. Gracias a Jorge Manuel Deza Rey, tenemos una interesante crónica de su equipo racinguista, que entre otros interesantísimos recortes que nos facilitó, está este del 13 de mayo de 1939:

clip_image003

La preocupación en aquellos días los aficionados gallegos:

"habrá que estar pendiente de lo que suceda en Oviedo, para donde debe salir hoy el Racing ferrolano..."

El Racing tenía previsto salir para jugar en Oviedo, por lo cual no debería haber ningún problema con el campo, ya que si hubiera sido así se hubiera sabido con tiempo.

Algo ocurrió, ya que el periódico se vio obligado a insertar un recuadro en medio de la crónica de la jornada:

clip_image005

"En el momento de cerrar esta Sección nos enteramos que Asturias no estará presente en la competición nacional, por no haber podido construir un equipo."

El recorte habla de construir un equipo y no de no tener un campo en condiciones.

Ahí lo dejo, que cada cual saque sus conclusiones.

NOTA: En aquel momento el equipo ovetense se llamaba ‘Asturias’.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   3 comentarios :

  1. Creo recordar que curiosamente esa plaza la ocupó el At. de Madrid que bajó a Segunda antes de la guerra, que curiosamente también ganó la Liga esa temporada.

    ResponderEliminar
  2. Blanco y en botella Carlos. Mejor dicho, rojiblanco.

    Otra ilustre víctima.

    ResponderEliminar
  3. El fútbol en Asturias no se recuperó con la misma rapidez que en otas zonas. De hecho en la temporada 1938-39 no se organizó un Campeonato Regional, como sí se hizo en otros sitios (Galicia,Cantabria,Vizcaya,Guipuzcoa,Navarra, Aragón y Andalucía). Este Campeonato Regional era el que daba acceso a participar en el Torneo Nacional de Fútbol de esa temporada, en el que el Sevilla venció en la final al Racing de Ferrol. La falta de campos y de reorganización tras el periodo bélico fueron las causas. Aún así en el sorteo para las eliminatorias se incluyó a una Selección de Asturias que, como dice el recorte de prensa, no se constituyó por falta de jugadores.

    La realidad es que Buenavista estaba destrozado pues durante gran parte de la guerra civil Oviedo fue una ciudad cercada y el campo ovetense formaba parte del frente de guerra. Esto hizo que al iniarse la Liga en Diciembre de 1939 se determina que el Oviedo no participe en la temporada oficial, guardándosele el puesto y cediendo a sus jugadores a otros equipos por esa temporada.

    La duda estaba en para quien sería esa plaza que quedaba libre. La polémica venía de muy atrás y se enredó por motivos políticos. El 28 de junio de 1938 la Federación Española, que tenía la sede entonces en San Sebastián, acordó conceder al Osasuna un puesto en Primera como recompensa a los servicios del pueblo navarro hacia el bando vencedor ( Osasuna y Athletic de Madrid eran los que habían bajado en la 35-36). Esta decisión levantó una gran polvareda y reclamaciones por parte de Ceuta, Deportivo de La Coruña y Celta de Vigo que también alegaban los servicios prestados por esas ciudades al bando nacional desde la rebelión en 1936.

    Pese a ello el acuerdo fue ratificado en la primera asamblea federativa celebrada en Madrid en Abril de 1939, pero cuando se confeccionó el calendario de la nueva temporada se determinó jugar la competición con 11 equipos y que en cada jornada descansara uno.

    Las influencias de los dirigentes osasunistas se dejaron sentir, al igual que las del del Athletic Aviación, que argumentaba que su clasificación liguera había sido mejor que la del Osasuna ( el 11 y el 12 respectivamente).

    El 16 de Noviembre de 1939 la Federación reunida con carácter de urgencia ( la Liga empezaba el 3 de Diciembre y no había aún resolución) acordó que se celebrase un partido único para ver quién se quedaba en Primera. El Consejo Nacional de Deportes, presidido por Moscardó, que era la máxima autoridad deportiva, lo ratificó en su reunión del día 23, poniendo en entredicho el acuerdo original de la Federación que daba al Osasuna la plaza de forma antirreglamentaria.

    El partido se disputó en Mestalla el 26 de Noviembre y el Athletic Aviación venció 3-1, pues el conjunto azul tenía un gran equipo que había formado con diversos jugadores integrados en los equipos miltares de Aviación durante la contienda civil, además de un entrenador de prestigio como Ricardo Zamora.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM