rel='nofollow' target='_blank'/>

18 mayo 2011

¡¡¡QUÉ CASUALIDAD, MIGUEL!!!

Ya saben que estos días atrás hemos estado hablando de esas cosas de la idiosincrasia sevillista. He estado comentando cosas sobre esto, basándome un poco en lo que se sabe de la afición desde tiempos ancestrales y que ha conformado un perfil más o menos claro de la misma, teniendo en cuenta que la suma de las individualidades no conforman una masa homogénea, todo lo contrario, pues cada cual es de su padre y de su madre, pero el sevillista hay cosas que las tiene muy claras. Clarísimas.

¿Han escuchado, por ejemplo, en alguna ocasión a algún sevillista llamar al presidente “donjosemaría”?

Yo jamás. Nunca.

El sevillista se dirige al máximo mandatario como “presidente”, o bien por su nombre, sea quien sea el que ocupe ese cargo en la institución. Pregunten si no.

Una vez fallecido será otra cuestión. Se tiene un respeto, llamémoslo, “post-morten” y a Don Ramón Sánchez-Pizjuán, por ejemplo, se le tiene esa deferencia, así como a todos los presidentes fallecidos. Es otro plano en cuanto al tratamiento.

Comenzar hablando de esto me sirve de ejemplo para razonar otras muchas cuestiones que parece que algunos tienen difusas en cuanto a esa idiosincrasia sevillista a la que me refería al principio.

Hablando de Ramón Sánchez-Pizjuán, en este blog contamos el episodio protagonizado por Ignacio Sánchez Mejías, a la postre presidente bético, pero que antes fue socio sevillista. De carné.

En un Asamblea del Sevilla FC se trató este tema y parece que el Barón de Gracia Real, presidente en ese momento,  intentaba minimizar el hecho de que un sevillista fuese presidente del Betis. Ante esto, el secretario del club en aquel momento, Ramón Sánchez Pizjuán, se puso en pie y con todo el respeto y caballerosidad que siempre le definió, se opuso a que Sánchez Mejías continuase siendo socio sevillista y que por ello debía ser expulsado de la institución, algo que logró por aclamación en la Asamblea.

image

Aquí tenemos un caso de referencia, donde podemos observar cómo aquel sevillista se opuso a ese hecho que su presidente defendía. Fue un crítico cuando observó que algo no funcionaba bien en su Club y que atentaba contra el ser mismo de la institución.

Un caso parecido ocurrió en la Junta General de Accionistas en la temporada 96/97, con un señor llamado José María del Nido que se rebelaba en la Asamblea contra quienes entendía podían hacer daño al Sevilla FC, como así era y así lo pueden comprobar.

¡Qué casualidad, Miguel!…

Y ¡Qué casualidad, Miguel!

Soberbio, desafiante, llámele usted prepotente si lo prefiere, no importa. Bendita prepotencia.

Volvió a ganarse la confianza del sevillismo justo en ese momento tras los sucesos del 95, donde a su vez comprobó, comprendió y aprendió el peso de la forma de ser del sevillista. Una lección que a estas alturas no creo que se le haya olvidado.

Aunque los siguientes años fueron de zozobra y penalidades aún, en los que entraremos otro día para recordarlos, porque ya saben que el que no conoce su historia está condenado a repetirla, el sevillismo consiguió con esfuerzo y tiempo recolocar su estatus de mayor y mejor Club andaluz de todos los tiempos de donde nunca debió moverse.

Podría citar casos innumerables no solo de sevillistas que terminaron siendo presidentes, sino de los de a pie, como por ejemplo el caso del asalto al palco ocurrido en los años 40, debido a las sospechas de que podríamos dejarnos ganar por el  Real Madrid por un pacto entre directivas, por no hablar de los hechos del año 1995 a los que ya hemos hecho referencia.

¿Y a qué viene esto?

Pues viene al caso de los que con palabras hirientes insultan a la afición que es soberana. Insisto, no hablo del personaje que solo entiende que es un cliente que compra un abono y que pide el libro de reclamaciones y pita al jugador justo cuando va a saltar al terreno de juego, no después, que haberlos hay los en la viña del Señor. Hablo del sevillista que siente de verdad su Club y que no dejará jamás, ni permitirá que baje el listón mínimo de lo que es y debe parecer.

Y esto ocurre en tiempos de bonanza, donde nos clasificamos por octava vez consecutiva en Europa y la gestión del Club, en buena parte de sus áreas es satisfactoria, aunque manifiestamente siempre se puede mejorar.

Y te lo digo a ti. Sí a ti que me lees y sabes quién eres al que me refiero.

Esta afición no se aborregará nunca por más que lo intentes. Ya ves que puedo decir esto sin insultarte, ni a ti ni a los que te aplauden. Ser GUARDIANES de Nervión no es un slogan al uso, es una realidad expectante ante lo que pueda ocurrir y “por si acaso”.

Aunque queramos no podemos ser de otra forma a tu pesar.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   21 comentarios :

  1. Soberbio el post Carlos.
    Soberbio, magistral, sublime... y lo que es mejor: cargado de razonamiento hasta las trancas.

    ¡Qué casualidad...! que "esté partido" que ganó Del Nido (para mí más importante que los partidos de las finales) nadie se atreviese a decir la palabra "mestallización".

    ¡Qué casualidad...! que entonces la buena crítica sí fuese constructiva.

    ¡Que casualidad...! que gracias a aquella rebeldía hoy seamos quién somos.

    ¡Qué casualidad...! que volviendo la vista atrás nos damos cuenta que nunca hemos sido "borregos".

    Y... ¡Que casualidad! que los que siguen faltándole el respeto a otros Sevillistas por no opinar lo mismo que ellos... sigan sin enterarse de cómo es la afición del Sevilla FC.


    FELICIDADES Carlos por este tremendo post.
    Siempre te he leído cosas buenísimas, pero este "le echa la pata" a todos.
    GRACIAS.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bufff...

    Bofetá sin manos.

    Post para leer y releer tranquilamente.

    Justo cuando acabo de leer que "manquepierda" y "hasta la muerte" significa lo mismo.

    ¡Que casualidad Miguel!

    ResponderEliminar
  3. Bravo, bravo, bravo, bravo y bravo. No puedo decir más. Bordado desde el título hasta la conclusión.

    Por el 96/97 tendría yo entonces 8 o 9 años, así que poco puedo recordar. Pero sí recuerdo que era una época muy mala por lo que podía entender a mis padres y abuelos. Y posteriormente he aprendido más de aquella desgraciada época.

    Que conste que los que protestamos lo hacemos para que ésto no se repita. O al menos en mi caso, para no vivirlo conscientemente.

    Como siempre te superas Carlos.

    PD: Me ha hecho gracia la canción inicial del vídeo. Serpent Dream, Mike Oldfield, Tubular Bells III.

    ResponderEliminar
  4. ¿Por qué no dejamos de tirarnos darditos entre nosotros?
    Cada sevillista vive su sevillismo como quiere. Para mí estos dos últimos partidos la afición se ha comportado de diez, y quien está desilusionado porque no ha habido bronca ni pitos a jugadores, pues que se dé cuenta de que no hay tanto descontento como nos quieren hacer ver algunos. Seguimos arriba, que es lo importante y ya vendrán tiempos malos de verdad.
    Disfrutemos mientras tanto que para eso está el futbol, no para estar siempre amargado.

    ResponderEliminar
  5. Ernesto López de Rueda Cossío19 de mayo de 2011, 10:53

    Soberbio, Carlos, magnífico. Siempre estaremos ahí. Y que no se entera, y quien no se entera, termina siendo creaturita.

    ResponderEliminar
  6. magnífico, si señor.
    y magnífico tambien el video de la junta, que se oye por ahí cada historieta sobre la misma que ya les vale.

    ResponderEliminar
  7. el pensamiento único no tiene cabida en el sevillismo, algunos no soportan que se le discuta tal pensamiento, pero el sevillismo como bien dices siempre fué, es y afortunadamente siempre lo será sin bustos de por medio agradecimiento siempre, eterno pero siempre atento a que nadie se duerma para seguir creciendo y no caer en el conformismo, mestallizacion ni nada sevillismo en estado puro del cual siempre estuve orgulloso.

    ResponderEliminar
  8. El pasado domingo, en la previa del partido de la Real te comenté que algo iba a escribir en tu blog.

    Pero no puedo. Me has dejado sin palabras.

    Un abrazo

    Alvaro

    ResponderEliminar
  9. Y hubo sevillistas que quisieron pegar a Del Nido... se demostró que estaban equivocados.

    Sin embargo el SEVILLA FC necesita de TODOS y cada uno de los Sevillistas, sean cuales sean sus pensamientos y sus actitudes.

    Bartolomé.

    ResponderEliminar
  10. ! Que casualidad que estábamos adormilados y cuando llegó Del Nido empezamos a tirar para arriba y ganar cosas !

    ¡ Que casualidad que en segunda había la mitad de los socios que ahora ¡ ¿dónde estaban los críticos?

    ! Que casualidad que Jimenez no servía para nada y ahora campeona en Grecia !

    ! Que casualidad que mientras mas hablan mas se equivocan !

    ! QUE CASUALIDAD EL NUMERO DE SOCIOS DE ALGUNOS PALADINES DEL SEVILLISMO MEDIATICO ¡ (de espantosos ridículos, de resentidos, de despechados, de figurones, de mediocres existencias...)

    Señorita Elena.

    ResponderEliminar
  11. Señorita pepis ¿de verdad piensa usted que el que no tiene carné no es sevillista?, es más, ¿que el que no tiene un carné con número bajo debe callarse?

    Qué barbaridad. Qué creaturidad y verderidad supina.

    ResponderEliminar
  12. Saludos.

    D. Carlos, sigo siendo adepto incondicional de la diversidad, de la libertad, de las diferencias, del derecho a pensar y opinar como buenamente quiera... porque a pesar de lo que alguno y alguna digan, soy del Sevilla F.C.

    Y en MI, NUESTRO, Club, otra forma de ser sería imposible.

    Si puede, pregúntele a la Señorita Elena porqué grita.

    Pidale, por favor, que relacione, si puede, sevillismo y número de carné.

    Y ya que estamos, que cuente cómo sabe ésas cosas.

    La creía más inteligente (con perdón).

    Por cierto, mi número de carné es el 2.290.384, con lo que queda demostrado que Er Beti, con su millón de adeptos, es mucho más shico que nosotros.

    Excelente, amigo.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  13. Evelina Fuentes (de Madrid)19 de mayo de 2011, 20:54

    D. Carlos, en primer lugar reciba un afectuoso saludo, que hace tiempo que no escribo en su blog.
    Después permítame que le felicite por la clasificación para Europa de su equipo.
    Yo estoy muy contenta con lo logrado, por fin porel mio...¡hemos sufrido tanto!
    Estoy de acuerdo con Vd., ya me gustaría que la hinchada de mi equipo fuese un poquito más exigente y no tan conformista pues mire a donde hemos llegado.
    Quisiera contestarle a la señorita Elena qu el grado de emoción o de amor a unos colores no se mide por el número de socio. Ser socio a veces no es más que una cuestión económica, no un cariño especial por el equipo. Se puede tener tanta pasión y enamoramiento por un club desde lejanas tierras como desde el bloque que haya junto a al estadio.
    ¿Quien le puede poner puertas al campo, quien tiene la clave exacta que defina lo que son los sentimientos?
    No se equivoque Elena, no se equivoque. No insulte, no menosprecie, no tilde de mediocre la existencia de los demás, pues parece que se lo han enseñado en casa desde chiquetita, que es donde se aprenden los modales y la categoría humana, en casa se aprenden estas cosas y no en las universiades. No emborrone la educación que le han dado sus padres.

    Aprovecho la ocasión para felicitar a todo el sevillismo.

    ResponderEliminar
  14. Ciertamente mi querido amigo Ariza. Que la señorita Elena sepa el número de carné de "los paladines" es un tanto sospechoso ¿verdad?, o eso, o es que es torpe de verdad.

    Saquen sus propias conclusiones.

    ResponderEliminar
  15. Querida o querido señorita Elena (comentarío #11):

    Usted miente o habla sin conocimiento de causa. Según la web European Football Statistics en la temporada 2000/2001 el Sevilla Fútbol Club aumentó de espectadores en Segunda División con respecto a la campaña anterior, en la que militó en primera. Consulte el apartado "Attendances" y seleccione ahí la liga española para corroborar este dato que le doy. Esa leyenda negra de la infidelidad sevillista es cosa creaturil, como se puede leer por ejemplo aquí.

    Por lo demás, y ya se ha comentado en este foro, celebra usted la ceremonia de la confusión mezclando conceptos: tener el carné/ tener un "número bajo"/ ir al Estadio/ vivir en Sevillista, son cuestiones completamente independientes. Para mí, de todas ellas, la fundamental es la última, Vivir en Sevillista. ¿Y para usted?

    ResponderEliminar
  16. ¡Yo soy SEVILLISTA! ni más ni menos.
    .
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. "Hablo del Sevillista que siente de verdad su Club y que no dejará jamás, ni permitirá que baje el listón mínimo de lo que es y debe parecer."

    Pues el estadio RSP (y anteriormente Nervión, y todos los anteriores estadios) siempre fué el mejor y mas grande estadio de Andalucia. Ya no lo es. Y no veo ningún crítico impidiendo que se baje el listón en algo tan crucial como la capacidad del estadio que nos acoge.
    Este es sólo un ejemplo.
    PD. Con todos los respetos del mundo quería decirle Carlos Romero (no me atrevo a decirle Don Carlos no vaya a ser que me vilipendien como a la Srta Elena y que usted no debería permitir que se le trate así a una persona que se digna a escribir en su magnífico blog)
    que con esa forma de describir SIN DAR NOMBRES O APELLIDOS me es imposible saber a quién va destinado este post.Parece un jerogrífico aunque sus palmeros (de pensamiento único, crítico, pero pensamiento único al fin y al cabo) si parecen saberlo. y al que disienta palos contra él o ella.

    Sra.Pepis

    ResponderEliminar
  18. Srta. Pepis, fíjese usted el pensamiento único que aquí habrá que hasta usted puede exponer su opinión.

    ¿Cómo quiere y exige usted que le diga a quién me refiero si ni tan siquiera usted es capaz de poner su verdadero nombre y sus apellidos? ¿Pero esto dónde se ha visto?

    Mientras tanto siga descifrando el jeroglífico, haga el favor.

    Y por último ¿quién le ha dicho a usted que el RSP no es el estadio más grande de Andalucía?

    Ande usted e infórmese.

    ResponderEliminar
  19. Este hilo me está liando.

    Contestan a la Srta. Elena, y responde la Sra. Pepis.

    Me da a mi que una y otra tienen mucho que ver, y a lo mejor, ni se llama Elena ni se llama Pepis.

    Mucho se está caldeando esto por pamplinas.

    Me meto el primero, para que nadie se dé por aludido.

    Hay una delgada línea roja... y blanca, que estamos cruzando en todos los sentidos y direcciones.

    ¡****! Se me acaba de ocurrrir un post.

    Lo elaboro y os cuento.

    Una cosa sí que adelanto, que los que estamos a ambos de esa línea somos sevillistas y no hay nada peor que una guerra que el "fuego amigo".

    ResponderEliminar
  20. Efectivamente Señor Cornelio acierta usted en todo. Como tengo muchísimo respeto por su trabajo y el de los guardianes de la memoria doy aquí por terminado ( por mi parte) el cruce de pamplinas entre sevillistas.
    Sólo contestar a Carlos que sí tenemos el mas Grande pero no el de mayor capacidad, a eso me refería.Nadie se mueve, Ni para la nueva Ciudad deportiva....
    Saludos cordiales y mis disculpas a quienes las merecéis.
    Srta Elena-Pepis

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM