rel='nofollow' target='_blank'/>

29 junio 2011

1890: LA LÍNEA GENEALÓGICA

Cartel de Lafita

Cartel publicitario de Lafita, oficializador sevillista en 1905

Fue gente muy culta la que puso en marcha este invento del Football en Sevilla. No en vano fue asignatura obligatoria a aprobar en sus viajes de estudio a Inglaterra, lugar donde estudiaron la mayoría de aquellos protosevillistas desde 1900, aunque Francia, Suiza y  Bélgica fue destino de algunos.

El Football se extendía por Europa conforme los ingleses se establecían en los distintos países, a la hora de hacer negocio en los mismos y casi siempre por la costa, allá donde había un puerto, ya fuese para importar o exportar materia prima. Sevilla no lo fue menos, su puerto a finales del siglo XIX aún mantendría gran tráfico de mercancías y el transporte de pasajeros estaba en pleno auge. 

Pocas dudas existen ya y prácticamente nadie cuestiona que en 1890 había un Club muy asentado y organizado, exceptuando algún majara al que su sentido de la rivalidad y su ser ultra le impide ver más allá.

Un presidente, un secretario, un capitán, toda una estructura de club para ejercer el Football ¿Para qué establecer un club entonces?, ¿para no jugar?

Hay gente que nos exige que presentemos pruebas con la óptica actual, ojo, datadas en el siglo XIX. De esta forma deberíamos decir algo así como que el Sevilla FC con el estadio lleno, jugó un campeonato contra el equipo tal, con x resultado y que repitió esto ininterrumpidamente durante todo el tiempo. Esta misma gente es la que corta un patrón para su club y otro distinto para los demás.

Pero claro, ni el Sevilla FC de 1890 tenía rival, por lo que debía jugar con sus propios componentes, ni la prensa podía reflejar tal cuestión, pues era un grupo de amigos detrás de algo esférico, que no sabía ni como se llamaba,  ni tan siquiera el sport. Una de las primeras veces en que se nombra este deporte por parte de la prensa, visto con los ojos de hoy en día, nos arranca una sonrisa:

image

Se trata de “El Baluarte” de principios de 1890, cuando el Sevilla FC encuentra su primer rival, al que invita y entonces es un evento con la suficiente notoriedad como para que la prensa lo recoja en sus páginas. Incluso a los partidos se les llama “partidas” como si del dominó se tratase, incluso otros se atreven a llamarlos “fubón”.

Dos veces al año hasta 1893, las Sociedades de Huelva y Sevilla repetirían su “partidas” y estos son recogidos en la prensa, pero, ¿estas sociedades ya no jugaron más entre partidos y desaparecían mientras tanto? Parece ser que lo que desapareció fueron los partidos entre ambos clubes, que era lo único que recogía la prensa, sin embargo existen indicios de que no se dejó de jugar al football. Eso sí, que nadie nos pida que jugásemos un campeonato, una liga,  o algo por el estilo, puesto que no había nadie más, ni tan siquiera Huelva aparecía en el horizonte.

Nuestros protosevillistas eran “sportmen”. Esto quiere decir que practicaban al mismo tiempo varios deportes y el principal de ellos era el remo, algo que practicaban entre marzo y octubre y no lo hacían en invierno por temor a caer al agua y contraer una pulmonía. Hablamos del siglo XIX donde los avances médicos aún son muy limitados, no nos olvidemos que  una simple gripe causaba estragos y millones de muertos, por no hablar de la tuberculosis y otras enfermedades que hoy son controlables, pero entonces no. Imaginen a un regatista con un traje de lana, remando por el Guadalquivir en pleno diciembre y que este cayese al agua.

¿Quiere decir esto que entre noviembre y febrero nuestros sportmen no practicaban nada y se quedaban en casa?

Veamos cómo nace el fútbol en Inglaterra:

“En Sheffield, una ciudad inglesa en auge gracias al desarrollo tecnológico y en plena era victoriana, dos amantes del cricket, William Prest y Nathaniel Creswick, debatieron hasta altas horas de la madrugada acerca del deporte ideal para mantener en alto su estado de forma durante el invierno, lejano el tiempo ideal para jugar al cricket.

En octubre de 1857 se había creado el primer club de la historia, el Sheffield FC, alrededor del cual se tejieron los primeros códigos del fútbol, los conocidos como Códigos de Sheffield, que sirvieron para organizar los primeros partidos.”

El fútbol nace entre los ingleses, sus inventores, como un deporte de invierno y con objeto de seguir manteniendo la forma física cuando el deporte principal, en nuestro caso el remo, no puede ser practicado.

El Rowing Club de Sevilla, o club de remo, tiene entre sus filas a buena parte de los componentes que durante el periodo 1890/1893 juegan al fútbol contra Huelva. No hablamos solo de los directivos importantes como pudieran ser Isaías White o los Welton que aparecen permanentemente en las regatas, sino a otros jugadores que vemos que pertenecen como trabajadores a la Portilla&White, empresa en copropiedad de Isaías White y a la naviera MacAndrews, cuyo mayor ejecutivo es, nada más y nada menos, que el vicecónsul inglés, Edward Faquharson Johnston, presidente demostrado del Sevilla FC en 1890.

A excepción de los ingleses de Huelva, Rio Tinto y Jerez, no había otros  componentes contra los que jugar, por lo que los trabajadores de ambas empresas serían, probablemente, los equipos que se enfrentarían entre sí dentro del club sevillista. Recordemos que este patrón se repetiría a posteriori en 1908, cuando aún no existían otros clubes en Sevilla, donde los componentes del mismo club forman equipos para jugar entre sí mismos tal y como vemos en una crónica de Mundo Deportivo:

image

El Rowing Club, mantendría sus actividades hasta 1900, último año en que aparece inscrito en la Guía Gómez Zarzuela, curiosamente cuando comienza a haber noticias de que una nueva generación comienza a practicar el sport en Sevilla y que a la postre terminaría por oficializarlo en 1905, empujados por la participación en torneos de gran envergadura y que necesitaban de dicha legalización.Es un solapamiento más que una continuación, pues no se interrumpe.

Si esos integrantes que aparecen en 1900 trabajan en la Macandrews, por ejemplo, hablamos del mismo núcleo de personas afines.

El Club de Fútbol de Sevilla, en inglés, Sevilla Football Club, era conocido coloquialmente entre estos pioneros como ”The Club” y entre los allegados en la comunidad sevillana como la “Sociedad de Football”pues no había otro club en la ciudad que practicase este sport. Este ejemplo podemos verlo claramente en otras ciudades como San Sebastián o Barcelona, donde el proceso se repite entre los ingleses que ponen en marcha este deporte. Un patrón común de los inventores del Football.

Tan solo cuando llega el rival, a principios de 1909, el equipo sevillista hace prevalecer el apellido “football Club” frente al “Balompié”, pues dicho rival también quiere llamarse “Sevilla”. De hecho, todavía en 1910, el Sevilla FC seguía siendo conocido con “Sociedad de Football”. Esto es irrebatible.

image

¿Por qué sabemos que no se le nombra así de forma genérica? porque al resto de los clubes se les llama por su nombre y porque participa el otro club de Sevilla, por lo que nunca podría ser genérico de un club sevillano aisladamente. Por lo tanto queda demostrado que la Sociedad de Football es el Sevilla Football Club. Otras crónicas de la época también demuestran este aspecto. Esto igualmente es irrebatible.

Las conexiones entre los componentes de ambas generaciones 1890/1905 son múltiples. No podemos hablar de 1905 como el inicio de la nueva generación, tan solo podemos hablar de su oficialización, pues las noticias de sus actividades futbolísticas antes de ese año son múltiples y además las referencias de los componentes a un tiempo pasado también.

Si al principio de las investigaciones hablábamos de que había una laguna de 12 años en la que no había noticias del fútbol en Sevilla, este periodo va acortándose estrepitosamente, máxime sabiendo del interés por este sport por parte de los que son amigos, comparten negocios, incluso funerales. Dos presidentes, Johnston y Gallegos, dos épocas distintas, comparten aficiones. Lo anormal sería que no apareciesen juntos jugando o participando de una forma u otra en un partido.

No hablamos de la trola que algunos se han inventado que dice que el hijo de un linier, como fue Langdon, apareció más tarde en 1905 y que esa es la prueba que tenemos de la conexión. Estos iluminados no se dan cuenta que el Dr. Langdon era socio sevillista en 1890, pues los socios hacían de liniers en los partidos, como así se demostró con Huelva también, por lo que por sí misma es una gran prueba, pero no vamos por ahí.

¿Hubo partidos entre el periodo 1894 y 1889, únicos años en los que no hay noticia de football que hayan salido a la luz en Sevilla? ¿en dichos partidos hay componentes en ambas generaciones? ¿Estaban estos componentes de ambas generaciones ahí?

Ese será un anuncio que traspasa la escritura de un simple post como este. Será que sí o será que no.

El remo volvería a ser el hilo conductor en 1913, donde componentes de 1890 y 1905 fundan el nuevo Club de Remo de Sevilla. No serían otros, sino esos mismos.

Ahora bien, si ustedes me preguntan si este club en el periodo 1890/1905 jugó tal o cual campeonato y que lo hizo permanentemente sin interrupciones temporales, les diré por imposibilidad de que esto pudiera ocurrir, que no. Hablamos de los inicios del fútbol en España y algunos aún no se han enterado… ni quieren enterarse, ni se enterarán.

Veo que algún chalao del otro club de la ciudad, pretende que este club, llamado Sevilla Football Club, sea tomado como el origen de su club y apropiarse del mismo como su antepasado, que lo es, dicho sea de paso, porque los primeros siempre fuimos nosotros. Pero esto es como si yo dijese que deberíamos reclamar el vocablo “Betis”, porque fuimos los primeros que absorbimos un club con dicho nombre demostradamente en 1913.

Los frentes de los envidiosos es amplio y como el Club no se mueva en estos aspectos, (que no lo hace y además no quiere), tendremos este tipo de historias por parte de estos envidiosos. No dirán que no lo advertimos, al menos desde aquí.

 

----------------------------------

 

ACERTIJO PARA EL PRÓXIMO POST:

¿QUÉ TIENE QUE VER LA PLAZA DE CUBA CON EL PARTIDO DEL 22 A 0?

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   7 comentarios :

  1. Enhorabuena por su post y quisiera saber volviendo al final del artículo ¿por qué ningún directivo del club a lo largo de su historia ha puesto pie en pared y han dejado de tener las tragaderas que parecen que tienen? ¿Acaso para que haya concordia debemos aguantar toda la basura que se nos eche encima sin rechistar?
    Si por algo soy fiel seguidor de su blog principalmente son dos motivos, me gusta la historia y en segundo lugar defiende a mí equipo con pruebas documentales pues cuando uno ve lo que llevan publicado en 97 años, me hierve la sangre. Sin más un saludo.

    ResponderEliminar
  2. José Agustín, estos temas nunca tuvieron importancia en los clubes, pero hoy ya si la tienen, al menos para otros, porque para el nuestro...

    Y lo lamentaremos, es tal la inquina que nos tienen que terminarán por destrozarla en cuanto puedan. No lo hacen porque no les dejamos, pero no estaremos toda la vida aquí, aunque espero que lleguen otros.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Carlos,quizás se podrán inventar una NUEVA patraña (lo pongo en mayúscula para recalcarlo),porque de las antiguas y actuales ya os habéis encargado "Los Guardianes de la Memoria" en tirarlas por tierra y pisotearlas.
    Que nunca desfallezca esas ganas por saber sobre nuestro Club y por sacar a la luz la verdad.

    Pd.-Que ganitas tengo de que alguien del Club de un puñetazo en la mesa y diga "hasta aquí hemos llegado".¡Que ganitas Dios!.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Ya comienzan los imberbes analfabetos que no acabaron la ESO a echar espumarajos por la boca. Con lo de la Sociedad de Football se han quedado con las patas colgando. Ahora no se que se inventaran.

    ResponderEliminar
  5. Don Carlos, no se sulfure, que viene el verano.

    Todos somos descendientes de 1890...

    y del Sheffield.

    Una cosa es ser descendiente y otra el grado de parentesco.

    ResponderEliminar
  6. A/A de D. Carlos Romero:
    Soy mayor. Jubilado de la Enseñanza(Historia). Sólo hace unos meses que pululo por la glogosfera y gracias a mi amigo Juan Angel de Tena hago "mis pinitos" alguna que otra vez.

    Es un auténtico tesoro el que tenéis en vuestras manos después de trabajarlo y por supuesto investigarlo y asimismo tenéis la ineludible obligación de conservarlo, ampliarlo y luchar por exponerlo "decentemente".

    No sé la edad que tenéis pero también estáis obligados a crear una Escuela que varios sevillistas jóvenes sean vuestros propios herederos para que continuen esa magnifica labor, jamás pagada con dinero, e incluso engrandecerla.
    Vuestro magnifico trabajo de investigación NUNCA puede caer en manos desaprensivas...

    Muchísima suerte porque la váis a necesitar. Y en lo que esté en mis manos...

    ResponderEliminar
  7. A/A de Marcu. Muchas gracias, a tu disposición para lo que necesites.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM