rel='nofollow' target='_blank'/>

08 junio 2011

MUNDO SEVILLISTA

¿Cuántas veces entraría en ese blog para leerlo? Escudriñar entre sus páginas para encontrar tal o cual cosa. Hoy está congelado en el tiempo, inerte, pero lleno de sabiduría sin límites. Un blog de culto que no debiera desaparecer jamás para que fuese leído por el sevillismo cíclicamente.

image

Un día, allá por mediados de 2007 creo recordar,  me decidí a escribir al autor con un “Estimado señor” de inicio. Tenía un par dudas en cuanto al obrero bético que investigaba precariamente, muy precariamente,  en aquellos momentos. La respuesta fue de carrerilla, casi inmediata, y terminaba diciendo que me había enviado su teléfono a mi correo, que lo llamase cuanto antes. Lo escribí en un comentario del mismo blog, comentario que no encuentro por cierto, pero está ahí como testigo del momento importante para mí.

¿Cómo es posible? Me pregunté.

Me descolocó bastante, debo decir, y no llamé inmediatamente, sino que preferí esperar al día siguiente.

-¿Agustín? hola, me llamo Carlos Romero y creo que me has dicho que te llamase…

-Sí, mira, tengo una reunión organizada para el día tal para hablar de cosas de la historia y me gustaría que acudieses y además tengo un proyecto de programa en  SFC Radio en el que me gustaría que participases…

¡BUM!

¿Cómo encajar esto?  Una captación en toda regla y de manual.

Comenzaba una de las aventuras de mi vida, si no de las más importantes, sí de las más interesantes. Comenzó una relación de amistad, de alumno-maestro, de charlas interminables diarias sobre tal o cual asunto histórico.

Además de poner en marcha algún que otro proyecto, el programa de radio echó a andar, ‘Historia Viva’, un programa que se convertía en una lección de Historia cada vez y donde, créanme, rara vez hablaba, (quién lo diría ¿verdad?), quizás tomando apuntes, de Agustín y de mi otro gran Maestro, Juan Castro.

-¿Sabes?, me dijo un día Agustín, ¿que la copa del Rey podría ser en propiedad del Sevilla FC?

-¿Y eso? No la hemos ganado ni tres veces consecutivas ni cinco alternas.

-No importa. En otras ocasiones, excepcionalmente, la Federación ha concedido el trofeo por determinadas circunstancias.

-¿Y tú crees que la Federación con lo que nos quiere nos va a conceder tal cosa?,  le espeté.

(…)

Iluso de mí. Hoy reposa en una vitrina especial en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Tuvo mucha fe, algún apoyo de los Guardianes de la Memoria para hacer un par de informes y el respaldo del Presidente sevillista.

El trato nos fue haciendo amigos. Tenía una energía para el sevillismo inmensa -su gran pasión- y no paraba de cavilar proyectos: Sevillistas en la red, Columnas blancas, La Red Blanca y Roja en SFC Radio, … créanme, un culo sin asiento, amén de su otra web de culto www.sevillacf.com de la que se quejaba que no tenía tiempo para actualizar.

A Sebas Cárdenas y a mí nos tenía locos a proyectos y propuestas, con la diferencia de que Sebas es un chavalín y tiene mucha energía. Sebas es uno de los grandes activos del sevillismo.

Podría contarles infinidad de anécdotas en este día en que me he vuelto a acordar de mi amigo, porque con Agustín como compañero siempre pasaban cosas.

Cuánto echo de menos esa llamada diaria.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   8 comentarios :

  1. Está muy bien eso de acordarse de los amigos, Carlos. Y sí, es cierto, Agustín era una persona muy especial y tremendamente emprendedora. Siempre nos acordaremos de él.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Carlos leyendo tu post, se me han vuelto a saltar las lagrimas, yo lo conocí menos que tu, pero a mi también me capturó para la red blanca y roja, como tu bien sabes, mediante una llamada de teléfono, que me dejo sorprendidísima. Yo también lo hecho de menos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Sin palabras hermano,esto solo hay que leerlo y quedarselo para los adentros,un abrazo Carlos es bueno recordar a los grandes amigos.

    ResponderEliminar
  4. Vaya...

    Como sabes, me siento identificado con aquel inicio.

    Un comentario en su blog, un correo con su telefono diciendo que le llamara, un llamada con voz temblorosa:

    - Buenas, ¿Agustin?, Soy Alejandro Gonzalez-Serna...

    - ¿Y quien formará el grupo? pregunte.
    - Somos 5 o 6. Uno de ellos es Carlos Romero, creo que lo conoces, otro es...

    Como se suele decir, me rajé.

    Senti que venía grande todo aquello que me contaba.

    No tuve el valor que tu tuviste y desde aqui te doy las gracias porque le dijeras que sí, porque si tu no te hubieras enfrascado en aquella loca aventura seguramente nada hubiera sido igual.

    Un abrazo!

    PD: Sevillacf.com es una enciclopedia on line imprescindible y debería, no se de que manera, ser retomada.

    ResponderEliminar
  5. Él te cazó a través de mí más tarde, no creas que te dejó escapar :)

    ResponderEliminar
  6. Gracias a su trabajo y dedicación podría decirse que hoy estamos aquí. En cierto modo todos los que nos interasamos en el tema de la historia sevillista, la investigamos en mayor o menor medida y ayudamos a difundirla con pruebas fehacientes; somos como "sus hijos".

    Lamentablemente no lo conocí en vida (me quedé con las ganas de esa visita guiada al lugar donde se guardan nuestras alegrías en forma de trofeos), pero sé que nos veremos en el 3º anillo.

    Un saludo compañeros.

    ResponderEliminar
  7. Agustín no gastaba póvlora en salvas.

    Era Indiana Jones contra el "chino".

    Nunca le agradeceremos bastante LO QUE SIGUE HACIENDO por la historia de su Sevilla.

    Él, enciclopedia con patas, no se subía al púlpito, sino que hablaba contigo como si él fuera el alumno.

    ¡QUÉ GRANDE!

    La Copa que hoy está descansando en nuestras vitrinas es un homenaje del fútbol español a Agustín, que él conocía perfectamente, por eso está donde está.

    ResponderEliminar
  8. Saludos.

    Si, D. Carlos, yo también fuí otro de los abducidos y elevado a la apasionante aventura de la Historia.

    Agustín, y vosotros, los que me permitísteis participar, jamás podréis entender cuanto os debo.

    Gracias, Agustín. Gracias, Carlos. Gracias a todos.

    Cuidaros.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM