rel='nofollow' target='_blank'/>

05 julio 2011

EL BIBLIOTECARIO Y LA DIOSA (I)

Serie: Artículos para el recuerdo. (5.10.2010)

Serás sevillista hasta la muerte, pero no un buen sevillista.

Esta es la frase que el bibliotecario, un señor culto, con cierto talante pedagógico, historiador para más señas, joven sin embargo, arengaba a dos mozalbetes uno de los cuales llevaba una camiseta con el escudo del Sevilla FC en su pecho. En realidad yo estaba de paso en la flamante biblioteca de mi barrio, (magnífica), para pedir un duplicado de mi carné que se me perdió hace un par de días y no lo encuentro. Tendrás que pagar una multa de 3 Euros, me dijo, estas cosas hay que valorarlas y no se pueden perder, sentenció. Tan solo me quedaba agachar la cabeza y casi pedir perdón por mi desfachatez. Estaba absorto en los trámites, foto, datos personales, DNI, ... mientras él hablaba con los chicos, cuando giró su cabeza conforme levantaba la mía y mirándome me preguntó si yo era sevillista. Le dije que sí, obviamente, y como si fuera un mozalbete más, casi me arrastró a que me uniese a los chicos para enseñarnos una foto en el ordenador, preciosa foto por cierto, de la fuente de la Puerta de Jerez.
 
Serás sevillista hasta la muerte, pero no un buen sevillista, insistía, y yo me preguntaba como para mis adentros, ¿sabrá bien este señor el "fregao" en el que se está metiendo? Pero si hay que aprender, humildad.
 
Antonio Jesús Jiménez García, es bético, conseguí sacarle su filiación futbolística y su nombre. No es una fuente, es un monumento, espetó. ¿Sabéis cómo se llama la escultura que está en la fuente? Los chicos le respondieron que no, raudo miró hacia mí y en realidad tampoco lo sabía a decir verdad, por lo que giré la cabeza de un lado a otro. Algo leí hace algún tiempo y no lo recordaba. Aunque no lo crean tengo la memoria de un pez, dos segundos y poco más. No sé que haría sin mis apuntes y si algún día los pierdo tendré que aprender en La Palangana Mecanica y me haré fan de ella. Los que me rodean saben de las andanzas de mi memoria, que tiene vida propia y campa a sus anchas. Tan solo sé que desde tiempos ancestrales el Sevilla FC celebró en esa plaza, alrededor de esa fuente sus éxitos. La Puerta de Jerez constituye uno de los más bellos ensanches del casco histórico de Sevilla donde confluyen la calle San Fernando, la Avenida de la Constitución, la Avenida de Roma y el Paseo de Cristina. Toma su nombre de la antigua puerta de acceso a Sevilla, derribada como tantas otras y en la plaza se encuentra esta fuente o monumento.
 
La "Fuente de Sevilla" o de Híspalis, que así se llama realmente, fue realizada en 1929 por Manuel Delgado Brackembury con motivo de la "Exposición Iberoamericana de Sevilla". Esta fuente está coronada por una nereida sobre una flor de loto, que representa a Sevilla. La nereida aparece rodeada de agua y de niños pequeños que juegan sobre tortugas. Cuando se inauguró constaba de otras cuatro figuras, cuatro niños con caracolas que flanqueaban la taza de la fuente. Debido a la disposición de estos niños y la forma de manar el agua fue conocida como Fuente de los Meones.
 
En los años 70 fue desmantelada por las primitivas obras del metro. Tras la cancelación de aquel proyecto la fuente volvió a su lugar, pero los meones no. Nunca aparecieron. Desde entonces, no es más que la fuente de la Puerta de Jerez. Se queja Antonio Jesús de que los sevillistas vamos a celebrar allí nuestros éxitos pero no sabemos porqué y mantiene que Manuel Delgado Brackembury, su autor, realizó una alegoría que personaliza el progreso del comercio, la agricultura y la Industria, representadas en una rueda dentada, el caduceo de Mercurio y las hojas sobre la que se sienta la diosa de Sevilla, pero expresa al mismo tiempo la lentitud con la que estas se desarrollaban para el progreso de la ciudad en aquel momento, encarnado por los niños pequeños que juegan sobre tortugas que están en la base central de la taza de la fuente.
 
¿Y por qué no lo sabemos, Antonio Jesús? le interrogué. Porque vais a ver a la "diosa Sevilla" para rendirle culto por vuestros éxitos, sentenció, y no lo sabéis. Y digo yo que nunca te acostarás sin saber algo nuevo, valga el refrán típico tópico.
 
Pero en realidad fue ya en 1913 con la consecución de la "Copa de Sevilla" cuando el sevillismo acudió por primera vez a celebrar sus éxitos en la Puerta de Jerez en el entorno de la Cervecería Eslava y entonces no teníamos a la diosa Sevilla, (esplendorosa y blanquiroja diosa) en la plaza sagrada del sevillismo, si bien es cierto que posiblemente Manuel Delgado Brackembury, muy del entorno de Juan Lafita, socio oficializador sevillista, nos la colocara allí precisamente en 1929 para que le rindiésemos culto al igual que a la diosa fortuna, permítanme la "frivolité" de mi cosecha.
 
La Puerta de Jerez era el centro neurálgico por aquellos años del sevillismo, donde sus directivos acudían a reunirse acompañados de una fresca, que no fría, cerveza de la nevería y proyectaban con José María Miró Trepats, presidente catalán del Sevilla FC en aquellos años y alma mater de los sportmen de Sevilla, poner en marcha los "juegos sportivos" para deleite de la juventud sevillana.
 
Casi un siglo de celebraciones en la Puerta de Jerez. Nada más ni nada menos.
 
Mis compañeros imberbes en realidad no sabían como salir del atolladero y me echaban el ojo de vez en cuando con una mirada de auxilio y yo se la devolvía a ellos –¡Help me!- pero algo aprendimos, ellos y yo. Bueno Antonio Jesús, debo marcharme, te prometo que parte del sevillismo se va a enterar de esto ¿puedes darme tu email? los chicos respiraron y aprovecharon que me escribía el email en un trozo de papel para escurrirse silenciosamente. Me hubiese gustado despedirme de mis compañeros de regañina y de susto, pero no miraron hacia atrás. Creo que mi bibliotecario de cabecera, que lo será sin duda, no comprendió bien de qué forma parte del sevillismo iba a enterarse de esto. Son miles los sevillistas, (y béticos), que visitan este blog todas las semanas y de seguro se enterarán de las indicaciones, sabias sin duda, de Antonio Jesús y que yo realmente no sabía por lo que se lo agradezco sinceramente.
 
Por cierto, he encontrado mi carné de biblioteca y la multa la pagué ya.
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   3 comentarios :

  1. Gracias Antonio Jesús. Lee un poquito sobre la historia de tu equipo, en este blog hay mucha información ;)

    ResponderEliminar
  2. Emotivo y enriquecedor post. Gracias a Antonio Jesús y a ti por hacérnoslo llegar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hermano otro post para enmarcarlo con caña roja y blanca,en cuanto a memoria si te juntas conmigo podemos ir a buscar a Nemo y estaria el pobre aviao,un abrazo Carlos,esta tampoco me la sabia,asi que yo hubiera sido otro de esos de ¡HELP ME!menos mal que tenemos este blog para ilustrarnos y aprender de él ¿verdad crack? por cierto ¿sabes quien es su autor? yo si,jajajajajajaja.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM