rel='nofollow' target='_blank'/>

13 julio 2011

EL EQUIPO DEL RÉGIMEN (II)

En el anterior capítulo pudimos comprobar cómo las ayudas de las distintas administraciones eran moneda común y habituales en el Real Betis Balompié.
En los años 50, sin detenernos en el Caso Antúnez, uno de los casos más flagrantes de ayuda política a favor del equipo verdiblanco, con el equipo bético en Tercera división, aparece un personaje muy peculiar que hará que el Betis no termine en un intento de desaparición nuevamente, como es Eduardo Sáenz de Buruaga.
Sáenz de Buruaga fue Capitán General de la II Región Militar desde el 22 de mayo de 1952 hasta el 27 de marzo de 1957, simultaneando su cargo con su pertenencia a la Junta Directiva del Real Betis Balompié.
El general llega dispuesto a ayudar al equipo verdiblanco y es nombrado presidente de honor. Aunque socialmente el Betis presenta un encefalograma plano. Cuentan con tan pocos socios que cuando llega el general prometiendo ayuda doblan el número de los mismos, el poder franquista vestido de caqui apoya económicamente, mediáticamente y políticamente al Betis, que pretende hacerle subir lo antes posible inyectándole jugadores de alto nivel, especialmente provenientes del Real Madrid, ante la mirada atónita del resto de los equipos de la categoría, ya que es algo inalcanzable para ellos.
En una entrevista en ABC, del 16 de Agosto de 1952, a su presidente ejecutivo, Manuel Ruíz, hace toda una declaración de intenciones y de hechos consumados diría yo:
El Geneal
La colaboración económica del régimen no se hace esperar, como así lo reconoce el presidente de facto bético:
ayuda económica
Las ayudas provenientes del equipo madrileño impuestas por el poder franquista, refuerzan al equipo bético frente al resto de equipos de Tercera División que no dejan de frotarse los ojos ante lo que está ocurriendo.
real madrid
Mientras el Sevilla FC en esos años sufre para poder poner en marcha un estadio que fuese capaz de acoger a sus 20.000 socios, el Betis recibe ayuda económica para remodelar el estadio municipal de Heliópolis.
remodelacion estadio
En definitiva, al general se le encargó, podemos sospechar por parte de quién realmente, sacar al Betis de su preocupante situación que duraba demasiado ya, insuflando ayuda económica, política y en cuanto a efectivos que provienen del Real Madrid. Desde ese instante el club coronado por su majestad inicia una carrera que terminaría con el ascenso en la temporada 57/58 a Primera División. ¿Por qué el resto de clubes de la categoría no recibió esta ayuda? Realmente fue un club privilegiado.
Llegamos a 1960, el Sevilla FC cuenta con 20.000 socios y el recién ascendido Real Betis cuenta con 10.000. Tenemos a un club bético en la élite del fútbol español debido a todas estas ayudas sin límite y tenemos en la presidencia al que, con toda seguridad, fue el mejor presidente bético de la historia, Benito Villamarín, de hecho caló la idiosincrasia bética en numerosas ocasiones, pero fue aquella en la que les recriminó que no ayudasen a su equipo económicamente cuando se les requirió y les llamó “béticos de taberna”. Absolutamente nadie contradijo estas palabras, ni tan siquiera hoy en día.
Fue precisamente en ese momento cuando Benito Villamarín decide que ha llegado el momento de comprar el estadio Municipal de Heliópolis y envía a sus emisarios a negociar estos asuntos con el Ayuntamiento. Será un antiguo directivo bético el que llevará estos asuntos y se decide desde el municipio, como no puede ser de otra manera, aún siendo en dictadura, poner en marcha un concurso público al que cualquier equipo, en buena lógica, puede acceder a su compra.
Sin embargo las condiciones de dicho concurso público se hacen muy a la medida para que sea el Real Betis el que acceda a su compra y no otro, pero aún así quedan resquicios para que algún otro pudiese acceder a dicha compra, como así sucedió. El Sevilla Atlético se presentó al concurso para comprar el estadio Municipal de Heliópolis, cuestión esta que hizo que los nervios aflorasen entre el beticismo.
El Sevilla Atlético se presentó al concurso para
comprar el estadio Municipal de Heliópolis.
Entendemos que se añade una cláusula al concurso público para eliminar al otro concursante, es decir, al Sevilla Atlético y poder quedarse con el estadio. Dado que el Sevilla Atlético no estaba en Primera División y el Sevilla FC tenía campo propio, blanco y en botella. Saquen ustedes sus propias conclusiones y califiquen a esto como lo que crean conveniente.
Así mismo el precio establecido para que pudiesen comprar el estadio, fue muy inferior al valor de los estadios de aquella época, cosa que pueden comprobar aquí.
Y el campo fue vendido, sí o sí, al equipo bético con todo el boato ante el cardenal Bueno Monreal, que por cierto la iglesia participó en campañas para ayudar al Betis, pero no nos meteremos en ello, pues cualquier ONG privada puede hacer lo que le venga en gana.
En el año 1986 al Sevilla FC se le recalificó una parte de sus terrenos por parte del Ayuntamiento de Sevilla, con el alcalde Manuel del Valle al frente. Iba a ponerse en marcha lo que se denominó como el Proyecto Stearling.
El Betis pidió igual trato para con su club. Cuestión esta que podría haber sido “de justicia”. Manuel del Valle comentó que no pondría ninguna objeción en recalificar terrenos del Betis, pero preguntó que donde estaban los terrenos. Era un “pequeño detalle” que los béticos obviaron, ya que a diferencia del Sevilla FC el Betis no contaba con suelo propio de ningún tipo. El Sevilla FC era propietario de los terrenos colindantes al estadio desde 1937, fecha en la que Ramón Sánchez-Pizjuán los adquirió como patrimonio del club. Todo este asunto fue causa de que se tomara como un desagravio por parte bética, ya que entendían que se beneficiaba al Sevilla FC dejando de lado al otro equipo de la ciudad. Para colmo de los colmos… ¿no tuvieron bastante con las ayudas históricas anteriores?
Y por fin llegamos hasta nuestros días, donde la historia vuelve a repetirse y podemos comprobar cómo se pretender recalificar terrenos que pertenecen al pueblo sevillano a favor del equipo verdiblanco, o cómo incluso quitar a los sevillanos sus instalaciones deportivas de uso y disfrute, como pueden comprobar aquí.
Y se lo darán, no les quepa duda alguna.
Y mi reflexión es ¿cómo es posible que un club que ha recibido tantísimas ayudas, a diferencia del Sevilla FC, no ha sido capaz de conseguir más títulos?
Y ahora el discurso de José León, presidente del Real Betis Balompié, en los actos del centenario bético, mentiras, mentiras y más mentiras:
“ La plantilla quedó desmembrada: bien por quedarse atrapados en sus lugares de origen o acabar en el exilio, bien por ser movilizados al frente… En el mes de abril de 1939 –al terminar la guerra-el BETIS BALOMPIÉ carece de un campo en condiciones, de sede social y de plantilla profesional…
Mas si eso fue duro, más lo fue aún la campaña de insidias y persecuciones –de toda índole- a que fue sometido el REAL BETIS BALOMPIÉ…

Entonces, con ideas muy simplistas y muy maniqueas, fue catalogado como el equipo de los vencidos… con todo lo que ello significaba en aquellos años sombríos…

El poder, en todas sus manifestaciones, -y desde luego, la Federación- se decantó por otros equipos, y el REAL BETIS BALOMPIÉ –reciente campeón de Liga- pasó a ser un estorbo anacrónico para buena parte de las fuerzas vivas de la ciudad… Las Federaciones nacional y andaluza, pasaron a barrer siempre para el otro lado y, para el nuestro… tan solo se repartían continuos escobazos…

El Caso Antúnez puede resumir la serie de zancadillas que desde todos los estamentos se le tendieron al REAL BETIS BALOMPIÉ… Y es sintomático que, en una época en la que nadie dimitía ¡cómo no sería el escándalo y la cacicada, que el caso terminó con la dimisión de los presidentes de la Federación española y de la andaluza!... ¡Hasta en las emisiones de Radio Moscú se comentó la injusticia!

Y nos quedamos solos…

Solos los béticos… ellos solos, hicieron lo posible para que el REAL BETIS BALOMPIÉ no desapareciera, para activar su misteriosa capacidad de revivir a cada muerte…”
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   10 comentarios :

  1. Dudo que Pepe León tuviese la capacidad intelectual suficiente como para redactar ese discurso.
    ¿Quien lo redactó?
    That is the question.
    En cualquier caso son mentiras gordísimas que atacan la honorabilidad del SEVILLISMO de nuestros antepasados y del actual, y que fueron dichas de manera INSTITUCIONAL desde el club verdiblanco.
    No son palabras dichas en un foro de internet o desde un blog, no, son palabras dichas desde el seno de la entidad fundada por los militares.
    Vergonzoso y vomitivo.
    Pero hasta aquí llegamos, se acabaron las trolas y los desprecios.
    Y recuerden...lo mejor sigue estando por llegar.

    ResponderEliminar
  2. Hay muchos béticos que han nacido y crecido en una mentira. Engañados desde niños por familiares en los que creian ciegamente. Hoy se dan cuenta del engaño y se lamentan por ello. A ellos doy mi apoyo.

    Después hay otro tipo de béticos. Béticos como ese hombre tan mayor, cuyas mentiras afloran como "Jaramagos" silvestres. Que conocen perfectamente la historia, que la han vivido, que la esconden, que la manipulan y que perpetuan una mentira eterna que ellos mismos han creado.

    Para ellos solo dejo mi desprecio, tengan la edad que tengan.

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches Carlos,

    un auténtico disfrute.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Admirado Tántalo, se cumplen ya siete años desde que escribiera en estos raros sitios de internet eso de "vuestros padres y abuelos os engañaron".

    Parafraseando a Winston Churchill pero cambiándole las frases que componen su oración: "nunca tan pocos debieron tanto a tantos".

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué gran verdad¡ ¡Qué se sepa¡

    ResponderEliminar
  6. Supongo que habrá una tercera y/o una cuarta parte. De no haberla, se la sugiero con episodios como:
    - Nueva Tribuna de Preferencia, en tiempos de Núñez Naranjo (años 70), inaugurada en un partido contra el R. Madrid, en el que hace el saque de honor el hijo del Gobernador Civil, Utrera Molina, por el dinero graciosamente donado.
    - Nuevo medio estadio (no está concluido nada más que la mitad) construido rebasando la parcela del antiguo, sobre suelo de titularidad pública en tiempos de Lopera.

    Scottero

    ResponderEliminar
  7. Ciertamente Scottero, esos dos episodios no los recordaba. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. ¡Poresito el beti,que lastimita,que penita y que doló!¿A quien les queda estas gentes por darle el "sablazo"?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Me comentaba mi padre, (cuando hablaba con el de lo que "aprendia" en la calle sobre el Betis)
    Que cuando mi abuelo (guardameta betico y militar)se venia abajo y se sinceraba con el referente al futbol, le decia :
    "Nosotros siempre existiremos con el cinismo, asi nos ira bien"
    Saludos
    J.M. Romero Rodriguez-Caso

    ResponderEliminar
  10. el pepe cuchara... el que denunció al sevilla "por el bien del futbol" imaginaros al reves... es mas como serán los béticos que ya me ha comentado uno de que no vamos a costa rica por el derby... se lo tragan todo, bueno lo que les parece bien para ellos.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

Buscar en este blog

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM