rel='nofollow' target='_blank'/>

15 julio 2011

FOOTBALL CLUB VS. BALOMPIÉ

by Multidisciplinary Team Guiño

Hay quien pueda llegar a avergonzarse de sus orígenes, a nosotros no nos avergüenzan los nuestros. Las cosas son como son y si hubiesen ocurrido de otra forma, probablemente estaríamos hablando de otra cosa y no nos estaríamos refiriendo al mejor y más grande Club andaluz de todos los tiempos que es el Sevilla FC. Para que esto sucediese así tuvo que nacer de una determinada forma y comenzar con una trayectoria muy determinada.

Otros prefieren decir que sus fundadores fueron “estudiantes” cuando en realidad deberían decir que eran militares, (una profesión muy loable por otro lado),  y si profundizáramos un poco más, deberían decir hijos de militares de rancio abolengo, señores muy adinerados y con gran poder político, social y económico. Pero enmascaran esto cuanto pueden tras “academias politécnicas” y cosas por el estilo. Aquellos  cachorros fueron en su mayoría militares de la “rama dura” del ejército que 25 años después apoyó y puso en práctica el golpe de Queípo de Llano y participó activamente en la represión posterior. Esto no nos lo inventamos, es algo comprobable, tan solo hay que echar una mirada a las Hemerotecas y Bibliotecas para darse cuenta.

Los Castillo, los Hermosa, los Cuesta Monereo, los Alarcón de la Lastra, los Wesolowski,   y algunos de los que se incorporaron después al equipo balompedista, aparecen de una forma u otra vinculados a la dictadura que sufrimos en este país durante cuarenta años. Nada de esto se debe al azar.

Sinceramente, prefiero descender de los “señoritos”, gracias al cielo, pero todo tiene un porqué en todos estos asuntos que intentaremos explicar.

Dicho de esta forma, podemos entender que en realidad necesiten enmascarar la pura realidad e incluso se atrevan a hablarnos de “obreros” puntuales que provocaron escisiones en el seno del Sevilla FC, que terminaron por jugar en el “equipo de los obreros”, cuando no hubo mayores y peores represores de obreros, en su conjunto, en la historia contemporánea de esta ciudad.

Pero a nosotros nunca nos dio vergüenza decir que nuestros ancestros pertenecían a la burguesía sevillana, ¿señoritos quizás? pues sí, hijos de personas con una posición social alta, con cierto poder político y económico también, que eran enviados al extranjero a estudiar ¿cómo si no iban a importar aquello que llamaban “football” por primera vez en esta ciudad?

¿Alguien ha dicho desde las filas sevillistas que su club nació desde otra capa social?  Sencillamente no.

Esas otras capas sociales fueron incorporándose con el tiempo a ambos equipos sevillanos, pero la idiosincrasia en sus inicios era muy distinta.

Por un lado teníamos al “Football Club” que representaba un ser cosmopolita y que respiraba un Regeneracionismo como corriente ideológica europea. Se denominaban a sí mismo como “sportmen”, cuya puesta en práctica no estaba exento de un ideario político muy concreto. El máximo exponente del regeneracionismo deportivo lo tenemos en el mismísimo barón Pierre de Coubertin fundador de los Juegos Olímpicos modernos, cuya frase “Lo importante no es vencer, sino participar” es toda una declaración de intenciones de esta ideología. Pronto veríamos a nuestros regeneracionistas sevillistas decir frases parecidas, como la de José Luis Gallegos:

"Todos los hombres de cualquier nivel social, ideas religiosas o políticas tendrán aquí cabida"

El Regeneracionismo era un movimiento ideológico que se inició en España a fines del siglo XIX, motivado principalmente por el sentimiento de decadencia de la sociedad, y que defendía la renovación de la vida política y social española. El deporte era entendido como una forma de Regeneracionismo que propugnaba una educación moderna y técnica y una renovación física y espiritual, por lo que el principal objetivo era conseguir implantar el sport entre la juventud sevillana. Así lo comprobamos en 1908, tan solo tres años tras la oficialización sevillista, donde cuentan ya con ochenta jóvenes, algo nunca visto anteriormente en la vida sevillana. Son los primeros en la historia de esta ciudad que hacen posible que el sport sea algo participativo y abierto a la juventud sevillana tan deprimida por aquellos años.

El mayor regeneracionista de todos fue un presidente sevillista que se incorporó más tarde, como fue José María Miró Trepat.

Frente al “Football Club” nos encontramos al “Balompié”, cuya españolización del término es toda una declaración de intenciones a la hora de plantear una rivalidad, objeto este el de su nacimiento. Por razón de educación, convencimiento y sentimiento, el estamento militar conlleva implícita la función de defender la nación. En aquellos años de principio del siglo XX muchos militares, o descendientes de militares, habían sufrido personalmente la dureza de la realidad de defender a España. La pérdida de las colonias fue acompañada de muchas pérdidas humanas.

Por ello se organizó en nuestra ciudad la fiesta patriótica “España en Sevilla”, en 1908, reivindicando la idea “España” en unos momentos de cierto “relajamiento” del fervor patrio (las provincias vascas y Navarra no participan oficialmente). Dos semanas de celebración en Sevilla, (con folclore español, homenaje a la bandera y procesión), conmemorando el Centenario de la Guerra de la Independencia. Ni que decir tiene, que grandes protagonistas de la celebraciones fueron Daoiz y Velarde.

Es en este ambiente de patriotismo y fervor, con la idea de “España” impresa en el pensamiento, donde se desarrollaba uno de los sucesos más importantes de la vida deportiva sevillana. Estos jóvenes hijos de militares, escribieron a Mariano de Cavia, periodista y académico de la Lengua Española para que les orientase sobre un vocablo que definiese un club de foot-ball que se disponían a organizar y cuyo término querían “españolizar”. Esto ocurriría en el verano de ese mismo año: 1908.

Los balompedistas se enfrentarían a aquellos “chicos bien” o los “pollitos” a los que se refería Ibarra, en el que creemos ciegamente porque es el único que muestra un documento firmado por los pioneros y ante testigos de ello, (recuerden que otros como Discóbolo no), que representaban todo lo contrario a lo que propugnaban. Los cosmopolitas contra los localistas, lo nacional contra lo internacional, la ideología contra el pensamiento único, recio, marcial,…

¿Van a venir a hablarnos de que el Sevilla no aceptó a un obrero entre su filas lo que provocó una escisión en el seno sevillista según ellos? ¿Nos hablarán de ello achacándonoslo los mayores represores de obreros de la historia? Debe ser una broma ¿verdad?

El primer obrero conocido que jugó en un equipo sevillano jugó en el Sevilla FC y si no fue así, demuestren lo contrario.

Pero eso sí, en un club como el Sevilla FC no jugaría cualquiera. No jugarían rateros, asesinos, golfos y menos aún pagándoles, pues los socios pagaban por jugar según la mentalidad de la época. Y digo esto por ciertas declaraciones de algunos ante un suelto periodístico, donde Ybarra y Osborne nos habla de un muchacho que no llegó a jugar porque tenía “antecedentes sociales”.

Como se dice popularmente, “se la cogen con papel de fumar”.

En el contexto de la España de 1955, donde Ybarra hace estas declaraciones, es necesario explicarles qué significaba tener "antecedentes Sociales" y recordarles lo que era la Brigada Político Social, o el Certificado de Penales para sacar el carnet de conducir, o la Ley de Vagos y Maleantes. Ni puñetera idea, seguramente porque serán muy jóvenes.

Un nuevo giro de tuerca, exprimir las palabras sacándolas de contexto para que parezcan otra cosa, es la tónica general de nuestros rivales deportivos, (y algún que otro “chico nervioso” indocumentado que nos divierte una barbaridad, porque confunde actas con menús  de cenas en el Pasaje Oriente, y al que no echan cuenta ni los suyos), en estas cosas de la historia, porque de otra forma no podrán demostrar sus tesis.

Pero estos son los rivales con los que tenemos que debatir. Qué le vamos a hacer.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   7 comentarios :

  1. Saludos.

    ¿Cómo era aquello? ¡Y tu más!.

    También sería "amontonar mierda para tapar la mierda".

    Hay, además, errores clamorosos: juzgar los actos históricos, de hace más de un siglo, con loa patrones actuales. Error con el que nos topamos una y otra vez.

    Y no hay peor ciego que el que no quiere ver.

    Todo esto es fruto, como dices, de resistirse a aceptar su pasado, todo, por vergüenza. Solo es eso.

    De todas formas, nunca podremos pagarles el favor que nos hacen desde 2005. Nunca aunque lleven desde entonces arrepintiéndose de ello.

    Por cierto... ¿algún papel de 1907? ¿Todavía no? Démosles tiempo, por favor.

    El tiempo y los medios, D. Carlos.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  2. El post "El equipo del régimen" ha levantado ampollas, aunque no era esa la intención, tan solo desmentir que el equipo sevillista era el representante del poder y no solo eso sino que era al contrario. Sin más.

    Pero en vez de rebatir lo que digo, de hecho podrían investigar si esto fue así o no, incluso demostrar que lo era el Sevilla FC, pecan de aquello que critican.

    Contraatacan poniendo otros artículos y al final se convierten en lo que creen soy yo y no toleran.

    Las palabras conciliadoras al final se las lleva el viento, una pena realmente porque si hubiesen actuado a tiempo cortándole las alas a aquel que vino a reirse, a destruir, a ejercer de troll y a malmeter, hoy estaríamos debatiendo todo esto con toda la normalidad del mundo y otro gallo cantaría.

    Al final mi moderación durante este par de años en La Palangana en pos del objetivo ha quedado en un segundo plano en necesidad, pues si haces un esfuerzo y al final te encuentras a este pájaro al que se le permiten todas estas tropelías, se puede llegar a pensar que al final se han quedado conmigo.

    No pasaré por ello, aunque mi puerta siempre está abierta a los que sigo considerando mis amigos.

    ResponderEliminar
  3. En cuanto a la españolización, también el protosevillismo fue pionero. Podemos pensar cómo la McAndrews cambió su nombre a MacAndrews para hacerlo más fácil de pronunciar en español (esto viene en su página web), o cómo Hugh McColl se cambió su nombre a Hugo por las mismas razones.

    Que en eso también llegaron tarde los vecinos de Heliópolis... XD

    ResponderEliminar
  4. Caramba, qué casualidad que fue en 1908 cuando el Sevilla FC contaba con 80 jóvenes encuadrados en 5 equipos. Todos marqueses, condes, vizcondes y barones, una clase social más numerosa que la del "populacho" como todo el mundo sabe ¿verdad chusti?

    No todo debe estar abierto a interpretación, querido amigo, hay cosas que son como son y esto es que en 1955 la denominación de "antecedentes sociales" existe encuadrada en las leyes represoras de la época. Tú sabes de esta materia, compruébalo.

    Aquí no hay interpretación que valga.

    Y ahora mi pregunta: ¿a cuántos chavales habrá echado el Betis para atrás injustamente a lo largo de su historia y cuántas veces lo habremos utilizado los sevillistas como arma arrojadiza en vuestra contra?

    Tío, ya está bien, que lleváis cien años machacando al sevillismo con la historia del obrero y mil cosas más y yo llevo con esto desde 2007 documentándolo.

    ¿Os lleváis las manos a la cabeza por hacer yo lo mismo que estáis haciendo desde siempre? ¿os escandalizáis por ello?

    Dile a zanky que yo no lo hubiera explicado mejor. Ese lavado de cerebro no le iría nada mal, demasiados pajaritos en la cabeza.

    ResponderEliminar
  5. Todo esto es triste Carlos, muy triste.
    Se está perdiendo una oportunidad de oro.

    En fin, será el eterno destino.

    ResponderEliminar
  6. A lo largo ya de mis mas de 50 años de vida, he oído una y otra vez, la misma cantinela , del obrero y del equipo de los señoritos. Lo que si he podido observar , yo que soy y vivo en un pueblo,es que la mayorías de éstos señoritos, hoy en día , empresarios agrícolas, son del Real Betis, y por contra los así llamados empresarios industriales se inclinan mas por nuestro sagrado Sevilla FC. creo que la tradición y la historia van en los genes.
    Un saludo y ¡ viva el Sevilla !

    ResponderEliminar
  7. Madre mía F.A.L.I...

    ¿Enemigos?, ¿Ataque perpetrado hacia los valores por los que tantos béticos en el pasado creyeron luchar?

    (Buen apunte lo de CREYERON).

    Aqui no hay ataques. No hay vueltas de tortilla. No hay ojo por ojo.

    OJO por OJO, escuchad bien, ojo por ojo sería MENTIRA por MENTIRA. No se trata de eso.

    Se ha levantado la alfombra y hay mucha mierda que estaba escondida (Si veis algo que nos pertenezca mostradlo, no lo dudeis. Estamos para eso).

    El puzzle no estaba bien construido porque muchas, muchísimas piezas no encajaban.

    Lo hemos desmontado, estamos poniendo las piezas sobre la mesa y estamos intentado volver a colocarlas en el lugar que corresponde.

    Desde el principio el Sr. Romero os invito a participar, pero al parecer, mostrábais una mano mientras escondiais piezas en la otra.

    Seguramente nunca dejasteis de vernos como ENEMIGOS en lugar de como rivales deportivos.

    Tenemos motivos sobrados para escupir al menos 50 años de mentiras, de bulos, de medias verdades y de historieras del abuelo cebolletas para contrarrestar el maltrato de la historia sevillista, pero no se trata de eso.

    De trata de investigar, comprender, constatar y enseñar. Favorezca a nuestras tesis preconcebidas o no.

    Y por favor, agarraros ahora a una frase reinterpretada 50 años despues y sacada de contexto para justificar los pilares de un castillo de naipes es lamentable.

    Más allá de que los "antecedentes sociales" hoy en día pueden ser buenos, malos, o todo lo contrario ( que en aquella época significaban lo que significaban y tenían una carga negativa)...
    ¡el tipo quería cobrar por jugar, en lugar de pagar por jugar como hacían el resto!
    Menudo prenda tenía que estar hecho...
    Si decidis entender esto como una batalla lo lamento. Pero aqui estaremos y cual gaditano, con las bombas haremos tirabuzones.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM