rel='nofollow' target='_blank'/>

21 noviembre 2011

SE ENCIENDEN LAS ALARMAS

Lo he dicho, alguien me lo ha recriminado, pero sigo pensándolo así. No he visto en el Athletic Club de Bilbao un equipo mejor que el mío. Eso sí, ha ganado debido a dos hechos fundamentales: uno por la concatenación de infortunios en el segundo gol recibido y por el juego plano en ataque del Sevilla FC.

No se sabe por qué cosas de la fortuna seguimos en el quinto puesto y en posiciones europeas tras los últimos partidos, quizás porque la media inglesa inicial sirvió de mucho.

Se abre un nuevo debate en el sevillismo, quizás porque estos debates gustan mucho en nuestra parroquia, cuando pensamos, comparando, si nos equivocamos de entrenador a la hora de ficharlo, frente al que llegó dirigiendo deportivamente del club bilbaíno. Y qué quieren que les diga, el Ath. Club tampoco es que esté muy despegado en la clasificación, su hacer por tierras norteñas tampoco ha sido como para tirar cohetes y andamos a la par, todavía por encima de ellos, esperemos que por mucho tiempo.

No podemos olvidar las circunstancias en las que se desarrolla el posible fichaje inicial de Bielsa a principios de temporada, donde este entrenador pretendía hacerse cargo e intervenir en muchas parcelas del equipo sevillista, amén del dineral pedido. Un entrenador que no casa con el sistema de dirección deportiva establecido en el Sevilla FC.

Marcelo Bielsa fue la apuesta electoral de un presidente que lo exhibió para ganar votos, cosa que consiguió, en un equipo rico que no necesita hacer grandes desembolsos en jugadores y en fichajes rumbosos y que se explaya cuando de un entrenador se trata, pues el RH vasco parece que no va con los entrenadores, pero sí con los jugadores.

Estas circunstancias de partida son muy distintas a las del equipo sevillista, donde se puede invertir verdaderos dinerales en la persona que dirigirá el equipo, porque lo tienen, dicho sea de paso.

Aterrizando en nuestro Club, llega el momento en que se encienden las alarmas. El toque de atención severo debe llegar a oídos de Marcelino por parte del Consejo de administración sevillista, al que le va urgiendo poco a poco llegar a la Junta de accionistas con cierto colchón de puntos para que se convierta en la balsa de aceite de los últimos años. Lo último que le hará falta al Sevilla FC será una Junta revuelta debido a los resultados deportivos.

Algo debe cambiar en este equipo plano en ataque, fallón en las ocasiones importantes de los lances del juego en defensa que se desarrollan en los momentos clave, sin el portero salvador de los primeros partidos, (dicho sea de paso, poco pudo hacer en el primer gol Javi Varas, algo más en el segundo), sin la contundencia defensiva a ratos –miedo me dio en alguna ocasión en las que nos presionaron arriba sin poder sacar la pelota- y con un sistema de ataque que se disuelve como un azucarillo cuando llega a 3/4 de campo y sin ideas. Échense a temblar si el equipo contrario inicia un contragolpe tras la pérdida del balón en ataque, una de esas tantas veces que lo perdemos.

Mucho deberá trabajar Marcelino, en poco tiempo además, para lavar la cara a este equipo ramplón, que tiene más calidad de la que es capaz de demostrar en el terreno de juego.

Del árbitro mejor ni hablamos.

Y con esto y un pimiento, una crónica de cumplimiento.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

TECH1publi

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   7 comentarios :

  1. Pues que quiere que le diga Don Carlos

    Amén es poco.

    Nunca son buenas ni las prisas ni los harakiris colectivos y públicos.
    No puedo poner ni una coma a su análisis.

    Un saludo fuerte

    ResponderEliminar
  2. Analizando un poco por encima algo mas el tema Bielsa,del cual se han derramado ya en este verano rios de tinta,decir en favor de Marcelino,si es por comparar,que a la postre eso aqui gusta a partir,decir que Marcelo se ha encontrado un bloque hecho y derecho,y no hecho por cualquiera,hecho por don Joaquín Caparrós Camino,el mejor entrenador forja pilares de grandes edificios,no quisiera encasillarlo solo en eso,me encantaria ver a don Joaquín con un equipo mucho mas de jugadores de renombre que el que tuvo aqui y lo puso en donde lo puso a base de lo que Joaquín infunde a los jugadores,en cambio Marcelino se ha encontrado un equipo en pleno cambio de ciclo,equipo en el que tendrá que meter como sean esos conceptos básicos al menos para no dar la imagen de ayer ni la del dia del Mallorca,equipo al que Joaquín seguro que mete en cintura de aqui a nada,en fin que no es lo mismo coger algo ya hecho,que tener que hacerlo y encima estar arriba compitiendo por lo que aqui ya esta afición pone como mal menor,estar en Europa,un abrazo hermano,buen mini analisis y parte médico del enfermo.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo quisiera, después de hacer un análisis de TODOS los partidos oficiales que hemos jugado hasta ahora, lanzar una pregunta al aire:

    ¿Qué ha aportado Marcelino, hasta ahora, al Sevilla FC?

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. Mientras sigamos jugando con una linea de medios endeble y no lo digo por la calidad, sino por la cantidad, si el equipo contrario te mete a cuatro medios centros y dos medias puntas rapidísimos, como Muniaín y Susaeta, se juntan hasta 6 en el centro del campo, pongamos a quien pongamos, como medios centros siempre estaremos en inferioridad y por eso se pierden tantos balones lo mismo en la media que en la defensa. Cuando el equipo no carbura hay que buscar otras variantes no solo cambiar jugador por jugador que es lo que hasta hoy está haciendo Marcelino.
    Saludos para todos.

    ResponderEliminar
  5. Respuesta a Marcu;
    Dejarnos sin EUROPA.

    ResponderEliminar
  6. Respuesta a Jordi:
    Y sin ilusión

    ResponderEliminar
  7. La diferencia anoche, aparte de la suerte en el segundo gol -suerte que siempre nos es esquiva, el Sevilla jamás mete un gol así, pero sí los encaja- fue la presión. El At. Bilbao presionó arriba la salida del balón, todos sus jugadores lo hacían. En el Sevilla ni Kanouté ni Negredo presionan (situarse mirando a diez metros no es presionar), ni Trochowski lo hace nunca (para mí es una auténtica decepción). Eso hace que los equipos se planten arriba con relativa facilidad. A nosotros nos presionan la defensa y las bandas obligándonos a jugar en largo y aunque Kanouté gane muchos balones, no puede hacerlo todo, máxime con su estado físico.
    No hay menos calidad que en otros equipos, hay menos físico, hoy el fútbol es presión, robo, velocidad y pase.

    Scottero

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM