rel='nofollow' target='_blank'/>

14 diciembre 2011

CUADERNOS DE FÚTBOL (CIHEFE) RECTIFICA

De nuevo el Sr. Balmont.

En el número de este mes de Cuadernos de Fútbol, poniendo por delante al CIHEFE como escudo protector, arramplaba contra “to lo que se menea”. Decía que a esta organización se le distingue por la rigurosidad de las investigaciones. Estamos de acuerdo en cuanto a lo de la rigurosidad de las investigaciones, pero uno de sus miembros, el Sr.Balmont, no une a la rigurosidad de la investigación la rigurosidad de la publicación.

Es curioso, que cada vez que quiere lanzar algún ataque directo, como los que por aquí hemos conocido, ponga por delante “al primo de Zumosol”.

Que soy del CIHEFE y todos estos avalan lo que yo digo”, vamos que es como si lo escribieran ellos, es el mensaje introductorio que deja antes de presentar una relación de inexactitudes que se caen por su propio peso.

Desde fuera lo vemos como un abuso de confianza, lo han tomado como investigador riguroso y creen que “no tomará el nombre del CIHEFE” en vano.

Sería interminable poner los enlaces en los que desde blog, por no ir a otros, le hemos pillado en el renuncio.

No debió gustar mucho en la organización este alegato a modo de “somos los mejores y los demás unos trimperitafletos,” cuando unos cuantos días después se ha modificado el título del artículo y parte de su contenido.

Si el Sr. Balmont lo ha hecho motu propio o empujado por el Centro una vez que se han percatado de lo publicado es algo que no entramos a valorar, es su revista. Desde fuera nos parece acertada la decisión de Cuadernos de Fútbol, y aplaudimos la corrección y mejora (no empeora) la imagen del Centro.

Pertinaz en sus mensajes no le importa saltarse los criterios del propio CIHEFE, organismo al que pertenece, y que ya vimos que el Club de Sevilla cumplía.

Acusa a los demás de tomar decisiones precipitadas, acogiéndose a una breve literalidad sin tener en cuenta el resto de información, y en el mismo comentario, dice, sin ningún rubor ni rigor: “Club Inglés de Sevilla”. Lo entrecomilla y lo pone en mayúsculas, como si ese fuera el nombre oficial del Club.

clip_image002

Es el riesgo de tomar decisiones precipitadas. Sabemos que dispone de los recortes de prensa que vamos a exponer, por lo cual esta utilización del término es deliberada, más allá de un simple error o falta de información.

En una información rigurosa no se puede omitir deliberadamente que la expresión Club Inglés de Sevilla (sin comillas) aparece en la prensa de Huelva, y siempre en informaciones previas al primer partido. Bien es verdad que en otro diario aparece con posterioridad al partido, pero es la misma redacción de las anteriores, cambiando los tiempos verbales, es decir se hico eco de lo publicado, sin más.

clip_image003

En una información rigurosa no se puede omitir que aquello fue la traducción libre de

clip_image004

En una información rigurosa no se puede obviar que, una vez celebrado el partido, y posterior confraternización, desaparece definitivamente de la prensa la expresión “Club Inglés de Sevilla”.

Mientras que los primeros días, desde Huelva se hablaba de Club Inglés, en Sevilla la cosa era distinta. El nombre oficial iba siempre traducido, y solía encabezar las crónicas o anuncios, “Club de Football de Sevilla”.

clip_image005

A partir del segundo encuentro desde Huelva también se denomina “Club de Football de Sevilla”.

Sr. Balmont, en una información rigurosa no cabe “Club Inglés de Sevilla”.

La locución “Club Inglés de Sevilla”, no es la que le corresponde a este Club para denominarlo. Su nombre es “Sevilla Football Club”, en su versión original, el cual aparece únicamente en la carta escrita en inglés; o la recogida siempre por la prensa, “Club de Football de Sevilla”, en su versión española.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

TECH1publi

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   5 comentarios :

  1. Que poquito le queda...

    A quien quiere proteger tanto a su niño que lo abrazo con tanta fuerza y tanto celo que termina por asfixiarlo.

    Algún día los aficionados recreativistas le pediran cuentas de sus actos.

    ResponderEliminar
  2. Saludos.

    Sospecho que tendremos una primavera caliente y hasta ahí puedo leer.

    El Sr. Tántalo, al quiero un montón, ha tenido la gentileza de reproducir ése ejemplo en Neo FM esta tarde y de viva voz. Gracias.

    Por otra parte, el "pesao" del Algarivo, es decir yo, insiste: ¿Cómo es posible que un supuesto organismo de Historia, donde supuestamente se publican trabajos de investigación, donde (según ellos), supuestamente no se emiten artíclos que no estén históricamente respaldados y avalados y observando el rigor científico de la Ciencia de la Historia, permita que uno se sus colaboradores más "importantes", que más trabajos edita, que más respaldo documental aporta... firme con nombre falso?

    Ejemplo perfecto del "respeto" que debemos tenerles.

    "El tiempo y los medios juegan a nuestro favor" (A. Ramírez dixit).

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  3. Hay que distinguir lo que es la organización de lo que cada uno de sus miembros hace.

    Desde luego en este artículo, Balmont, no está de los más acertado.

    Esperemos, en aras a esa rigurosidad que el mismo pide (pedía, porque eso lo ha borrado) se aplique el cuento y empiece a llamar por su nombre al club sevillano de 1890.

    ResponderEliminar
  4. Es increíble vuestra labor.
    De verdad
    Enhorabuena

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

Buscar en este blog

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM