rel='nofollow' target='_blank'/>

19 febrero 2012

ASÍ SE FABRICA UNA MENTIRA

Pues sí, leemos una artículo publicado hace algún tiempo de Isabel Simó, consejera responsable de los asuntos de Historia del Real Betis Balompié, e hija del secretario bético durante varias décadas, Manuel Simó Mateos, donde dice lo siguiente:

“El estadio de la Exposición, que tantas ilusiones había generado entre los béticos, fue incautado por el estado de Guerra para servir de depósito de carros de combate, acuartelamiento de tropas italianas, de caballería, de picadero... Finalizada la guerra, el estadio estaba en una situación tan lamentable que, según testimonio de Simó, quien realizó el inventario, se acordó  abonar una cifra simbólica de 166 pesetas al mes desde 1939 a 1961, pues se tuvo que hacer frente a cuantiosos gastos en la reconstrucción del mismo, hecho que no le permitió hacer buenos fichajes para la temporada 1939/40, quedando sólo de la mítica plantilla de la temporada 1935/1936 los jugadores Saro y Peral.
Tal vez debió solicitar la no participación en la competición de Liga, como hizo el Real Oviedo, pero nuestro Betis es así y como en otras muchas ocasiones, fue más Quijote que Sancho
.”

Pueden ver al artículo completo aquí.

Y es que escribe esto y los más incautos pueden llegar a creérselo.

Isabel Simó profundiza en las mentiras y los tópicos victimistas una vez más a las alturas del siglo XXI que recorremos, pues esto no ocurrió así de ninguna de las maneras.

Felix Martialay y Bernardo Salazar en su libro “Las grandes mentiras del fútbol español”, tildaban esta historieta como mentira, ponían a los mentirosos en su sitio y decían lo siguiente en referencia a 1939 y el estadio bético:

“…Ahora bien, ¿cómo estaba Heliópolis? Por los reportajes gráficos citados, hecho una ruina. Hay, quizá, que reiterarlo para que no pase inadvertido: La cancha llena de hoyos e irregularidades de un palmo de profundidad o altura -según zonas- aquí calva, allá llena de cicutas y zurrón de pastor -"capsela bursa pastoris", es su nombre técnico, no vaya alguno a creer que había bolsas de trashumantes de merinas. Los muros de mampostería con derribos parciales, las alambradas caídas en grandes extensiones ... Y, nadie le había metido mano todavía. …”

“...Y el campo fue arreglado. Seguramente el Ayuntamiento corrió con todos los gastos. Cómo quedó de coqueto pueden verlo. Quienes tengan curiosidad en el semanario "Marca" número 4, de fecha 11 de enero de 1939…”

Como somos muy curiosos decidimos comprobarlo.

Efectivamente, el Betis, firma un acuerdo de cesión del estadio de la Exposición Iberoamericana el 16 de julio de 1936.

image

Pero no puede hacerse cargo de él por varias razones. La primera fue porque estalló la guerra dos días después y la segunda porque el estadio estaba ya en un estado penoso por su abandono de años y el Betis sufría una crisis galopante durante esos meses, por lo que no tenía dinero para arreglarlo, y su presidente dimitido.

Es cierto que las tropas fascistas acamparon en el estadio, debió tirarse una valla en el gol norte para que la maquinaria de guerra pudiese entrar, pero no menos cierto es que fue la directiva bética la que pidió el permiso de obras para que esto sucediese así, tal y como consta en los archivos municipales.

[fascistas_italianos.jpg]

Todo esto consiguió agravar más aún el estado de deterioro del estadio, ante lo cual el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla,  en colaboración con las autoridades militares, deciden arreglar el estadio y dejarlo como nuevo desde varios meses atrás, sobre 1938, estando la guerra aún en vigor. Una gran re-inauguración se avecinaba, con invitados de “postín” en abril de 1939, aprovechando el campeonato de Andalucía y frente al Sevilla FC.

[Inauguracion Stadium[4].jpg]

Todo esto no se debe al azar. Hay quien pretende que no me detenga en estos detalles, que hable de los directivos por sus méritos futbolísticos o de gestión y no por los políticos, una deferencia que debemos tener desde aquí, pero que nunca tuvieron desde allí. No podemos ser infieles a la historia. José Cuesta Monereo, auténtico cerebro del golpe en Sevilla, curiosamente fundador del Balompié, presidirá en el palco bético la inauguración junto al principal actor, Queípo de Llano.

image

Isabel Simó omite datos, los esconde sibilinamente, dejando entrever que la guerra acabó con su equipo en clave victimista, cuando en realidad lo que ocurrió es que la guerra probablemente les salvó. Curiosamente de nuevo, en 1939 cuentan con un estadio nuevo, las deudas desaparecieron por arte de Birlibirloque, con un equipo completamente renovado y entrenado desde meses atrás y no nos cuenta que los jugadores que perdieron fueron vendidos por el Betis antes de la Guerra Civil. Aún así, los años siguientes fueron aciagos para el Betis, que poco tiempo después comenzaría su calvario particular bajando de categoría hasta Tercera División.

El Sevilla FC ya pagaba una cuota de alquiler por el campo Reina Victoria de 2000 pesetas al año en 1918. Que ustedes pagasen menos de esa cantidad en 1939, 21 años después, por un estadio que no tuvieron que construir, me parece irrisorio.

¿Creen que en estas circunstancias, el Betis debió solicitar, al igual que el Oviedo, la no participación en el Campeonato de Liga en 1939?

Señora Simó, usted no necesita de mentiras para ostentar su cargo y si lo ostenta, no está lo suficientemente preparada para desempeñarlo por desconocimiento.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   11 comentarios :

  1. jojojojo de guatemala a guatepeor y es que no aprenden.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me da que esta mujer no ha leído El Quijote en su vida. Sancho acaba en un proceso de "Quijotización" de la leche.

    ResponderEliminar
  3. Pues si no está informada es que no quiere estarlo.

    En 2004, coordinó la elaboración del Censo de Archivos, Fondos y Colecciones de la ciudad de Sevilla, en lo referente a archivos privados o de colegios profesionales, entre otros organismos. La selección de Simó se ha realizado a través de un concurso de libre designación.

    Desde el 2005 es Directora del Archivo de Indias.

    Su padre, Manuel Simó, fue el que recogió los papeles que quedaron del bombardeo de la Secreataría de la calle Bilbao.

    De casta le viene al galgo.

    ResponderEliminar
  4. Vaya repaso jejeje...Leerá el artículo la srta. en cuestión? Se sonrojará?
    Buen trabajo Carlos.

    Un abrazo,
    Pepe Gonce

    ResponderEliminar
  5. Otro ZAS en toda la boca, y los que imagino quedarán por dar, amigo Carlos...

    Nunca aprenderán XD

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. y yo me pregunto, si es verdad que mienten sibilinamente... ¿no les da vergüenza tener que inventar cosas por no reconocer la triste realidad? ¿están orgullosos renegando de la verdad? son mas felices con el que dirán que con su verdadera historia... es muy triste, es como si yo a un extranjero o alguien que no le guste el futbol le digo que el sevilla tienen 3 champions, quedaria de arte con el, le vacialria un taco... pero que triste y ruin seria conmigo mismo, es como si me avergonzara de la verdad de mi equipo.
    en fin.

    ResponderEliminar
  7. Saludos.

    Son recursos infantiles, de inmadurez.

    Los niños mienten sin ser plenamente conscientes de lo que hacen. Es parte de su formación mental y un requisito necesario para poder distinguir porque no movemos por oposición en casi todo.

    Achacarle la culpa al otro lo podemos ver cada día en colegios y guarderías. Hurtar la responsabilidad, se llama, aunque a niveles elementales, primarios. Los niños no son culpables de ello. Los adultos, si.

    Mas adelante, cuando son conscientes de que hay dos posibles formas de ver lo hechos y que una de ellas es falsa (pero la que más les conviene), tratan de escapar de sus mentiras usando el ése recurso: "el profe no me traga", "me tiene mania", "la ha tomado conmigo...". Siempre buscan al autor de sus defectos fuera de ellos mismos con tal de no admitir sus carencias y responsabilidades.

    El mundo me trata mal.

    El mundo es injusto.

    Yo soy bueno pero el mundo no me deja.

    La culpa es del mundo.

    O del Sevilla F.C., pongamos por caso.

    Asombran esos comportamientos en mentes supuestamente muy bien formadas y con intelectos de primer nivel.

    Incluso pueden asustar... salvo que la clientela interna los consuma envasados y a granel.

    Cuidaros.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué poca vergüenza!
    Ya ahora se tirarán a su cuello Sr. Romero, matizando cualquier coma o cualquier palabra de sus texto. Lo mismo dan la callada por respuesta como cuando no les interesa.
    Que se inventan la fecha de un documento; ¡toma!, refriegan que usted está equivocado. Que les descubre el error, silencian la evidencia.
    No tienen arreglo.

    ResponderEliminar
  9. Dice la Sra. Simó;
    "...y baterías apostadas en el Ayuntamiento lanzaron obuses contra el Gobierno Civil, situado en la trasera del Hotel Inglaterra. Uno de ellos entró por una ventana de la secretaría del Betis, ubicada en el número 2 de la calle Bilbao, y prácticamente la destrozó."

    ¿De verdad que se cree esto?

    ResponderEliminar
  10. El papel de Cuesta Monereo en el golpe del 36 y en la brutal represión desencadenada en Sevilla fue crucial. Una de las víctimas, por cierto, fue el médico del Sevilla FC, el doctor Puelles, como muy bien se explica en otra entrada de este magnífico blog. Para que luego presuman de no sé qué milongas de "equipo popular" o hasta "de izquierdas"...

    ResponderEliminar
  11. #lanavedelmisterio

    Una vez mas.

    Gran postbDon Carlos.

    .- David Zahara -.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM