rel='nofollow' target='_blank'/>

06 mayo 2012

RENOVARSE “Y” MORIR

O CRÓNICA DE UNA AFICIÓN QUE ESTÁ, HOY POR HOY, MUY POR ENCIMA DE SU EQUIPO.

Le decía ayer a una amiga que nunca vi a los Biris en tal estado de cabreo como ayer mismo. Ni tan siquiera cuando la afición estaba tan dividida, como cuando Jiménez entrenaba al equipo sevillista. Me di cuenta un poco más tarde que no era cierto, en 1995 estaban mucho peor y en algunas ocasiones más tarde también, muy contadas veces entre las que podemos contar las del “otro año igual”,  y ayer fue una de ellas en el que el canto estrella fue “súbeme el carné”.

Y no es para menos, tras la pésima temporada en la que en algún momento, alguno que otro temió por la pérdida de la categoría por como deambulaba el equipo por esos terrenos de juego de la vida, la guinda del pastel fue que el segundo equipo de la ciudad viniese a tu casa y te ganase.

Esto es algo que debería aparecer en el contrato de los jugadores y los entrenadores. Debería haber una cláusula de obligatoriedad de ganar a los equipos inferiores, todos, pero especialmente a los de tu ciudad, sin dar más señas no sea que se molesten, bajo pena de que les quitaran la mitad del sueldo de por vida sevillista y tener que ir de rodillas en peregrinación a la Meca con orejas de burro puestas.

No se puede perder o empatar con los equipos con los que lo hemos hecho esta temporada, donde todo estuvo baratísimo y donde se podrá ir a Europa con cincuenta y muy pocos puntos. Un equipo, el sevillista, tildado como de “ressucitator” y donde la Fábrica de sueños lo era efectivamente, pero para los otros. Racing de Santander, Granada, Betis, Getafe, …

El Sevilla FC ha sido esta temporada la representación de las hermanitas de la caridad, pero con hábitos y todo, en Planet Football.

He de confesar, como así hemos de hacerlo muchos, que la temporada se presentaba ilusionante. Un reconocimiento tácito por parte del mismísimo presidente del Sevilla FC sobre el cambio de ciclo necesario, a falta de flecos que pueden considerarse importantes, como la ausencia de un delantero y una cierta descompensación del equipo, hizo que muchos viésemos hechos tangibles y claros como para cortar la racha descendente del equipo en los últimos años. Así mismo, una pretemporada brutal, hizo aumentar aún más la ilusión y la expectativa.

No terminó Agosto cuando ante un equipo probablemente inferior en Europa, como el Hannover 96, nos hizo morder el polvo a las primeras de cambio, algo que se ha repetido en los momentos clave donde el equipo necesitaba dar el Do de pecho en todas las competiciones donde ha participado.

Un equipo ramplón, que se arrastra la mayor parte del partido, que no atiende a los esquemas del entrenador, dando sensación de inseguridad permanentemente, desaplicaciones incomprensibles, y mil cosas que hemos podido comprobar, a excepción de un pequeño grupo de jugadores que sí parece que se ha dejado el alma, como han podido ser Gary Medel, Fernando Navarro, un jugador que cada día crece más a pesar de sus errores como es Fazio, sin desmerecer a un Navas inconmensurable, o un Kanouté que ha hecho lo que ha podido el hombre, que con salir al terreno de juego ya tenía bastante.

¿El resto? Para olvidar. Jugadores como Spahic, Coke, Manu del Moral, (sí, a pesar de los goles marcados pero con el doble de ellos fallados incluso algunos a puerta vacía), Negredo, Rakitik, (¿sigue lesionado?, esperemos noticias), la decepción de Trochowski, y los que quedan que no salvaremos de la quema.

Ya he dicho por activa y por pasiva que para mí, en mi corto entender, no ha problemas de planificación especialmente graves, aunque haberlos hay los. Insisto, puesto por puesto comparativamente hablando con otros equipos, el Sevilla FC tiene las cuarta o quinta mejor plantilla de la Liga, siendo benevolente con muchos otros equipos. Pero no nos equivoquemos, una cosa es tener plantilla y otra es tener equipo.

También he dicho que un entrenador se puede equivocar, pero cinco entrenadores, no.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que los problemas achacables a la planificación, tales como falta de un delantero buena parte de la temporada y tener un equipo un tanto descompensado en algunos puestos, (fíjense en otras plantillas y esto lo verán mucho mas acuciado), ¿dónde está el problema?

Sin atender a la rumorología que a uno le llega por diversas fuentes, y a la que hay que echarle la cuenta justa y necesaria, es decir, ninguna, no hay más remedio que mirar al vestuario. Algo pasa en el vestuario que no alcanzamos a comprender. Pero claro, quienes no tenemos la obligación de entender nada somos los aficionados sevillistas, que esperamos los mejor de nuestro equipo.

Tengo la gran suerte de ver, muy superficialmente, claro está, cómo trabaja mi club. Les puedo asegurar que, hasta donde yo veo, se trabaja muy duro, con una profesionalidad digna de admiración, teniendo en cuenta que es mucha gente la que trabaja. Un club perfectamente departamentado, con una cabeza al mando como es José María del Nido, con una operativa del día a día manejada por Manolo Vizcaíno.

Por lo tanto no soy sospechoso de atacar a mi club por atacarlo, sino que intento razonar todo de la manera más objetiva que sé hacer, pero es este Club funcional el que debe detectar cual es el problema exacto del vestuario y extirparlo, sea humano o sea de la índole que fuere, si lo fuese. Y esta es la asignatura pendiente de este Consejo de administración, que como todos en esta vida, tenemos un crédito que no debemos agotar nunca.

Frente a este Consejo de administración tenemos a una afición mu cabreada. Los directivos actuarán como crean conveniente, su gestión arroja un superavit importante en la globalidad, esto no lo discutirá nadie, pero deben ser conscientes de que los aficionados tienen un cabreo monumental, que de alguna manera u otra va a tener consecuencias, que si bien son tangibles en este momento allá donde el aficionado pueda manifestarse, puede –además- verse materializado a medio plazo, como por ejemplo en la campaña de abonos, con uno de los carnés más caros de la Liga. Esto es indiscutible.

Y el Consejo de administración debe ser consciente también de que quien hace el esfuerzo de pagar más, quiere más de su equipo. Esto es como que uno más uno es igual a dos, queramos verlo por donde lo veamos y asumirlo.

Por lo tanto deben ponerse las pilas, detectando el problema existente, continuar con el cambio de ciclo, (tantas veces como sea necesario hasta conseguirlo), y volver a ilusionar a la afición de cara a la próxima temporada, algo en lo que desde ya deben comenzar a trabajar y haciendo el esfuerzo para cambiarse algunos chips.

La afición al mismo tiempo deber ser consciente, tal y como podemos comprobar en el día a día de las competiciones futbolísticas, que quien tiene dinero llega más lejos. No podemos competir igualmente con un Jeque y además somos tontos, porque pagamos a los clubes de donde provienen nuestros jugadores.

Tontos, pero tontos del culo. Qué les voy a contar.

Hay que renovarse definitivamente durante un ciclo más y si esto no es posible, mejor morir para que otros, vivitos y coleando, lo consigan.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

image

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   14 comentarios :

  1. Que empiecen por renovar a Míchel dejándole libertad para montar el equipo de la temporada que viene a su gusto y luego ya veremos.

    ResponderEliminar
  2. Perfecto...poco más que añadir. Pero soy partidario de no morir en el intento y renovarse por encima de todo...y si puede ser con Caparros mejor.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. De todos es sabido que no es éste que ahora comenta un aficionado de esos "críticos", pero, tampoco debemos esconder la realidad, y, es cierto el cabreo y/o cansancio de esta afición, quizás mal acostumbrada, pero bueno, es lo que nos tocó y nos toca vivir, los grandes tenemos eso.

    Estoy totalmente de acuerdo con tu post, creo que, después de lo visto y vivido ayer en Nervión, la directiva sabe o debe saber lo que quiere la afición para volver a ilusionarse y creer en este proyecto que algún día catalogaron de indestructible.


    Un fuerte abrazo, amigo!

    ResponderEliminar
  4. Suscribo cada una de tus palabras, Carlos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Estoy muy de cuerdo. Pero debe existir una renovación total, comenzando por el Consejo, para que esta INDECENTE temporada no se repita jamás.

    ResponderEliminar
  6. Perdona, pero no entiendo eso de que si no pueden renovar que mueran y que otros vivitos y coleando lo consigan...

    ResponderEliminar
  7. Sí, es una frase esta última que no termino de hacer encajar en el escrito. Pero el caso es que hay que conseguirlo sí o sí. No hay otra. Igual quito esa frase última otra vez, no me convence.

    ResponderEliminar
  8. Lo suscribo todo excepto esta frase:

    "El Sevilla FC ha sido esta temporada la representación de las hermanitas de la caridad, pero con hábitos y todo, en Planet Football."

    Si hubieran llevado hábito, algunos goles por debajo de las cachas se hubieran evitado.

    ResponderEliminar
  9. y tiene mas dinero el osauna, el mallorca,el levante.el bilbao,el betis igua nos pasa sin un duro....puro corporativismo y sectarismo......PEDRO

    ResponderEliminar
  10. Con matizaciones, estoy bastante de acuerdo con el análisis global que realizas. Mi duda es si, de una vez por todas, sin ambages ni paños calientes, se va a realizar una autocrítica real y un análisis profundo y sosegado de la situación. Es decir, ahora que no hay árboles en forma de goles de Rodri en el descuento ni triples empates que te colocan quintos de forma milagrosa, se va a ver el bosque pero de verdad.

    ¿Se pondrán las bases de qué se quiere o se irá dando tumbos al son de la irregular música que suena? ¿Se volverá a hacer una huida hacia delante arramplando contra todo lo que se mueve (prensa, árbitros, afición...) con tal de desviar la atención o se realizará un sesudo ejercicio de reflexión y autocrítica constructiva?

    ¿Empezamos con un Sevilla canterano, con gente de la casa y con casta y coraje o no? ¿Caparrós? ¿Y por qué no Tejada? ¿Y por qué no Michel?

    Complicada decisión sin duda. Pero, en los momentos de crisis es donde se ve la verdadera capacidad y categoría de los directores.

    Yo ya estoy expectante y ansioso de cara a la 2012-13. Y, qué coño, ilusionado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Un placer como siempre Carlos
    Con todo respeto a quien lo valoró de forma diferente -aunque parezca fácil opinar ahora-, sigo sin entender, como el proyecto de esta temporada que finaliza, podía concitar tanta ilusión.
    Quiero pensar, que esa ilusión se basaba, mas en el hecho de haber soltado lastre de la plantilla, o a la renovada ilusión anual, inherente a cada aficionado, que a la posible aportación de las nuevas incorporaciones, entrenador incluido, que no llegaban precisamente, con un bagaje relevante para crear esas expectativas.
    La temporada ha salido como ya sabemos. No es menos cierto, que si a pesar de todo –y el enfado no nos impide ser ecuánimes-, la suerte hubiese acompañado un poco, solo un poco en determinados encuentros, quizás anoche, hubiésemos refrendado la continuidad de este ciclo histórico clasificatorio.
    Pero a la suerte hay que ayudarla, y parece evidente, que aunque el Consejo de administración ha trabajado, posiblemente con mas ahínco que nunca, buscando soluciones deportivas y económicas, no ha acertado. Como bien apuntabas Carlos, el crédito es enorme, pero no inagotable.
    Tampoco pienso que el cabreo de la afición, por diversos motivos, provoque una merma de socios. Se producirá por otros motivos. La masa social sevillista es fiel hasta la extenuación, y mas allá. Sólo la cruel realidad del inhumano sistema capitalista, y las nefastas repercusiones en nuestra tierra, mermarán la presencia. Ayer, compañeros de grada en Gol Norte durante los últimos lustros, se despedían emocionados, porque sus situaciones laborales les impedirán renovar su abono de toda la vida. Me encantaría que desde el Club, se busquen fórmulas, para evitar que todos los que padezcan esa situación, pierdan, como me decía uno de ellos, la ilusión de su vida: venir a ver a su SFC.
    Poniendo punto final, quiero expresar mi gratitud a José Miguel González “Michel”. Estoy absolutamente convencido, que su trabajo ha sido vital, para que permanezcamos en 1ª división. No olvidemos, que antes del partido de ayer, estábamos a 6 puntos, solo 6 puntos, de un club con serias posibilidades de descenso. Y que decir de Jesús Navas… ¿Alguien puede dudar, que la aportación de “Michel” ha sido esencial, para la evidente mejora de un Navas estancado, que ahora explota sus innatas condiciones en plenitud? La gestión del vestuario, de ese vestuario que ahora muchos quieren limpiar, y que estaba en situación límite, ha sido para mí excelente.
    Por ello, esos que tan poco nos quieren, insisten machaconamente en el cambio de entrenador. No son tontos, y saben que tienen ante ellos a alguien diferente, que les hará frente, con sólidos e irrefutables argumentos, y lo que es mas importante para mí, con solvencia para liderar un nuevo proyecto, que esta vez sí, me ilusionaría.
    Le agradezco Carlos, la posibilidad que nos brinda de aportar nuestros comentarios.
    Salud.
    José Arjona
    Socio 900 SFC

    ResponderEliminar
  12. Señor Arjona, un placer leer opiniones como la suya. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Acertado comentario.Espero que la experiencia nos ayude a rectificar y mejorar el proyecto de equipo que se quiere.Los errores de planificación,sobre todo en los dos últimos años, nos han llevado al resultado de esta temporada.Hay que darle relevancia a la figura del entrenador y reorientar a una plantilla que en contadas ocasiones ha sabido formar equipo.
    Desde el Consejo se debe cuidar al sevillismo y tener ideas innovadoras de cara a los abonos de la próxima temporada:un Sánchez-Pizju án lleno es mucho mejor que uno donde abunden los huecos.
    Partamos de las acciones que nos dieron éxito,del trabajo bien hecho que nos proporcionó triunfos impensados.
    Que la unión equipo-afición-directiva sea como el proyecto que siempre ha definido Del Nido: indestructible.
    Un cordial saludo sevillista a todos.

    ResponderEliminar
  14. Estoy totalmente de acuerdo en que tenemos una de las mejores plantilla de 1ª pero no así el equipo que en algunas ocasiones daba pena verlo.
    Con respecto al entrenador, yo era de los que no me caía muy bien Míchel pero después de la rueda de prensa de ayer, que puso a más de un junta letras en su sitio tiene todo mi apoyo y espero que cuenten con él para el nuevo proyecto.

    Un saludo Carlos.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM