rel='nofollow' target='_blank'/>

17 junio 2012

REFLEXIONES ALVARADIANAS

La única forma en que la gente se entienda es hablando claro. Nada de medias tintas. Hablar claro es el punto de inflexión donde se marcan los territorios de las ideas, las fronteras éticas que no deben traspasarse y sobre todo lo que te acerca a determinadas personas y lo que te aleja de ellas. A partir de ahí lo raro será que exista el odio, no necesariamente la amistad, porque sabes a qué atenerte.

Ya dije a Jesús Alvarado públicamente en twitter que hay cosas en las que estoy de acuerdo con él y cosas en las que no. Pero esto es como la vida misma, aquí no vamos a descubrir América ahora. Él lo ratificó diciéndome lo mismo, es lo normal. Él es un tío directo y te dice las cosas como las siente, se nota cuando hablas con él. Yo soy igual.

No me gusta que Jesús generalice cuando hace críticas. Yo entiendo que no debe arremeter contra el sevillismo crítico y lo entiendo porque si somos los grandes de Andalucía en gran parte es por eso. A veces me he sentido aludido porque mi pensamiento es distinto a su forma de entender el sevillismo y el fútbol y no nos ha dedicado precisamente “bonitas palabros” a los que no pensamos igual. El sevillismo de granito tiene amplias expresiones, múltiples sendas propias de una afición con criterio,  muy alejadas del pensamiento único y a diferencia de otros no es una afición conformista. Es muy jodía, pero es la que tenemos y si no lo aceptas tienes un problema.

Así mismo el fútbol tiene tantos entrenadores como aficionados existan. Cada cual lo entiende como el culo si le viene en gana, pero eso no hace daño a nadie. Que alguien te lo recrimine rozando el agravio, sí,

Sí sé perfectamente, salvo muy honrosas excepciones, qué tipo de prensa deportiva sevillana es con la que tenemos que lidiar y soportar, de hecho he dado buena cuenta de ella en este blog que están leyendo, pero si me repitiese todos los días una y otra vez terminaría por cansar a todos y el efecto que quiero conseguir sería el contrario. Es lo que ha sucedido en mi corto entender. Su crítica, cansina, que ha confundido con la libertad de expresión en ocasiones, se ha vuelto contra él, sus enemigos solo han tenido que esperar sentados en el escalón de la puerta de su casa con su marcha de los medios oficiales y ahora son más fuertes que nunca. Es mucho más efectivo dar fuerte de vez en cuando, que dar todos los días cansinamente, da igual la intensidad.

Y es que yo pienso que Jesús Alvarado como ente es un torrente de sevillismo inmenso, que en los últimos tiempos ha estado muy desaprovechado, así se lo he dicho a gente cercana y hoy se lo digo a él y al mundo mundial. Como también he dicho, a ver con qué chaladura nos sorprenderá hoy el majara este, (cariñosamente dicho, quede claro). Pero utilizar tales sinergias, fuerzas centrífugas y centrípetas al mismo tiempo, como remolinos, solo las pueden provocar él y el presidente del Sevilla FC.

Fuerzas que entre el sevillismo pueden llegar a provocar para delirio de la mayoría y no haberlo puesto en marcha de verdad, porque otras cuestiones nublaron su horizonte blanquirojo, es algo sobre lo que deberá reflexionar en algún momento y un pecado del que tarde o temprano deberá arrepentirse.

Jesús Alvarado es una persona que conozco. Hemos coincidido en algunas ocasiones, no es mi amigo, tampoco es mi enemigo en absoluto y le tengo en gran estima. Pero chicos, a los “anti”, siento decíroslo, los de colorao son los míos, él sabe, porque se la conté y la comprendió, la epístola del hermano pequeño al que le pego las collejas que sean necesarias, pero que nadie me lo toque porque a fin de cuentas es mi hermano por muy chungo y metepata que sea, o no. Hay veces en las que el hermano pequeño me toca ser a mí, dicho sea de paso, uno no tiene vocación expresa de ser hermano mayor como comprenderéis. Hablando en términos futbolísticos, quede claro, el último de los sevillistas está por delante del primero de cualquier otra afición, o el periodista tendencioso,  y es de lo que no se enteran algunos. 

¿Pero saben? Fíjense que estamos hablando de una persona muy concreta y esto no es casualidad. No hablamos de Antonio Martínez, José González, o Filomeno García, personas muy respetables y queridas en su casa con locura, por sus amigos, sevillistas de pro, probablemente con muchos años de carné. Hablamos de un señor que ha puesto los pelos como para colgar llaves inglesas del quince a cientos de miles de personas. No se te olvide, querido.

Su aportación al sevillismo ha sido excepcional. Señor mío, señor “anti”, usted miente si dice que no ha llorado cuando Luis Fabiano marcó aquel gol en Eindohven,  mucho más cuando Kanouté marcó el cuarto, ambos  de viva voz de Jesús Alvarado. Y todavía hoy le recorre un nosequé por el espinazo si se lo repiten. Al pan, pan y al vino, vino. Póngase de pie, haga el favor.

El orgullo con el que miles de sevillistas exhibieron junto a él a través de las ondas, a través de Internet, ese sevillismo que se vive a miles de kilómetros de distancia gritando a viva voz. ¡Aquí estamos, somos el sevillismo!

Ha transmitido su sentimiento de una forma especial, como nunca antes lo vivimos. Jesús, puso voz y corazón a las heroicidades de aquella “Generación del Centenario”. Al corazón de aquel sevillista dormido y anestesiado con el paso de los años y por el que pasaba la vida con ilusión en el blanquirojo subconsciente, pero sin chicha ni limoná en el plano tridimensional. Porque… ¿cuántas temporadas iban ya cantando eso de “otro año igual” que últimamente se compaginaban con aquello de “Del Nido ratero, devuélveme el dinero”, por cambiar de cantinela tras otros pésimos años en Segunda?

Ahora el problema es otro y es que ya tenemos encima a esa nueva generación que se piensa que esto siempre fue como estos pocos años atrás. Los que tienen veinti pocos años, albergaban cuando empezó Jesús a oírse en las ondas hertzianas, no más de 12 o 13 años. Sus pensamientos en blanquirojo han crecido bajo el signo y a la luz del éxito más absoluto. Son a los que más cuesta valorar el sino de un Sevilla FC de las penurias y sus críticas suelen ser de una virulencia descompasada con una realidad que va más allá de donde alcanzan sus horizontes. Los que tenemos cierta edad y peinamos canas, (a los que nos quede pelo, claro está),  valoramos estas cosas como quien degusta un buen vino y su poso de sabor residual que retrotrae a tu mente experiencias metafísicas.

Jesús ayudó a despertar ese orgullo, (otros le llaman prepotencia, bendita prepotencia), un orgullo que el sevillista lleva impreso en el alma genéticamente, como el color de la piel, sea el que sea, o el color del pelo, que estaba como aletargado tras tantos años de medianías.

Gracias Jesús. No darte las gracias como sevillista sería una injusticia, ya te dije que con el tiempo volverás a tu casa, no lo dudo. Los motivos de tu marcha me importan un carajo. Aunque no te perdonaré jamás el infarto que estuvo a punto de darme aquella vez, en semifinales del Campeonato de España frente al Getafe, escuchándote con mi radio. Te lo he contado varias veces. Todavía me tiembla el pulso y tengo pesadillas. Te maldecí hasta límites insospechados.

Déjate un tiempo de periodistas infames, ya les conocemos. Déjate de pitaores, nunca se extinguirán en esta afición, al que tengo detrás me basta con echarle una mirada de vez en cuando. No te dejes embaucar por los cantos de sirena de los aduladores, (sirven más aquellas indicaciones que te hagan reflexionar y que te harán mejorar en consecuencia). Borda el sevillismo como tú solo sabes hacerlo, en blanco níveo, deslumbrante, cegador y rojo carmesí. Transmítelo como si de una herencia divina se tratase, llegando justo al corazón que late en sevillista y que duele. Es tu sino.

No estarás en los medios de comunicación del club por un tiempo, sigues teniendo esa ventana al mundo que es tu blog, tu despedida es tan solo un “hasta luego”, estoy convencido.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   9 comentarios :

  1. Creo que,él que se haya hechado a Jesús de la radio del sfc.es mas un error monumental y que perjudica al sevilla y al sevillismo,mas que lo beneficia,callar bocas como ha hecho el sr Vizcaino hace pensar que se pone mordaza a las bocas que dicen la verdad clara y directa.
    El sr vizcaino no solo ha hechado a Jesús en el debate del sevillismo de los lunes van casi siempre los mismo y no entra nadie por telefono como antes y,asín un sinfín de cosas.
    Y todo esto para darle sitio a gente que ha dejado muy claro su postura en contra del sevilla,un ejemplo clarisimo es él sr Araujo.
    NO me gusta nada lo que esta pasando en el club todo es poco o nada claro y,eso no es tener libertad de espresión si no todo lo contrario.
    Hay muchas cosas mas que no voy a enumerar pero son demasiadas cosas feas y oscuras que me hacen desconfiar del sr Vizcaino.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con tu post Carlos. Un beso para ti y otro para Jesús

    ResponderEliminar
  3. PLAS, PLAS PLAS...

    No se puede hablar mejor, D. Carlos.

    Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
  4. estoy totalmente de acuerdo, es una "pena" que jesús, gran persona en lo poco que lo conozco personalmente, que se empecine con los pitaores, o con los que no nos vale solo el resultadismo, por lo demás de chapó, nadie podía retransmitir con tanto sentimiento nuestra época mas dorada.

    ResponderEliminar
  5. Creo que a todos los sevillistas nos gustó la forma de contar las cosas de Alvarado en un principio. A mí me sucedió, como a muchos otros, que empezó a sonarme cansina y ridícula la continua historia de la prensa destructora, y me aburrió por completo con la suprema gilipollez de los "sevillistas de finales".

    Por otro lado, reconozco que la forma de cantar los goles es emotiva y demás, pero jamás me gustó como narraba los partidos. Sinceramente, me quedo con la narración completa, goles incluidos, de Manolo Lama en la primera UEFA.

    Sobra decir que me alegro muchísimo de su marcha. Las historias para no dormir que contaba últimamente no hacían más que desunir a la afición y manchar la imagen del Sevilla. No olvidemos que el programa tenía denuncias por insultos vertidos en él, que de El Búho nos acordamos pero de eso no

    Un saludo. Espero que éste sea el primer paso para la resurrección del mejor equipo del mundo

    ResponderEliminar
  6. Dice usted .."Yo entiendo que no debe arremeter contra el sevillismo crítico y lo entiendo porque si somos los grandes de Andalucía en gran parte es por eso."
    También podríamos decir que fue en gran parte por los "borregos" (así nos denominan los "críticos" )¿No?. Yo pienso que Alvarado no arremete contra los sevillistas críticos simplemente da su opinión como usted en este artículo. Mas bien arremete contra los papafritas o periodistas criticos.

    "Su crítica, cansina" dice usted ¿no serían mas cansinas las proclamas de parte de la prensa a las que Alvarado se veía casi obligado a responder ya que el sevillismo crítico estaba muy ocupado en despellejar por ejemplo a DON Manuel Jimenez?

    Respecto a los que se sentaron a esperar el momento del final de su colaboracion en los mmoo.... ¡¡casi nueve años de espera ¡¡ Y puede que Jesus vuelva. Sinceramente.......

    Cada cual vive su sevillismo a su manera. La mía es muy semejante a la de Jesus o mejor dicho la de Jesús es muy parecida a la mía.

    Muchas gracias por dejarme opinar y felicitaros otra vez por vuestra extraordinaria labor con la historia.
    Un saludo.

    Vicente

    ResponderEliminar
  7. Pienso que en un país en el que existe la libertad de elegir, con no leer los post ni escuchar a Jesús debería ser suficiente.Por lo menos es lo que yo hago con muchos medios de comunicación y no pido su cierre pues debe de haber de todo.
    También el Sr.Romero cuando coge la retahíla con los seudohistoriadores del Betin güeno podríamos pensar que siempre está igual, sin embargo me considero seguidor de su blog porque me gusta y me da lo que quiero leer.
    Finalmente pienso que todo el mundo tiene derecho a expresarse dentro de unos margenes y que cada uno lea,vea o siga lo que quiera.
    Un saludo. MARINA

    ResponderEliminar
  8. Haces un balance de Jesus Alvarado citando cosas buenas y malas, en tu opinión que se asemeja al cansino discurso "lo politicamente corrccto".Pues en la mia y en la de bastantes sevillistas que conozco,esperamos de los que manteneis un blog qe sea tu verdad la que publiques sin medias tintas.Asi es que no te pongas por encima del bien y del mal y sigue el camino de Jesus porque eso no cansa.

    ResponderEliminar
  9. El trabajo de tantos años deja, como en la vida de todos, luces y sombras. Comparto casi al 90% los postulados de Jesús, quizás porque soy socio desde el año 1967 y he hecho como él nuestra travesía del desierto de 40 años, pero debe tomarse un tiempo para reflexionar y comprender que se pueden defender los intereses del Sevilla FC con "otras formas". Para él mi reconocimiento como banda sonora del Sevilla del "lustro de ensueño 2006-10" y mi deseo de vuelta en un futuro, y para la Palángana Mecánica mi agradecimiento como sevillista por su extraordinaria labor

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM