rel='nofollow' target='_blank'/>

10 julio 2012

LA EXPOSICIÓN DEL CENTENARIO

Continuamos reflexionando sobre las posibilidades de preservación del material histórico sevillista, en esta ocasión recordaremos la Exposición del Centenario celebrada en 2005.

La Exposición, ubicada en el Monasterio de San Clemente, que ocupó más de mil metros cuadrados, fue una ambiciosa propuesta histórica que, con un presupuesto de unos 600.000 euros, coordinó la empresa GPD experta en el montaje de exposiciones y museos, con la supervisión del periodista Nicolás Salas en la parte de la historia de la ciudad y Agustín Rodríguez y Juan Castro en lo deportivo.

image

La muestra constó de tres partes. En primer lugar, se encontraba un bloque de seis espacios en los que se repasó mediante fotografías, recortes de prensa y videos los primeros pasos del fútbol sevillano en 1890, los inicios del Sevilla FC, la época esplendorosa de los años veinte, en la que el conjunto nervionense se hacía año sí y año también con la Copa de Andalucía; las décadas de los treinta y los cuarenta, en las que el equipo hispalense se coronó en la cima del fútbol nacional. La época en la que se construyó el Ramón Sánchez-Pizjuán y los agridulces sesenta y, finalmente, la evolución del Sevilla en los últimos treinta años.

image

image

image

image

image

Seguidamente se encontraba la sala ‘Presente y Futuro del Club’. En ella aparecían todos los nombres de jugadores, entrenadores y presidentes que ha tenido la Entidad andaluza. Además, se pudo contemplar cinco magníficos óleos de cinco presidentes relacionados con las cinco efemérides claves en este siglo de vida de la Entidad. José Luis Gallegos, fundador del Club, el Barón de Gracia Real, presidente en las bodas de plata, Ramón Sánchez-Pizjuán, presidente en las bodas de oro, Eugenio Montes Cabeza, presidente en las bodas de platino, y José María del Nido Benavente, presidente en el Centenario. Por si eso no fuera poco también se expusieron los 12 trofeos más importantes que ha conseguido el Sevilla en toda su historia, (teniendo en cuenta que hablamos del año 2005 y no habíamos conseguido aún la larga serie de trofeos nacionales y europeos), así como unos paneles con estadísticas que recogían todos los partidos oficiales que disputó el conjunto hispalense hasta el momento.

image
image

Por último, se pudo visitar la sala de ‘El Templo’, donde se expusieron doce camisetas de diversas épocas. Asimismo, los visitantes pudieron ver una serie de emisiones audiovisuales, en las que se resumió la historia del Decano de la capital hispalense, así como fotografías de los 14 mejores jugadores de la historia del Sevilla y de la afición nervionense en distintas épocas.

De las muchas existencias expuestas, destacó sobre manera un video de un choque copero que disputaron en 1928 Sevilla FC y FC Barcelona. Vídeo grabado en una época en la que comenzaba arrancar el cine en España y que, lógicamente, carece de sonido, pues hasta ese momento todo el celuloide que se producía en el país era mudo.

A pesar del gran valor del antiguo video, fue destacable también uno de los balones expuestos en el Monasterio. Se trataba del esférico con el que las selecciones española y alemana disputaron el 12 de mayo de 1935 un apasionante encuentro internacional. El meta Guillermo Eizaguirre, que jugó ese día como arquero titular del combinado nacional, recibió dicho cuero como mejor jugador del choque. 70 años después el balón sigue casi intacto.

El precio de las entradas para la Exposición fue de un euro para socios y tres para aficionados en general.

Hasta aquí, el texto está adaptado y basado en el publicado en Sevilla Grande y creo que podríamos hacer algunas reflexiones sobre estas cuestiones.

La primera que se me plantea es el pastizal que efectivamente costó esta exposición para ser temporal. Es cierto que buena parte de dicho material fue reciclado para el museo que más tarde se montó en el estadio, pero mi pregunta es ¿no hubiese sido más rentable haberla montado directamente en el Ramón Sánchez-Pizjuán y ya con carácter definitivo como museo?

Probablemente la respuesta la obtengamos en las previsiones que el Club tenía en cuanto a las visitas previstas, que al final no obtuvo la respuesta deseada por parte del sevillismo y no hablamos en términos monetarios. Pero es aquí donde debemos hacer hincapié en cuanto a las expectativas que un club, (cualquiera),  tiene de su propia afición para este tipo de eventos, ya sean fijos o itinerantes.

En la entrevista que mantuvimos con el director del museo del FC Barcelona la semana pasada, nos comentaba que a al contrario de lo que se pueda pensar, no son los socios los principales visitantes de su propio museo, que no alcanzan más que el 10% del total de las visitas. Este es un error en el que posiblemente cayeron prácticamente todos los clubes en los inicios a la hora de montar sus exposiciones museísticas, sobre todo a la hora de promocionarlas, cuando en realidad el Club vende una imagen fuera de sus propios aficionados que suscita un interés cuando visitan la ciudad. Es muy posible que la mayoría de las visitas a un museo de estas características correspondan a personas que están de paso y de visita a la ciudad, si además la exposición/museo se halla en los catálogos convencionales de turismo.

Y otra buena parte de las visitas corresponde sin duda a los grupos de escolares con los que se conciertan determinadas condiciones ventajosas, en nuestro caso podrían estar muy unidas a “Sácale provecho al cole”.

Entonces… ¿cuál es el interés del aficionado?

Sencillamente la experiencia emocional. El aficionado/abonado/accionista, sabe que el material histórico está preservado y es el que lo entiende verdaderamente como el que recuerda la gloria de su Club. Siempre tiene opción a visitarlo, pero como cree que ya lo conoce el interés decae.

Hoy hablamos de un Sevilla FC muy distinto al de 2005. El valor de este Club es mucho mayor tras los éxitos obtenidos estos años atrás y es más conocido internacionalmente, aunque desde aquí no entendemos de números y el Club está en disposición de utilizar el modelo museístico como el único capaz de preservar su gloria y expandir el conocimiento en clave blanquiroja. Es su objetivo por las conclusiones a las que llegamos en nuestras conversaciones con sus directivos.

image

Estamos en el buen camino. En este aspecto el Sevilla FC está en la línea que debe.

Como dato que me rechina un poco, es que fuese Nicolás Salas quien supervisase la Exposición, con lo bético que es este señor. Pero bueno, esto son cosas y accidentes que ocurren de vez en cuando. Eso sí, aprovechó para sacar un libro sobre 1905 donde en parte se hablaba del Sevilla FC.

Estamos abiertos a vuestras opiniones y sugerencias, nos gusta saber qué pensáis sobre estas cosas, que nos deis ideas y que participéis abiertamente en este proyecto tan ilusionante. Déjanos tu comentario.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   6 comentarios :

  1. ¿Existe alguna cifra del número total de visitantes que accedió a la exposición?.

    ResponderEliminar
  2. Los desconozco, pero puedo investigar un poco sobre ello.

    ResponderEliminar
  3. El museo hay que conseguir que sea rentable y una manera de conseguirlo es promocionandolo, acercandolo al turismo con una propaganda adecuada para los visitantes de nuestra ciudad.
    Yo he visto a personas que no son de Sevilla
    que querian visitar el museo y estaba cerrado.
    El comienzo tendrá dificultades pero yo si hace
    con los medios suficientes auguro que tedra una
    buena acogida en un futuro próximo.

    ResponderEliminar
  4. Una de las penas que tengo, no poder haber ido a verlo, ese año fue duro de trabajo y casi me perdi todo el programa que planteo el Sevilla FC para celebrar nuestros 100 primeros Años. Gracias Carlos por hacer que pueda ver algo que me perdi.

    ResponderEliminar
  5. Sr. Romero:
    Visité la exposición en el 2005 y la verdad es que no podíamos imaginar haber alcanzado las cotas a las que afortunadamente hemos llegado tanto a nivel nacional como internacional. Le comento esto porque ese ha sido el espaldarazo defintivo, según mi opinión, para que nuestro club tuviese de modo permanente una exposición como la que organizó ese años.
    Posteriormente he visitado el museo en el Sánchez Pizjuan y he dedecir que a pesar de la labor impagable y sin descanso de nuestro muy recordado Agustín Rodríguez, este no alcanza el nivel que tuvo la exposición del centenario. Por tanto, no veo descabellado reeditarla en nuestro estadio de manera permanente para ser visitada por quien desee.
    Conozco el museo de F.C. Barcelona y le doy la razón en que son muchos mas los turistas que acuden al mismo a conocerlo que propios aficionados culés. Puedes llevarte perfectamente varias horas de visita si quieres enterarte sobre algo de la histroia de las múltiples secciones con las que cuenta este club. Además el despliegue de medios con el que cuenta es excelnte. Estoy seguro que para nada supone un gasto de mantenimiento a la economía del Barça (conociendo el "paño" como para dudarlo).
    Resumiendo: un SÍ a su propuesta.

    ResponderEliminar
  6. Me han venido recuerdos maravillosos de una mañana nublada en la que mi padre -que está en el tercer anillo-, mi hijo (4 años entonces), mi hermano y yo fuimos a verla. Me sorprendió gratamente, vi reflejado el gol que mi abuela juraba y perjuraba que nos robó Azón en una tele de la época (magnífica la tele de la época con Pato Araujo y que solo mi imaginación contaba). Y tuvo un gran valor, el valor de los atrevidos, de aquellos, que por entonces no teníamos nada que llevarnos a la boca, solo un sevillismo de granito, frente a unos recientes campeones de Copa verdes. Explicaba mi padre como vió lo del 62?, la anécdota del coriano que quiso matar al que tiró el penalty (madridista el año anterior) y lo falló en la final de Copa última que jugamos y la lástima de no haber visto nada desde entonces por parte de mi padre. Me has recordado el sevillismo de mi padre, que afortunadamente sí vió dos Copas de Uefa, la Copa del Rey de Madrid (in situ), las Supercopas, y escuchó desde la UCI del Hospital gracias a una auxiliar (su nuera y mi mujer) y el telefono de sus hijos desde Barcelona como nos traiamos una Copa frente al siempre odiado, gracias a mi abuela (su madre) Atlético de Madrid, diez días antes de dejarnos a todos.
    Y quitando lo sentimental, yo que soy un apasionado de la historia del Sevilla (luego del fútbol), pienso que sería rentable, siempre y cuando se le diera la adecuada propaganda, y se aprovecharan los momentos, no sabeis cuanta gente puede estar interesada en ello, cuando se visita la ciudad, y sobre todo por aficionados extranjeros, máxime cuando el Sevilla está hoy día muy por encima de ese 2005, aprovechando visitas de equipos europeos cuando ¿alguien lo duda? nos vuelvan a visitar en las competiciones europeas que volveremos a disputar.
    Un saludo.
    José Luis Martel.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM