rel='nofollow' target='_blank'/>

03 julio 2012

SIETE AÑOS GOZANDO

Aunque la memoria escrita de este blog alcance a artículos datados en 2007, lo cierto y verdad es que fue en 2005 cuando lo di de alta en aquel Blogger primitivo, aunque algún intento previo en Wordpress hubo. Tras el blog decano de Jesús Alvarado, este es el siguiente en antigüedad, parece ser.

Por aquellos años escribía poco, muy poco, no tenía un cometido claro, escribía esporádicamente del Sevilla FC lo que se me ocurría y no sin cierta dificultad. Publicar por aquellos años no era tan fácil como ahora con estos editores de blog tan modernos. Eran tiempos en los que de verdad uno escribía para sí mismo pues verdaderamente nadie entraba a leerte, no por otra cosa,  y cuando en el contador de visitas veías a alguien te planteabas qué habría pensado. Qué vergüenza.

Debemos tener en cuenta que siete años son la prehistoria de la blogosfera y casi de Internet tal y como lo conocemos, aún poca gente sabía qué leches era eso de un blog. Yo casi que tampoco y además ¿quién narices me iba a leer?

Al poco tiempo, recuerdo que mi objetivo sería que por lo menos cincuenta personas me leyesen. Un gran reto. No aspiraba a más, un pequeño grupo de personas que me comentarían de vez en cuando. Y eso como objetivo final, jamás pensé que más de cincuenta personas fuesen posibles y no las alcanzaba ni de coña. El día que entraban diez hacía palmitas con las orejas. Todo un éxito y además algún comentario caía.

El que diga que escribe para sí mismo miente. Si uno tiene una bitácora a la vista de todos es porque quiere que alguien le lea, en caso contrario lo suyo sería tener una libretita y un bolígrafo y eso sí que sería escribir para sí mismo.

La actividad de verdad, la de pensar que me comprometía a escribir regularmente fue en el verano de 2007, como ya he dicho antes poquísimo, el objetivo y motivo se iba reafirmando, el blog debía tener una línea y un cometido claro en su contenidos, mi pensamiento sobre el sevillismo, los motivos de las cosas en blanquirojo, su idiosincrasia,… su historia.

gs2-2

Una de las antiguas cabeceras de La Palangana Mecánica, en este caso dedicada a la Copa de Andalucía.

Este blog ha crecido conmigo, hemos evolucionado, de hecho seguimos haciéndolo, ha sido verdaderamente enriquecedor. Uno se para a leer los primeros post y le entran ganas de borrarlos, pero mejor dejarlos porque así uno se da cuenta de esa evolución y ese pensamiento que se ha ido enriqueciendo por las aportaciones de los demás y por qué no decirlo, por el propio ejercicio del pensamiento sobre estas cuestiones.

Es una bitácora que ha pretendido investigar, escarbar, desmentir, indagar, comunicar cosas sobre la historia sevillista, sin habernos dado cuenta que nos la contaron otros y para colmo nos la creímos. Hemos querido, (comienzo a hablar en plural por si no se han dado cuenta), dar otra versión de esa historia que nunca nos favorecía, cagontó, siempre éramos los malos de todo y los culpables de todas las cosas.

Casi teníamos que pedir perdón por ser el mejor equipo andaluz de todos los tiempos.

Señoritos, tramposos, fascistas, marrulleros, son los adjetivos más benévolos que antropológicamente debíamos asumir. Mil historias callejeras se contaban sobre nosotros, que cometíamos el terrible pecado de ser sevillistas frente a los pobres y a los obreros a los que les robábamos los títulos como el que le quita un caramelo a un churumbel.

Conste que machacábamos a sus niños goleándolos en los partidos de forma terrible, fuimos unos clasistas porque no queríamos a obreros en nuestras filas, solo “gente bien”, les cortábamos los tranvías los días de partido para que tuviesen que ir andando a su estadio, les obligábamos a pedir préstamos para que pagasen nuestro estadio,… representábamos ese poder castrante sobre las gentes humildes y sencillas…

Y yo sin enterarme. Mi abuelo sevillista a rabiar que trabajaba el muy cernícalo en el puerto cargando, fue patero izquierdo del Cristo de la Fundación durante años y años en su barrio, el mío, de la Puerta Osario hasta que se murió por una tuberculosis dejando a viuda y dos niños buscándose la vida como pudieron, sevillistas también. Ya podrían haber sido unos señoritos y unos burgueses, ¡coño!

El otro abuelo, por parte paterna tuvo que exiliarse en Francia durante la Guerra por rojo, otro que se equivocó de equipo y decidió ser sevillista desde chiquetito. Al menos el color lo tenía claro. Mis padres trabajando toda la vida para sacar adelante a su familia, y los vecinos sevillistas, y los amigos sevillistas… todos igualmente. Perdonen, pero a mí algo no me cuadraba. Conste que sevillistas señoritos los hubo de toda la vida, no lo vamos a negar, algunos habría, pero el estrato social mayoritario nunca fue así.

gs2-1

Aún teníamos solo cuatro Campeonatos de España cuando esta cabecera estaba en vigor.

Y este ha sido el objetivo de este blog: comprobar que todo ocurrió tal y como nos contaron los otros. Los resultados los tenéis en el índice a vuestra derecha. Fueron capaces de darle la vuelta, como el que se la da a un calcetín, a una historia que si tiene algún parecido con la realidad, es pura coincidencia. Los motivos póngaselos usted mismo que lee estas líneas.

Pero hacer que el máximo de gente se enterase de todas estas cosas no es tarea fácil. Podría escribir estas cosas sin más y no enterarse absolutamente nadie.

La Palangana Mecánica ha debido ser un blog transgresor en necesidad. Debe ser un blog polémico. Plantar la semilla que ha comenzado a germinar y que con los años terminará por implantar este conocimiento generalizadamente, solo es posible con cierta confrontación, que a veces habremos conseguido educadamente y otras no, pero ha debido ser así.

El presente blog, su contenido, no corresponde a una sola persona, si bien ha sido el punto de encuentro y el medio común que ha dado origen a un grupo de sevillistas interesados en su historia. Mi persona tan solo es un engranaje (el más pequeño) de una máquina absolutamente arrolladora que comenzó a ser conocido como los Guardianes de la memoria y hoy componen el Área de Historia del Sevilla FC.

Vamos camino de los tres millones de visitas, miles de visitas diarias, con algún pico de hasta 18.000 en 24 horas en una ocasión. Hemos escrito casi mil artículos, recibidos cerca de 7000 comentarios y aunque parezca increíble, (yo no termino de creérmelo, la verdad), hemos liderado importantísimos rankings de bitácoras siendo un blog que se dedica a investigar la historia.

No podría despedir este artículo sin dar las gracias, además de a todos los Guardianes. a dos de ellos muy especialmente. A Cornelio porque forma parte intrínseca de este blog con sus maravillosas publicaciones y a Antonio Ramírez, corrector inmediato y veloz de cualquier dato que se me haya podido escapar, o en el que me haya podido equivocar que ha sido muchas veces. Si este blog guarda un poco de exactitud es gracias a él.

Y después de toda esa parafernalia debo que decir que no es lo más importante. Lo más importante eres tú que llegas hasta este punto del artículo pacientemente leyendo. Tan solo me queda darte las gracias querido lector, que me has ayudado a evolucionar, a aprender, a investigar, a enriquecerme y sobre todo, a divertirme, tan solo espero que te hayas divertido conmigo y hayas sacado algunas conclusiones de estas lecturas. Me sentiré más feliz si fue así. Aún nos queda camino por recorrer juntos, aunque advierto que ya me va haciendo falta un descansito y las vacaciones se acercan.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   13 comentarios :

  1. Enhorabuena amigo Carlos, su blog es de obligada lectura, y su labor y la de todos los Guardianes de la Memoria no está pagada ni con todo el oro del mundo y sin embargo lo hacéis por amor al arte. Mucho os tenemos que agradecer a todos, pero como hoy se trata de cantar el cumpleaños feliz a este magnífico blog, me centraré en él y en su autor.
    Es la leche la difusión que tiene tu blog y que haya liderado el famoso ranking wikio se llame ahora como se llame en la sección de fútbol, teniendo en cuenta que es un blog sevillista y de historia, eso es de órdago a la grande, pero sin duda tu dedicación y la colaboración de Cornelio lo merece.
    Enhorabuena Carlos y sigue deleitándonos al menos otros siete años, cuando llegue ese día volveré a pedir otros siete y así sucesivamente.
    Para mi es un auténtico orgullo poder llamarte amigo,
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por el trabajo.

    Uno siempre tiene la espinita,de no tener tiempo material para poder degustar los magistrales documentos históricos q siempre aporta este blog.

    La Palangana Mecánica,es un referente, y lo hace desde la responsabilidad y la verdad.Y escoge el camino mas difícil.
    El camino se hace labrando poco a poco.
    Lejos del sensacionalismo rancio q nos invade y q tanto gusta en determinados sectores.
    Y eso,me permite Don Carlos, es precisamente lo q ha convertido el blog en indispensable.

    La Palangana podrá gustar o entretener mas o menos.
    Pero ha conseguido algo al alcance de muy pocos.

    Credibilidad,q es la capacidad de generar confianza y grado de conocimiento.

    Y este utópico que le habla, se lo reconoce con orgullo, y solo le puede dar la enhorabuena.
    A usted y a todos los guardianes.

    Q sean muchos mas.
    Los cimientos son fuertes y los seguidores legión.

    Enhorabuena de corazón.

    ResponderEliminar
  3. El 7 lo lleva Navas, así que, espero que, con su misma calidad, y con la que te caracteriza a ti, sigas ofreciéndonos artículos memorables sobre nuestra historia casi todos, y alguno sobre actualidad.

    Eso sí, que lleves ahora el 7 de Navas no quiere decir que corras igual que él, tú despacito, que la buena letra ya la tienes.

    Un fuerte abrazo, y que veamos muchos años más actualizarse este blog.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por saciar la sed en cuestiones aquí respondidas. Si este blog se ha convertido en lo que es, no es por otro motivo que ese mismo que lo impulsó a iniciarlo. Somos muchos los sevillistas que no cuadrábamos en la idiosincracia que nos habían marcado tantas y tantas "leyendas urbanas", que nos parecía injusto cargar con una etiqueta que no merecíamos y que hemos crecido en una familia sevillista que no correspondía con lo "sabido" de nuestro club.
    Que su blog sea lo que es, a nivel de repercusión y seguidores, demuestra a las claras que somos muchos los que nos enorgullecemos de conocer, exponer (a mis amigos béticos los tengo frito) y heredar la verdadera historia de nuestro Sevilla F.C. con el fin de seguir escribiéndola como se merece.
    Muchas gracias de todo corazón. Es un orgullo compartir un sentimiento, el sevillismo, con personas como usted, sus colaboradores y sus lectores.
    Que cumplan muchos más y que tenga la oportunidad de seguir leyéndolo, un gozo y placer sin ninguna duda.

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades y muchas gracias para tí,Carlos.Que el éxito obtenido tras todos estos años de esfuerzos y dedicación te anime a seguir trabajando en esta línea.
    Lo que estás haciendo es de leyenda verdadera.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena y gracias por este blog Carlos. No creo que podamos llegar a imaginar la cantidad de horas de lectura e investigación que hay detrás de tu obra, pero ahí tienes el fruto de tanto esfuerzo. Cada día son más los que conocen la Verdad sobre nuestros más de 120 años de historia, y la pelota no para de rodar, los mitos caen uno tras otro y poco a poco, va calando en la sociedad sevillana y sevillista a la que ya no se la cuelan tan fácilmente. Y viene toda una generación por detrás que se nutrirá, ya lo hace, de tu obra.

    Lo dicho, enhorabuena y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Saludos.

    Yo escribo para mí mismo... pero tengo la generosidad de dejar que los demás se deliten con mis letras.

    Bromas aparte, felicidades, Carlos.

    Veamos: desde éste blog se han derribado ídolos de pies de barro; se han reconducido, a la luz de las pruebas y los documentos, episodios absurdos, según otros, de nuestra Historia; se han puesto en evidencia a una infinidad de mentirosos (por acción o por omisión); se han desvelado importantísimos y valiosísimos documentos que han modificado, sustancialmente, nuestro pasado sevillista; se ha reivindicado nuestro magnífico hacer en más de cien años; se han dado pautas de comportamiento, de juego limpio, de caballerosidad...

    Este blog, al que me enganché hace mucho tiempo, es, junto al magnífico grupo de investigadores, a los Guardianes de la Memoria (nunca terminaré de agradeceros que me dejéis participar), un referente nacional para todos aquellos que pretendan ser serios, exactos y rigurosos.

    Y éste blog cumple, sobradamente, la para mí mejor labor posible: divulgación y educación.

    Es el mejor sitio para sentirse ORGULLOSO DE SER SEVILLISTA DESDE HACE MAS DE 122 AÑOS.

    Gracias, Carlos. Gracias, maestro.

    ¡Larga vida a La Palangana!

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  8. Felicidades, Carlos.

    Es un honor y un orgullo poder colobarar en algo con esta Palangana.

    Aún recuerdo aquella noche de verano, con unas "Sopas al centro delantero", en la que empezamos a discutir para ubicar el Pasaje de Oriente.

    Ahí empezaron mis peleas con Yovielgoldebertoni (de soltero) y una cuarta "palante y otra patrás". ¡Pero qué peleas más productivas!

    Y luego vino lo demás y el poder conocer a ese maravilloso grupo de amigos con los que compartir muy buenos ratos de sevillismo, que celebran un papel algunas veces más que un gol.

    Felicidades a todos.

    ResponderEliminar
  9. Padrino ,tengo el orgullo de haber visto el nacimiento y a que ha evolucionado de LPM y no puedo evitar agradecer el maravilloso trabajo que habeis realizado,ustedes que nos enseñais historia estareis algun dia en ella.Sois muy grandes

    ResponderEliminar
  10. Aquellos comienzos en "El Lector Opina", ¿Te acuerdas?
    El camino hasta aquí ha sido largo, pero apasionante y divertido en muchas ocasiones.
    Tal y como dices, tantos y tantos sevillistas que no podiamos creer los dardos (misiles a veces) que nos lanzaban a diario. Si el abuelo era comunista antes que aficionado al fútbol, ¿como demonios iba a ser sevillista hasta la médula?
    Efectivamente no podía ser tal y como lo contaban, pero había que encontrar las evidencias, y este ha sido el mayor éxito (y trabajo) de la palangana.
    Ir mostrando evidencias y dejar que hablaran por si mismas.
    El resultado es indiscutible.
    Hoy en día pocos son los osados que se atreven a seguir propagando falsos mitos, y los que lo hacen se encuentran rapidamente un par de bofetadas sin manos como respuesta.
    La historia del fútbol sevillano le debe mucho a la palangana, de esto no hay duda.
    Limpia, fija, da explendor, y para colmo genera interes y cariño por nuestra historia.
    Que no se pare.
    ¡Viva la palangana mecanica!

    ResponderEliminar
  11. Qué tiempos ¿te acuerdas Juan Luis? y por no hablar de la verja del Eslava, o del Mercantil con el puñetero árbol de referencia.
    Palma arriba palma abajo, al cielo voyyy.
    Pero aun quedan muchas historias por contar y por investigar porque nosotros, como Thompson, ingresamos aquí para divertirnos.
    Las gracias a todos ustedes y en especial al "baranda" de este blog.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, yo entré tarde en vuestra kubrickiana odisea, sólo hace poco, pero la he disfrutado y he aprendido mucho del equipo de todo mi vida (con el mérito de que me hice del Sevilla de proprio motu, porque nadie de mi entorno era futbolero). Gracias por todo ex todo corde.

    ResponderEliminar
  13. Solo darle las gracias y felicitarlo de corazón. Enhorabuena!
    Francisco Mateos

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

Buscar en este blog

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM