18 octubre 2012

UNA REGIA SORPRESA (y VIII)

VER CAPÍTULOS ANTERIORES EN EL MENÚ DE LA DERECHA.

POR ENRIQUE VIDAL

8º).- 1914 - EL TIRO POR LA CULATA

Finalizamos la serie.

Imagen7 El desarrollo y concatenación de los hechos expuestos a lo largo de este trabajo hace difícil pensar que no respondiesen a un plan preconcebido, cuyo objetivo principal era lógicamente convertir al Sevilla Balompié en la sociedad absorbente, preponderante y líder de una hipotética integración de clubes sevillanos en puertas de la creación de la federación regional andaluza y, subsidiariamente, en todo caso, como la más potente de la ciudad. Los objetivos secundarios de lo que hemos denominado el “plan Borbolla” estaban en cualquier caso asegurados. La legitimidad del principal objetivo no se discute, es irreprochable. Más dudosos son algunos de los objetivos secundarios y la forma seguida para alcanzarlos y, posteriormente, justificarlos, allá cada cual con su conciencia.
Desde el lado sevillista, la operación pudo ser interpretada como un ataque, incluso como una traición en el marco de teórica confianza de las conversaciones entabladas respecto a una eventual integración con José Luis Gallegos presidiendo el Sevilla FC. No sólo pudo parecerle a los blancos juego subterráneo contra sus intereses de cara a esa proyectada fusión, sino que la estrategia balompédica estuvo muy cerca de eliminar y hacer desaparecer a la propia sociedad sevillista, debido a la inicial huida generalizada de socios y jugadores hacia el Betis por el reclamo de la corona. Sólo la tenacidad y el carisma de Paco Alba y su autoridad moral ante los elementos huidizos evitaron una sangría mayor:

imageOIGA Nº Especial dedicado a las Bodas de Oro del Sevilla F.C.; Junio 1955.

Tras la marejada, se cerraron para siempre todas las puertas a una posible integración de los primeros clubes del fútbol sevillano, ya que el Sevilla FC, cuya única baza entonces eran los derechos de antigüedad que no estaba dispuesto a ceder, se negaba a verse sometido por el Real Betis Balompié. Por el contrario, se abrieron las puertas a una rivalidad encarnizada, que se exteriorizará con máxima virulencia en los años inmediatamente posteriores.

Desde sectores béticos de opinión se acusará entonces, y todavía hoy día, al Sevilla FC, de una política permanente de acoso y derribo deportivo e institucional contra el Real Betis Balompié a partir de la fecha en que éste dejó de obtener resultados deportivos favorables. Aunque estas acusaciones parecen más bien fruto de la impotencia deportiva, no se puede descartar que el sevillismo de entonces, con Paco Alba y su entorno más cercano a la cabeza, no olvidara y tuviera siempre muy presente la memoria de los hechos ocurridos en este trascendental año, que casi acaban con el club blanco, para mostrarse recelosos con su rival y someterlo deportiva e institucionalmente, cuando ello era posible, bien como venganza o como mecanismo de autoprotección.

Desde este punto de vista, si así fuere, podríamos decir que el “plan Borbolla” acabó siendo un rotundo fracaso y produjo un efecto boomerang que se volvió contra sus propios intereses. De manera figurada, podríamos decir que el tiro de gracia al Sevilla le salió al Balompié por la culata, porque el título de real tuvo a la postre un valor más simbólico que práctico, dada la devaluación del prestigio de la monarquía, y además se diluyó muy pronto. Sin embargo, provocó el rearme del Sevilla F.C., en lugar de su desaparición, reafirmó a Paco Alba (y lo que este representaba) como líder indiscutible de los blancos y animó a sus dirigentes a no dar tregua al Real Betis Balompié, quién sabe si como represalia por la terrible agresión sufrida. Sin perderse nunca el necesario estímulo de la rivalidad, personalidades posteriores a estos tiempos tan complejos apaciguaron desde ambos clubes los ánimos, al igual que otros después volvieron a exaltarlos, en ese continuo y voluble vaivén de pasiones que es nuestro fútbol.

image

Punto y final, con un deseo.

Confiamos en que, por encima de rivalidades y prejuicios, el lector de cualquier signo sepa apreciar el esfuerzo de análisis y profundización realizado, lo que puedan ser hipótesis (más o menos razonables) enunciadas sin ánimo de dogma alguno, pero también los datos objetivos que aquí se han mostrado, algunos de los cuales, salvo error u omisión, han visto la luz por primera vez ahora, y de los que particularmente cabe destacar la acreditación documental de la fundación legal en marzo de 1914 del Betis F.C. posteriormente absorbido por el Sevilla Balompié. En este sentido, y en esta web, netamente sevillista y por ello, muchas veces atacada de forma furibunda desde ciertas atalayas (si me lo permiten, generalmente más con el corazón que con la cabeza), paradójicamente se han publicado tres tesoros históricos de incalculable valor sobre los orígenes del Real Betis Balompié: las evidencias de la creación del España Balompié en agosto de 1908, de la fundación legal del Sevilla Balompié el 1 de febrero de 1909 y de la fundación legal del Betis Football Club en marzo de 1914. Los descubridores de dichos tesoros, paradójicamente también, forman parte del Área de Historia del Sevilla F.C. Agradezco a todos ellos su colaboración y particularmente a Carlos Romero por dejarme “palanganear” con absoluta libertad este trabajo.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.



7 Opiniones:

Anónimo dijo...

No se puede terminar de forma más modesta y elegante esta serie de artículos, con los que he disfrutado enormemente y aprendido también un montón. Mi más sincero agradecimiento, sr. Vidal, espero que no tarde mucho en presentar otro trabajo. Y gracias a todos los Guardianes y miembros del área, si es que son los mismo, por vuestro exquisito gusto al tratar la historia.
Un fan incondicional, Guillermo Zúñiga.

Anónimo dijo...

Enhorabuena al Señor Don Enrique Vidal por los artículos aquí presentados.Son para quitarse el sombrero y también un reconocimiento para el Área de Historia del Sevilla F.C. por el gran trabajo que realizan altruistamente.
MARINA.

ajmiguel dijo...

Mas claro no es posible y al final no tendrán mas remedio que aceptar la verdad y si no le gustan pues ajo y agua.

Cornelio dijo...

A lo largo de esta serie le ha dado una vuelta de tuerca a la Historia y a la investigación.

Remate con elegancia.

¡Torero!

Tántalo dijo...

Excelente Enrique. Brillante final para una serie genial, perfecta para un pequeño libreto.
Un abrazo y gracias por el regalo.

Anónimo dijo...

Enhorabuena querido José Enrique. Ha sido un delicioso paseo por la Sevilla real y futbolera de la época de nuestros orígenes. Un abrazo.
Raimundo.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Maestro Enrique, nuevamente hay que rendirse a su poder. Nuevamente.

Hay muchas maneras de estudiar e interpretar los hechos del pasado, pero solo una conduce a las conclusiones correctas y es la que se obtiene deduciendo en base a hechos, datos y pruebas constrastadas.

Solo la consecuencia lógica de las actuaciones que no conocimos pero que dejaron testimonios suficientes como para elaborar la tésis adecuada.

Y cuando se compone un trabajo así hay que rendirse a la evidencia: es usted un monstruo de la investigación e intepretación históricas, como viene demostrando desde hace años.

Si todo ello fuera poco, es capaz de desarbolar límpiamente supuestas ideas sólidamente asentadas en la sociedad desde hace décadas. En ocho capítulos.

Magistral lección, D. Enrique. Magistral.

Gracias.

Cuidaros.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

BUSCA EN LPM

Cargando...

Mentiras del Fútbol Sevillano

Mentiras del Fútbol Sevillano
Pronto para E-Book

ASRED

ASRED
Asociación de Sevillistas en la Red

ESCRÍBEME

¿Tienes una foto o un documento antiguo referente al Sevilla FC o al Real Betis?

Envíalo a lapalanganamecanica@gmail.com

Mi lista de blogs

SUSCRÍBETE A LPM

Seguidores

SÍGUEME POR E-MAIL