rel='nofollow' target='_blank'/>

16 noviembre 2012

EL PRIMER DERBI DE LA CIUDAD

Hay quien se echa una mentirijilla y se la cree. Son mentiras piadosas como bálsamo de Fierabrás que lo cura todo ante aquello que no le favorece. Se cambian las fechas, si hace falta incluso el lugar, el resultado se pelea y, voila, el hecho se establece.

El otro día, echando un vistazo a Estadio Deportivo, pude leer que el primer derbi se produjo a principios de 1915. Si el Betis se estableció en 1907, según ellos, claro está, ¿tardaron ocho años en enfrentarse al decano de la ciudad? Así, al mismo tiempo, flaco favor hace esta prensa al equipo verdiblanco estableciendo su nacimiento en 1914 y obviando a su predecesor el Sevilla Balompié.

Nosotros entendemos que el Betis nace a finales de 1908 demostradamente, antes no hay ni un solo papel que demuestre que existía y que su predecesor fue el Sevilla Balompié. Por ello el primer enfrentamiento se produjo antes, ya veremos cuándo a lo largo del presente artículo, pero por mucho que se empeñen no fue el primer derbi que se jugó en esta ciudad. Ya hubo otros muchos antes.

Y así lo observamos en las crónicas de la época cuando la rivalidad era ya enconada como vemos a finales de 1908.

[equipo-ingles-14-1-1909.jpg]

Una crónica de Salvador López, un señor que hizo mucho por el deporte en Sevilla desde finales del siglo XIX, nos cuenta en Mundo Deportivo aquel derbi de gran rivalidad que se celebraba regularmente en la ciudad de Sevilla no sabemos desde cuándo exactamente. Nos dice López que fue un encuentro entre el equipo inglés y el español del Sevilla FC. Dos equipos del mismo Club que se enfrentaban mostrando gran rivalidad entre ellos y por supuesto entre el público.

El primer derbi de la ciudad ocurrió entre dos equipos del mismo club sevillista.

Ganó el equipo español sobre el inglés y cuenta la crónica que “El público animó a ambos teams, dedicando entusiastas elogios a los jugadores y guardando la correcta conducta que era de esperar de la cultura sevillana”. Lo cual quiere decir que hubo otros momentos anteriores en los que el público obviamente no se comportó “como era de esperar”, cumpliendo con el requisito de rivalidad necesario para entenderlo como un derbi y esto ocurría regularmente.

La crónica aparece cuando el otro equipo de la ciudad comienza a dar sus primeros pasos y jugando allá en las orillas del Arroyo Tagarete, preparándose para pedir el primer desafío al equipo decano de Sevilla, pues su objetivo era, como ellos mismos han repetido decenas de veces, para ser rivales del Sevilla FC.

ilust

Y esta petición formal ocurriría, seguramente por escrito como era menester, a principios de abril de 1909, cuando el club verdiblanco que vestía de blanco curiosamente en aquellos inicios, se siente con el entreno suficiente como para enfrentarse a su ya rival.

Pero el Sevilla FC aplica aquella ley no escrita que dice que “cuando seas padre comerás huevos” y cuando ganes al tercer equipo sevillista te enfrentarás al segundo y cuando, a la misma vez, ganes a este ya podrás enfrentarte al primer equipo del Sevilla FC.

Y así fue.

Sería esta la primera vez que se celebrase un derbi entre dos equipos de distintos clubes en la ciudad, entre el primer equipo del Balompié y el tercer equipo sevillista.

El primer derbi entre distintos clubes de la ciudad de Sevilla ocurrió en abril de 1909 y enfrentó al primer equipo del actual Betis y al tercer equipo del Sevilla FC.

Debió resultarle fácil al Balompié ganarle al tercer equipo sevillista, probablemente infantiles, ya que en mayo se enfrentó al segundo equipo blanquirojo, pero esto ya fue otro cantar, ya que hasta noviembre no pudo jugar contra el primer equipo sevillista, momento ese en el que ya podrían enfrentarse con regularidad.

El Balompié tuvo que ganarse el honor de enfrentarse al Sevilla FC, algo que el equipo de verde aplicó a otros clubes que aparecieron más tarde, como el Betis Football Club nacido en 1910.

Las cosas ocurrieron así demostradamente y el que crea que no, que demuestre lo contrario.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   6 comentarios :

  1. Tengo una duda ¿Otrora estos partidos sí eran derbis y ahora no lo son? ¿Por qué?

    ResponderEliminar
  2. Porque los sevillistas somos así de chulos, señoritos y fascistas :P

    O porque las distancias entre ambos clubes son tales que dicha rivalidad queda distorsionada. No hay derbi entre Español y FC Barcelona, como no lo hay entre Levante y Valencia.

    ResponderEliminar
  3. Carlos Romero, la persona que lea tus comentarios puede morir de dos formas: de risa o de pena. En un vano intento de humillación hacia el Real Betis (con muy poca clase, porque tus formas no representan la rivalidad sana de esta ciudad), quedas señalado por la radicalidad y por el "yihadismo histórico". Tú, al igual que los Biris o los Supporters, eres un ultra. En los dos o tres años que el Sevilla ha estado en la cima, comenzaste a maquinar la idea de que el Sevilla FC no era rival para el Real Betis Balompié. Has intentado, con saña y sarna, romper un derbi centenario; has intentado romper la historia futbolística de Sevilla. Eso sí, sólo has conseguido la risa del personal, excepto la de los 5 lamearos anales que te siguen en tu blog, palanganas radicales todos ellos, como tú. Hoy, leyendo el siguiente artículo -que te dejo en un enlace al final-, me he acordado de tu prepotencia, de tu poca categoría y de tu radicalidad. Espero que lo leas con tranquilidad, una vez te saques el "pepino" bético de tu recto almorranéico. ¡Tú no amas la historia de este ciudad! Tú, solamente, éstás obsesionado con un club de fútbol, al que pones por encima de la historia de esta Gloriosa ciudad llamada Sevilla. Un sevillista como tú no mereces la pena. (Sé perfectamente que seguirás obrando igual, por que eres así de prepotente, pero, seguro, que tu conciencia trabajará un poquito cuando termines de leer esto. Seguro). Un bético viejo. Carlos María G.B.

    http://www.manquepierda.com/historiarealbetis/23565-sevilla-betis-la-liga-particular/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook

    ResponderEliminar
  4. Don Carlos María G.B. Cualquier razón que pudiera tener la ha dilapidado lamentablemente. De cada 3 palabras una es un insulto.

    Esa es la diferencia entre usted y yo, entre un bético resentido y un sevillista -yo mismo- que solo usa la palabra para expresar su opinión y poner datos sobre la mesa.

    Lejos de rebatir nada, no tiene otra opción que la de sacar culebras y lagartos de su teclado, que a mí mes resbalan una barbaridad, pero no le permito que usted insulte a mis lectores y a las personas que aquí opinan, que pensarán igual que yo, o no, como es su caso.

    Rebátame, demuestre que miento, quíteme la razón. Pero como no puede no tiene otra alternativa que lanzar espumarajos por la boca.

    ¿El artículo que me muestra? "Presioso", estadísticas de plenilunio en meses nones, que fue cuando les vino bien y además mienten cuando dicen:

    "La Liga particular que mantienen Sevilla y Betis, Betis y Sevilla, se puso en vigor desde el mismo momento en que uno y otro club empezaron a militar en la misma categoría, lo que ha sucedido en 41 temporadas en Primera División y en 7 en Segunda División".

    Hartos hasta el hastío estábamos de ganaros cuando llegó la Liga. 17 campeonatos de Andalucía, partidos oficiales todos, frente a uno por parte bética. Así ven ustedes la Historia, la que les conviene y les favorece, cercenando, cortando, amputando las partes que les gustan. Una especie de borrón y cuenta nueva justo en el punto donde les conviene y se ven favorecidos. Eso en mi tierra, que será la suya, se llama mentir. Y para eso está La Palangana Mecánica, para decir basta de tanta insidia y tanta inquina del eterno perdedor. Reflexione usted ahora.

    Llámeme prepotente, solo una parte de esta ciudad puede serlo, la otra no.

    ResponderEliminar
  5. Saludos.

    "Lamearos anales". Ésa es nueva, original. Quizás quiso decir "lameculos", pero como parece culto y ya está muy explotado el término, se reinventa a sí mismo, se descojona y nos deja atónitos en tanto logramos descifrar el palabro. Luego caemos en la cuenta y optamos por sentirnos ofendidos pero poco, casi nada aunque lo suficiente como para escribir unas líneas en defensa de nuestro honor de palanganas radicales.

    En efecto, D. Carlos. Es recurso antiguo y gastado por el uso apelar a lo personal, supuestamente descalificatorio, cuando los hechos y los documentos te colocan en el sitio exacto que te corresponde.

    ¡Qué diferencia con aquel famoso Cartero que aun manteniendo tésis imposibles, fruto de deseos insatisfechos, era bastante correcto en su lenguaje y raramente usada insultos!

    Hemos perdido el nivel de los contrincantes, D. Carlos y habremos de buscar otras metas. Como en el fútbol, cada vez tenemos menos enemigo en el enemigo (deportivo).

    "Palanganas radicales", dice. Y lo dice un Sr. que acaba de escribir lo que hemos leido con todo su contenido dentro.

    Tremendo.

    No seré yo quien le diga "pepino radical", procaz o grosero. No lo diré porque el solo se encarga de ponerse el cartel en el pecho.

    ¡Lo que hay que leer!

    Cuídate.

    P.D. Hay que tener poca imaginación para entretenerse en un portal de palanganas radicales habiendo, como hay, equipos mucho más simpáticos, que tienen foros y con un millón de seguidores en el mundo mundial.

    ResponderEliminar
  6. La liga particular la inventa la prensa bética, intentando equiparar ambas sociedades.

    Como comprenderá, o no, el energúmeno bético que acaba de vomitar toda su bilis verde sobre el teclado para escribir en esta web, todos esos años de su betis en segunda y tercerca (actual segunda B) a los sevillistas la liga particular nos la traia al pairo.

    Centrarse solo en el betis para un sevillista es un paso atras en su ambición.
    Es comprensible que para un bético es lo más, e incluso alguno habrá que practique el onanismo rememorando las faltas de Beñat, pero para el sevillismo es un paso atras, que lamentablemente algunos dieron debido a la crisis sufrida por nuestra entidad en los 70.

    Hoy por hoy, se pongan como se pongan, para un sevillista ganar el derby es el alivio y satisfaccion del deber cumplido, sin embargo para un betico es el ánsia y el placer de demostrar, y alardear, de haber vencido ante el que se saben inferior.

    Eso es así y algo quiere decir, ¿no cree? Piense, piense...

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM