rel='nofollow' target='_blank'/>

05 noviembre 2012

UNA MIRADA ATRÁS

De vez en cuando se hace necesario echar una miradita al pasado para comprobar cosas como la que vamos a contar. En esta ocasión cómo se desarrollaron las obras de lo que iba a llamarse el Gran Stadium, proyecto elegido por Ramón Sánchez-Pizjuán entre varios. Hubo otros proyectos tal y como podemos comprobar, algunos de ellos bastante revolucionarios para la época.

image

Otro de los diseños.

image

Sin embargo finalmente se eligió un proyecto muy parecido al del estadio del Real Madrid en su planta, de hecho fue el mismo arquitecto el que lo diseñó. Podemos ver la maqueta que se presentó en las oficinas sevillistas a mediados de los años 50.image

image

Llama la atención la visera ondulada, muy distinta a la actual, y un remate en la zona de fondo, probablemente para marcador y área de banderas, algo muy corriente por aquellos años.

Con el inesperado fallecimiento del gran presidente sevillista, se decidió que llevase su nombre y siempre resulta interesante observar cómo fueron produciéndose las distintas fases de las obras, que tardaron una eternidad en ser terminadas debido al alto costo, que fue incrementándose sobre todo por problemas de cimentación. Los técnicos no fueron capaces de prever el terreno arcilloso que dificultó el trabajo, doblando prácticamente el presupuesto inicial.

image

En esta imagen podemos observar el acto de colocación de la primera piedra, que daría el pistoletazo de salida para el comienzo de las obras. Este sería el terreno baldío donde se construiría la casa del sevillismo.

image

Es posible que fuese una de las mayores obras construidas hasta ese momento en Sevilla, amén de algunos monumentos históricos, algo a lo que se vio obligada la institución, debido al incremento de socios y que el viejo Nervión ya no podía asumir. Hablamos de unos 22.000 socios que se apelotonaban en el vetusto estadio y las previsiones eran muy alentadoras.

image

Aquí podemos observar desde el gol norte la zona de fondo, (tribuna para los de fuera), y lo sabemos porque al mismo tiempo se fueron construyendo los bloques de pisos anejos en la Avenida de Eduardo Dato que puedes observar arriba y a la derecha. El terreno de juego estaba casi al mismo nivel que la primera fila de asientos del banco de pista, lo que hacía que los espectadores estuviesen muy encima de los jugadores.

image

Imagen casi fantasmagórica del esqueleto de la Fábrica de los sueños sevillista. Un túnel donde podemos ver trabajar a los obreros de la construcción a finales de los años 50.

image

Panorámica de los avances.

image

image

Otra panorámica del estado de las obras.

image

image

Finalmente y previendo que las obras tardarían mucho en terminarse, el estadio fue inaugurado incompleto con un partido frente al Real Jaén. En la siguiente imagen podemos comprobar cómo se colocó el marcador.

image

Otros inauguraron su estadio con todo el boato de la jerarquía eclesiástica y militar de la época. A nosotros nos bastó el padre Teruelo, capellán del Sevilla FC. Un acto bastante humilde cuyo colofón fue el partido de fútbol antes mencionado.

image

El estadio no se terminaría completamente en su estructura hasta 1975, siendo colocada la visera de preferencia en 1982 con motivo de los Mundiales, siendo ese mismo año en el que se construyó el mosaico de Preferencia. Los asientos fueron colocados a finales de los años 90, siendo este su estado actual.

image

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   5 comentarios :

  1. Precioso post.

    Por cierto. ¿Se ha averiguado ya dónde se encuentra la maqueta?

    ResponderEliminar
  2. Tras la pista estamos. El rastro es bueno.

    ResponderEliminar
  3. Detrás de cada pequeña obra de arte en forma de posts de LPM, florecen muchas dudas, dilemas o curiosidades...allá van las mías:

    - ¿Hay en algún lado del cyberespacio o dentro de las entrañas del Sánchez-Pizjuán alguna maqueta del Viejo Nervión? Creo que tendría en nuestros días un valor incalculable. Me gustaría poder ver una recopilación de todas las fotos o al menos de las 4 caras del estadio por fuera y por dentro...¿pido mucho o en algún lado hay material decente?

    - ¡¡22.000 socios en los años 50 y porque no cabían más (NOTABONEQUENOCABEMO)!! Hoy, 65 años después y seguro dentro de un contexto económico parecido (parecido en lo malo, supongo) tenemos poco más o menos...Algo se está haciendo muy mal. Rematadamente mal.

    - ¿Sabéis de quiénes son los bocetos de las propuestas para el GRAN STADIUM que finalmente no se llevaron a cabo? Me encantaría saberlo.

    Muchas gracias y un fuerte saludo.

    ResponderEliminar
  4. Sobre el estadio de Nervión no existe ninguna maqueta que sepamos. Muchas fotos de las cuales pocas dejan ver su exterior.

    Para saber el nombre de los arquitectos de los otros proyectos deberíamos ver las actas correspondientes a esos años. Llegaremos a leerlas, pero es tanto el trabajo...

    Hay que situar las cosas en su contexto y lo de los 22.000 socios tenía el suyo. Ten en cuenta que hablamos del único equipo en la élite que había en Sevilla, con un betis en Tercera y Segunda División y con un Sevilla FC que participa nada más y nada menos que en la Copa de Europa en aquellos tiempos. Era la leche para aquellos sevillanos de la posguerra.

    Muchas gracias por tu comentario, aunque me gustaría dirigirme a ti con algún nombre.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Un post que escribí sobre el viejo Nervión.

    http://www.lapalanganamecanica.com/2011/01/los-campos-de-la-gloria.html

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM