rel='nofollow' target='_blank'/>

02 marzo 2013

UNOS ARGUMENTOS DE CHISTE (II)

BY INTERDISCIPLINARY TEAM.

Decidimos ampliar este apartado de “Unos argumentos de chiste” porque el temario en el que se basa es muy jugoso. Se van a divertir.

A nosotros nos gustaría estar tranquilitos investigando nuestro Sevilla FC, no meternos con nadie, no reclamamos nada más que nuestro derecho a investigar nuestra historia. Elementos externos nos obligan a publicar datos comparativamente, aunque no nos gustaría, respetamos a los demás y siempre en este blog se habló de lo que dicen del Sevilla FC en lo que a Historia se refiere y no atacar absolutamente a nadie. De hecho tan solo exponemos datos y en la vida nos dedicaríamos a eso, si no fuese porque elementos de esos clubes dudan de los nuestros de forma bochornosa. Les recordamos que nosotros, Guardianes de la Memoria,  en absoluto nada tenemos que ver oficialmente con el Sevilla FC, esto es tan solo una opinión independiente.

Observamos en el tiempo cómo conforme han avanzado las investigaciones, los detractores por rivalidad, que no por argumentos científicos, han ido cambiando sus tesis sobre 1890. Antes decían que el Sevilla FC como tal no existió, que era un grupo de amiguetes ingleses que decidió echar unas partidillas contra el todopoderoso –y único-  Huelva Recreation Club, creado formalmente hasta nuestros días.

image

¿De haber ingleses asentados en Sevilla? Este es el rigor que usan. El obispo de Gibraltar, Charles Waldegrave Sandford, nos dice textualmente que en 1881 “Hay en Huelva unos dieciséis residentes británicos” (por supuesto no todos eran varones de una edad que les permitiera practicar el football como comprenderán). Las colonias británicas en Sevilla y en Ríotinto a finales del siglo XIX eran infinitamente superiores en número a la existente en Huelva. Por otro lado hace tan solo unos meses negaban lo que era innegable. Un blog anónimo, que no permite comentarios y que no tiene una dirección de correo visible, que decía que le había llegado un mail anónimo (que alguien me diga cómo se manda un mail anónimo a un blog anónimo) que comentaba que le había llegado el link de un documento que está colgado en Internet, igualmente anónimo.

Pa morirse.

Evitaremos dar nombres de personajes, aunque solo hay uno capaz de decir estas burradas y le conocemos bien.

image

Esa era la cabecera del blog. “Nunca existió un Sevilla FC en 1890, tan solo un club de ingleses”. Pero tuvieron que cambiar de parecer sobre la marcha de forma vergonzosa y lamentable, resulta que sí había pruebas que lo avalaran. Ahora no tienen más remedio que hablar de un club formalmente constituido, pero claro, en su imaginación parece ser que desapareció:

image

En el colmo de los colmos se atrevieron a definir con pruebas peregrinas cada uno de los apartados, y claro, el tiro les salió por la culata.

image

Al final resulta que sí hubo constitución, vayapordios, por lo tanto tenían su secretaría y que sí tenía un nombre muy concreto. Bonito el verbo “hocicar”, porque lo que se dice hocicar, han hocicado, porque ya no discuten la existencia en toda regla del Football Club de Sevilla, ni su junta directiva, ni su presidente, ni su actividad. Ahora lo que discuten, llevándolo a otro plano distinto y a la vista de los datos a los que han podido acceder, que son realmente pocos porque no son públicos, es que el Sevilla FC sea el mismo que ha llegado a la actualidad.

Y para rizar el rizo, fruto de la impotencia seguramente, osan decir la siguiente barbaridad:

image

Si un Catedrático de Historia contemporánea de la Universidad de Sevilla no les parece una autoridad suficiente como para hablar de Historia y uno de los historiadores del fútbol español con más prestigio en la actualidad se equivoca, apague usted y vámonos. Querido por divertido amigo, lo que digamos usted y yo no tiene la mínima importancia ante lo que diga un catedrático de Historia. Como comprenderán, el ridículo que está haciendo esta atípica asociación bético-recreativista marcará época cuando se publique el informe completo, cosa en la que estamos trabajando. Pero claro, lo importante es que no se pierdan los argumentos que dan ahora y queden para la posteridad porque intentar, intentan hacer daño, otra cosa es que lo consigan y aún así no se lo vamos a permitir.

Uno de los aspectos en los que más inciden es en que el Sevilla Football Club de 1890 debe ser padre y origen no solo del Sevilla FC actual, sino de todo el fútbol sevillano.

Y no les falta razón.

El Club grande de Andalucía es en la actualidad el origen de todo el fútbol sevillano, fue el primer club nacido en 1890 en Sevilla y el segundo de Andalucía, incluso de España y a su sombra nacieron otros clubes con el objeto reconocido por ellos mismos de ser sus rivales, el primero de ellos el Sevilla Balompié fundado en 1909, cuyos aficionados béticos defienden que es el antecesor del actual Real Betis Balompié nacido en 1914 por fusión, pero otros clubes como el Real Zaragoza que se fusionó igualmente en 1932, fruto de la unión del Iberia S.C. y del Zaragoza C.D.  se proclaman como nacidos ese año no teniendo en cuenta al club más antiguo nacido en 1903 ¿Por qué unos sí y otros no?

¿Cuál sería el criterio correcto? ¿Tomar la antigüedad del más reciente, del más viejo, o bien la de la nueva Sociedad creada? Recordamos que el Registro de las Sociedades y sus notas, sean de la índole que sean,  tienen un carácter pura y exclusivamente declarativo, que no constitutivo, según la Ley de Sociedades de 1887.

Este hecho que consiste en que NO HAYA SILENCIO, puede ser muy importante y a tener en cuenta, como VOCES OPOSITORAS EXISTENTES, vivas, para que no sólo se refleje una sola HIPÓTESIS de cara también al GRAN PÚBLICO. Como no podía ser de otra manera, la cosa no iba a ser coser y cantar....y más aún, en todo. (un investigador histórico en una web bética).

Este último párrafo ininteligible en parte no lo decimos nosotros, aunque las reglas del juego son iguales para todos ¿verdad? Estos son los mismos que dicen que hay que ser: “coherente y objetivo, expresando hipótesis, conjeturas y distintos puntos de vista que no son elevados a la categoría de verdades absolutas”. Ya ven. Y siguen diciendo que son de 1907 como verdad absoluta.

Pero, aún viendo lo que hemos expuesto, intentar convencer al personal de que el Real Betis Balompié hunde sus raíces en 1890 para diversificar y dispersar la argumentación sevillista de manera ruin, dice muy poco de los investigadores que lo arguyen, o mejor dicho, dicen mucho de su catadura moral, especialmente por sus formas y métodos cobardes.

De hecho nos encontramos un panfleto distribuido de forma anónima, al que nos referimos antes que le mandaron anónimamente al blog anónimo,  (fíjense ustedes cómo será que ni se atreve a firmarlo nadie), entre webs béticas, recreativistas, algunas personalidades, incluso entre algunos blogueros sevillistas que los mandaron a freír monas como todos ustedes comprenderán. Dicho escrito que pretende ser un informe documental y no llega a pasquín con subrayados repetidos de seudo-marketing, dice en su primera página:

image

Nosotros no usaremos ninguna tesis propia, que las tenemos pero nos las guardamos; nos limitaremos a analizar comparativamente lo que dicen, sobre todo por una cuestión de simple y llana legítima defensa si se trata de rivalidad y no de debatir en toda regla. Tenemos, no solo el  derecho a ello, si no que visto la forma en que atacan, tenemos incluso el deber de hacerlo.  Y si surgen efectos secundarios indeseados esto es solo debido a ellos y exclusivamente a ellos. Más concretamente a él y a los que han caído en la trampa de publicar junto a él en la prensa y todos saben a quién nos referimos, porque todo lo que ven pertenece a un solo autor.

Ya comentamos en un anterior artículo de este blog por qué el Sevilla FC no puede ser el origen de todo el fútbol sevillano y atribuible a todos los equipos.  Pero siguiendo su propia línea argumental nos preguntamos igualmente que hacen ellos con nosotros, ¿por qué la antigüedad del  fútbol del Huelva Recreation Club no podría igualmente ser el origen y herencia de todo el fútbol de la provincia de Huelva, incluido Ríotinto? ¿Por qué se apropian de algo que, siguiendo sus tesis, insistimos, podría corresponderles también?

De hecho el diario The Dundee Courier and Argus del lunes, 7 de abril de 1890 cuenta y dice lo siguiente:

image

“…Huelva había trabajado duro, decididos a acabar con el tanteo de dos a cero
en contra de tres  semanas atrás, y se reforzaron con varios atletas
de la colonia británica de Rio Tinto…”

Vaya por Dios, ahora resulta que los futbolistas de la colonia británica onubense eran atletas también, ¿o es que eran atléticos?

Pero el foco se centra en que el Huelva Recreation Club se refuerza con varios futbolistas  de Ríotinto, porque no cuenta con el número de futbolistas suficientes como para poder enfrentarse al Sevilla FC. Ríotinto toma parte directa en los equipos de los primeros partidos conocidos en España en el bando de Huelva, por lo que, ¿por qué razón Ríotinto no es igualmente origen y heredero directo de aquel primitivo club de 1889 llamado Huelva Recreation Club y con más razón?

Al fin y al cabo, el Sevilla FC no necesitó de ningún futbolista externo, entre otras cosas porque otros clubes no existían a su alrededor, pero en el caso de Huelva sí y ahí está la prueba. Entonces, ¿el Sevilla FC es el origen del fútbol sevillano sin más prueba porque ellos lo digan, y el Huelva Recreation Club no lo es de la provincia de Huelva a la vista de las evidencias? Hay más pruebas a favor de Río Tinto en este sentido ¿verdad? Es probable que a partir de ahora les guste menos usar este argumento, sobre todo porque la ambigüedad de ser “la cuna del fútbol en España” frente a todo un decanato,  suena como a migajas que les han dejado a un club con una antigüedad cierta y demostrada.

Como hemos dicho, las reglas del juego son exactamente iguales para todos y si tienen algunas  dudas razonables y legítimas ¿por qué no habríamos de tenerlas nosotros?, ¿es que somos menos que ellos? Que a nadie se le ocurra achacárnoslo.

¿Serían los mismos futbolistas onubenses de 1889-1892 los mismos que aparecieron en 1903 en el club de recreo, siendo esto una prueba irrefutable de su continuidad? ¿Dónde está el acta de constitución del Real Betis Balompié en 1907? ¿Cuántas veces debe constituirse un club para ser el mismo? ¿Cuánto habría tardado el Betis en lanzarse a cambiar su fecha de fundación si hubiesen encontrado la mitad de la mitad de los documentos del Sevilla FC en 1890 para ellos?  Porque a la postre los documentos son los que dan o quitan razones. Insistimos, son sus argumentos, no los nuestros. Nosotros somos serios y esto tan solo es un divertimento y una reflexión sin más trascendencia.

En el próximo capitulo lo veremos. Que siga la fiesta, a nosotros nos encanta.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   3 comentarios :

  1. José Luis Martínez2 de marzo de 2013, 23:44

    Si es que no escarmientan. Después de darles para el pelo en "Lo que no cuenta La Palangana Mecanica" se ve que necesitan más.

    ResponderEliminar
  2. Decidme, por qué me quitásteis el tranvía cuando era chiquetito. Después tuve que ir en burro,je,je.

    ResponderEliminar
  3. Písalo, písalo, písalo.....

    Tremendo .

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

Buscar en este blog

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM