rel='nofollow' target='_blank'/>

07 junio 2013

LOS ORÍGENES DE LA SELECCIÓN ANDALUZA

POR JOSÉ MELERO.

La selección andaluza de fútbol tiene su origen en la Asamblea que la Federación Nacional celebró en Vigo los días 20, 21, 22 y 23 de Julio de 1922, en la que se acordó restablecer la Copa Príncipe de Asturias,un campeonato de selecciones regionales que ya se había disputado sin mucho éxito entre los años 1915 y 1918, y cuyo fin principal era preparar una selección nacional de garantías de cara a los Juegos Olímpicos de Paris de 1924. Participaron en esta nueva edición las ocho federaciones regionales inscritas en la Nacional, entre ellas la Federación Regional Sur.

Hay que puntualizar que los jugadores participantes en estas selecciones regionales eran los que militaban en los clubs pertenecientes a cada una de las federaciones regionales,con independencia de su lugar de nacimiento.

El desarrollo de este campeonato coincidió con una supremacía en lo futbolístico casi insultante por parte del Sevilla FC sobre el resto de clubs andaluces. Con la “Línea del Miedo” en pleno apogeo y con varios internacionales en sus filas el club blanco contaba sus partidos por goleadas, sabiéndose casi de antemano al principio de cada temporada quien iba a ser el campeón en el campeonato regional y teniendo solo la incógnita de quien ocuparía el segundo puesto.

image

Dicho esto no es de extrañar que el comité encargado de seleccionar el equipo andaluz designara un combinado compuesto íntegramente por jugadores sevillistas para el debut de la selección andaluza en Valencia y frente a la selección de Levante. Así, el día 19 de Noviembre de 1922 en el campo de Algirós del Valencia y con el arbitraje del sr. Peris del colegio catalán jugaron por parte de Andalucía:

Camino, Herminio, Sedeño; Barrero, Ocaña, Barragán; Iglesias, León, Gabriel, Kinké y Brand.

El partido fue de claro dominio andaluz,muy superior técnicamente al equipo valenciano. El resultado final fue de 1-2 con goles de Gabriel y León por parte andaluza y por parte valenciana marcó de penalti Cubells, jugador éste que había pertenecido al Sevilla FC en la temporada 1920-21 y que volvió a su tierra posteriormente para enrolarse en las filas del Valencia donde llegó a ser internacional y donde años después ocupó distintos cargos dentro del club che.

Una vez eliminado el conjunto valenciano tocó enfrentarse en semifinales a la selección de Galicia,esta vez como local en el campo del Reina Victoria el día 14 de Enero de 1923, en un partido bastante extraño donde sin ser a priori superior, la selección gallega ganó sorprendentemente por 1 gol a 4 con tantos de Gonzales (2),Polo y Chiarroni, marcando Kinké por los andaluces. El resultado de este partido estuvo influenciado por la lesión del guardameta vasco del Sevilla FC Larumbe, el cual recibió un balonazo en el estomago que le produjo la rotura de varios músculos abdominales,inutilizándolo durante el resto del partido y causándole a la larga la retirada del fútbol.

La selección andaluza volvió a estar compuesta por jugadores del Sevilla FC, alineando a los siguientes jugadores:

Larumbe; Sedeño, Herminio; Rey, Ocaña, Barragan; Escobar, Kinké, Gabriel, León y Brand.

A la temporada siguiente se disputó una nueva edición de este campeonato, enfrentándose nuevamente la selección de Andalucía a la de Levante. Para preparar este choque y de cara a seleccionar a los jugadores que debían de formar parte de la selección andaluza, la Federación Sur suspendió los partidos del Campeonato de Andalucía y decidió concertar en su lugar un partido a mediados de Octubre entre dos selecciones compuestas por jugadores de diferentes clubs de la región,lo que se llamaba en aquella época un partido entre “posibles” y “probables”. El partido, que acabó con victoria de los “probables” (equipo formado por el Sevilla) por 4 a 1, fue noticia por la ausencia de los cinco jugadores béticos preseleccionados, debido a una carta que el equipo verdiblanco mandó a la Federación un día antes y que fue publicada en la prensa en la que notificaba que todos los jugadores estaban enfermos.

image

La directiva bética, muy molesta por que la Federación hiciera publica esta nota, publicó una carta en el que era poco menos que su periódico “oficial”, el diario “La Unión”, donde escribía el ex presidente bético y vocal de la Federación Gil Gomez Bajuelo “Discobolo”, en la que se declaraban bastante molestos por tener que jugar en una selección con jugadores de menos categoría (equipo “posibles”) y emplazaba a la Federación a jugar un partido entre el Real Betis y la selección andaluza que ellos designasen. A partir de ese momento comenzó una campaña contra la selección andaluza y contra la Federación desde el diario “La Unión” desde donde se pedía que fueran convocados varios jugadores béticos. Por otro lado, el resto de la prensa sevillana intentaba concienciar a las distintas aficiones de que la selección representaba a todos independientemente del equipo al que se perteneciera.

image

Llegó la fecha del 11 de Noviembre y con gran expectación se dieron cita en el Reina Victoria andaluces y valencianos en un partido que tenia al equipo andaluz como claro favorito. Con el arbitraje del sr. Colina saltó al campo la selección andaluza con calzón blanco y camisetas azules , presentando la siguiente alineación:

Avilés, Herminio, Sedeño;  Gabriel, Ocaña, Iglesias; Escobar, Spencer, Kinké, León y Brand.

El partido resultó muy disputado venciendo finalmente Andalucía por 3 tantos a 2,siendo los autores de los goles Brand, Kinké y Spencer por parte andaluza y el ex sevillista Cubells y Costa por la selección de Levante.

Mientras tanto el campeonato de Andalucía se seguía disputando y el día 21 de Enero de 1924 se volvía a proclamar campeón el Sevilla FC al golear al Real Betis en su campo (2-4) con el inconveniente esta vez de que además de las bajas de Kinké y Herminio había que sumarle que jugó sin portero al lesionarse al poco de empezar el partido el guardameta Avilés, teniendo que ocupar su lugar el delantero Spencer.

image

En la crónica que de este partido hizo el periódico “El Liberal” el cronista “Oreto” se quejaba de que ya no existía aliciente alguno en este campeonato regional al no tener rival el Sevilla FC al que enfrentarse, echando de menos otras épocas en las que el equipo bético si le ponía en serias dificultades. Resulta sorprendente por otro lado la crónica que Gómez Bajuelo hizo en el semanario “Madrid Sport” de este partido en el que bajo el seudónimo de “Squizo”, el ex presidente del R. Betis destacaba el juego del equipo bético a pesar de la goleada y volvía a pedir que se llamase para la selección andaluza a varios jugadores verdiblancos. Así titulaba la crónica de “El Correo de Andalucía” con fecha 22 de Enero.

El rival al que había que enfrentarse en semifinales del campeonato interregional no era otro que la selección Centro,un equipo bastante potente que además de contar con la ventaja de jugar como local tenia a su favor el estar mas habituado a jugar en césped que el conjunto andaluz, el cual para intentar sobreponerse a este problema entrenó durante varios días en el campo de Tablada.

El partido despertó gran interés entre los aficionados que se desplazaron en tren en numero cercano a los mil, entre los que viajaban un tren especial organizado por el “Noticiero Sevillano”.

El día del partido, día 27 de Enero, en el estadio Metropolitano y ante 25.000 espectadores, la selección andaluza presentó la siguiente alineación:

Jesús, Sedeño, Herminio; Iglesias, Ocaña, Gabriel; Fuentes, Spencer, Kinké, León y Brand.

Como se puede comprobar el equipo completo del Sevilla FC excepto el joven portero del R.Betis Jesús, que jugó en detrimento del lesionado guardameta del Sevilla FC Avilés.

El partido resultó muy igualado adelantándose en el primer tiempo por dos veces el equipo madrileño por mediación de Monjardin y acortando distancias de un fuerte chut Fuentes por Andalucía. Ya en el segundo tiempo el arbitro catalán sr. Lloveras hubo de emplearse a fondo debido a la dureza del partido, el cual se puso prácticamente imposible de remontar para el equipo andaluz debido al juego violento y brusco con el que se empleaba el equipo madrileño, terminando finalmente el partido con 2-1 en el marcador para la selección Centro.

Para colmo, una vez terminado el choque los aficionados saltaron al campo agrediendo a varios jugadores andaluces, teniendo que ser atendidos por el doctor del Sevilla FC Puelles de los Santos, que había viajado con la expedición andaluza. Fue tal el escándalo que se originó que unas semanas después tenia que venir el Madrid a nuestra ciudad al tener concertado un partido amistoso con el Sevilla FC en el Reina Victoria negándose a trasladarse a nuestra ciudad por miedo a las posibles represalias que pudieran acometer los aficionados, viéndose obligado el Sevilla a denunciar al club madridista.

Una vez finalizada la Copa Príncipe de Asturias y al no celebrarse una nueva edición (solo se disputó en 1926 una edición entre los dos últimos campeones de dicho torneo) la selección andaluza no volvió a jugar por esos años ningún partido de carácter oficial, limitándose a jugar los partidos amistosos que por esas fechas organizaba la Federación Regional Sur.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   3 comentarios :

  1. Una verdadera delicia leer este post.
    Los béticos como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Magnífica aportación a la historia ahora que se acerca el Centenario de la Andaluza.
    Las selecciones regionales, como vemos, no es un invento moderno para jugar en Navidad.

    ResponderEliminar
  3. Cada post es una joya...ganar un partido sin portero, qué grande !!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM