rel='nofollow' target='_blank'/>

30 noviembre 2013

EL CAMPO DE LA PLAZA DE ESPAÑA

POR GUARDIANES DE LA MEMORIA.

Descubierto un “nuevo” antiguo campo de juego del Sevilla Football Club.

Hemos localizado una fotografía de un campo del que solo conocíamos su existencia por viejas narraciones y hemos podido ubicarlo.

Vamos a aprovechar para contar públicamente algunos detalles que más de una vez nos habéis preguntado. Esto no es, ni más ni menos, que el “making-off” que dirían los del cine de un post de La Palangana Mecánica.

Para encontrar datos sobre la historia del Sevilla no podemos dedicarnos a leer publicaciones sobre la historia del Sevilla, ya que ahí ya está todo contado. Cualquier libro que toque la historia del final del XIX y principios del XX es susceptible de llamar nuestra atención para “a ver qué cae”.

Esta vez el libro en cuestión era “Andalucía en blanco y negro”, un trabajo de Eduardo Pereiras y José M. Hurtado editado por Espasa en 1999 y en el que aparecerían, como su nombre indica imágenes andaluzas de la época del blanco y negro, la que nos gusta.

image

¡Y allí estaba!

Una imagen del “campo de la Botella” en 1910.

image

Sorpresa y desconcierto inicial. Para todos era desconocido el nombre del “campo de la Botella”. El conocido kiosko de “La Botella” toma su nombre de una que había en la Exposición del 29, así que esa no podía ser.

Releemos con detalle el artículo y solo nos habla de los fotógrafos y sus dedicaciones. Al campo y a los contendientes, solo le dedica el pie de foto. De nuevo el Recreativo de Huelva poniéndonos por delante piezas de nuestra historia. ¿Pudo ese campo ser de Huelva? De la vecina localidad onubense conocemos el Velódromo y la Fábrica de Gas, así que de allí tampoco nos suena la Botella.

Pero la imagen está ahí, tiene fuerza propia, el Recreativo y el Sevilla disputando un partido en un campo que hay que identificar y ubicar. Dejaremos para otro momento comprobar era el Recreativo de Huelva u otro equipo local, ahora estamos con el campo.

image

Había que pensar en los posibles lugares de aquella época en los que poder localizar el escenario. El primer lugar en el que pensamos, no podía ser de otra forma, era en los alrededores del Prado de San Sebastián, el cual era una zona bastante más amplia de lo que hoy suponemos.

image

La chimenea era una buena pista, pero el edificio tan característico que estaba al lado, tendría que ser decisivo.

- ¡Contemos ventanas, hay 24...!

image

La tecnología nos permite dar un paseo por cualquier lugar del mundo sin levantarnos de nuestro asiento, así que rastreamos, mentalmente las posibles zonas, con unas sospechas razonables, y tras fijar unos objetivos le dimos a Google Maps las instrucciones precisas para que buscara la calle Fomento, perdón que eso era a principios de siglo, mejor la avenida de la Borbolla la cual se convertía en un objeto muy sospechoso.

image

image

Parece que el edificio está localizado, afinemos un poco más.

A la derecha en la fotografía aparece otro edificio, algo retranqueado, formando como un rincón con el anterior.

image

Si continuamos el paseo virtual encontramos esto.

image

Y girando la orientación de la cámara…

image

No hay dudas que hemos localizado el sitio correcto.

Estamos delante del Cuartel de Ingenieros:

image

Y así sería como lo verían aquellos sevillistas de principios de siglo XX.

image

Localizado en el lugar, tratamos de averiguar, aproximadamente, cuál sería la ubicación del terreno de juego.

image

Ya teníamos, aproximadamente su orientación, así que volvemos a nuestro aliado tecnológico y vemos a la zona a vista de paloma de la Plaza de América.

image

En esa zona tenía que estar el campo.

Como no podía ser de otra forma, fuimos a verlo in situ y dar un paseo por la zona para disfrutar del nuevo hallazgo del “urbanismo” sevillista.

¿Tenemos constancia escrita de él?

En la “Historia del Sevilla Club de Fútbol”, de Arturo Otero, escrita en 1941, se nos cuenta:

image

“Continuaban los entrenamientos en aquel rincón del Prado, junto a la antigua tapia del Parque, hasta que un buen día se pensó en que había un “campo” mejor en el otro lado del Prado, frente al cuartel de Ingenieros, en el lugar que hoy ocupa la plaza de España, y allí fueron trasladadas todas las “instalaciones deportivas”, que, cual se supondrá, consistían `por junto en un balón que se guardaba en el quiosco más próximo.”

Ese es nuestro campo: “CAZADO”.

Solo quedaba trasladarlo al plano con la ayuda de los programas de edición de imágenes y de los amigos del satélite, los cuales nos facilitan una escala visual. Sobre la misma construimos un campo de 100 x 60 metros, como medidas aproximadas, para hacernos una idea más concreta de la ubicación.

Lo trasladamos a la ubicación calculada y este fue el resultado:

image

Solo nos queda saber el nombre. Si atendemos a los de la época suponemos que lo llamarían “el de Ingenieros”, ya que el Prado era bastante grande y ofrecía distintas posibilidades.

Si nos fijamos en cómo pasó a la memoria, tendremos que decir “el de la Plaza de España”, ya que parte de esta se construyó en el solar que sirvió de campo al Sevilla Football Club, de hecho así es como se recuerda en el mosaico de nuestro estadio.

Una nueva pieza del puzle de nuestra memoria colocada en su sitio, con ustedes

EL CAMPO DE LA PLAZA DE ESPAÑA.

 

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   1 comentario :

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

Buscar en este blog

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM