rel='nofollow' target='_blank'/>

10 febrero 2014

EL “MILAGRO” DE LOS PAPELES DEL SEVILLA F.C.

BY INTERDISCIPLINARY TEAM.

image

Desde hace unos años a esta parte el flujo de noticias sobre la historia del Sevilla F.C. ha sido incesante.

Como sevillistas nos congratulamos que así sea, en el fondo, no es sino una muestra real y objetiva de la grandeza de nuestro club.

En esa vorágine de investigación y descubrimientos ha tenido gran protagonismo un grupo de aficionados surgidos de forma espontánea que algunos dieron en llamar Guardianes de la Memoria, y que fue el sustrato de la creación del Área de Historia del Sevilla F.C., un hito en lo que podríamos denominar la estructura organizativa de los clubes de fútbol de nuestro entorno nacional, y posiblemente internacional.

Si meritorio es dedicar espacio y recursos a algo tan intangible y poco práctico como es la historia dentro de un club de fútbol, donde cada céntimo se destina normalmente al aspecto deportivo de la institución, más aún lo supone el hacerlo en el contexto de una sociedad anónima deportiva presidida legalmente por el ánimo de lucro y en el contexto de crisis económica global que venimos padeciendo. Actos como los Dorsales de Leyenda, los Banquillos de Oro, el 75 aniversario de la Copa de 1935 o la Exposición de los 100 años del Campo del Mercantil, son sólo unas cuantas muestras de la sensibilidad y el orgullo con que el sevillismo vive estas cosas.

La labor de los Guardianes de la Memoria o del Área de Historia del Sevilla F.C. ahí está. Multitud de acontecimientos, datos y anécdotas se han puesto al día, han sido actualizados y desprovistos de la pátina del tiempo, de las leyendas y de la manipulación interesada, gracias sobre todo a fuentes objetivas como las hemerotecas públicas que ya no dejan volar la imaginación febril de algún que otro resentido. Aunque sin duda, entre los capítulos más llamativos, por el éxito de los descubrimientos habidos y por el entusiasmo de algunos aficionados al conocerlos, se encuentra el de los orígenes de la sociedad.

Desde que Juan Castro y Agustín Rodríguez comenzasen a estudiar un posible origen remoto de los sevillistas en el siglo XIX, con el aldabonazo del documento puesto a su disposición en 2004 por los historiadores del Recreativo de Huelva Antonio La O y Diego Becerril, en el que se alude por vez primera al Sevilla Football Club por escrito, el tiempo y la paciencia de los nuevos investigadores han ido sumando más y más material histórico de incalculable valor, como por ejemplo las publicaciones en The Dundee Courier and Arguus, The Otago Witness o The Field, así como el iter procedimental de los trámites administrativos de constitución de la entidad conforme a la Ley de Asociaciones de 1887 durante el otoño de 1905, según apareció publicado en el diario Sevilla.

Lo más curioso, sin embargo, no ha sido todo esto, que lo es y que además es lo que más valora y aprecia el sevillismo, sino el hecho único y sin precedentes de que las investigaciones sobre el Sevilla F.C. se hayan convertido en objetivo principal, y casi único, de otros investigadores de declarada filiación bética y recreativista, quienes movidos por un profundo sentimiento de rivalidad hacia todo lo que significa el Sevilla F.C., propugnan desde variados foros, algunos de ellos inconfesables, multitud de variadas tesis, muchas de ellas contradictorias entre sí, pero cuyo denominador común es combatir cualquier descubrimiento sobre el Sevilla F.C. que no vaya en la línea de lo que ellos desean.

Así, en poquísimos meses, y siendo ello, insistimos, caso único no sólo en la historia del fútbol español sino probablemente mundial, los rivales del Sevilla F.C. han conseguido que aparezcan, más de cien años después, diversos documentos sobre la historia de nuestro club como un cartel de un partido de entrenamiento de 1908, una carta de 1909 remitida por un directivo sevillista relativa a la creación de la Federación Española de Fútbol y un reglamento del Sevilla F.C. también de 1909. Realmente es extraordinario el acierto, verdaderamente sensacional, con el que aparecen públicamente este tipo de papeles, siempre del Sevilla F.C., y no de ningún otro club de España, ni siquiera del propio Real Betis Balompié ni del Recreativo de Huelva. Y mira que ambas instituciones tienen episodios oscuros y lagunas por colmar de su historia. Pues nada, sólo descubren cosas de nuestro Sevilla. Debe ser una cuestión de grandeza, sin duda.

A nosotros, a diferencia de ellos, no nos gusta tachar de falsos a priori ningún documento, creemos que debe dárseles la presunción de veracidad y exactitud. Además, todo lo que se aporte acerca de nuestro club nos gusta, tenga el sentido que tenga, la historia es la que es y la queremos por ser nuestra, no porque alimente nuestras fantasías. Pero precisamente por ello queremos asegurarnos de que son auténticos. Verán.

Los esfuerzos realizados durante las Bodas de Oro del Sevilla F.C. en 1955 (cuando sobrevivían muchos de los protagonistas de los documentos que aportan los investigadores béticos y recreativistas, incluso sus autores), las Bodas de Platino en 1980 y el Centenario en 2005, cada uno de ellos con sus respectivas Comisiones Organizadoras, no se vieron premiados con ninguno de los documentos que ahora súbitamente han aparecido. ¡Qué mala pata!

Mientras todos los descubrimientos importantes del Área de Historia del Sevilla F.C. pueden constatarse y comprobarse en fuentes de carácter público accesibles para cualquiera, resulta que los documentos que aportan otros investigadores son privados, no se nos indica la fuente, no se facilita ningún contacto directo con esa fuente para comprobarlos y no sabemos siquiera si están completos o faltan más datos que permitan ubicarlos adecuadamente. No podemos hacer comprobaciones sobre los documentos escritos a mano (sólo la carta federativa de 1909 está a mano) ni a máquina, aun siendo de la misma época y pese a lo poco extendido que estaba el uso de las máquinas de escribir.

El papel, de por sí tremendamente frágil, y los textos escritos en ellos, en tinta estilográfica o copia de máquina de escribir, milagrosamente ha sobrevivido más de cien años pese a no haber sido conservado en el medio ambiente adecuado de una biblioteca o archivo de protocolo acondicionado al efecto. La tinta, también milagrosamente, no se ha borrado.

En fin, que concurren en todos los documentos aportados por investigadores no sevillistas unas características de privacidad, conservación, contenido y destinatarios de los mismos que sin duda merecen el calificativo de los papeles del “milagro” con el que hemos encabezado este post, en su acepción de la RAE, como cosa rara, extraordinaria y maravillosa.

Gracias.

Esperamos impacientes las nuevas aportaciones de nuestros colegas béticos y recreativistas, cuya puntería respecto a las cosas del Sevilla F.C. parece infalible. ¿Se tratará en el futuro nuevamente de correspondencia privada conservada de forma impecable e imposible de consultar en algún registro público?

Hagan sus apuestas.

 

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   5 comentarios :

  1. ¿Sería acaso la primera vez que manipulasen algo?

    http://www.lapalanganamecanica.com/2011/03/les-queda-mucho-camino-aun.html

    ResponderEliminar
  2. Con lo del cartel de 1908 ha sido con lo que más me he reído:

    http://www.lapalanganamecanica.com/2011/12/como-cazar-una-creatura.html

    http://www.lapalanganamecanica.com/2012/01/asiento-de-preferencia.html

    ResponderEliminar
  3. Victimismo. Lloriqueo. Nerviosismo.

    Ésas son las tres palabras claves del "INTERDISCIPLINARY TEAM".

    ResponderEliminar
  4. Habéis puesto el dedo en la llaga. Propongo a los Guardianes una idea, aunque supongo que la descartaréis, porque no sois como ellos, no os mueve el odio. Haced como las criaturitas o el choquero francés, inventaos unos papeles, una (supuesta) carta de fulanito a menganito o unos estatutos de 1905 que hablen de 1890, es lo mismo que hacen ellos. A ver entonces lo que pasaría.
    Fernando Gutiérrez.

    ResponderEliminar
  5. Al anónimo le digo:
    - Todavía NO HA APARECIDO NI UN SOLO DOCUMENTO que mueva ninguna de las propuestas históricas que hemos hecho.
    - Hemos respondido, punto por punto, tanto a teorías, como a insidias, como a embustes, que de todo ha habido.
    Encima se atreven a pedirnos explicaciones cuando tienen su casa sin barrer.
    - Los que nos piden a nosotros que justifiquemos todo NO HAN PRESENTADO NI UN SOLO DOCUMENTO sobre su club.
    ¿Han salido ya a pedriles disculpas Huelva por el lío en el que los han metido?

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM