rel='nofollow' target='_blank'/>

14 febrero 2014

OTRA VEZ HABÉIS PICADO, CRIATURITAS

image

Cuando el odio mueve todos tus actos, pasan estas cosas, te ciegas, y no ves lo que dejas a tu alrededor.

Se demuestra lo que proclamaba Albert Camus:

“El odio es en sí una mentira. Miente, por lo tanto, esencialmente sobre el orden de las cosas. Todo hombre que odia se detesta en cierto modo a sí mismo. No hay pues, un nexo lógico entre la mentira y el odio, pero hay una filiación casi biológica entre el odio y la mentira. El odio no puede adoptar otra máscara, no puede privarse de esa arma. No se puede odiar sin mentir. Cuanto más odias, más mientes. Pero la mentira es privilegiada, su importancia proviene de que ninguna virtud puede aliarse con ella sin perecer. El privilegio de la mentira estriba en vencer siempre a quien pretende servirse de ella. No, ninguna grandeza se ha fundado jamás sobre la mentira.”

El último post del Grupo Bético de Estudios Históricos sobre sus fantasías fundacionales respecto al Sevilla F.C. es lo que se dice un hara-kiri en toda regla.

Ya lo hicimos con el ínclito Carmona, le pusimos la zanahoria y allá que fue a perseguirla, lo llevamos al terreno que quisimos para darle, en palabras del inefable Sheldon Cooper, un zas en toda la boca.

Otra vez nos la han puesto a huevo, botando, para rematar de volea a la mismísima escuadra. En fin, siempre han sido y serán un sparring para nuestro esparcimiento y diversión. Bufones los llamaban en las cortes medievales. Pues eso.

Pidiendo perdón de antemano por si estamos haciendo una interpretación -¿cómo lo llaman los respetuosísimos chicos que quieren darnos lecciones de educación?- marca ACME, su criterio se sustenta en las siguientes afirmaciones, todas ellas referidas al F.C. Barcelona y extractadas literalmente de su texto:

-“Para sintetizar la información que nos interesa diremos que el 29 de Noviembre de 1899 se funda el FC Barcelona”.

Como justificación aportan una reseña periodística donde se alude a la constitución de una entidad denominada F.C. Barcelona, con el nombre de los cargos designados y la actividad que pretende desarrollar.

image

 

-“Efectivamente, el FC Barcelona se inscribe definitivamente legalizándose en el Gobierno Civil el 3 de Enero de 1903.”

El soporte son los asientos del Registro Civil de Barcelona, con la fecha de inscripción.

 

-“En resumen, Sr. Romero, en respuesta a su pregunta y para que le quede claro lo que decimos: El FC Barcelona se funda en 1899 y se constituye legalmente en 1903.”

Un poco más adelante, como la cosa no queda del todo bien para los fines que pretenden, añaden un nuevo requisito:

 

-“El FC Barcelona tiene demostrada actividad y continuidad en testimonios, prensa de la época y otra documentación existente entre 1899 (fecha en la que se funda) y 1903 en la que se inscribe legalmente.”

 

Estas afirmaciones se documentan con un mosaico de recortes de prensa (en los que no se especifica ni la fuente ni la fecha exacta ni nada de nada, como siempre) con alusiones directas al “F.C. Barcelona”.

Así pues, en resumen, la “doctrina legal” del Grupo Bético de Estudios Históricos, fijada públicamente en su respuesta a nuestras preguntas directas sobre el origen del F.C. Barcelona, es la siguiente:

1º).- Para hablar de fundación de un club hace falta (i) una noticia de prensa que refleje que se (ii) constituye un club, con un (iii) nombre definido, unos (iv) directivos nombrados, y el (v) anuncio de la disputa de unos partidos próximamente.

Efectivamente, la noticia de prensa es una fuente objetiva y fiable, que refleja la trascendencia pública del acuerdo de voluntades fundacional de un club. Y el dato de la designación de directivos es fundamental, puesto que no cabe hablar con propiedad de que hay un club fundado si no se produce en ese mismo acto, y así lo recoge el recorte de prensa, el nombramiento de los cargos. La inexistencia de certeza respecto al nombramiento de cargos podrá denotar un propósito de fundar una entidad, pero no que se esté haciendo en ese momento. Finalmente, el anuncio de próxima ejecución de la actividad futbolística sería la prueba del objeto que tiene la sociedad.

2º).- Si entre la fundación y lo que ellos denominan “constitución legal”, es decir, la inscripción en el Gobierno Civil, transcurre un lapso de tiempo, son necesarios para poder afirmar que se trata del mismo club, dos requisitos adicionales:

2.1. Que la inscripción en el Gobierno Civil se haga con un nombre idéntico al que tenía el club al fundarse. Ejemplo: una reseña de prensa sobre la constitución de la “Sociedad de Football” de Sevilla no vale porque en el registro aparece como “Sevilla Football Club”.

2.2. Deben aparecer recortes de prensa donde se aluda por su nombre al tal club y que contengan crónicas de partidos y actividades sociales ininterrumpidas de ese club durante el periodo intermedio.

Nos van a disculpar pero seguimos padeciendo la misma torpeza de hace unas semanas. No nos enteramos, y necesitamos nuevamente la ayuda del grupo de estudiantes béticos, sobre todo la de sus amables juristas, para que nos aclaren varias dudas que nos siguen corroyendo.

Atendiendo a su teoría, a su “doctrina legal” sobre la fundación de los clubes, dictada al hilo de su análisis del caso del F.C. Barcelona, querríamos que nos explicasen qué repercusiones tiene sobre la historia de su propio club, el Real Betis Balompié:

Primera duda.- Todavía no les hemos leído afirmar que su club no se fundase en 1907, sin embargo, no existe ninguna reseña de prensa ni ningún papel que recoja el nacimiento de un club llamado España Balompié ni Sevilla Balompié en ese año de 1907.

Por favor, enséñennos la reseña de prensa de 1907 con el nombre del club, los directivos y los partidos que se disponían a jugar para poder mantener esa fecha. En caso contrario, si quieren ser coherentes, afirmen taxativamente, y háganlo circular a todos los béticos por los conductos que suelen utilizar para estos fines, bien clarito y bien alto, que el Real Betis Balompié no se fundó ni se constituyó en 1907. Que ello es falso, un invento, una burda patraña.

Segunda duda.- En agosto de 1908 aparece una reseña de la formación de un club denominado “España Balompié”, por cierto, aportada por esta web, pero no se conocen ni directivos ni ningún partido disputado por ese “España Balompié”.

image

Siguiendo su teoría, suponemos que este club ni se fundó ni existió, y si lo hizo, se extinguió, puesto que jamás se inscribió con tal nombre en el Gobierno Civil ni nunca fueron autorizados sus estatutos por nadie.

Por lo tanto, si pretenden mantener lo contrario, enséñennos la inscripción del “España Balompié” en los libros del Gobierno Civil sevillano y enséñennos también la designación de sus cargos, pero sobre todo, demuéstrennos que el “España Balompié” y la “Sociedad Sevilla Balompié” eran jurídicamente la misma entidad. En caso contrario, no vuelvan a hablarnos de 1908 nunca más.

Siguiendo sus propias palabras, ni siquiera podríamos hablar de “vinculación sentimental” (jaja) entre el “España Balompié” y el “Sevilla Balompié”, porque ni siquiera tenemos reseña de prensa alguna en tiempo real que nos hable de cuáles fueron sus socios y fundadores, de hecho no hay nada, CERO (así les gusta a ustedes ¿no?) hasta la primera alineación que se les conoce de mayo de 1909.

Tercera duda.- La primera noticia que existe del Sevilla Balompié es del 31 de enero de 1909, también descubierta en esta web, aunque ni siquiera aparecen en ella cargos designados ni actividad efectiva realizada.

rec

 

Su inscripción es del 1 de febrero de 1909.

Ni en 1907 ni en 1908 ni siquiera hasta abril de 1909 disputa partido alguno ningún equipo de fútbol sevillano que no sea perteneciente al Sevilla F.C.

No existe el más mínimo rastro en prensa (que es el requisito que ustedes imponen) de ningún partido de ningún equipo llamado “España Balompié” ni tampoco del “Sevilla Balompié”. Por lo tanto, según su propia doctrina, no hay continuidad alguna entre supuestas entidades como el “España Balompié” y el “Sevilla Balompié”, y hay una inactividad total de esta última hasta abril de 1909.

Su conclusión, la que se deriva de su “estudio”, es que el “Sevilla Balompié” es un club completamente distinto del “España Balompié”. Y ello es así porque según ustedes mismos, no coinciden los nombres y no hay una demostrada actividad y continuidad en testimonios, prensa de la época y otra documentación”.

Dicen ustedes:

“Los Sres. investigadores sevillistas deberían de dejar de sacar testimonios de 40 años después de los hechos, y aportar documentación en tiempo real de la vida de su club en esos dos años”.

Pues eso mismo les pedimos nosotros. Den ejemplo. Tráigannos un periódico de 1907 o de 1908 que nos cuente partidos del España Balompié o del Sevilla Balompié. Incluso de enero, febrero o marzo de 1909, enséñenos alguna crónica, “en tiempo real, de la vida de su club en esos dos años”.

Respóndannos a las cuestiones planteadas, con la misma vara de medir, esto es, exactamente con los mismos criterios que ustedes han marcado para el F.C. Barcelona, y con la misma contundencia, claridad y difusión que le dan a sus conclusiones sobre el Sevilla F.C.

Dígannos sin ambages que el Real Betis Balompié no se fundó en 1907 ni en 1908.

Dígannos que el Sevilla Balompié no se fundó hasta 1909.

Dígannos que sus fundadores y socios primitivos, individuos como Del Castillo, Gómez Bajuelo, Olmedo o César del Arco, entre otros muchos, eran unos mentirosos y unos farsantes.

Dígannos que páginas web como “manquepierda” o “béticos y andaluces” o la propia “web oficial del Real Betis Balompié” mienten, engañan a sus lectores y seguidores, y se cachondean de sus aficionados, a sabiendas de que la verdad es otra, porque ustedes acaban de establecer una nueva verdad histórica en su afán de atacar al Sevilla F.C.

Son ustedes, no nosotros, los que han sentado que jamás existió ningún “España Balompié” antes de agosto de 1908 y que inmediatamente desapareció.

Son ustedes los que están afirmando que su fecha fundacional de 1907 y su centenario de 2007 son un fraude.

Son ustedes los que han establecido que el “Sevilla Balompié” se fundó el 31 de enero de 1909, dado que no hay ninguna reseña periodística en tiempo real anterior a dicha fecha.

Y son ustedes los que han certificado que el “Sevilla Balompié” fue un club completamente distinto del “España Balompié”, si es que este último llegó a ser algo alguna vez, dado que no coinciden los nombres y no hay una demostrada actividad y continuidad en testimonios, prensa de la época y otra documentación”.

¿Cómo era eso tan simpático que nos decían?

Ah, ya:

“¿ni un partidito, ni una pachanguita, ni un balón perdido en el cauce del rio?”

Pues eso.

Y ya que estamos, repasemos también cómo afecta su teoría al Recreativo de Huelva, y veremos cómo efectivamente, tal y como se publicó hace poco por una de las revistas deportivas digitales más prestigiosas de esta ciudad, su teoría supone un ataque directo al Decanato del Recreativo de Huelva, algo que además tienen ustedes la virtud de plantear en el mismísimo año de la celebración de su 125 aniversario.

Primera duda.- Según su teoría, para hablar del mismo club no basta que exista coincidencia de socios, el nombre de la entidad debe coincidir exactamente al momento de lo que ustedes llaman “fundación” con la “constitución legal”. De esta forma, “Club de Football de Sevilla” o “Sociedad de Football” de Sevilla, no pueden confundirse con “Sevilla Football Club”, nombre adoptado, según ustedes, en el momento de la “constitución legal”, pese a que en febrero de 1890 es cuando aparece documentado por primera vez.

Pues en 1889 parece ser que lo que se fundó fue una entidad llamada “Huelva Recreation Club” que, como tal, jamás fue registrada. Se supone que lo hizo, según la prensa, porque nunca se ha aportado la hoja registral correspondiente, en 1903 una sociedad denominada “Club Recreativo de Huelva”. No somos nosotros, son ustedes los que, con sus teorías, impedirían considerar a ésta como la misma entidad que la primera. Más aún, su criterio, el que quieren aplicar al Sevilla F.C., tal y como lo han enunciado, impide considerar como una misma entidad al “Huelva Recreation Club”, “Seamen’s Institute”, “Club Recreativo de Huelva”, “Real Club Recreativo de Huelva”, “Onuba C.F.” y nuevamente “Real Club Recreativo de Huelva”. Explíquenselo a nuestros vecinos onubenses.

Segunda duda.- Según sus palabras, el “Club de Football de Sevilla” que aparece en The Dundee Courier and Arguus de 17 de marzo de 1890 y el “Sevilla Football Club”, que figura en La Provincia de Huelva del mes de febrero anterior, aun siendo el mismo club, no pueden considerarse la misma entidad que el Sevilla Football Club “constituido legalmente” en 1905, 1908 o 1909, como ustedes prefieran, porque hay demasiado lapso de tiempo entre la “fundación” y la “constitución legal”.

Desde 1890 a 1905 hay 15 años, si no nos equivocamos al contar, pero es que si ustedes pretenden sostener que el “Huelva Recreation Club” de 1889, jamás inscrito, y el “Club Recreativo de Huelva”, que se supone registrado en 1903, son el mismo club, resulta que entre la “fundación” y la “constitución legal” hay 14 años. ¿Cuál es el baremo? ¿14 años sí es suficiente, porque es el periodo intermedio del Recreativo de Huelva, y 15 no valen porque es el del Sevilla F.C.? Es más, la primera inscripción registral del Recreativo de Huelva que puede acreditarse oficialmente es de 1927, lo que determina un lapso de 38 años entre la “fundación” y la “constitución” legal. ¿Para el Sevilla F.C. 15 años es mucho y para el Recreativo de Huelva 38 son pocos?

Tercera duda.- Vuelven a afirmarnos como requisito que, en el caso de que se produzca un periodo de tiempo sin actividad futbolística continuada, hay que dar por extinto al club fundado inicialmente, y como nuevo club al que lo sucede. En ese lapso de tiempo, a ustedes no le valen referencias periodísticas a la práctica del fútbol en la ciudad, aunque sean de los mismos protagonistas, sino que tienen que ser crónicas que identifiquen claramente como practicantes del juego al club por su nombre exacto.

Explíquennos entonces por favor cómo encaja en este punto el dato de que, desde 1893, no hay crónicas de partidos de fútbol del “Huelva Recreation Club” ni del “Club Recreativo de Huelva”, sino del “Seamen’s Institute”. Para ustedes serían dos entidades distintas.

Explíquennos también cómo puede hablarse de continuidad cuando el Recreativo de Huelva llegaría incluso a no estar federado y no disputar competición alguna en una época, 1925-1927, distinta de la primitiva, donde sí había competiciones oficiales y no disputarlas constituye una prueba evidente de desaparición total.

Son ustedes quienes exigen una continuidad ininterrumpida, con crónicas en tiempo real de los partidos disputados. Dos años sin noticias específicas de haber jugado al fútbol para el Sevilla F.C. significan para ustedes, sin ningún tipo de duda, su extinción legal, pero en el caso del Recreativo de Huelva, ¿cuál es su conclusión? ¿También desapareció?

Cuarta duda.- Siguiendo con su requisito imprescindible de que la falta de demostrada actividad y continuidad en testimonios, prensa de la época y otra documentación” equivale a la extinción de un club, debemos suponer que si se demuestra con “testimonios, prensa de la época y otra documentación”, no ya que no hay ninguna actividad ni inscripción federativa ni ausencia de partidos, sino la desaparición legal, está claro que no puede hablarse de los mismos clubes, ni respetarse una antigüedad histórica.

Les mostramos este texto que no es nuestro, sino de un antiguo jugador recreativista, en el primer libro escrito sobre la historia del club, basado en su propia experiencia directa como integrante de la sociedad, donde nos dice lo que pasó:

GP

“A partir del siguiente año 1919-20 se inicia la decadencia del Recreativo.

El servicio militar reclamó para si elementos de valía, como Fuentes, Chazarry, González y otros, y más tarde, la Patria dolorida les necesitó en Marruecos para vengar la horrible catástrofe de Annual.

La afición decayó con la ausencia de jugadores, y hé aquí que el club que vio brillar más veces sobre los colores de su emblema la heráldica flor de campeón, arrastró hasta 1925 una vida lánguida, vegetando y queriendo sacar de sus propias reservas pujanza suficiente para sobreponerse a la adversidad.

Pero no fue posible. El profesionalismo lo invadía todo, y hasta Huelva, hasta los pobres y obscuros y modestos jugadores que quedaron en Huelva, se extendieron los tentáculos del fantasma. El Club, el Real Club Recreativo no podía de ninguna manera aceptar la innovación. Antes morir que prostituirse.

E hizo desaparecer la sección de fútbol.”

Se lo ponemos bien grande a los juristas béticos anónimos, a ver esto cómo se interpreta: MORIR y DESAPARECER. No hay actividad alguna entre 1925 y 1927. ¿Cómo era lo que nos pedían a nosotros?.

“Documentación en tiempo real de la vida de su club en esos dos años”.

Por favor, que sus juristas e historiadores del Betis nos aclaren y, de paso también, a los aficionados del Recreativo de Huelva, cómo es posible, manteniendo punto por punto su tesis sobre el Sevilla F.C., que un club en el que desaparece y se disuelve legalmente la actividad de fútbol puede luego reaparecer conservando la antigüedad de su antecesor.

Si para el Sevilla F.C., según ustedes, una inscripción registral posterior a un periodo de escasas noticias sobre su actividad equivale a su desaparición y a la creación de un nuevo club, suponemos que defenderán con la misma rotundidad que, si como dice González Pérez, el Recreativo de Huelva se vio abocado a MORIR y DESAPARECER, produciéndose luego una nueva inscripción registral, sin duda esta última pertenece a un club que nace en ese instante y es distinto de cualquiera anterior.

Aquí tienen la prueba de sus teorías:

image

Explíquenselo a los aficionados del Recre.

Quinta duda.- Dicen ustedes en su texto que un club no puede constituirse legalmente dos veces o más, y que si hay una segunda inscripción registral, esta corresponde a un club nuevo y distinto de sus antecesores. Si el Sevilla F.C. se “constituye legalmente” en 1905 y luego en 1909, pese a que por medio hubiera un incendio del Gobierno Civil que obligó a la reinscripción, el segundo no es el mismo club que el primero, porque su registro viene a demostrar que es otro.

Perfecto. Pues explíquennos también a nosotros y a la afición recreativista por qué el Huelva Recreation Club y el Real Club Recreativo de Huelva son la misma entidad, si la primera se (supone que se) inscribió en el Gobierno Civil en 1903 y la segunda en 1927, sin incendio de por medio, y apareciendo en el segundo caso como fecha de constitución 1927, según acabamos de ver.

Mejor aún, explíquennos como el Real Club Recreativo de Huelva inscrito en 1927 puede ser el mismo club que el Onuba si este se inscribe en 1941. ¿Cuántas veces se constituyó el Recreativo de Huelva? Porque según ustedes, NO PUEDE SER EL MISMO CLUB.

Ya lo ven, el Grupo Bético de Estudios Históricos acaba de defecar encima del Decanato del Recreativo de Huelva. ¡Enhorabuena!. Sus sesudas teorías, y sus extraordinarios juristas anónimos, rompen por completo la historia del fútbol español, eliminan al Recreativo de Huelva del mapa, se cargan la historia del F.C. Barcelona, dada su absoluta inactividad posterior, más aún la del R.C.D. Español de Barcelona, o la misma del Ath. Club de Bilbao. Sois unos fenómenos, de verdad.

Ni un ápice ha cambiado la posición del Sevilla F.C. respecto a sus orígenes en 1890. Y no vamos a repetirlo más veces porque hace ya mucho tiempo que ha quedado claro. Reconocerlo así no le corresponde a nadie, ni a la RFEF ni a la FAF ni siquiera al propio Sevilla F.C. Si así fuera, otros clubes, algunos de muy cerquita, deberían echarse a temblar. Eso sí, vamos a permitimos, por último, una modesta recomendación, búsquense mejores informadores porque en algunas de las cosas que dan por hechas andan muy, pero que muy, desencaminados. Al tiempo. Acuérdense del refranero y aquello de vender la piel del oso antes de cazarlo.

Y por cierto, si pensaban que esto era todo, se equivocan, la gran mordida al anzuelo todavía no se la hemos explicado. Esto no es más que un simple aperitivillo. Lo dejaremos para una próxima entrega. Eso sí, que antes nos respondan a esto. Seguimos esperando.

SI TE GUSTA EL ARTÍCULO TUITÉALO.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   16 comentarios :

  1. Suicidio en toda regla de los verdina, arrastrando consigo a todos los clubes históricos.

    Están amamonados, pero un poquito solo. Por lo demás unos payasetes del tres al cuarto.

    ¿De dónde salen estos personajes jugando a ser historiadores?

    ResponderEliminar
  2. Me da un "tufo a falsificación" que esta vez no contestan, y que gustazo para un sevillista saber que lo que dicen estos, (que ya si que no engañan a nadie)... es superado por documentos, pruebas, que aun no habeis querido mostrarnos. La seguridad de que la historia del Sevilla es limpia y diafana mientras la de los demas está llena de mentiras o verdades ignoradas por no se que complejo de inferioridad.
    No me gustaría ser el Sr. del Castillo ni Balmont, menudo daño a sus respectivos equipos, con lo facil sería aceptar que el Sevilla FC es de 1890 por la misma razon que el Recreativo es el decano y dejar de darle cova a estos historiadores béticos que NO SABEN CUANDO SE FUNDARON, (creo es lo minimo que se puede despachar a una afición)

    ResponderEliminar
  3. Poresitos los estudiantes, más poresitos que la ruina de su beti gueno, son asín. En serio, jejeje, a ver si nos documentan cuando el alcalde les quitaba el tranvía. Han modernizado las historietas de tascas, pero ya no la dejamos pasar como antes. En fin, creaturas univerales y paranormales, para variar.

    ResponderEliminar
  4. Ante tal cúmulo de obviedades la única respuesta que veo posible que den es:
    "Ji, lo que urtedeh digai, pero nojotroh le bemoh ganao ar Cherzi".

    ResponderEliminar
  5. Saludos.

    Asesorados de expertos psicólogos (como antes de expertos juristas), D. Alfonso acaba de describir con precisión la situación mental en que os encontráis.

    Acohonaos os tiene.

    Cuidaros.

    ResponderEliminar
  6. Los historiadores béticos os han dado en toda la boca. Vuestra reacción es la de siempre: El insulto.

    Estilo Sevilla FC.

    Os merecéis todo esto que os está pasando.

    ResponderEliminar
  7. Eso dijo el periodista verderón Olmedo cuando os metimos 5 goles en la inauguración del Campo del Patronato bético, que vuestra defensa tenía en jaque a nuestros delanteros

    ¿Lo que nos está pasando? ¿¡¡¡A nosotros!!!???

    Me recuerda el chiste ese que decía que iba un borracho por la calle y pasa una mujer por su lado y le dice: ¡¡¡Fea, que eres muy fea!!!, a lo que ella le responde, Y tú eres un borracho.

    A lo que este responde, sí, pero lo mío se cura.

    Os hemos goleado y no podeis más que frustraros.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Saludos.

    Recuerden, Guardianes, que os han retado en debate público sobre los papeles... del Sevilla F. C.

    Del otro, si eso, pues ¿cómo te diría?, no se,quizás si, puede que, llámame mas adelante, en cualquier momento, ya te comentaré...

    "Balón al suelo", que dice el ínclito D. Alfonso, y aterrice, buen hombre. Ustedes no están en disposición de exigir nada; ustedes no dominan el juego; ustedes deben chupar rueda (como han hecho toda su historia) y solo pueden hablar del Grande. Y las condiciones las dicta el Grande.

    ¿Debate público?

    Solo se combate lo que se teme. Bajen de la nube.

    Ya hubo un intento sano y sincero y ellos mismos, asustados de lo que hubiera podido pasar, lo abortaron. Había demasiadas cosas oscuras que desvelar.

    El día que TODO salga a la luz...

    Cuidaros.

    ResponderEliminar
  9. Por cierto lo que han dicho los historiadores béticos anónimo es lo mismo que llevan diciendo 10 años atrás, no salen de ahí. Los historiadores del Sevilla FC en 10 años han sacado documentos de nuestra fundación en 1890, del proceso de nuestra oficialización en 1905, del acuerdo de nuestro equipo para jugar un partido en 1906, de la renovación de nuestra sociedad de futbol en junio de 1907. ¿Qué han aportado estos magnificos historiadores béticos a su club en este tiempo? Absolutametne nada. En la boca o no, los que hablan y mandan son los historiadores sevillistas porque se lo han ganado.

    ResponderEliminar
  10. Los anónimos huachipatos viven en un mundo paralelo. Para no variar, claro esta. Todavía no se han enterado que gracias a los historiadores sevillistas se han aclarado muchas cosas de la historia sevillista y por ende la del betis, porque la historia de estos está escrita en torno a la del Sevilla de una forma "épica". Y por fin han aceptado muchas verdad a cojones. Pero les cuesta aceptar otras verdades y de ahí esa lucha en contra de lo que hagan los historiadores sesevillistas sobre su club y pasando 3 kilos de la propia. Pa que perder el tiempo en confirmar mentiras de ayer y hoy cuando pueden perderlo intentando fastidiar a otros. Así nunca pierden. Estilo huachipatil con niños llorando, abuelos, mucho zentimiento, maza soziaa, oprimidos por los fascistas sevillistas y merecedores de todos los honores futbolísticos de los que no se oxidan. Y yo me lo estoy pasando pipa a su costa. Tanto deportivamente como ¿intelectualmente?. Jajajaja. Son lo que son y nunca cambiarán.

    ResponderEliminar
  11. Para 6. No hay mas ciego que el que no quiere ver.

    ResponderEliminar
  12. ¿Cómo pueden acusar de malas artes quienes no se dedican a estudiar su club sino a tratar de evitar los logros del vecino? Tan solo mentes calenturientas pueden ignorar esta realidad que es la que de verdad pone a cada uno en su sitio. Los guardianes trabajan por aclarar la historia de su club, y por sacar del olvido a pioneros injustamente olvidados. Vosotros solo pretendéis enterrarlos de nuevo por puro odio y rivalidad. ¿Sois como la borroka, sembráis semillas de envidia y violencia por pura incapacidad de ser algo por vosotros mismos? Seguid así, y continuaréis siendo unos eternos segundones como siempre habéis sido. Estáis condenados para siempre a la mediocridad, porque os limita vuestra impotencia para mirar más allá del horizonte del Sevilla F.C. A ver si respondéis a los retos que os han lanzado, ya que tenéis el tema tan estudiado. La paja en el ojo ajeno y la viga en el propio.

    ResponderEliminar
  13. ¡A segunda! ¡A segunda! ¡A segunda! ¡A segunda! ¡A segunda!

    ResponderEliminar
  14. Hay una frase que hace tiempo que la intento cumplir a rajatablas(me da igual si son verdes) y es la siguiente:
    Nunca discutas con un idiota, pues te bajará a su nivel y allí te ganará por experiencia.
    Pues a los señores histeriadores criaturiles de experiencia andan sobrados.
    MARINA.

    ResponderEliminar
  15. BRUTAL. Así se juega al ajedrez. Los verdes atacando de frente, y los guardianes defendiéndose en el frente, los laterales y la retaguardia, con todo perfectamente medido y estudiado, incluso los efectos secundarios, terciarios, etc., de cualquier detalle. Los verdes (y azules) jugando a atacar, sin medir las consecuencias para sí mismos, y los blancos, viéndolos venir, dejándose ver, atrayéndolos, y dejándolos zumbados de un sopapo. Si es que cualquier cosa que inventéis, los guardianes ya la han visto, analizado, triturado y procesado hace un siglo. Lo del Sevilla de 1890 no tiene fisuras, y las que creáis ver, también las tienen todos los equipos históricos de España. A igual criterio, igual conclusión. Ya esta bien de jugar a que mi vecino es tuerto, cuando el que lo dice es ciego. Ajuir.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM