rel='nofollow' target='_blank'/>

12 abril 2014

CONTRA EL BETIS EN DOMINGO DE RAMOS

¿Qué diríamos hoy si se jugara un partido contra el Real Betis Balompié un Domingo de Ramos a las tres y media de la tarde?

Vayamos al principio de la historia.

Estamos en el año 1939 y se disputa el Campeonato de Andalucía, que, a su vez, permitirá a los dos primeros clasificados acceder a la fase nacional de la I Copa del Generalísimo.

Tras disputarse las diez jornadas del campeonato, por distintos motivos, al Betis Balompié le quedaban dos partidos pendientes.

El Sevilla F. C. había terminado la competición, con diez puntos y estaba a la espera del desenlace de los aplazamientos pendientes del equipo bético.

El Betis gana en Jerez por dos a cero el primero de sus dos partidos aplazados. Esta victoria le sitúa empatado en la cabeza de la tabla y se coloca a un solo punto de proclamarse campeón.

Así que el día 26 de marzo jugaba el Betis en Ceuta el partido que quedaba pendiente. Llegaba al mismo igualado a puntos con el Sevilla F. C., le bastaba un empate en el norte de África para conseguir el título.

Mucho se ha hablado de un Sevilla F. C. protegido que salió beneficiado de la guerra y de un Betis Balompié destrozado por la contienda.

Debemos recordar que la gran crisis bética es anterior al 18 de julio de 1936, fecha en la cual ya estaba desmantelado el equipo campeón de la Liga de 1935, y los motivos no fueron bélicos, sino económicos.

Según nos han narrado tantas veces, hasta parecer una verdad inamovible, la diferencia con las que afrontaban Sevilla y Betis el comienzo de 1939 eran abismales, por mor de los favores recibidos por el equipo blanco, pues bien, ahí estaba el Betis a un solo punto de obtener el Campeonato de Andalucía, y el Sevilla, sin poder hacer nada, a la espera de las noticias que llegaran del norte de África.

El Ceuta Sport se impuso por tres goles a cero y parecía haber terminado la historia.

Los sevillistas celebraban el título, tanto es así que ABC titulaba:

image

“Sevilla F. C. campeón y el Betis subcampeón”

Los criterios de desempate estaban claros para todos.

De hecho, cuando faltaba una jornada para finalizar el campeonato, y con varios partidos aplazados, la clasificación se volvía imprevisible. La prensa hacía sus cuentas y apuestas, lo del “matemáticamente” no es nada nuevo.

Todos tenían muy claro los diferentes criterios que habría de aplicar en el caso de hipotéticos empates.

De esta forma se hacen las siguientes conjeturas:

image

“De tal manera se ha puesto el campeonato andaluz, que, ¡asómbrense! a estas alturas hay un equipo que puede ser campeón y puede ser colista.

Semejante equipo –rara avis- es el Ceuta.

Vamos a ver. Si el Sevilla, el Betis y el Ceuta empatan a diez puntos, el Ceuta puede ser campeón. Por “gol average” particular se lo lleva el Sevilla. Pero el Betis puede llevarse al Sevilla y el Ceuta al Betis. De donde entraría en funciones el “gol average” general. Y aquí sería posible, aunque no probable, que el Ceuta llevase el felino al líquido elemento. Total, el Ceuta, campeón.

Puede suceder también que el Ceuta se quede en seis puntos, igualado con el Cádiz y por bajo de este a causa “der gol garage” como decía un castizo de San Bernardo…”

(“ABC”, Sevilla, 7 de marzo de 1939, pág. 23.)

Antes de disputarse la última jornada, y los partidos pendientes por aplazamientos, estaba clarísimo cual era el criterio de desempate. El primer criterio era el “gol average” particular, en caso de persistir el empate, el general.

Por ello, la prensa titulaba que el Sevilla F. C. se había proclamado campeón.

El Campeonato parecía finalizado, pero no fue así.

image

El partido del domingo

La Federación Regional Sur hace pública la siguiente nota:

“Al finalizar los partidos correspondientes al Campeonato Regional del Sur, torneo preparatorio para la Copa del Generalísimo terminan clasificados con diez puntos los clubs Sevilla F. C. y Betis Balompié; como en las bases establecidas para dicho torneo regional no se previó claramente esta contingencia, correspondía entonces la aplicación del Reglamento vigente de la Federación Española que resuelve el caso mediante la fórmula del gol average y por la cual sería proclamado campeón el Sevilla F. C.

Sin embargo, como se han suscitado públicamente diferentes versiones sobre este caso, con la consiguiente dubitación de la legitimidad del título discernido con tal fórmula, el Sevilla F. C., con un espíritu altamente deportivo, ha propuesto espontáneamente la discusión de dicho título, mediante un partido único de desempate con el Betis Balompié, en cuyo encuentro será proclamado campeón el Club que resulte vencedor.

La Federación Regional Sur se complace en hacer público esta resolución, que acepta gustosamente, por entender que así se beneficia el interés general del deporte y de la afición.”

(“ABC”, Sevilla, 1 de abril de 1939, pág. 16.)

Pocas veces se habrá visto en el fútbol que un equipo que se proclama campeón, acceda a disputar un encuentro de desempate.

Como vemos, el estilo Sevilla Fútbol Club, viene de antiguo.

De esta forma, se fijó la fecha para el encuentro que debía dilucidar el campeonato, ya que los dos puestos para el acceso a la Copa del Generalísimo ya los habían conseguido ambos equipos.

La fecha no podía ser otra que el 2 de abril de 1939, Domingo de Ramos.

El periódico del día 2 de abril salía a la calle con una noticia que relegaba cualquier aspecto deportivo.

El día 1º de abril de 1939, en Burgos, se dictaba el último parte de guerra.

Aquel 2 de abril, además, era de Domingo de Ramos. La primera hermandad que ponía su Cruz de Guía en la calle era la de la Sagrada Cena, a las cuatro y media de la tarde, desde la Iglesia de los Terceros. A esa misma hora comenzaba el segundo tiempo de nuestro partido.

image

 

Hoy, Sevilla-Betis ventilarán el título de campeón de Andalucía

Esta tarde, a las tres y media, en el campo de Nervión, se jugará una interesantísima final de campeonato de Andalucía.

El Betis y el Sevilla, empatados a diez puntos, van a decidir sobre el terreno -¡sobre el terreno!- quién es el campeón andaluz.

(…)

Así es que a las tres y media en Nervión, a pasar hora y media de emoción. Y después… ¡a San Juan de la Palma!”

Con la habitual presencia, y más en ese señalado día, de la autoridad militar, se disputó la final del Campeonato de Andalucía de 1939.

“El partido sólo tuvo veinte minutos de vistosidad. Fueron los veinte primeros, en que el Sevilla realizó buen juego, por obra y gracia de su interior Raimundo, que actuó con brillantez. El jugador sevillista, vivaz, dominador, inteligente, llevó la línea admirablemente durante ese tiempo, dándole una profundidad de la que suele carecer y terminando sus intervenciones con felices remates.

Fue entonces cuando el Sevilla consiguió sus dos tantos. Los dos obtenidos por Raimundo. El primero, entrando rápidamente de plancha a un balón, cortamente despejado como consecuencia de una intervención de Campanal. El segundo tanto, originado en jugada de López, fue chutado con dureza por Raimundo.

Juntamente con Raimundo jugaron muy bien Joaquín y Villalonga.

He aquí los equipos:

Sevilla F. C. Bueno; Joaquín, Villalonga; Félix, Duarte, Núñez; López, Torrontegui, Campanal, Raimundo y Salustiano.”

Betis Balompié: Suárez; Telechía, Angelito; Peral, Fernández, Tomasín; Saro, Rufo, Paquirri, Morita y Sánchez.”

Félix, Duarte y Núñez formaban el centro del campo del Sevilla Fútbol Club aquella tarde de incienso, que es a lo que huele Sevilla los días de gloria.

Félix, Duarte y Núñez formaban el centro del campo del Sevilla Fútbol Club amateur el día que se proclamaban campeones de España en 1935. Es lo que tiene cuidar la cantera.

image

En el banquillo el entrenador que llevó a los amateurs a ser campeones de España en 1936: Pepe Brand.

image

Hace 75 años, el 2 de abril de 1939, Domingo de Ramos, en el viejo estadio de Nervión, Sevilla F. C., 2; Betis Balompié, 0.

El Sevilla Fútbol Club, el Eterno Campeón, revalidaba su propio título ya conseguido, se proclamaba, una vez más, CAMPEÓN DE ANDALUCÍA.

 

***

Adenda para los cofrades.

Si buscamos más coincidencias, a la hora de finalizar el partido, a las cinco y cuarto, aproximadamente, ocurría esto:

 

imageimage

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   2 comentarios :

  1. En su puta vida harían algo así al contrario los llorones históricos verderones.

    Vergüenza les tenía que dar decir lo que dicen del Sevilla FC de toda la vida.

    Felicidades por estos artículos.

    Andoni Ansorena.

    ResponderEliminar
  2. Grande estos Guardianes !!!

    No digo que es lo que pasará mañana porque mis padres me deberían haber bautizado como Prudencio en lugar de José...

    Pepe Gonce

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

Buscar en este blog

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM