rel='nofollow' target='_blank'/>

22 mayo 2014

EL ESTATUS NECESARIO

POR CARLOS ROMERO.

image

Buscar información desde un punto de vista desde el que se sienta como tú sientes, emulando al viejo slogan de SFC Radio, no es fácil. La prensa local sevillana sigue al pie de la letra la máxima de atender a dos equipos cortándolos con el mismo patrón, habiendo grandes diferencias entre ellos en todas y cada una de las parcelas correspondientes, ya sean deportivas, institucionales, incluso si me aprietan, sociales. Desde esa perspectiva siempre se les escaparán cuestiones muy importantes de un club como el Sevilla FC, cuestiones que a la prensa de otras ciudades no se les escapa de su equipo grande. Pero para eso estamos en la blogosfera, para dar cabida a aquellas opiniones que no la tiene en una prensa encorsetada y que debe seguir el guión establecido de igualar lo inigualable.

Esto es algo que se da de una forma muy particular en esta tierra a diferencia de otros lugares, donde se ha ido construyendo el mito de que ambos equipos han estado igualados siempre, cuestión esta que nunca ocurrió ni por asomo, y si lo hizo, fue en momentos muy puntuales que confirmaron la regla de las grandes diferencias establecidas. Ni tan siquiera en los grandes momentos de penar por el desierto sevillista -y su prolongación en el tiempo- le hizo perder la condición de equipo grande de Andalucía, ocasión que desaprovecharon sus rivales de la misma ciudad, incluso de la misma región, y ahora siguen pagándolo.

No queremos hablar del engendro inducido de las ligas particulares, que solo existe cuando el otro equipo de la ciudad va por delante ocasionalmente. Ni tan siquiera en estos momentos en los que se baten records históricos de distancia en puntos ligueros entre ambos clubes. No hablamos de la ordinariez que supone refregar algo tan pequeño como la primera eliminatoria europea ganada entre equipos de Sevilla; nos parece insultante que de nuestra boca salga que fuimos los primeros en hacerlo y debemos achacárselo a cualquier sevillista al que se le pase por la imaginación.

No hablamos ya de goleadas históricas, estas son cuestiones que deben convertirse en naturales, de hecho siempre lo fueron, si no fuese porque algunos periodistas béticos y una afición muy entregada a la propaganda fácil y barata consiguiesen hacer parecer lo que no es, y negar la mayor cuantas veces fuese necesario. Sí es preciso reconocer que son campeones en esa parcela de la propaganda, no hay más remedio que quitarse el sombrero y decir voila.

Hablarles de estas cosas son de una catetez tan grande que roza el surrealismo. No se puede airear lo que tiene que ser cotidiano, no puedes anunciar a los cuatro vientos que te estás comiendo una tostá, cuando todos los días te comes una, no es algo excepcional. Es excepcional para el esmayao, para el Carpanta de turno, el que tiene hambre de títulos. Un tetracampeón europeo debe ser siempre el favorito en todas las lides contra sus rivales locales, y debe machacarlos en el terreno de juego y en buena lid. Nosotros solo refregamos –llegado el caso- copas europeas y campeonatos nacionales, lo demás es de pequeños.

Los hechos importantes a comentar deben pasar por el inmovilismo positivo institucional con el cambio de presidente, por poner un caso.

La temporada pasada, muchos personajes de la acera de enfrente se frotaban las manos, pensando en una situación parecida para el Sevilla FC por la que ellos han tenido que penar en los últimos años.  Dicho escenario catastrófico pasaba por la posible gran deuda que iba a abocar al club grande a tener que sufrir un escenario que posibilitaría una situación catastrófica, que abarcaría parcelas institucionales, deportiva y revueltas sociales. Pero la institución sevillista se ha mantenido firme como una roca en su estatus positivo, y no solo eso, sino que ha mejorado todas las perspectivas. Vendió inteligentemente a jugadores claves por unas razones u otras, un equipo que estaba llamado a hacer cosas grandes pero se quedaron en nada, y compró prácticamente una plantilla a la que posiblemente se les dejó claro que necesitaban de su compromiso con la institución, como así ha sido. No solo acabó con la deuda de un plumazo, sino que ha sido el equipo que más dinero ha ganado hasta el momento en la historia de la Europe League, alcanzando los 15 millones de Euros. Su equipo, tras la renovación total de efectivos ha ganado valor y se sitúa en el puesto 41º mundial.

Un equipo grande, un club grande, con una afición igualmente grande,  y unos jugadores comprometidos.

El Sevilla FC ha demostrado que por sí solo, sin necesidad de los mecenas y jeques salvadores que reclaman por otras lides, subsiste imperturbable a las crisis de sus dirigentes. El SFC es un emporio tal que sería capaz de funcionar solo bastante tiempo por sus estructuras aún estando descabezado. A pesar de que aún es necesario mejorar muchísimo, los distintos departamentos del club tienen tan claro cómo deben trabajar y qué deben hacer, que cumplen sus objetivos establecidos, sin quitarle un ápice de mérito al actual presidente, precisamente porque ha formado parte durante muchos años de esta forma de trabajar. Mención especial al que lo diseñó y lo consiguió, José María del Nido Benavente.

Un nuevo título europeo engrosa ya para siempre el paseo de la gloria sevillista y otro más se fragua en Cardiff. Seis finales europeas, cuatro títulos continentales, cinco copas de España, dos supercampeonatos, 28 títulos oficiales en 124 años de vida, son una frontera inalcanzable para los equipos del entorno, que ven impotentes cómo tienen frente a ellos una máquina perfectamente engrasada que ejerce como rodillo tritura-rivales.

Los medios de comunicación deben asumir el estatus necesario y diferenciar, como se diferencia en Valencia, Barcelona, Madrid y tantas otras ciudades, qué equipo ejerce la supremacía del fútbol andaluz.

image

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   2 comentarios :

  1. Saludos.

    Creo que son ya 28 títulos, D. Carlos.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  2. Ayer, y sin que sirva de precedente, escuchando "Libre y directo" de R. Sevilla de la SER le dedicaron 41 minutos al equipo verdiblanco y 9 al Sevilla F.C. y esos 41 minutos un tal Florencio Ordoñez dando vueltas y vueltas, siempre a las mismas ideas con los mismos argumentos....deben pensar que los oyentes son sordos o de ideas cortas...o tal vez lo sean; o lo seamos.
    Saludos

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM