rel='nofollow' target='_blank'/>

19 septiembre 2014

1890, 1905… ENTRE DOS AGUAS

GRADA ALTA

José María Aguilar – 19/09/2014 - ABC de Sevilla.


La Historia no es una ciencia rígida, invariable, rocosa de naturaleza y condición. El descubrimiento de cualquier documento perdido, u olvidado en los desvanes del tiempo y la memoria, puede obligar a reinterpretar puntos de vista o situaciones que hasta ese momento parecían inamovibles, cuasi dogmáticas. Un ejemplo es el feliz hallazgo de la crónica publicada en marzo de 1890 en un periódico escocés, el Dundee Courier, con el acta fundacional del Sevilla F. C. —«éramos la mitad británicos, la mitad españoles»— y el primer partido de fútbol disputado en España —hipódromo de Tablada— entre equipos de distintas entidades, el Huelva Recreation Club, establecido en diciembre de 1889 y el Sevilla, constituido en enero de 1890. En esos años, en España no era requisito obligatorio para que las asociaciones adquiriesen personalidad jurídica inscribirse en registro oficial. Su existencia legal derivaba del Código Civil, ley sustantiva, en virtud de un acuerdo de voluntades con trascendencia pública, mientras que la Ley de Asociaciones era una norma administrativa que cumplía la función de control de sus actividades.

A principios del siglo XX, sobre todo tras imponerlo el Madrid C.F. en las bases primitivas de la Copa de España en 1902, los distintos clubes surgidos a finales del siglo XIX colmaron el trámite registral. La inscripción del Recreativo data de 1903, 14 años desde su fundación. ¿Quiere decir que no existió con anterioridad? El Sevilla fue oficializado en 1905, pero ya había echado a andar 15 años antes. Debido a las inscripciones oficiales, durante mucho tiempo el Athletic de Bilbao, fundado en 1898, nueve años después que el Recreativo, fue considerado el decano tras ser constituido oficialmente en 1901.Por eso planteo ¿si los datos de una persona tras nacer no son asentados en el Registro Civil por sus padres, o no es bautizada y no consta en los archivos de la Iglesia, ya no existe? Que le pregunten si no al Carrete de Málaga, el veterano bailaor gitano.

Otra vez parece como si Sevilla tuviese que pedir perdón por su historia, rica rama del tronco de la Historia. Y el Sevilla es historia de la ciudad. Por eso no entiendo por qué el presidente, José Castro, se mantuvo la otra tarde equidistante entre dos fechas, 1890, la del origen documentado, que a nadie tiene por qué molestar, y 1905, la de la oficialización. Acaso, y porque estamos en tiempos de una Bienal de Flamenco dedicada al genial e irrepetible Paco de Lucía, quiso mantenerse entre dos aguas. Sin mojarse. Pero en tierra de nadie.”

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   3 comentarios :

  1. El escrito de José María Aguilar en ABC de Sevilla, recoge fielmente la realidad de hechos contrastados. La impagable labor de investigación que los Guardianes han realizado, queda refrendada en su artículo.
    Por el contrario, expone con cierta tibieza, las sensaciones que el Sr. Castro transmite en la difusión del origen del Club.
    Mas que mantenerse entre dos aguas, conseguirá hundirse cual Titanic, si no vira.
    El, por su responsabilidad, no debe posicionarse en tierra de nadie. Debe abanderar actuaciones.
    Pocas horas antes, el Sr. Ariza en su blog “algarivo.blogspot.com”, hizo una brillante exposición del asunto.
    Como le comenté al Sr. Ariza, observo que la alegría que me produce conocer estos hallazgos, no es compartida con similar entusiasmo por nuestro Consejo de Administración. Y me resulta frustrante comprobar, tanta indolencia y frialdad del Sr. Castro, ante tan evidentes pruebas.
    ¿Por qué motivo?
    Si no se produce un cambio en el Consejo de Administración, quizá haya que consultar al Sevillismo, ahora que está tan animado esto de las consultas. Propongo presentarlo en la próxima Junta General de Accionistas de Diciembre. Intentar conseguir el % necesario para su inclusión en el orden del día, y aprobar la inscripción en los Estatutos del Sevilla Fútbol Club, de 1890 como fecha de fundación del Club.
    La Historia es la esencia que nos impregna de orgullo, pasión, y amor por nuestro Club. Nunca la rehuyamos.
    Salud y Sevilla Fútbol Club.

    ResponderEliminar
  2. No podría estar mas de acuerdo con los comentarios de Pepe. El club debe y tiene la obligación de abanderar este tema, y no parecer que no va con ellos. Son los que tienen que dar oficialidad a 1890. El sevillismo debe reclamar al consejo de administración que se cambie la fecha de fundación del club en los estatutos, y proclamarlo a los cuatro vientos. Si ya está más que probada la fecha, no se entiende que miedo, temor, intereses, o no se que cosa, frena para que actuemos así.

    David Real.

    ResponderEliminar
  3. Estoy completamente de acuerdo con Pepe Arjona pues no se puede pasar por alto algo tan importante que nuestras raíces y no se puede tirar por la borda todo el esfuerzo impagable de todas las personas que han trabajado para descubrir la fecha de constitución del 25 de Enero del 1890 algo que hasta la FIFA reconoce.

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM