rel='nofollow' target='_blank'/>

12 diciembre 2014

TODO UN HONOR PARA NOSOTROS

POR CARLOS ROMERO

IMG-20141212-WA0051

Nunca imaginamos, ni era nuestra intención, el ser reconocidos por tan importante y magnífico grupo de sevillistas.

Aunque son muchas las alegrías que nos ha dado la investigación, (no os podéis hacer una idea hasta qué punto) igualmente cierto es que ha sido un trabajo muy arduo, doloroso en determinados momentos, pero especialmente combativo cuando ha sido necesario. Manifestamos a los anfitriones nuestro pudor a la hora de recibir un homenaje de este tipo, pues no es lo que perseguimos, pero no escondemos igualmente la satisfacción de ver cómo la historia bien contada va calando en el sevillismo, y lo interpretamos desde ese punto de vista, cuando en realidad la historia nos la contaron otros a su conveniencia, quizás para justificar lo injustificable. La historia fue siempre un arma arrojadiza utilizada vilmente contra el sevillismo, hoy afortunadamente ya no lo tienen tan fácil.

Son 31 peñas sevillistas que unánimemente han decidido reconocer un trabajo completamente altruista, pero no menos profesional. Un trabajo que no está dotado de profesionalización, pero sí de profesionalidad y con un alto nivel de exigencia. Podría contaros cientos de momentos en los que como coordinador de este  grupo, les he pedido trabajar duramente sobre determinados temas, y jamás les he escuchado (a ni uno solo) la mínima queja, ni tan siquiera el amago de no hacerlo por las razones que fuesen, sacrificando la vida laboral propia, la familia, y su ocio en muchos momentos. Ha sido espectacular y yo solo puedo sentirme orgulloso de este equipo humano. Ellos dicen que pertenecer a Guardianes de la Memoria es un honor inmenso.

Estas personas son capaces de ver un hecho histórico poliédricamente. Sacarle toda la información a una fotografía tomada hace 100 años, casi hasta hacerla sangrar. Es gente cuyo objetivo es ensalzar, divulgar, incidir hasta la saciedad en la pureza de la historia sevillista, limpiarla de polvo y paja dándole lustre,  buscar hasta en el último lugar de la Tierra, y todo de forma absolutamente científica.

Como decía hace pocos días, la historiografía forma parte de la marca del club, es la ventana por la que uno se puede asomar para vislumbrar su esencia; dota de una identidad única y muy especial; produce afición por sí misma, lo conexiona todo conforme la perspectiva suficiente lo facilita. Es pertenecer y ser de un club que genera grandeza, solera, te envuelve en su gloria y te engancha.  Un club sin historia es un club sin alma, y un club que no se ocupa de ella perpetra un genocidio cultural sobre sus ancestros y castra mentalmente a sus aficionados.

Este encuentro con el sevillismo, estas 31 peñas, y en especial a la Peña de Carrión de los Céspedes, ya han conmovido nuestros corazones y solo podemos estarles eternamente agradecidos.

Hoy nos sentimos con más ganas de trabajar en la historia sevillista si cabe, recordando siempre que Guardianes de la Memoria sevillista somos todos.

Gracias.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

0 Opiniones :

Publicar un comentario

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM