rel='nofollow' target='_blank'/>

12 agosto 2015

CÓMO METERSE EUROPA Y EL MUNDO EN EL BOLSILLO

Por Carlos Romero

Para comenzar este artículo, diré que la final de la Supercopa ha supuesto una derrota sin paliativos. El Sevilla FC tuvo opciones para haberla ganado de tú a tú al mejor equipo del mundo, y no lo hizo. No hay paños calientes, todo lo que no se avale con un título en las vitrinas no se recordará nunca. La derrota ha sido dolorosa, probablemente muchos están aún dando vueltas a determinadas jugadas que pudieron ser, pero que no terminaron de serlo.

Y dicho lo anterior, que es la única realidad posible que debemos afrontar,  hay algunas cuestiones que deben ser dignas de análisis por su calado, entre otras porque no debemos obviar que miles de equipos hubiesen querido estar ahí en esa final, aunque terminasen perdiéndola, y nosotros hemos estado por cuarta vez en la historia de la supercompetición, lo que denota la dimensión alcanzada por este Sevilla FC contemporáneo.

Por otro lado, el equipo sevillista ha dado muestras de su potencial, y si bien perdimos como bien comentamos, avisa a navegantes sobre qué tipo de equipo es el que se van a encontrar. Es decir, que si quieren ganarle, y bien pueden hacerlo, deberán pasar el quinario, sudando tinta china si es necesario. Por lo tanto ahí están sus credenciales, los equipos que le toquen en Champions bien podrán maldecir su suerte, porque no les va a resultar –absolutamente- nada fácil.

Independientemente de la derrota, el poso que ha quedado sobre lo ocurrido en Tbilisi, es que se ha  madurado, y el Sevilla FC se asienta definitivamente como un equipo, no ya grande porque lo es, sino de culto. La final se recordará por muchos años, quizás como la mejor jugada en la historia de la supercopa, el espectáculo por parte de ambos equipos fue magnífico, el del primero obligado a todas luces con 600 millones de € de presupuesto, frente al estilo que ha forjado un Sevilla FC en Europa, consciente que es el único camino posible para brillar con luz propia frente a los equipos opulentos.

Por otro lado la verdadera consecución de la universalidad, no es esa cosa que dice alguien que pasa por aquí, sin más pruebas que lo avale, llenar tu campo más que el rival en un alarde de localismo vergonzante, o detenerse en lo anecdótico. Lo universal consiste en establecer un estándar con marca propia igual y globalizada para todo el mundo, y eso solo se consigue a partir de audiencias astronómicas bajo la nomenclatura Sevilla FC. De esta forma comprobamos audiencias con varios cientos de millones de espectadores potenciales –200 millones estimados en la final de la Europa League- como el que ha conseguido la final de la Supercopa, con varios cientos de millones de espectadores más, y con 5.6 millones a nivel nacional.

Por lo tanto no es solo la competición por sí misma, sino lo que genera a otros niveles, tales como el económico. Así nos informamos que el Sevilla FC percibirá en torno a 3 millones de €, frente a los cuatro del ganador, una cifra que para sí querrían algunos otros clubes para comenzar a salir del pozo en el que se hallan. Y de la misma forma nos encontramos los elogios de la prensa internacional, que valora en toda su dimensión el tipo de club que representa el equipo hispalense.

Así mismo hay un detalle que marca la diferencia y es indicador indiscutible de lo que decimos, el HT “Sevilla” en Twitter fue Trending Topic mundial en el puesto número uno, con millones de tuits haciendo referencia al club, y por ende a la ciudad. Porque no olvidemos que el equipo que pasea esta ciudad por el mundo es el sevillista, por eso Sevilla es rojiblanca y el que pueda que lo supere.

Por consiguiente es necesario destacar la transmisión de ilusión a una afición que ha ido creciendo al ritmo que su equipo lo ha hecho, olvidándose de aquella triste etapa de las ligas particulares, una fórmula que nos ha llevado a la senda del éxito de forma certera.

El Sevilla FC consiguió anoche que sus aficionados se sintiesen orgullosos de su equipo aún perdiendo, porque se puede ganar o perder, la diferencia radica en la forma de hacerlo, y el equipo blanquirrojo cayó ayer con las botas puestas. Perdió la copa, pero se metió a Europa y al resto del mundo en el bolsillo.

barcelona-sevilla

Y posiblemente la mejor conclusión de todas las que podemos llegar, es que esta Supercopa ha terminado de fraguar este superequipo para afrontar las competiciones que se le plantean esta temporada, entre otras la Uefa Champions League, que se afronta con ensueño por parte de todos los estamentos de la entidad, así como el lleno garantizado en la grada.

El sevillismo puede, debe y está orgulloso de su equipo. Henchido de moral apoyará al Sevilla FC en los trances que se esperan, siendo conscientes de que no están, ni estarán solos en la batalla.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

   6 comentarios :

  1. ....y mientras todo èsto y mucho más ocurría en ese lejanísimo país y visto más de 400 millones de espectadores,,,aquí, en Sevilla, era presentado un futbolista, defensa alemán para más señas que se le ocurre decir esta frase: Vengo al mejor equipo de la ciudad...

    Y yo me pregunto: ¿qué mente preclara le aconsejó que dijera semejante dislate?

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que puedan decir, hacer, conspirar, tramar, manipular....... y todo lo que queramos añadir, por parte de los del otro equipo de la ciudad, no hace mas que engrandecer "las maneras, señorio, clase, bien hacer......." del equipo REPRESENTANTE, con mayusculas, de nuestra ciudad SEVILLA.

    ResponderEliminar
  3. No ha lugar mención alguna al RBB. Cualquier comparación es, desde hace tiempo, odiosa. Allá ellos con sus pamplinas

    ResponderEliminar
  4. Soberbio como siempre.

    Un placer leerle como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Olvídense de los siempre envidiosos, de los eternos perdedores ¿Para qué mencionarlos aquí?
    "Los nuestros son los de colorao" y esos son los que nos dan grandes satisfacciones por más que les pese a algunos...
    ¡Viva el Sevilla FC!

    ResponderEliminar
  6. Estoy contigo Ángel!

    ResponderEliminar

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM