rel='nofollow' target='_blank'/>

04 septiembre 2016

LOS SUBCAMPEONATOS DEL SEVILLA FC

“Del subcampeón no se acuerda nadie” (Luis Aragonés)

clip_image002

La cuestión de los subcampeonatos del Sevilla FC en competiciones oficiales es un tema poco tratado y bastante desconocido para el sevillismo.

No es difícil imaginar porqué.

Como todos los clubs verdaderamente grandes, el palmarés sevillista se centra en los títulos logrados en competiciones mayores, los máximos entorchados, que dan para una lista completísima.

Tomen buena nota:

1916/17 – Campeón de Andalucía

1918/19 – Campeón de Andalucía

1919/20 – Campeón de Andalucía

1920/21 – Campeón de Andalucía

1921/22 – Campeón de Andalucía

1922/23 – Campeón de Andalucía

1923/24 – Campeón de Andalucía

1924/25 – Campeón de Andalucía

1925/26 – Campeón de Andalucía

1926/27 – Campeón de Andalucía

1928/29 – Campeón de Andalucía

1929/30 – Campeón de Andalucía

1930/31 – Campeón de Andalucía

1931/32 – Campeón de Andalucía

1932/33 – Campeón de Andalucía

1934-35 – Campeón de España

1935/36 – Campeón de Andalucía

1938/39 – Campeón de Andalucía y Campeón de España

1939/40 – Campeón de Andalucía

1945/46 – Campeón de Liga

1947/48 – Campeón de España

2005/06 – Campeón UEFA Cup

2006/07 – Campeón UEFA SuperCup, UEFA Cup y Campeón de España

2007/08 – Campeón Supercopa de España

2009/10 – Campeón de España

2013/14 – Campeón Europa League

2014/15 – Campeón Europa League

2015/16 – Campeón Europa League

clip_image004

En total, 18 Campeonatos de Andalucía, 5 Campeonatos de España, 1 Campeonato de Liga, 5 UEFA / Europa League, 1 Supercopa de Europa y 1 Supercopa de España.

Como habrán podido observar, no se han incluido triunfos en categorías inferiores como la Segunda División u otras más bajas en las que jamás ha militado el Sevilla FC.

Tampoco hemos contabilizado victorias de plata con otros equipos de la misma entidad como puedan ser el amateur, juveniles, filiales, etc., que suman numerosos entorchados en Copa de España, Liga, Copa de Campeones, etc.

Sí, sabemos que otros clubs rellenan artificialmente su palmarés, palcos y museos con subcampeonatos u otros méritos en competiciones o torneos no oficiales, incluso los hay que fantasean con “triunfos” morales, tipo simpatía, número de abonados low cost, el humor de sus jugadores u otras hazañas extraordinarias que haría bien en estudiar Iker Jiménez.

El que no se consuela es porque no quiere.

clip_image006

Pero volvamos por donde íbamos, que nos perdemos.

Los dos recientes subcampeonatos del Sevilla FC, como consecuencia de sus derrotas (sin paños calientes ni lloros) en la Supercopa de Europa y la Supercopa de España de 2016 ante el Real Madrid y el FC Barcelona, respectivamente, nos han recordado el resto de casos en los que el Sevilla FC ha rozado con la yema de los dedos la posibilidad de agrandar su meritoria lista de títulos alcanzados.

Y verdaderamente, se da uno cuenta de que son muchos y muy importantes esos subcampeonatos:

1915/16 – Subcampeón de Andalucía

1917/18 – Subcampeón de Andalucía

1927/28 – Subcampeón de Andalucía

1939/40 – Subcampeón de Liga

1942/43 – Subcampeón de Liga

1948/49 – Subcampeón de la Copa Eva Perón

1950/51 – Subcampeón de Liga

1954/55 – Subcampeón de España

1956/57 – Subcampeón de Liga

1961/62 – Subcampeón de España

2007/08 – Subcampeón de la Supercopa de Europa

2010/11 – Subcampeón de la Supercopa de España

2014/15 – Subcampeón de la Supercopa de Europa

2015/16 – Subcampeón de la Supercopa de Europa y Subcampeón de España

2016/17 – Subcampeón de la Supercopa de Europa

2016/17 - Subcampeón de la Supercopa de España

En total, 3 Subcampeonatos de Andalucía, 3 Subcampeonatos de España, 4 Subcampeonatos de Liga, 4 Subcampeonatos de Supercopa de Europa y 2 Subcampeonatos de Supercopa de España. Se les puede añadir, si ustedes quieren, el Subcampeonato de 1948 en la Copa Eva Perón, equivalente a la Supercopa de España actual.

De esos subcampeonatos hay algunos especialmente sangrantes, por ejemplo, los de liga en las temporadas 1939-40 y 1950-51.

La primera se perdió en la desgraciada tarde de El Bardín, cuando a falta de 15 minutos éramos campeones, y un motivadísimo Hércules que no se jugaba nada nos empataba a tres mientras que en Madrid, al mismo tiempo, el Atlético Aviación despachaba su trámite local para campeonar con la presencia en el palco de las máximas autoridades franquistas, entre ellas, el protector bético Sáenz de Buruaga, como si éstas “intuyeran” que el Sevilla FC acabaría palmando en Alicante y que habría celebración in situ por Vallecas.

Por su parte, el subcampeonato de la temporada 1950-51 fue el del atraco del árbitro Azón, mejor dicho, de su auxiliar Saz, aquel juez de línea que era empleado del presidente bético Benito Villamarín, y que anuló ¿premeditadamente? el gol del título al delantero centro sevillista Araujo.

En la Copa de España, los tres subcampeonatos sevillistas han sido muy dolorosos, especialmente, el de 1962. Partidazo del Sevilla ante el Real Madrid de Di Stéfano, Puskas, Gento y compañía en su propio estadio, el Santiago Bernabeu, sede del encuentro. Es la final recordada por el penalti fallado a poco del final por Mateos y que debió haber tirado Diéguez, con empate a uno en el marcador, y el del gol de la derrota, obra de Puskas, encajado en el último minuto del encuentro. Fue un desenlace cruel, aunque permitió a los sevillistas clasificarse para disputar la Recopa de Europa al año siguiente.

En 1955 el Sevilla FC era favorito ante el Athletic Club de Bilbao tras su exhibición en semifinales ante el Real Madrid, al que venció 1-3 en el Bernabeu y 5-0 en Nervión (global 8-1). Pasaron cosas raras. Helenio Herrera dejó sin vestir al delantero centro titular Araujo, alineando en su lugar al habitual suplente Quirro, quien se lesionó en la primera jugada del partido, quedando inútil para el resto del encuentro, en un tiempo en el que no se admitían las sustituciones. Se jugó con 10 ante un grandísimo rival y se perdió por la mínima (1-0), desperdiciando claras ocasiones de empatar en los últimos minutos.

El subcampeonato de 2016 está bien fresco en la retina de todos los sevillistas. Un partido que se encaró bien ante el extraordinario FC Barcelona de Suárez, Messi y Neymar, cuya superioridad incontestable se puso en solfa tras la expulsión temprana de Mascherano al abortar ilegalmente con falta un uno a uno de Gameiro ante Ter Stegen. Al Sevilla FC quizás le faltaron las fuerzas gastadas solo tres días antes en otra final de máxima exigencia, la de Europa League ante el Liverpool FC, que ganó brillantemente remontando a los red devils con un inolvidable 3 a 1.

En Europa el Sevilla FC no ha perdido ninguna de las finales principales que ha disputado, cinco UEFAS / Europa League, en 2006, 2007, 2014, 2015 y 2016, sin embargo ha caído en todas las Supercopas de Europa derivadas de aquellas, salvo la primera de 2006.

En 2007 se perdió ante el AC Milan, más víctima del estado de shock por la muerte de Puerta que por factores deportivos.

En 2014 no se compitió en Cardiff ante el Real Madrid, pero en 2015, en Tiflis, ante el FC Barcelona, el equipo asombraría al mundo pese a las bajas y mermas de sus estrellas francesas, víctimas de una salmonelosis, remontando un 4-1 hasta empatar y cayendo en la prórroga víctima de una jugada a balón parado.

En Trondheim 2016 la fatalidad se cebó también con los nuestros, pues casi con un asa de la copa en la mano, se concedió un empate de manera incomprensible en el último minuto de la prolongación del partido, y el gol definitivo en el último minuto de la prórroga posterior, que hubo de disputar el equipo con un hombre menos. Como en 1962, el Real Madrid resultó vencedor más por inercia que por superioridad deportiva en el campo.

No vamos a hacer una lectura victimista de los títulos que podríamos tener en las vitrinas de haber sido otra nuestra suerte o nuestro acierto, eso queda para otros, pero si queremos extraer un par de conclusiones de las muchas posibles que deja este análisis:

Sumando campeonatos y subcampeonatos, el sevillista puede darse cuenta la de años, no ya aislados sino con continuidad en el tiempo, que su club ha peleado por grandes cosas. Desde 1916 hasta 1929. Desde 1934 hasta 1962 (exceptuando 1936-1939). Desde 2005 hasta 2016. Suman todos ellos un total de 52 temporadas al máximo nivel en las competiciones oficiales correspondientes, una auténtica barbaridad en la élite. Más o menos los años que otros bien cerquita han habitado las catacumbas del fútbol español.

Y para el más morboso: aquí le dejamos la comprobación empírica de que, hasta en número e importancia de subcampeonatos en competiciones oficiales, le damos una paliza a cualquier otro club de nuestro entorno, a la inmensa mayoría de los de la liga e incluso a aquellos que presumen de subcampeonatos como si fueran oro puro al punto incluso de alardear de ello mediante camisetas conmemorativas. Que ya hay que ser patéticos.

clip_image007

Sin duda, los sevillistas estamos hechos de otra pasta.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

0 Opiniones :

Publicar un comentario

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.

Buscar en este blog

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM