rel='nofollow' target='_blank'/>

26 marzo 2017

LA LLEGADA A LA PRESIDENCIA DE RAMÓN SÁNCHEZ-PIZJUÁN

Por José Melero. Twitter @JMelero1

Él quería construir para su Sevilla, un gran estadio. Sobre su cuerpo inerte, prometo que ese estadio se construirá, Ramón, vete tranquilo al cielo que tus deseos serán cumplidos”.

Estas fueron las palabras pronunciadas por su sucesor en la presidencia del club,el señor Ramón de Carranza, tras el fallecimiento de D. Ramón Sánchez-Pizjuán y Muñoz.

Efectivamente,en la madrugada del 28 de Octubre de 1956, como consecuencia de un paro cardíaco,fallecía en su domicilio de la sevillanísima calle Álvarez Quintero, el sin duda presidente más emblemático del club sevillista.

La noticia corrió como la pólvora por toda Sevilla, impactando hondamente en los hombres del fútbol español: directivos, periodistas, técnicos, jugadores, y aficionados en general.

Han pasado más de sesenta años desde la desaparición de Sánchez-Pizjuán, y sorprendentemente no se ha publicado ninguna biografía completa de tan importante personaje.

Sobre su vida y obra existen artículos y reportajes, de los que por su mayor consistencia debemos citar el texto publicado en la web del siempre recordado Agustín Rodríguez, un capitulo en su “Mentiras del fútbol sevillano” de Carlos Romero, y algunos certeros escritos de mis colegas del Área de Historia.

RSP en 1932

La personalidad de Sánchez-Pizjuán se refleja nítidamente en sus actos, y en el trato que mantuvo con otros clubs, especialmente con el otro equipo de la ciudad, con el que siempre sostuvo una relación respetuosa y caballerosa, pese a que la leyenda victimista diga lo contrario.

Fundamentalmente fue un hombre popular, pero para nada populista. Gran orador desde su época universitaria, donde como estudiante de Derecho y Filosofía fue presidente de la Federación Escolar, su amor por el fútbol fue tan grande como su dedicación al Sevilla, ya sea desde su puesto de jugador, de directivo, o de presidente.

La Union 17-1-1922 RSP

Nacido en Sevilla el 21 de Diciembre de 1900, era hijo de D. Eduardo Sánchez-Pizjuán, político liberal y de Dña. María Muñoz Pérez.

Desde su más temprana edad fue conquistado por el deporte del “foot-ball”, ingresando a los quince años de edad en el equipo infantil del club blanco, jugando tanto de delantero, como posteriormente de portero, siendo incluido como guardameta en una gira que organizó el primer equipo sevillista por Portugal en Mayo de 1918.

Al no prosperar su carrera futbolística, pronto el joven Ramón se propuso que su lugar en el club decano de la ciudad, debía de estar en los despachos, por lo que pronto se enroló en la directiva presidida por Manuel Blasco Garzón, nombrándolo éste directivo con el cargo de secretario a la edad de 23 años.

Aunque por poco tiempo, llegó a ocupar el puesto de presidente de la Federación Regional Sur en el año 1923, siendo elegido máximo dirigente del ente federativo en la asamblea celebrada el 9 de Septiembre de ese año, dándose la curiosa circunstancia que lo fue siendo aún menor de edad, lo que provocó las protestas de algunos de sus opositores federativos, en una época en la que las disputas por controlar el máximo organismo del fútbol andaluz estaban en el orden del día.

Señalar que bajo su mandato en la Federación provocó un cambio sustancial en el fútbol regional, al aplicar el reglamento de la F.E.F. en su artículo 3º, por el cual el jugador que solicitara un cambio de club debía de obtener permiso de su club de procedencia, para que se pudiese autorizar dicho cambio.

11-9-1923 Correo Andalucía

Ocupó diferentes puestos en las distintas directivas de la época, llegando a ocupar la vicepresidencia en la presidida por el barón de Gracia Real.

A mediados de la temporada 1931/32 la situación era bastante convulsa. A la mala marcha liguera del equipo se le une la dimisión a mediados de Febrero de 1932 del barón de Gracia Real, teniendo que tomar el testigo su joven vicepresidente, que hacia las funciones de presidente de forma extraoficial, en una directiva, la cual no tenia previsto proveer el cargo vacante hasta la próxima asamblea.

La situación deportiva empeoraba con la eliminación copera en dieciseisavos de final a manos del Donostia FC, y la siempre exigente afición sevillista decide movilizarse, creándose en el mes de Abril la “Agrupación Sevillista”, una asociación de sevillistas de a pie con sede en la calle Buen Viaje número 12, que encabezados por su presidente D. Emilio Gayoso, se constituía para ser la alternativa a la oficialista y aristocrática “Peña Sevillista”.

Este puñado de sevillistas, lejos de resignarse deciden ejercer su derecho a la protesta, y lo primero que hacen es convocar a la masa social sevillista en una reunión celebrada el 9 de Abril en el salón de actos de la Sociedad Económica de Amigos del País, en la que ante cuatrocientos socios tratan el asunto relativo a la celebración de una Junta general extraordinaria, en la cual tenían pensado pedir explicaciones a los directivos sobre la marcha del club, y sobre las supuestas influencias dentro de la entidad del entonces presidente de la Federación Regional Sur Juan López García.

El Liberal 10 Abril 1932

La Junta general extraordinaria se celebra finalmente el 24 de Abril, convocada principalmente para pedir la destitución del entrenador José Quirante, ante la oposición de la directiva que era partidaria de darle un voto de confianza.

En un ambiente crispado, Sánchez-Pizjuán logra calmar a los asambleístas, y consigue que se otorgue un voto de confianza para con el entrenador, aunque lo que no puede evitar es que días después el técnico alicantino presentara su dimisión ante el cariz que estaba tomando los acontecimientos.

La situación era insostenible, y el presidente en funciones capea el temporal como puede. Para colmo, el rival de la ciudad había conseguido ascender a Primera división, y el ambiente que se vivía era casi irrespirable.

La directiva convoca de urgencia una nueva Junta extraordinaria para el 15 de Mayo con el siguiente orden del día:

Primero.- Lectura y aprobación del acta de la asamblea anterior.

Segundo.-Dimisión del Comité ejecutivo.

Tercero.-Situación deportiva y económica actual del Club.

Cuarto.- Orientación a seguir y medios a utilizar para el futuro desenvolvimiento de la Sociedad.

La asamblea se celebra en el Salón Imperial en la calle Sierpes, en un ambiente que es un autentico polvorín, y en el que al llegar la hora de tomar la palabra Ramón Sánchez-Pizjuán. Poco a poco se va encauzando por otros derroteros.

El joven directivo, gran orador, les habla a los socios de la unidad del sevillismo,imprescindible para reverdecer no tan viejos laureles. La muchedumbre sevillista percibe perfectamente el sentir del presidente en funciones y le aplaude entusiasta. La asamblea había tomado otro rumbo, y es Sánchez -Pizjuán el gran protagonista de la misma.

Se discutieron ampliamente las formulas para resolver la difícil situación económica. El presidente recogió las propuestas de los socios, otorgándosele al Comité ejecutivo un voto de confianza para que retirase la dimisión, y resolviese la crisis deportiva. Se acordó finalmente que el Comité continuara hasta la asamblea ordinaria a celebrar en el mes de Junio.

Y efectivamente, en la asamblea ordinaria celebrada el 26 de Junio ante un gran número de socios, se leyó el acta de la asamblea anterior que fue aprobada, así como la Memoria y balance económico del Club. Posteriormente, y ya elegido por unanimidad Sánchez-Pizjuán como presidente, se acordó nombrar presidente honorario al anterior máximo mandatario, el barón de Gracia Real.

El Liberal 28 Junio 1932

Se informa además que de cara a la próxima temporada se estaba en negociaciones con el Alavés para los fichajes de defensa Deva y el centrocampista Fede, así como con el medio centro de Malagueño FC ,Segura

Don Ramón, si bien no como jugador, si como directivo, se estaba acostumbrando a ir alcanzando todas y cada una de las cotas que se proponía.

Pero hay un punto de inflexión en esta Junta, que iba a suponer un antes y un después en el devenir del nuevo gran Sevilla que se estaba gestando. En un momento de la asamblea, el recién elegido presidente, informa ante el jubilo de los presentes que se estaba realizando gestiones para la vuelta del que fuera entrenador sevillista Ramón Encinas, así como la incorporación del extremo izquierdo Pepe Brand como técnico del equipo amateur.

Dos personajes, que poco después darían gloria desde los banquillos al equipo sevillista.

Y todo, de la mano del que seria máxima figura en la historia centenaria del Sevilla Fútbol Club.

Gracias a Ramón Sánchez-Pizjuan de Rosset sobrino-nieto de Don Ramón por la información aportada

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

0 Opiniones :

Publicar un comentario

No se admitirán comentarios "anónimos". Todo comentario debe llevar un nombre o un seudónimo. Gracias.

Buscar en este blog

SOBRE ESTE BLOG

La Palangana Mecánica es un blog particular y las opiniones reflejadas tan solo representan a sus autores de forma particular también.
Con la tecnología de Blogger.

SÍGUEME POR E-MAIL

Seguidores

SUSCRÍBETE A LPM